Imágenes de página
PDF

Como el color no es lo mas importante en el terreno indicaré que las propiedades fisicas mas convenientes para el trigo son un terreno de una consistencia media y la aptitud suficiente para conservar la humedad de las lluvias, penetrándole, al mismo tiempo el calor solar. (1) La escesiva humedad del terreno perjudica al desarrollo del grano, miéntras la influencia del sol faverece al mayor crecimiento y copia del grano.

En el antiguo Semanario de agricultura que se empezó á públicar en Madrid á fines del siglo XVIII, se lee que con solo preparar un terreno lijero y arenisco en Norfolk con una siembra de trébol, se cosechó luego excelente trigo. Los abonos influyen en este cultivo como en todos, y pueden ayudar al labrador á mejorar los terrenos. Como el sistema de cultivos alternos ha hecho olvidar la antigua teoría del cansancio de las tierras, este es particular que debe tener muy presente el agricultor. En Europa se ha esperimentado que los terrenos sembrados de raices alimenticias, como las remolachas, navos &o, producen buen trigo: en la Isla se recomienda que se dejen descansar las tierras de pan llevar: lo que debe recomendarse es que alternen las cosechas de plantas tuberosas y de cereales: esto hará incansables los terrenos.

La simiente necesaria es la equivalente de 25 á 26 granos por pié cuadrado, 6 sean 72 pulgadas. Una libra tiene 92.16 granos por lo que en buen terreno 40 libras que contienen 368,640 granos bastan para 400 toezas cuadradas que son 14,400 pies cuadrados. (2)

[ocr errors]

Epocas en que se siembra en la isla de Cuba y su recoleccion. Sistema de sembrar earistente.

La costumbre de sembrar el trigo en Villaclara es en octubre: en este mes se prepara el terreno prefiriendo el alto (3) dándole dos hierros profundizando el arado. Si el terreno está cubierto de mucha yerba se suele quemar. La tercera operacion con el arado no tiene otro objeto que cubrir la semilla. Si el mes de octubre es lluvioso la siembra se verifica en noviembre. El trigo sembrado en noviembre produce mejor fruto. (4) Suele sembrarse en setiembre pero el que se planta de octubre hasta 15 de noviembre es mas seguro por no sufrir la plaga de la aljorra que es uno de los motivos del desaliento de este cultivo. (5)

Leclere Thouin, lugar citado.
Seminario de agricultura t. 1, p. 295.
¿ de D. Manuel de Jesus Gutierrez.

enn, Idem del Sr. Busca, y de D. Domingo Diaz de la Cruz.Segun el Seminario de agricultura número 2, se acostumbra en

[merged small][ocr errors]

—322—No falta quien aconseje que se den cuatro 6 cinco labores con el arado á la tierra y que se rompan, se aren, por primera operacion en agosto. Todos los cultivadores en Villaclara usan del sistema de sembrará vuelo la semilla, cuya práctica ya hemos visto que causa una pérdida grande. Antes de regar el grano se emberga 6 forma camellones de cuatro varas de ancho y se cubre la simiente como la muloja con el arado. Como el trigo crece con mucha rapidez, la necesidad de la escarda es muy poca: á veces ni se verifica, sin hacer otra cosa el labrador que esperar el tiempo de la sega. El sistema de sembrar mateando ó poniendo la simiente en la forma que sembramos el maiz, es lo que produce mayores ventajas. Es el sistema preferido en Europa; se conoce de inmemorial en el la China y debia adoptarse en Cuba. Sin embargo los que quieran sembrar al vuelo, deben procurar que no quede muy cubierto de semilla el campo, porque ahija mucho y quedaría vano gran parte del grano por la fuerza de la vejetacion. El ensayo del Sr Velazquez en el trigo Chacon de la Mancha se hizo sembrándole en noviembre: cosechó á fines de abril. El momento de segarse el trigo lo indiea el color de la paja y de la espiga y la consistencia del grano. Debe segarse desde las horas de la madrugada hasta las nueve, y suspender el trabajo hasta las cinco de la tarde que puede comenzarse de nuevo. El motivo

de este consejo es que la humedad de la temperatura en esas horas

aprieta el grano en la espiga y no se desgrana por lo que no debe tampoco dejar que se seque mucho en el campo. Es una de las plan

tas en que mas suele perderse por esta facilidad de desgranarse en la recoleccion.

VI.

Conservacion de la semilla.—Molinos.—Pan indíjeno,

Como hemos oido lamentarse á los labradores de los perjuicios que ocasionan los insectos y enfermedades á las siembras, debemos recomendar el mayor cuidado en la conservacion de la semilla. Para destruir la càries que tanto mal hace al trigo, se encala en Fran

tre los buenos prácticos de España preparar el trigo para impedir el tizon y enfermedades á que está sujeto. Algunos usan de lejia en lugar de agua para el encalado: para doce fanegas de trigo cien libras de ceniza, doscientas de agua y quince de cal viva. En esta cosecha se mete el trigo en espuertas y cestos, y se remueve con un palo ó la mano para que se moje bien todo el grano. No debe esto hecerse en tiempo húmedo en que tarde mucho en secarse el grano, ni de mucho calor debe ser en dias claros poco ántes de la sementera.

cia aquella, ora por inmersion echándola en basijas en que esté disuelta la cal como una lechada espesa; 6 regándola con cal y derramándole encima agua para que el efecto cáustico de la cal opere con igualdad en toda la semilla. Cien libras de cal disuelta en 242 litros de agua son suficientes para preparar 123 hectólitros de trigo conforme el procedimiento de Mr. Tessier. Mathieu Dombasle cree que el efecto de la cal será mas eficaz echándole sal comun. Los esperimentos de este sabio agrónomo demuestran la conveniencia del uso del encalado. En cuanto á los molinos de que se hace uso para moler el trigo se nos dice que son imperfectos esceptuando el que acaba de establecerse en Matanzas de que hablaremos mas detenidamente. Esta es una circunstancia que debe tenerse en cuenta cuando se hable de la harina y del pan llamado indíjeno. El ensayo hecho por el Sr. Barata, apesar de sus brillantes resultados tuvo las condiciones mas desfavorables para su logro. El trigo cosechado en Chavez se molió en una tahona 6 molino de hacer harina de maíz, que existe en el pueblo del Cerro, una legua corta de esta Ciudad: por la distinta aplicacion de la piedra; y por mas esfuerzos que hizo el fabricante, salió molido parte del afrecho, que no pudo luego separarse bien de la harina, quedando en las cinco libras de afrecho de que ántes hablé, mucha harina. La influencia de un buen molino en la operacion la demuestra el de Matanzas, que posee D. Manuel Portillo. De 1377 barriles que ha molido en 1847 ha sacado 926 de harina de 186 libras, siendo de advertir que siempre recibió mal grano de los Estados—Unidos por la escasez del año. El dueño del molino cree con razon que de trigo fresco y bueno se lograría un producto de cinco sestos de harina. La máquina muele 544 (a) diarias 6 sea en 24 horas. El pan que hemos examinado del trigo del pais que ha hecho elaborar D. Miguel Barata, nos ha parecido muy bueno, aunque el primero que se hizo no puede compararse con el que hizo amasar despues con lavadura de harina de fuera. El pan que últimamente vinos y probamos y que repartió el Sr. Barata entre algunas personas notables entre las cuales se cuentan el Sr. D. José María Velazque y D. Cárlos del Castillo, tiene la apariencia del pan comun: un intelijente nos dijo que el haberse amasado el dicho pan con manteca y el ser reciente la harina, son los motivos de que no apareciese completamente blanco. El sabor del pan de harina fresca es mucho mas agradable: parece que las cualidades que recomienda Mr. Lecler Thouin en el pan hecho de trigo barbon se reunen en el nuestro. En algunos puntos de Francia el cultivo del trigo blanco no se ha estendido por que los panaderos prefieren el otro por las ventajas que les ofrece en el amasijo, pues en aquellos abunda mas la fécula 6 almidon y en estos el gluten. Aquí ponemos fin à este breve escrito no creyendo que sea necesario entrar en esplicaciones sobre el modo de recojer el grano y guadarle en los almacenes, pues conocidas las prácticas del cultivo del arroz en este particular no se practican otras respecto del trigo, cuyo grano es ménos adherente à la espiga, se presta mucho mas á la sencilla operacion del trillo. Ojala que la esperanza de que se introduzcan, este jénero de industria agrícola no se desvanezca como otras muchas

[ocr errors][ocr errors]

Gs una obra recientemente publicada en Madrid con el mismo titulo que ponemos á este artículo, que estamos leyendo con detencion, y que á nuestro juicio, deberian examinar los hombres que se dedican á este ramo, (1) no para que adoptasen ciegamente las opiniones del autor, pues hay algunas que nosotros impugnariamos y otras que mirariamos con suma reserva, sino para que se sometiese à un exámen severo é imparcial estudio, hemos encontrado un manantial de datos y nóciones de mucho interes, y de donde puede esplotarse una instruccion sólida y abundante sobre todas las materias que constituyen la ciencia de la Administracion rentística, estudio descuidado, en nuestros dias en que para obtener un destino en este ramo, cualquiera que sea su importancia, es la última de las circunstancias el conocimiento y práctica en los negocios de Hacienda. Por nuestra parte hemos sacado fruto de esta lectura instruyéndonos de los impuestos ó contribuciones, ya directas, ya indirectas, ya estensivas á la nacion entera, ya particulares en algunas provincias, y que reunidas constituyen las rentas del Estado; y pareciéndonos conveniente transmitir estos conocimientos á los que no puedan poseer la obra que hemos citado, emprendemos la corta tarea de esponer aquí lo que concierne á cada uno de estos impuestos 6 contribuciones, bajo solo el aspecto históri

(1) La Hacienda de España y modo de reorganizarla por D. Juan Pedro Muchada, diputado á Córtes por el distrito de la catedral de Cádiz,-Madrid,—Año de 1847.

« AnteriorContinuar »