Imágenes de página
PDF

lencia en las partidas de Francia, é de Inglaterra, é de Italia, é aun en Castilla é Leon, é Estremadura, é otras partidas. Econo quier que por el infante don Ferrando marqués de Tortosa é señor de Albarracin, su sobrino, fijo del rey don Alfonso de Aragon é de la reyna doña Leonor su hermana, é por don Juan Nuñez de Lara señor de Vizcaya, é don Ferrando señor de Villena fijo de don Juan (1), é nieto del infante don Manuel, é don Juan Alfonso señor de Alburquerque, é otros condes, émaestres, égrandes señores, éperlados, é caballeros que estaban con el rey en el dicho real de Gibraltar, le fuese dicho é consejado que se partiese de aquella cerca, por cuanto avian muerto, é murian de cada dia muchas compañas, é él estaba en gran peligro de su cuerpo, ca muchos de sus caballeros eran ya muertos de aquella pestilencia; empero por todo esto nunca el rey se quiso partir del dicho real, diciendo á los señores é caballeros que esto le consejaban, que les rogaba que le non diesen tal consejo, que pues él tenia ya aquella villa é tan noble fortaleza en punto de se le rendir, é la cuidaba cobrará poco tiempo, é la avian ganado los moros en el su tiempo, éperdido los cristianos, que le seria gran vergüenza por miedo de la muerte de lo así dejar. E esta era la mayor mancilla que el rey don Alfonso en el su corazontenia, porque en su tiempo se perdiera Gibraltar: ca avia perdido este lugar un caballero que decian Vasco Perez de Meyra, que lo tenia por el rey, por gran mengua que obiera de viandas, señaladamente de pan. E como los moros sopieron que non avia pan en Gibraltar, cercaron la villa: é cuando el rey don Alfonso, que estaba en Castilla, sopo que estaba cercada, fué por la acorrer: é cuando y llegó, fallóla ya entrada, é cercóla, é non la pudo tomar. Efué perdida Gibraltar añc del Señor de mil étrecientos é treinta é tres, é de la era de Cesar de mil étrecientos é setenta é uno. E ponian culpa á Vasco Perez de Meyra, que tenia la villa é castillo de Gibraltar, porque los moros en tiempo de treguas que avian con los cristianos compraban de él pan de aquel lugar á muy grandes precios de oro: ca el alcayde, creyendo que era tregua, é quese podria bastecer cuando quisiese, vendiólo: é los moros, cuando sintieron que non avia pan en el lugar, cercáronle con gran voluntad que avian de le cobrar, ca les era muy guerrero é contrario, é tomáronle. É agora tornando á nuestra entencion, despues de muchos consejos é afincamientos que los dichos señores é caballeros, segun avemos dicho, ficieron por levantar al rey don Alfonso de aquel real de Gibraltar, por la pestilencia que allí era, el rey nunca lo quiso facer: é fué voluntad de Dios que el rey adoleció, é ovo una landre, de la cual finóviernes santo, que dicen de indulgencia, que fué á veinte é siete dias de marzo, año del nacimiento de nuestro Señor Jesu-Christo de mil é trescientosé cincuenta, que fué estónce año de jubileo, é de la era de César de mil étrecientos é ochenta é ocho, á cabo de diez años que el dicho rey don Alonso venciera los reyes de Benamarin é de Granada ante la villa de Tarifa, segun dicho avemos. É fué fecho por el rey don Alfonso muy gran llanto de todos los suyos, ca ovieron muy gran sentimiento de la su muerte, é con razon; ca es verdad que fuera en su tiempo muy honrada la corona de Castilla por él: ca venció aquella batalla de Tarifa, que fué muy señala

1) Don Juan Manuel, como se en este año cap. 12.

da cosa: é otrosiganara las villas de Algecira, é Alcalá de Benzayde, que dicen ahora Alcalá la Real, por las cuales los moros fueron muy apretados é muy quejados, é ganara otros muchos castillos, segun susodicino es: é era muy gran guerrero á los moros, é muy gran caballero. É fué este rey don Alfonso no muy grande de cuerpo; mas de buen talle, é de bue. na fuerza, é blanco, é rubio, éfranco, é esforzado é venturoso en guerras: é este fué el deceno rey don Alfonso que así ovo nombre. É en este año que el rey don Alfonso finó era papa é apostólico en Roma Clemente sexto, que era francés de tierra de Limojes. É en el imperio de Roma era emperador Cárlos fijo del rey de Bohemia. reinaba en Francia Felipo, que fuera conde de Valois, él heredó el regno, por cuanto en la línea de los reyes de Francia fallesció heredero varon, ca no fincaban sinon fijas, é tornó el regno al rey Felipo, que era conde de Valois, por el parentesco. É regnaba en Inglaterra el rey Eduarte, que fué muy venturoso rey. E en Napol la reina doña Juana, mujer que fué del rey Andrea hermano del rey de Ungría, É en Portogal el rey don Alfonso fijo del rey don Donis. É en Aragon el rey don Pedro fijo del rey don Alfonso. E en Navarra el rey don Carlos.

CAP. II —Como despues que el rey don Alfonso finó en el real de Gibraltar tomaron por rey á su fijo el infante don Pedro: é como levaron el cuerpo del rey don Alfonso á Sevilla.

Luego que el rey don Alfonso finó en el real de Gibraltar, segun dicho avemos, todos los señores é caballeros que estaban con él en el dicho real, é así todos, los de los regnos de Castilla é de Leon despues que lo Sopieron, tomaron por su rey é su señor al infante don Pedro su fijo primero legítimo heredero, fijo de la reina doña María su muger, fija del rey don Alfonso de Portogal: el cual infante don Pedro cuando el rey don Alfonso su padre finó estaba en la cibdad de Sevilla, é era en edad de quince años, é siete meses, é reinó a veinte é siete días de marzo, el dia que su padre finó: é fué este rey don Pedro el primer rey que en Castilla así ovo nombre. É fué este año primero que el rey don Pedro regnó el año del Señor de mil étrescientos é cincuenta, é de la era de César, de mil étrescientos é ochenta é ocho. É ordenaron los señores é caballeros que estaban en este real de Gibraltar de levar el cuerpo del rey don Alfonso á la cibdad de Sevilla, dó estaba el infante don Pedro su fijo primogénito, que estonce tomaron por rey de Castilla é de Leon, é regnabaya, para lo enterrar en la capilla de los reyes, dó yacian otros reyes sus antecesores; como quier que él se mandara enterrar en la iglesia de Santa María de Córdoba, en la capilla dó yacia el rey don Ferrando su padre: é los señores que levaban el su cuerpo á Sevilla así lo habian en voluntad; pero querian llegar con el cuerpo del rey á Sevilla, é que ende se ordenaria lo que farian adelante: é aun el camino por allí era. E despues por tiempo así fué levado á Córdoba el cuerpo del rey don Alfonso, segun adelante contaremos. Otrosí erdenaron los señores que allí eran, que el real estoviese sosegado, é ninguno non partiese de allí en cuanto ordenaban su partida, é que pusiesen sus guardas contra los moros, así contra los cercados que estaban en la villa de Gibraltar, como contra los moros del regno de Benamarin é de Granada, que de los castillos fronteros venian cada dia á correr el real: é eso mismo mandaron poner buen recabdo en la flota que estaba en la mar. É los moros que estaban en la villa é castillo de Gibraltar, desque sopieron que el rey don Alfonso era muerto, ordenaron entre sí que ninguno non fuese osado de facer ningun movimiento contra los cristianos, nin volver pelea: é estovieron quedos, é decian entre sí, que aquel dia moriera un noble rey, é gran príncipe del mundo, por el cual, non solamente los sus cristianos eran honrados ; mas aun los caballeros moros guerreros por él avian ganado grandes honras, é eran preciados de sus reyes. É el dia que los cristianos partieron de su real con el cuerpo del rey don Alfonso todos los moros de la villa de Gibraltar salieron fuera, é estovieron muy quedos, é non consintieron que ningunos saliesen á pelear; salvo que miraban como partian dende los cristianos.

CAP. III. –Como levando el cuerpo del rey don Alfonso á Sevilla, entró doña Leonor de Guzman en Medina Sidonia, que era suya.

El infante don Ferrando, fijo del rey de Aragon, marqués de Tortosa é señor de Albarrazin, sobrino del dicho rey don Alfonso, fijo de la reina de Aragon doña Leonor su hermana, é don Juan Nuñez de Lara señor de Vizcaya, é los fijos del rey don Alfonso é de doña Leonor de Guzman, que estaban en el real, (los cuales eran, don Enrique conde de Trastamara, é don Fadrique maestre de Santiago su hermano) é don Juan Alfonso señor de Alburquerque, é don Ferrando señor de Villena, é otros señores, émaestres, é ricosomes, écaballeros que estonce estaban en el real, tomaron el cuerpo del rey, éfueron con él para Sevilla, pasando por Medina Sidonia, que es una villa fuerte, en el camino por dó ellos ivan, é la diera el rey don Alfonso á doña Leonor de Guzman, de quien el dicho rey don Alfonso oviera fijos al dicho conde don Enrique, éá don Fadrique maestre de Santiago, éá don Ferrando señor de Ledesma, é á don Tello señor de Aguilar, que despues fuéseñor de Lara é de Vizcaya, éá don Sancho, que fué despues conde de Alburquerque, é á don Juan, é á don Pedro, é á doña Juana que casó con don Ferrando de Castro; é oviera primero el rey don Alfonso de la dicha doña Leonor á don Pedro señor de Aguilar, éá don Sancho el Mudo, que morieron seyendo niños en vida del rey don Alfonso. É doña Leonor, pasando por la villa de Medina Sidonia, entró en ella:é algunos decian que con muy gran recelo é miedo que avia del rey don Pedro que nuevamente regnaba, é de la reina doña María su madre del dicho rey, se pusiera en aquella villa de Medina Sidonia , por cuanto era suya é era muy fuerte; pero los que sabían la verdad decian que fué por esta manera. Dicen que don Alfonso Ferrandez Coronel, que era un gran caballero, é tenia la dicha villa de Medina en vida del rey don Alfonso por la dicha doña Leonor, aquel dia que el cuerpo del rey pasaban por allí dijo á doña Leonor: «Señora, ya sabedes como yo tengo de vos por home»naje esta villa de Medina; épido, vos por merced que »la mandedes tomar é entregará quien vuestra mer»ced fuere, é me quitedes el pleito é homenaje que por »ella vos tengo fecho; ca non es mi voluntad de la te»ner mas de aquí adelante.» Édicen que esto facia don Alfonso Ferrandez porque non queria tener cargo nin vando de la dicha doña Leonor, nin de sus fijos;ca avia ya tratado sus avenencias con don Juan Alfonso de Alburquerque, segun adelante diremos. É cuando don Alfonso Ferrandez Coronel dijo estas palabras á doña

Leonor de Guzman, ella fué muy turbada, é le pesó mucho dello; ca entendió qué los que primero la amaban servir, té en quien tenia esfuerzo, la desamparaban: é respondióle así: «En verdad, compadre éami»go, en fuerte tiempo me aplazastes la mi villa, ca »non séagora quien por mí la quiera tener.» Édon Alfonso Ferrandez le respondió, que en todas guisas le pedia por merced que le quitase el pleito; ca él non ternia mas la villa de Medina por ella. É doña Leonor estonces entró en la villa, équitó el pleito á don Alfonso Ferrandez; énon falló quien la quisiese tomar, ni le facer omenaje por ella. É los que la vieron así entrar en la villa, cuidaron que lo facia por se poner allí con esfuerzo de sus fijosé de sus parientes que venian aquel dia allí, por estar é defenderse, que la villa es muy fuerte. Así que fué por esta entrada de la dicha doña Leonor en Medina muy gran movimiento entre los señores écaballeros que levaban el cuerpo del rey, teniendo que la entrada de doña Leonor en Medina se facia por otra entencion, ca tenia doña Leonor del rey don Alfonso fijos ya grandes époderosos en el regno, é grandes parientes, de los cuales estaban aquel dia allí don Pero Ponce de Leon señor de Marchena, é don Ferran Perez Ponce maestre de Alcántara su hermano del dicho don Pero Ponce, é don Juan Alfonso de Guzman señor de San Lúcar de Barrameda, é de Bejer, é don Alvar Perez de Guzman señor de Olvera, é don Enrique Enriquez, é Ferran Enriquez sufijo, é otros. Don Juan Alfonso señor de Alburquerque, luego que vido á doña Leonor entrada en la villa de Medina, trató con algunos de los que ende ivan, que seria bien que estuviesen como presos el conde don Enrique, é el maestre de Santiago don Fadrique, sus fijos, fasta que viesen lo que facia doña Leonor. Éesto todo súpolo doña Leonor, étomó mucho mayor miedo por ello; empero luego trataroncon ella, éseguráronla, ésalió de Medina. É dicen que se fió en el dicho seguro, porque la seguró don Juan Nuñez de Lara señor de Vizcaya. É don Juan Nuñez bien cuidó que el dicho seguro le seria guardado, é de lo que adelante acaesció pesóle dello; ca don Juan Nuñez queria é amaba bien é provecho de doña Leonor, ca tenia á doña Juana su fija desposada con don Tello fijo del rey don Afonso é de la dicha doña Leonor con la cual casó despues, segun contaremos.

CAP. IV.-Como por la entrada de doña Leonor de Guzman en Medina se partieron sus fijos é parientes del rey, é se fuéron para Algezira, é otras partes.

Cuando doña Leonor de Guzman entró en la villa de Medina por poner recabdo en ella, segun dicho es, fzose grande rumor entre los señores que levaban el cuerpo del rey don Alfonso, recelándose de sus fijos de la dicha doña Leonor que allí eran, los cuales eran, el conde don Enrique, é el maestre de Santiago don Fadrique, é otrosí de algunos de sus parientes, así como don Pero Ponce de Leoni señor de Marchena. é don Ferran Perez Ponce maestre de Alcántara su hermano, é don Alvar Perez de Guzman; casopieron como don Juan Alfonso señor de Alburquerque trataba que fuesen detenidos, cuidando que doña Leonor se pusiera en la villa de Medina por otra entencion. É despues que doña Leonor salió de Medina, algunos de sus parientes fablaron en uno, é acordaron de se apartar del rey; porque si fuésen á Sevilla recelaban de ser presos. Éluego despues que de Medina partieron, el

conde don Enrique, éel maestre de Santiago don Fa

drique, fijos del rey don Alfonso é de la dicha doña

[graphic]
[graphic]
« AnteriorContinuar »