Imágenes de página
PDF

nombre de un producto industrial no es del todo indiferente, por que indica el progreso 6 el atraso científico del pais. Las propiedades observadas en estas velas fueron las siguientes: Estaban perfectamente elaboradas, y su aspecto superior en belleza al de las de esperma, y aun al de las esteáricas estranjeras, solo cedía en blancura á las de patente de Nueva—York; no tenian olor alguno desagradable, sino un poco de olor á cera, que tal vez entre á dar mayor consistencia á los ácidos grasos, pues el ácido margárico impuro funde á55o y la cera blanca á 70°c. La mecha de estas velas es trenzada y ancha, lo que al mismo tiempo que dificulta el paso demasiado rápido de la materia grasa en fusion, por efecto de la capilaridad del pávilo, y el corrimiento consiguienie á una elevacion escesiva de temperatura, permite sin embargo se difunda en cantidad suficiente para una buena combustion, que dà una hermosa llama sin corrimiento, á no ser esté espuesta la vela á una gran corriente de aire. La luz de estas velas determinada por la comparacion de las sombras fué igual á la de las velas de esperma del mismo grueso, pero tienen sobre ellas las esteáricas de la Habana la gran ventaja de no correrse. De esperimentos hechos sobre su duracion, resultó que encendidas á un mismo tiempo una vela de esperma de cuatro en libra y otra esteárica de igual peso y colocadas ámbas en las mismas circunstancias, duró la de esperma 11 horas y cuarto, ardiendo hasta su total consuncion, y la esteárica 13 horas; de donde resulta que hay próximamente un octavo de economía en la duracion de la luz, 6 lo que es igual, que la duracion de siete velas esteáricas de la Habana en su combustion sucesiva será la misma que la de ocho de esperma. Atendidas todas estas circunstancias, tomando en consideracion el gran capital invertido en esta empresa, que ascenderá á mas de cien mil pesos, cuando esté del todo concluida la fábrica; y en vista sobre todo de la oferta que hizo el fabricante de una rebaja de 20 p. 8 sobre el precio à que comunmente se han vendido en la plaza las velas esteàricas estranjeras, de igual clase, la Junta adjudicó la medalla de plata sobredorada à D. Vicente Fernandez y Compo La Junta se propuso premiar con esto no solamente la dificultad vencida en el arte de elaboracion, sino la hermosura y la utilidad del producto, que siendo de gran consumo, casi de primera necesidad y barato, proporciona al pais un nuevo ramo de industria é importante á la par que económico, libràndole del tributo que hasta ahora se ha pagado por igual materia al estranjero. Empero sentiría la Junta que por haber concedido desde luego el primer premio, no se cuidasen bastante los fabricantes premiados de sostemer la buena fama de su manufactura, espendiendo productos inferiores á los que presentaron en la esposicion. La importancia del embalsamamiento de los cadáveres está a l alcance de todos; y si es cierto que los procederes usados hasta ahora producen infiltraciones que se oponen á la conservacion de dichos

—- --- ---

cadàveres; si no lo es menos que espuestos al aire y á la humedad tampoco pueden conservarse; un método nuevo, exento de estos inconvenientes é inventado en el pais mismo por un cubano, debia llamar la atencion de la Junta y parecerle digno de aprecio. El profesor de química, vocal de ella, se encargó, pues, de examinar el líquido conservador señalado con el número 43. Resultó del análisis que no contenia sino sustancias propias al fin á que se le destinaba, que ninguna de ellas era nueva, sino todas muy conocidas, por cuya razon era aun mas estraño no hubieran tenido ántes los facultativos semejante idea; debiendo constar que ateniéndose á las publicaciones que hasta ahora se han hecho de todos los líquidos que para embalsamar se han empleado, incluso el de Ganal, el que se presentó á la esposicion difiere esencialmente de todos ellos en su composicion química. Atendidas todas estas razones y sabedora de que existia en el hospital de S. Juan de Dios un cadàver en perfecto estado de conservacion, hacia mas de seis meses, prueba evidente de la bondad del método, la Junta adjudicó al bachiller D. Antonio Caro, diseípulo del Sr. D. José Luis Casaseca y autor del descubrimiento, la medalla de plata sobredorada,

Durante mucho tiempo hemos sido tributarios del estrangero

en el ramo de perfumería; hoy cuenta la Habana vários establecimientos en los que se elaboran la mayor parte de los objetos que allí se espenden. Y si no todos se ejecutan en el pais mismo es por que se carece de muchas esencias de plantas que no son propias de este clima, y tiene mucha mas cuenta fabricar con ellas los diferen tes productos de perfumería en el estrangero, atendida tambien la diferencia del costo de la mano de obra.

La Junta adjudicó la medalla de plata al perfumista D. Hip6lito Chalas por los productos de su elaboracion que presentó con el número 116, distinguiendo particularmente entre ellos un jabon morado y jaspeado con aroma muy delicado.

Igual premio adjudicó la Junta á D. Antonio Agard, dueño del establecimiento titulado: “la Perfumería Habanera,” por los objetos presentados con el número 121, mereciendo particular aprecio una crema de jabon para la barba, aromatizada con esencia de almendras de albérchigo.

Entre las aplicaciones de la química, hay algunas hechas sobre materias de muy poco valor, pero que por su gran consumo llegan á constituir industrias de cierta importancia. En este caso se hallan las fábricas de fósforos, 6 sea de pajuelas con una mezcla inflamable por frotacion, en que entra fósforo. Atendiendo á que antes nos surtíamos del estrangero, para el consumo de este renglon de primera necesidad, y que en el dia vienen muy pocos fósforos del Norte de América por ser los que aquí se elaboran mucho mas baratos, la Junta adjudicó la medalla de plata, por las cajitas presentadas con el núm. 67, á M. Vivert, único fabricante establecido en la Habana.

[ocr errors]

La Junta ha acordado hacer mencion honorífica de los productos elaborados por el acreditado farmacéutico Sr. D. Francisco de Paula Suarez, bien que al presentarlos no aspirase à premio alguno.

La blancura y la hermosa cristalizacion del manito así como la pureza del aceite de ricino que presentó, señalados en el catálogo con el número 27, merecieron particular aprecio.

Igual mencion hace la Junta de la resina de jalapa blanca sin olor ni sabor, presentada por el acreditado farmacéutico D. Luis Le—Riverend, atendidas las dificultades que presenta semejante preparacion.

La Junta vió con gusto un pomo de cristal que contenia mamito estraido de la almendra ó semilla del aguacate, y bien que esto no constituya un descubrimiento nuevo porque hace ya siete años que M. Avequin de Nueva—Orleans, por una parte y el Sr. D. José Luis Casaseca por otra, prepararon ese mismo producto, la Junta acordó hacer mencion honorífica del jóven D. Antonio Caro, ya premiado, por haber obtenido dicho manito, señalado en el catàlogo con el núm. 98.

SE (IN WEPTIll.

OBJETOS CURIOSOS.

La Junta ha creido que no bastaba premiar los objetos de utilidad inmediata presentados en la esposicion pública de la industria cubana, sino que era conveniente para los progresos mismos de las artes tender una mano generosa y protectora á los objetos considerados como meramente curiosos. Estos suelen con el tiempo cambiar de carácter, constituyendo nuevos ramos de industria que ocupan numerosos brazos, crean capitales ó promueven su circulacion ó impiden la salida de los que ya circulan á paises estrangeros. Sino bastáran estas razones para justificar su determinacion, añadiria la Junta que vé un principio de moralidad en los premios y estímulos de honor concedidos á ciertas habilidades, á un empleo útil del tiemo, á ciertas labores honestas, en que se ocupa de preferencia el belo sexo. De este modo se estirpará la funestísima preocupacion de que esas mismas tareas son impropias de la decencia y del nacimiento, y llegarán á ser consideradas como indicios de aquellas virtudes domésticas, que tanto contribuyen al bien y dulzura de la sociedad. La Junta adjudicó la medalla de plata sobre-dorada á la señorita Do Juana Pagés y Aznariz por la magnífica labor de un pa

- ----

ñuelo de nipe bordado de oro, y de un corte de vestido de señora, tambien bordado de lo mismo, señalados con el núm. 32. Dos hermosos cuadros de tapicería núm. 13, ejecutados por la señorita Do Angela Blanco, la hicieron acreedora á la medalla de plata que le adjudicó la Junta. Muy digna de la mencion honoráfica juzgó la Junta á la señorita Do Rosa María de Ferrety, por un chaleco de raso blanco bordado de seda (sin núm.), no pudiendo asignarle el premio á que era acreedora por una obra tan bien acacabada, mediante la renuncia que hizo al presentar su trabajo, manifestando no llevaba otra mira que la de contribuir por su parte al lucimiento de la espoSl CIOll. Mencion hizo tambien la Junta de la señorita Do Altagracia Molina, por un cuadro bordado de tapicería núm. 30. Un cuadro bordado al pasado (núm. 15) con obra de tapicería, por Do Encarnacion Sola, discípula de la academia de Ntra. señora de la Merced; tres floreros de conchas (núm. 4), ejecutados por Do Francisca Guerrero y Herrera; y un pañuelo (sin núm.) bordado de seda por D. José María de la Torre, el cual representaba el teatro de Tacon, merecieron tambien la mencion honorífica. Por último un modelo de goleta de dos gavias, muy curioso y señalado con el núm. 126, mereció que la Junta acordase hacer mencion honorifica de su autor D. Isidro Traverias.

W(IN (TAW.

OBJETOS VARIOS.

La Junta ha reservado para esta última seccion aquellos artículos que pertenecen á industrias que 6 no se hallan calificadas 6 no hay categoría general en que comprenderlas, ó áramos que parecian poco susceptibles de aparecer en la esposicion.

La Junta acordó se hiciera mencion honorifica de esquisitas muestras de chocolate, presentadas con el núm. 22 por D. Juan Cona, de otras de igual clase con el núm. 76 por D. Salvador Laporta, y otras en fin por D. Martin Masferrer, señaladas con el número 124.

D. Ramon Sendra, que dirije actualmente el acreditado establecimiento “La Dominica” presentó con el núm. 83, varios dulces y conservas, estraido el aire, declarando no aspiraba á premio alguno. La Junta acordó, sin embargo, era acreedor á una mencion honorífica.

Con los números 64, 100 y 119 aparecen varias muestras de minerales de la Isla. No son comunmente los minerales objetos de presentacion en una esposicion pública de los productos de la industria, mas como prueban la riqueza minera del pais, particularmente los de cobre nativo de la mina Caridad de la Victoria, la Junta se limita à hacer mencion de ellos, manifestando su sentimiento de que no se beneficien y se trabaje el cobre en el pais mismo. Aquí concluye la Junta la calificacion que le estaba encargada, y en cuya virtud, se distribuyeron los premios á los interesados. Al manifestará V.E. el estado próspero de algunos ramos de industria en la Isla, ha creido servir tanto al pais, como en confesar el atraso de otros y la mediania de algunos. Permita V.E. á los que suscriben este informe le hagan presente que esta Real Sociedad Económica que tiene el insigne honor de contar á S. M. la Reina como el primero de sus sócios, apreciando debidamente lo importante que es para el pais camine su juventud por la senda de la ilustracion y del progreso científico, á la par que se beneficien con todo conocimiento los veneros de su riqueza, ha fundado entre otros institutos de vital importancia la cscuela de maquinaria, ha distribuido premios, ha tendido una mano generosa al saber desvalido, y por último ha creado, en favor de la industria cubana, la esposicion pública de que se ha dado cuenta en esta Memoria. Empero la Real Sociedad no podrá sostenerse, ni continuar favoreciendo la industria y estimulando los adelantamientos en las ciencias y en las bellas artes, sino se le facilitan los arbitrios que tiene solicitados de V.E., con arreglo á su presupuesto de gastos. Y como desde luego puede V.E. decidir que este se plantée, seguro de la aprobacion de S. M., la Junta que hoy tiene la honra de dirijir á V.E. su voz abogando por la industria cubana, espera que así lo hará V. E. por la elevacion de sentimientos con que viene animado en favor de los intereses y de la prosperidad de esta rica Isla. Si en el cumplimiento de su deber mereciese el celo de la Junta la aprobacion de V. E., habrá conseguido la única recompensa à que aspira. Habana 16 de marzo de 1848.—Juan Agustin de Ferrety.—Angel José Cowley.—Antonio Bachiller.—Lúcas de Aríza. —Francisco Ruiz.— Laureano José de Miranda.—Pablo Justo Cuyás—El conde Mopox y de Jaruco.—José Luis de Casaseca.

« AnteriorContinuar »