Imágenes de página
PDF

NUMEROS.

[merged small][ocr errors][ocr errors][merged small][merged small]

SECCION OCTAVA.
OBJETOS VARIOS.

Cinco libras de chocolate de diversas clases, con el diseño
de la máquina inventada por el propio fabricante y con
la cual se opera.
Dos figuras de dulce bailando la polka, un leon idem con
una serpiente y un tigre idem, las tres piezas en un pe-
destal de cristal. -
Varias muestras de chocolate.
Seis pomos de dulce en conserva y estraido el aire, una
lata idem, y tres cajas largas de pastas y jaleas, y dos
redondas idem.
Una bandeja con ocho clases de chocolate.
Una caja de minerales de cobre de esta Isla, en núm. de 64.
Una cajita de palo de rosa con muestras de cobre nativo
de la mina Caridad de la Victoria.
Varias muestras de minerales de la Isla.

- -- - -

M = MIORA.

DIRIJIDA

AL EXCELENTISIMO SEÑOR CONDE DE ALC0Y
GOBERNADOR SUPERIOR CIVIL DE ESTA ISLA,
POR LA JUNTA

[merged small][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors]
[merged small][ocr errors][ocr errors]

la, esposicion pública de los productos de la Industria Cubana, celebrada por primera vez en esta Isla el dia 7 de noviembre último, en el edificio de la Sociedad Económica, ha sido un poderoso estímulo concedido à las ártes por el Excmo. Sr. Don Leopoldo O-Donnell, quien tuvo á bien aprobar el proyecto de la Seccion de Industria, que le fué presentado por esta Real Sociedad. Y al nombrar á V.E. para reemplazarle como Capitan General Gobernador Superior civil, Nuestra Agusta Reina Doña Isabel II ha puesto el sello á su decidida procteccion en favor de la Industria. Todo lo espera la de este pais de la elevada ilustracion de V.E. y de su notoria aficion á las ártes. Y confiando la Junta en que no solamente se dignará V.E. continuar la obra empezada por su ilustre antecesor, sino que tal vez se halle V.E. en circunstancias de poder proporcionar mayor ensanche y proteccion á la industria cubana, tiene hoy la honra de dar cuenta á V.E. de los productos presentados.

Las personas acostumbradas al magnífico espectáculo que ofre cen las esposiciones públicas en los paises estrangeros, donde millares de objetos elaborados con admirable esmero y perfcccion, deslumbraron su vista, cautivando al propio tiempo su entendimiento, habrán encontrado muy reducida y aun tal vez mezquina esta primera esposicion pública de la industria cubana; empero las que mas reflexivas atiendan á las circunstancias peculiares del pais, esencialmente agrícola, así como à la novedad de una institucion que requiere se familiaricen con ella nuestros fabricantes y artesanos; las que sepan que unos y otros, yá por falta de tiempo, yá por mala inteligencia, dejaron de presentar sus artefactos, pues creian que solamente los productos mas delicados, y las obras mejor aca

badas podian figurar en ella, hallarán que este primer ensayo ha escedido las esperanzas que hubieron de concebirse. La Junta de calificacion, para juzgar del mérito de los productos presentados, ha debido trazarse reglas acomadadas al estado de nuestra naciente industria. Objetos han sido premiados que valían tal vez poco comparados con los del mismo género elaborados en paises estrangeros, pero merecian aprecio por ser los mejores en su clase en el pais, ó por que su baratura los pone al alcance de todo consumidor ó dificulta la competencia estrangera. Circunstancias de tan vária índole y que forman una razon compuesta, dificil de fijar en la valuacion del mérito, han impuesto á la Junta un exámen tanto mas detenido, cuanto en esta clase de juicios no hay apelacion contra los errores que puedan desalentar á tal ó cual fabricante 6 perjudicar al desarrollo y perfeccion de tal 6 cual ramo de industria. La Junta de calificacion, se vé en el caso de manifestará V. E. se ha convencido de los inconvenientes que ofrece el actual reglamento, por haber querido sus autores evitar la publicidad absoluta, movidos de un esceso de delicadeza. La Junta opina que la publicidad, sin restricciones, constituye la verdadera vitalidad, el alma de las esposicionss públicas, y que solo ella puede sustentar la noble emulacion en las ártes. Al propio tiempo que reconoce la honrosa causa del error cometido, quisiera desaparecieran las cortapisas que impone dicho reglamento, con menoscabo de los progresos industriales, á cuyo fin tendrá la honra de proponer á V.E., mas adelante, las enmiendas sancionadas por la esperiencia, que hayan de introducirse en el nuevo. La Junta ha dividido en secciones los objetos presentados y vá á someter áV. E. lo que piensa de cada una de ellas.

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »