Búsqueda Imágenes Maps Play YouTube Noticias Gmail Drive Más »
Iniciar sesión
Libros Libros 1 a 4 de 4 sobre A todos nos derribaste la soberbia, por tal modo, que era nuestra cara y lodo todo...
" A todos nos derribaste la soberbia, por tal modo, que era nuestra cara y lodo todo uno. Pocos fueron o ninguno que no se viese citado, sentenciado y emplazado de la muerte; más tullido el que más fuerte, el más sabio el más perdido, el más valiente... "
Disquisiciones nauticas - Página 594
de Cesáreo Fernández Duro - 1881
Vista completa - Acerca de este libro

Estudio histórico sobre el descubrimiento y conquista de la Patagonia y de ...

Carlos Morla Vicuña - 1903 - 527 páginas
...NOTAS Y ACLARACIONES. | Oh juicio soberano Que notó nuestra avaricia Y vió la recta justicia Que alli obraste! A todos nos derribaste La soberbia, por tal...viese citado, Sentenciado y emplazado De la muerte: Mas tullido el que mas fuerte, El mas sabio el mas pei'dido, El mas valiente caido Y hambriento: Almas...
Vista completa - Acerca de este libro

Estudio histórico sobre el descubrimiento y conquista de la Patagonia y de ...

Carlos Morla Vicuña - 1903 - 527 páginas
...allí obraste! A todos nos derribaste La soberbia, por tal modo, Que era nuestra cara y lodo Todo nno. Pocos fueron ó ninguno Que no se viese citado, Sentenciado y emplazado De la mnerte: Has tullido el que mas fuerte, El mas sabio el mas perdido, El mas valiente caído Y hambriento:...
Vista completa - Acerca de este libro

Estudio historico sobre el descubrimiento y conquista de la Patagonia y de ...

Carlos Morla Vicuña - 1903 - 527 páginas
...todos nos derribaste La soberbia, por tal modo, Que era nuestra cara y lodo Todo mu.. Pocos fueron 6 ninguno Que no se viese citado, Sentenciado y emplazado De la muerte: , Mas tullido el que mas fuerte, El mas sabio el mas perdido. El mas valiente caido Y hambriento: Almas...
Vista completa - Acerca de este libro

Vida Y Pasión de Grandes Mujeres: Las Guerreras

Elsa Felder - 2005 - 114 páginas
...todos nos derribaste 72 la soberbia de tal modo que era nuestra casa y lodo todo uno. Pocos fueron o ninguno que no se viese citado, sentenciado y emplazado de la muerte. Más tullido el que mas fuerte, el más sabio, más perdido, el más valiente, caído y hambriento. Almas puestas en tormento...
Vista previa restringida - Acerca de este libro




  1. Mi colección
  2. Ayuda
  3. Búsqueda avanzada de libros
  4. Descargar ePub
  5. Descargar PDF