Búsqueda Imágenes Maps Play YouTube Noticias Gmail Drive Más »
Iniciar sesión
Libros Libros 1 a 4 de 4 sobre ... apurada y vi que era veneno. Tu mar ofrece, con fingida calma, bonanza sin escollo...
" ... apurada y vi que era veneno. Tu mar ofrece, con fingida calma, bonanza sin escollo ni contagio; yo me embarqué con tal falaz presagio, vi cada rumbo, que se ofrece al alma, y vi que era un naufragio. "
Obras: Poesías - Página 85
de José Cadalso - 1818
Vista completa - Acerca de este libro

Los eruditos a la Violeta, ó, Curso completo de todas las ciencias: dividido ...

José Cadalso - 1781 - 248 páginas
...veneno. Tu mar ofrece con fingida calma bonanza sin escollo , ni contagio: yo me embarque' , con tan falaz presagio: vi cada rumbo , que se ofrece al alma, y vi que era un naufragio. Al carro de tu madre, ingrata Diosa, vi que tiraban aves inocentes: besaronlas mis labios imprudentes:...
Vista completa - Acerca de este libro

Obras de dn. José Cadahalso, Volumen 3

José Cadalso - 1818
...copa , al parecer sagrada, Al hombre brindas de artificio lleno: Bebí : quemose con su ardor mi seno: Con sed insana la dexé apurada, Bonanza sin escollo...carro de tu madre , ingrata diosa, Vi que tiraban aves inocentes: Besáronlas mis labios imprudentes: £1 pecho me rasgo la mas hermosa, Y vi que eran serpientes....
Vista completa - Acerca de este libro

Poesías

José Cadalso - 1821 - 228 páginas
...ardor mi seno : Con sed insana la dejé apurada, Y vi que era veneno. Tu mar ofrece con fingida calma Bonanza sin escollo , ni contagio : Yo me embarqué con tal falaz presagio : Ví cada rumbo que se ofrece al alma , Y vi que era un naufragio. Al carro de tu madre, ingrata diosa,...
Vista completa - Acerca de este libro

Poetas líricos del siglo xviii, coleccion formada é ilustr. por L.A. de Cueto

Leopoldo Augusto de Cueto (marq. de Valmar) - 1869
...ardor mi seno; Con sed insana la dejé apurada Y vi que era veneno. Tu mar ofrece, con fingida calma, Bonanza sin escollo ni contagio; Yo me embarqué con...carro de tu madre, ingrata diosa, Vi que tiraban aves inocentes ; Besáronlas mis labios imprudentes, El pecho me rasgó la más hermosa Y vi que eran serpientes....
Vista completa - Acerca de este libro




  1. Mi colección
  2. Ayuda
  3. Búsqueda avanzada de libros
  4. Descargar PDF