Imágenes de página
PDF
[ocr errors][graphic]

Leonor de Guzman, é don Pero Ponce de Leon, é don Ferran Perez Ponce su hermano , é don Alvar Perez de Guzman, éotros parientes de doña Leonor tomaron su camino para la villa é castillo de Moron, que es un castillo muy fuerte cerca de tierra de moros, ées de la órden de Alcántara, é teníalo el dicho don Ferran Perez Ponce maestre de Alcántara: é desque y fueron, non sosegaron mucho , é acordaron que estaria mejor en Algezira, que la tenia don Pero Ponce. É ficiéronlo así, étomaron luego su camino para Algezira, el conde don Enrique é don Pero Ponce de Leon, é Ferran Enriquez, fijo de don Enrique Enriquez, é otros caballeros con ellos: é el maestre don Fadrique fuese para la tierra del maestrazgo de Santiago: é don Alvar Perez de Guzman fuése para su lugar de Olvera. Así se partieron todos estos señores segun dicho es: é el maestre de Alcántara don Ferran Perez Ponce fincó en él su castillo de Moron.

CAP. V–Como los señores levaron el cuerpo del rey don Alfonso á Sevilla: é como fué enterrado en la iglesia mayor de Sevilla en la capilla de los Reyes.

El infante don Ferrando fijo del rey de Aragon, marqués de Tortosa é señor de Albarracin , sobrino deste rey don Alfonso, fijo de la reina de Aragon doña Leonor su hermana, é don Juan Nuñez de Lara señor de Vizcaya, é don Ferrando señor de Villena, sobrino de don Juan Nuñez, fijo de su hermana doña Blanca , é don Juan Alfonso de Alburquerque, é los otros señores, é ricosomes, é caballeros que iban con el cuerpo del rey don Alfonso, llegaron á la cibdad de Sevilla: é el rey don Pedro que regnaba ya, é la reina doña María su madre, muger del dicho rey don Alfonso, étodos los otros que y eran en Sevilla, salieron gran pieza fuera de la cibdad á rescebir el cuerpo del rey. Éestuvieronmuy gran pieza en llegar con el cuerpo á la cibdad: é pusiéronle en la iglesia de Santa María, é allí fueron fechos cumplimientos por él. segun pertenecian. Éfué el cuerpo del rey enterrado en la capilla de los Reyes en la iglesia mayor de Santa María de Sevilla como en manera de depósito, por cuanto él se mandára enterrar en la cibdad de Córdoba en la iglesia mayor de Santa María en la capilla dó yace el rey don Ferrando su padre, segun dicho habemos.

CAP. VI.— Como fué ordenado de algunos oficios de la casa del rey, é del regno.

Despues que el cuerpo del rey don Alfonso fué enterrado en Sevilla en la capilla de los reyes, segun dicho avemos, comenzaron los señores que y eran con el rey don Pedro á ordenar como farian de los oficios de la casa del rey, é del regno, é ordenaron así: don Juan Nuñez de Lara era alférez mayor del rey don Alfonso, é fincó alférez del rey don Pedro su fijo. Don Ferrando de Castro fijo de don Pedro de la Guerra , que era pequeño de edad, éestaba en Galicia, fincó mayordomo mayor del rey, que así lo fuera don Pedro su padre (1). El adelantamiento de Castilla teníalo Ferran Perez Puertocarrero, épor ruego de don Juan Nuñez de Lara señor de Vizcaya diéronlo á Garci Laso de la Vega. La guarda mayor del rey don Alfonso habíala Lope Diaz de Almazan, é diéronla á Gutier Ferrandez

(1) Asi está en todos los ejemplares impresos y M S. y parece hay alguna equivocacion en decir que la Mayordoinía mayor se dió á don Ferrando de Castro, pues en diplomas posteriores confirma don Joan Nuñez de Lara llamándose alférez mayor del rey, é su mayordomo mayor.

de Toledo. La copa avíala don Alfonso Ferrandez Coronel, é fincó con su oficio. La escudilla aviala primero Garci Laso, é diéronla á Ferran Perez Puertocarrero, á quien avian tirado el adelantamiento de Castilla. La cámara del rey diéronla á Pero Suarez de Toledo, que era primero camarero mayor del rey cuan

do era infante. La repostería tenia Pero Ferrandez de

Guadalajara, édiéronla á Pero Suarez de Toledo el mo

zo. El adelantamiento de la frontera teníale primero el

maestre don Fadrique, épor él Ferran Enriquez, fijo

de don Enrique Enriquez, é diéronle al infante don

Ferrando de Aragon, marqués dé Tortosa, primo del

rey. É el adelantamiento del regno de Murcia teníale

don Ferrando señor de Villena, é quedó con él, caso

que dende á pocos dias finó el dicho don Ferrando, é

dieron el adelantamiento á don Martin Gil, fijo de don

Juan Alfonso señor de Alburquerque. É así partieron

otros muchos oficios, é dellos fincaban en los que los

tenian en el tiempo del rey don Alfonso; é dellos daban

nuevamente á otros, segun cada uno tenia sus ayuda

dores.

CAP. VII.-Como el rey envió saber en qué manera estaba Algezira, por cuanto el conde don Enrique é don Pero Ponce fueron para allá.

Segun dicho avemos el conde don Enrique, é don Pero Ponce de Leon, é otros parientes de doña Leonor de Guzman , estaban en Algezira: é don Ferran Perez Ponce maestre de Alcántara en Moron: é el maestre don Fadrique en su maestrazgo: é don Alvar Perez de Guzman, e don Juan Alfonso de Guzman, é don Enrique Enriquez eran ya en la merced del rey. Los que estaban en Sevilla con el rey tenian que se comenzaba guerra, porque tantos é tan grandes señores como estos se apartaran del rey; ca tenian muchas é grandes fortalezas. Eveyendo el rey que la cibdad de Algezira estaba en gran peligro por la vecindad de los moros que tenia tan cerca, é aun la guerra duraba estonce, é teníanse mucho de los señores que en ella se pusieran, por cuanto non estaban contentos de los que regian el regno, envió á saber el éstado de la dicha cibdad, é que remedio se podria y poner: é envió allá un su escudero, que avia sido criado del rey don Alfonso su padre, que tenia la torre de Cartagena, que el rey don Alfonso ganara cuando ganó á Algezira. E aquel escudero era home que avia servido bien al rey don Alfonso en la guerra, é decíanle Lope de Cañizares. E fué para Algezira, é entró en ella desconocido, é fabló con algunos que amaban servicio del rey aquello que el rey le mandó, é en que manera podria el rey ser seguro de la dicha cibdad por la entrada de aquellos señores en ella. E ellos le dijeron como aquellos señores estaban allí, é se apoderaban cada dia mas en la dicha cibdad; pero que si el rey les enviase esfuerzo é acorro de gentes por la mar épor tierra, que ellos tomarian la voz del rey, é pensaban que con el esfuerzo del rey los señores que allí entraran non osarian porfiar de estar en la cibdad. E Lope de Cañizares desque esto sopo quísose tornar para el rey, é non podia aver las puertas de la cibdad, ca todas estaban muy guardadas, señaladamente por cuanto era dicho á aquellos señores como él entrára en la cibdad, éficieron mucho por le aver, é non le pudieron fallar, ca algunos que amaban servicio del rey le tenian escondido en sus casas. E algunos de aquellos con quien Lope de Cañizares fablara pusiéronle de noche con cuerdas fuera de la villa por el adarve, é enviáronle al rey á Sevilla. E llegó allá, é contó todo el estado de Algezira al rey, éle dijo, que en todas maneras del mundo enviase acorro; si non, que fuese "cierto que los señores que estaban en Algezira tenian acordado de echar muchos de los que amaban su servicio de la cibdad, ó por ventura de los matar, ése apoderar del lugar. E mostró al rey como traia todas las manos tajadas de la cuerda con que le pusieron fuera de la cibdad por el muro.

CAP. VIII. –Como el rey mandó á Gutier Ferrandez de Toledo su guarda mayor que fuese á Algezira con galeas: é como el conde don Enrique é don Pero Ponce dejaron la cibdad, e entró en ella Gutier Ferrandez de Toledo.

El rey don Pedro é los del su consejo, desque sopieron el ardid é las nuevas que Lope de Cañizares contara de Algezira, é como los de la cibdad le eviaban decir que los acorriesen con compañas, si non que estaban en gran peligro, mandaron luego armar galeas: é de ellas estaban aun armadas por la guerra de los moros, que aun non era cesada. Enmandó el rey á Gutier Ferrandez de Toledo, que era un caballero muy bueno é de gran esfuerzo, que entrase en las galeas, é dióle mucha gente de armas, é envióle á Algezira. Gutier Ferrandez partió luego de Sevilla, é fizo como el rey le mandó. Ellegóá Algezira una gran mañana: é así como llegó, comenzaron las gentes de armas, que en las galeas venian, á salir á tierra. E los vecinos de Algezira, cuando vieron el esfuerzo del rey, llegáronse todos con los que salieron de la mar, é comenzaron á dar muy grandes voces llamando: Castilla, Castilla por el rey don Pedro. E el conde, é don Pero Ponce, élos que con ellos eran, no pudieron pelear con los de la cibdad, é con los de las galeas que estonce avian llegado, ca eran muchos mas que non ellos: éabrieron una puerta que tenian por sí, é salieron todos en uno; éasí desampararon la cibdad, éfuéronse dende para Moron, dó estaba don Ferran Perez Ponce maestre de Alcántara , hermano de don Pero Ponce. E Gutier Ferrandez, despues que el conde don Enrique, é don Pero Ponce partieron de Algezira, fincó apoderado en la cibdad, é envió luego á Sevilla á facer saber al rey en como Algezira estaba ya por él, é como el conde, é don Pero Ponce eran partidos de allí, é dejaran la cibdad. E el escudero de Gutier Ferrandez llegó á Sevilla en un leño, écontó estas nuevas al rey, éplógole mucho con ellas: é mandóle tornar luego para Algezira, é envió sus cartas al dicho Gutier Ferrandez, como le tenia en servicio señalado lo que ficiera, é que le queria facer merced de la tenencia de la dicha cibdad de Algezira, que era estonce muy gran cosa. EGutier Ferrandez le dijo, que ge lo tenia en merced; pero mas quiso irse para él, é andar en la Su corte.

CAP. IX.-Como el conde don Enrique, é don Pero Ponce vinieron para Marchena.

En estos dias que pasaron así estos fechos el rey don Pedro adolesció en guisa que cuidaron que moriera de aquella dolencia: é ovo en la su corte muy grandes bullicios sobre saber quién regnaria, segun contaremos. E el conde don Enrique, é don Pero Ponce llegáronse estonce mas cerca de Sevilla, é vinieron para un lugar de don Pero Ponce que dicen Marchena. E como ende llegaron, enviaron á Sevilla, é ficieron

y venirá don Ferrando señor de Ledesma, hermano del conde don Enrique, que era fijo del rey don Afonso de doña Leonor de Guzman, el cual se criara con el rey don Pedro cuando era infante: é desque llegó a Marchena desposáronle con una fija de don Pero Ponce, que decian doña María Ponce; empero non llegó a casar con ella, que á poco tiempo finó este don Ferrando. El maestre de Alcántara don Ferran Perez Ponce estaba en el su castillo de Moron, que es de la órden de Alcántara: étodos estos señores, que así andaban apartados del rey, de cada dia traian sus plei-. tesías con él por se venirá la su merced. Como se fizo, adelante lo contaremos.

CAP. X.-Como doña Leonor de Guzman fue presa en Sevilla públicamente: e como el conde don Enrique su fijo, é los otros señores fueron en la merced del rey.

Agora tornaremos á contar lo que acaescióá doña Leonor de Guzman desque llegó á Sevilla. Debedes saber, que despues que doña Leonor entró en la su villa de Medina Sidonia ésalió dende por la pleitesía é seguro que le ficieron, é se partieron sus fijos el conde é el maestre de Santiago, é los otros sus parientes, segun dicho avemos, despues de aquello siempre fué tenida como presa: empero desque llegó á Sevilla fué mas declarada su prision; ca pusiéronla en la carcel del rey en su palacio, é allí la tenian bien guardada. E como quier que estaba así presa doña Leonor, los privados del rey dijeron, que era bien que el rey cobrase los suyos, énon se partiesen dél. E decían lo por el conde don Enrique, épor el maestre don Fadrique sus hermanos, é por el maestre de Alcántara don Ferran Perez Ponce, épor don Pero Ponce, que estaban apartados é espantados del rey: é trataron con el conde, é con don Pero Ponce, que estaban en Marchena, é con el maestre de Alcántara, que era en Moron, que se viniesen á la merced del rey: é así lo ficieron, ca todos se vinieron para Sevilla al rey, é asosegáronse estos fechos segun cumplia á servicio del rey. E envió el rey sus cartas al maestre de Santiago don Fadrique su hermano, el cual estaba en la tierra de su maestrazgo, que le esperase en su tierra para cuando él pasase por allí, é fuése á Castilla, é allí le libraria sus fechos muy bien: é así lo fizo, segun adelante contaremos. Empero el rey ordenó é mandó que los castillos de la órden de Alcántara los toviesen caballeros de la orden por él, é le ficiesen pleito por ellos, é non los entregasen, nin acogiesen en ellos al maestre de Alcántara sin su mandamiento, éasí se fizo.

CAP. XI. –Como el rey puso sus fronteros contra los moros, é como se fizo la tregua luego.

Otrosi despues que el rey don Alfonso murió aun fincó la guerra con los moros segun era primero, é el rey don Pedro puso sus fronteros contra tierra de moros: de los cuales envió al infante don Ferrando su primo, marqués de Tortosa é señor de Albarracin, fijo del rey don Alfonso de Aragon, é de la reina doña Leonor hermana del rey don Alfonso de Castilla, que era adelantado mayor de la frontera, á la villa de Ecija. Otrosi envióá Ecija por frontero al maestre de Santiago su hermano: é eran todos estos mil de caballo, caballeros é escuderos muy buenos que estaban con ellos, de los vasallos del rey, é de los suyos destos señores infante é maestre. É envió al obispado de Jaen por fronteros á don Juan Nuñez de Prado maestre de Calatrava, é á don Enrique Enriquez, é á Men Rodriguez de Biedma cabdillo del obispado de Jaen: é puso en Morón al maestre de Alcántara, é á don Pero Ponce de Leon: é en Castro del Rio á don Ferrando señor de Villena con los caballeros de Córdoba : é en Jerézá don Juan Alfonso de Guzman, éá don Alvar Perez de Guzman. É así partió sus fronteros por las otras partés del Andalucía segun entendió que cumplia á su servicio é defendimiento de la tierra: é estuvieron y algunos dias; pero en este tiempo nin los moros entraron á tierra de cristianos, nin ellos á tierra de moros para que se ficiese cosa que de contar sea. É luego á pocos dias se trataron treguas, é cesó la guerra despues acá con los moros; salvo un poco tiempo que el rey don Pedro los fizo guerra en ayuda del rey Mahonad contra el rey Bermejo: en el cual tiempo, magüera fué pequeña, que non duró aquella guerra mas de diez meses, el rey don Pedro avia ganado pieza de castillos de moros, segun adelante se dirá; los cuales despues se perdieron todos, salvo uno que dicen Benamexir, que es de la órden de Santiago, é es hoy de cristianos.

CAP. XII –Como el conde don Enrique vióá doña Leonor de Guzman su madre en Sevilla: é como por su consejo casó con su esposa doña Juana: é como á poco tiempo se fue el conde de Sevilla. Despues que el conde don Enrique, fijo del dicho rey don Alfonso é de doña Leonor de Guzman, élos otros señores fueron en la merced del rey, segun dicho avemos, el conde iba cada dia á verá doña Leonor su madre dó estaba presa en la cárcel del rey en Sevilla. Éestaba allí con ella doña Juana fija de don Juan Manuel, que era esposa del dicho conde don Enrique: é por cuanto doña Leonor sopo, ca le fué dicho estonce, que don Ferrando señor de Villena, hermano de la dicha doña Juana, trataba por partir este casamiento é que casase su hermana con el rey don Pedro, ó con el infante don Ferrando de Aragon, primo del rey, que allí estaba, fabló doña Leonor de Guzman con el conde su fijo, diciéndole que ficiese sus bodas con la dicha doña Juana su esposa. É así lo fizo el conde, é consumió con ella el matrimonio ascondidamente en el palacio dó la dicha doña Juana estaba con doña Leonor su madre. É desto pesó mucho al rey, é á la reina doña María su madre, é á don Juan Alfonso de Alburquerque, éá los otros privados del rey cuando lo supieron. Épor esta razon fué mas afincada la prision de doña Leonor, é no dejaban al conde que la viese, nin á otro alguno de los que eran de su partida: é estonce la levaron presa á Carmona; empero el casamiento quedó fecho é doña Juana fincó por muger del conde, é de allí adelaniellamábamla condesa. Éá pocos dias despues desto fué dicho al conde don Enrique que le queria el rey prender; éfuyó de Sevilla para Asturias, éfueron con él dos caballeros suyos, los cuales eran Pero Carrillo, é Men Rodriguez de Senabria: é levaban rostros de cuero porque los non conociesen en el camino; é así pasaron por todo el regno fasta que fuéron en Asturias.

CAP. XIII. – De la dolencia que ovo el rey don Pedro el año primero que regnó, de la cual llegó á peligro de muerte: é como tralaban quien regnaria.

Estando el rey don Pedro en Sevilla este dicho año que el rey don Alfonso su padre finó, en el mes de agosto ovo una gran dolencia, de la cual cuidaron que non podria escapar, ca llegó á punto de morir: sobre lo cual ovo en la corte gran bollicio é muchos consejos

entre todos los señores que estaban estonce en Sevilla sobre quien regnaria en Castilla é en Leon, por cuanto el rey don Pedro non avia fijo nin hermano legítimo heredero de los dichos regnos. É algunos tenian que el infante don Ferrando fijo del rey de Aragon, marqués de Tortosa, que era primo del rey, é nieto del rey don Ferrando de Castilla, legítimo fijo de su fija doña Leonor reina de Aragon, que debia regnar, por cuanto su madre la reyna doña Leonor fuera primagénita fija del rey don Ferrando, é hermana del rey don Alfonso, é fuera jurada en los regnos de Castilla é de Leon, segun costumbre de España, antes que nasciese el rey don Alfonso su hermano, por cuanto naciera ella primero. É aun decian los que esto sabian, que el rey don Alfonso en su testamento así lo mandara, que si alguna cosa acaesciese del rey don Pedro su fijo sin haber fijos herederos, que el regno le oviese é heredase el Infante don Ferrando de Aragon su sobrino, fijo de su hermana. É aun trataban que casase el dicho infante con la reyna doña María, muger que fuera del rey don Alfonso, é madre del rey don Pedro, é que para ello avrian dispensacion del papa, é este casamiento trataban los que en este fecho eran, por aver el rey de Portogal en ayuda: é en este consejo eran, don Juan Alfonso señor de Alburquerque, é don Juan Nuñez de Prado maestre de Calatrava. Otrosí muchos señores é caballeros tenian que debia regnar don Juan Nuñez de Lara señor de Vizcaya, que ende estaba: ca decian que venia de los del linaje de la Cerda, ca era fijo legítimo de don Ferrando de la Cerda, que fué hermano legítimo de don Alfonso de la Cerda, é fijo legítimo del infante don Ferrando heredero de Castilla: é decian, que pues descendia don Juan Nuñez de la casa real por parte de los de la Cerda en esta manera que dicho avemos, que debia regnar: é esto trataban estonce don Alfonso Ferrandez coronel, é Garci Laso, é otros caballeros de Castilla, que tenian la partida de don Juan Nuñez; como quier que todos decian que non podia ser que don Juan Nuñez oviese la herencia del regno por parte de los de la Cerda, ca don Alfonso de la Cerda tomára emienda por el regno, seyendo jueces dello los reyes don Donis de Portogal, é don Jaimes de Aragon, é renunciara todo derecho, si le avia, á los regnos de Castilla é de Leon. Los que queriantener la parte de don Juan Nuñez trataban estonce que casase el dicho don Juan Nuñez con la reyna doña María, muger que fué del rey don Alfonso de Castilla, éfijo que era del rey don Alfonso de Portogal, é que avrian por ayuda al dicho rey de Portogal su padre. E esta reyna doña María era nieta del rey don Sancho de Castilla, ca era fija de la reyna de Portogal doña Beatriz que fuera su fija. Ésobre estas cosas ovo allí muchas contiendas é porfias entre los señores que eran en Sevilla estonce; pero el rey guareció, é cesaron todas estas quistiones; como quiera que por algunas maneras que allí se tuvieron , se partió don Juan Nuñez de Lara de Sevilla mal contento: é otros caballeros muchos del regno, que avian tenido su entencion del dicho don Juan Nuñez, se partieron mal pagados del rey: é daban todos á entender que les non placia, por cuanto don Juan Alfonso señor de Alburquerque gobernaba al rey é al regno, que era natural del regno de Portogal, é otrosí non era amigo del dicho don Juan Nuñez.

CAP. XIV.—Como don Juan Nuñez de Lara se fue á Castilla, e de lo que allá se trató: como finaron luego este año el, é don Ferrando señor de Villena su sobrino: e de otras cosas que acaescieron en este tiempo.

Despues que el rey don Pedro fué sano de la gran dolencia que ovo, partió de Sevilla don Juan Nuñez de Lara señor de Vizcaya , é fuese para Castilla: é iba mal contento, por cuanto don Juan Alfonso de Alburquerque, al cual siempre obiera por contrario por razon de las Behetrías de Castilla, agora le veia que tenia en su poder la privanza del rey, la gobernanza del regno. Luego que don Juan Nuñez llegóá Castilla, trató con algunos caballeros, é con algunos de la cibdad de Burgos tales maneras, que si él viviera mas tiempo, non se consintiera que don Juan Alfonso se apoderase tanto en el regimiento del rey é del regno como fizo, é oviera por ello grandes discordias: ca todos los caballeros de Castilla, ó los mas, tenian con don Juan Nuñez en esta razon. E á pocos dias que llegó dicho don Juan Nuñez á Castilla finó en la cibdad de Burgos domingo veinte é ocho dias de noviembre deste año, é allí yace enterrado en el monasterio de San Pablo. E este año mismo finó en su tierra don Ferrando Manuel señor de Villena, fijo de don Juan Manuel sobrino del dicho don Juan Nuñez fijo de doña Blanca hermana del dicho don Juan Núñez. E dejó el dicho don Ferrando una fija que dijeron doña Blanca, la cual ovo de su muger doña Juana, que decian Despina, fija del infante de Aragon que decian don Ramon Berenguel: la cual doña Blanca fué despues traida por mandado del rey don Pedro á Sevilla, é allí finó, segun adelante diremos: é fincó toda su tierra, que se decia tierra de don Juan, y agora se llama el marquesado, en el rey don Pedro, ca non dejara ningun otro heredero la dicha doña Blanca. E lo que fincó deste año estovo el rey don Pedro en Sevilla, ca fincara muy flaco de la dolencia que oviera: é todos los fechos é libramientos del regno, é de la casa del rey se facian por mandado de don Juan Alfonso de Alburquerque: é eran privados del rey Pero Suarez de Toledo su camarero mayor, é Gutier Ferrandez su hermano, que era guarda mayor del rey, é otros sus parientes. E puso don Juan Alfonso por tesorero del rey á don Simuel el Levi que fuera primero almoxarife del dicho don Juan Alfonso. E el rey non se entremetia de ningunos libramientos, si non de andará caza con falcones garceros é altaneros. Otrosí este año en cuanto duró la guerra de los moros se comenzó á levar la camareria del sueldo, que son cuarenta maravedís del millar: lo que nunca fué en Castilla fasta estonce; empero es verdad, que si el rey tenia dineros en su cámara, é mandaba dár á algunos en dineros contados, estonce el camarero levaba cuarenta maravedís del millar, pero non del sueldo que se libraba por ponimientos, nin se avia acostumbrado fasta aquí.

AÑOSEGUNDO. CAP, I.-Porque razon dicen en Castilla la era de César; e en otras partidas el año de la encarnacion ó mascimiento de Jesu-Christo; é en corte del papa tienen la cuenta de la Indicion; élos judios del criamiento del mundo; é los moros del comienzo del su falso Mahomad. E cada cuenta destas como se conoce é se falla. Por cuanto en esta corónica decimos en cada tiempo cuando acaesce el año del nascimiento de nuestro Se

ñor Jesu-Christo, é otrosí el de la era de César, é del criamiento del mundo, é del año de los alárabes, queremos aquí declarar cada cuento destos porque se puso, é como se falla é se guarda. En el año segundo que el rey don Pedro regnó, comenzando los años de aquí adelante siempre en el primer dia de enero, fué año del nascimiento de nuestro Señor Jesu-Christo de milé trescientosé cincuenta éuno;é del criamiento del mundo, segun la cuenta de los hebreos, cinco mil ciento é once años: é del año de los alárabes en setecientos é cincuenta é tres; é de la era de César, segun costumbre de España, nuil étrescientos é ochenta é nueve. E la razon porque es esta era del César es, porque este emperador que ovo nombre Octaviano César Augusto, sobrino del emperador Julio César, fizo paz con todas las gentes del mundo, épúsolas so su señorío, é fueron sus súbditos, é fué monarca que es dicho en latin, señor de todo el mundo. E fué dicho en su tiempo era, é fincó en costumbre en España de ser así llamados los tiempos, por cuanto el dicho Octaviano César Augusto ordenó que fasta ciertos años todos los de sus señoríos, se viniesen á escrebir, por saber cuantos eran, cada uno en su comarca: é que diese cada uno un dinero en señal de conocimiento de señorío, que todo el mundo le obedecia. E porque en latin es llamado el cobre de que facen moneda aes, arris, fincó aquel nombre era, porque es alambre, ése fizo moneda, segun dicho es. E así de aquel nombre llaman la era , que quiere decir, el año en que César mandó escrebiré levar moneda de cada uno de sus súbditos, por el conoscimiento de la obediencia

que le ficieron. Eporque España era una provincia de las que así le obedescieron, fincó con esta costumbre que antiguamente ovieron de llamarla era de César. E en aquel tiempo que Octaviano ordenó que todos los del mundo se le viniesen á escrebir, iva Joseph, élevaba consigo á Santa María de la tierra de Galilea de la cibdad de Nazared, á Judea á la libdad donde fué David, que es llamada Betleen é allí mascióJesu-Christo. Otrosí algunos cuentan el año de la Encarnacion, ca este es el dia en que la Vírgen María fué saludada del Angel Gabriel, que es á veinte é cinco dias de marzo, octavo de las calendas de abril: éllámanle año de la Encarnacion, ca cuando la Virgen dijo al Angel: «Cúm»plase en mí segun la tu palabra » en aquella hora fué encarnado nuestro Señor Jesu-Christo, é ella preñada,

épor tanto le dicen año de la Encarnacion. E otros le llaman año de Gracia, por cuanto el Angel Gabriel,

cuando la saludó, dijo á la Vírgen: «Dios te salvelle»na de gracia.» Otrosi fué año de gracia, é de buena

ventura, pues nuestro Señor Jesu-Christo fué en aquel

año encarnado en la Vírgen Santa María, donde vino nuestra salvacion. Otros dicen de la Navidad, que quiere decir, mascimiento, é es á veinte é cinco dias de diciembre, que es octavo de las calendas de enero.

E así nascióJesu-Christo era de César treinta é ocho; é del criamiento del mundo tres mil é setecientos é sesenta años; é despues del destruimiento de Troya, dó profetizó Casandra Sivila, milé setenta: é despues que Roma fué poblada setecientos é cincuenta é dos años:

é del año de Gracia , ó de Encarnacion, que es primero, fasta el año del nascimiento, nueve meses. Enos en este libro ternemos el cuento del añodel nascimiento,

por cuanto así es costumbre de la tierra de Castilla desde el dia que fué ordenado por el rey don Juan en este regno, segun adelante diremos en los fechos del rey don Juan. Otrosi debedes saber, que cuando nuestro

« AnteriorContinuar »