Imágenes de página
PDF

aquel signo lia dominio sobre los intestinos é sobre los lugares cercanos de i do habia de facer la operación. Empero él era un poco presuncioso, é desdeñó de tomar mi consejo. Bien creo que lo tomara, si la expiriencia se hubiera de facer en él; mas porque íbale poco de mi vida, non se daba nada de aventurarse. (Cap. vi, fot. 12 )

«Esta astucia vi yo á un capitán grande en Francia: traía consigo un astrólogo, que tanto sabia él de astrologia como Domingo Oveja (¿un zamarro?); é como un dia yo... le reprehendiese que ponía su esperanza en las planetas, la cual habia de poner en Dios, respondió que tan poco se ayudaba él de aquel astrólogo como yo; mas que lo traia por dar á creer á los suyos é á los adversarios que todo cuanto habia de venir, aquel ge lo decía, é que sabia, cuando habia de entrar en batalla, si habia de vencer; é a consejo del decia que esperaba tiempo é hora para entrar; é asi que era nescesario que siempre venciese, é con esto facía miedo a cuantos lo oían. — Yo esto no lo creyera, sino que otro día fablé con el astrólogo, é comencélo i tentar de algunos principios de astrologia, é vi que non sabia nada.» f. 13.

«Por cuanto toda fortuna es caso; empero todo caso no es fortuna; no podemos bien saber qué cosa es fortuna, si non sabemos qué cosa es caso...

>Caso se toma en cuatro maneras; la primera por variación de voces de parte de la fin, é asi toman caso los gramáticos...

«La segunda manera de caso es como lo toman los juristas, que es abreviación de la ley ó de la decretal; asi como fizo Juan Andrés los «Casos breves del Derecho.»

«La tercera es que caso se toma por peligro: asi como dice Séneca en la primera tragedia de < Hercule furenii >: «Al que muchas veces pasa el caso, alguna vez lo falla»; quiere decir que el que pasa por los peligros, en algunos dellos cae. Este es el vulgar de las viejas: «Cántaro que muchas veces va á la fuente, ú deja el asa ó la fruente...»

«La cuarta manera... es un cuento incierto, asi en bien como en mal. E así lo difine Arístótiles: « Caso es una causa accidental fuera de siempre é de muchas veces en aquella que se face por algún fin.» Y asimismo difine la fortuna diciendo una sola condición en que sobrepuja la fortuna al caso, que es en los que facen á propósito é por entendimiento. E pone ejemplo de... « una silleta de tres pies cayó de alto (caso), écayó sobre los pies muy apta para sentarse hombre en ella» (fortuna)... De aqui se sigue quedo quiera que fallamos fortuna, fallamos caso ; mas non por el contrario, ca muchas cosas facen á caso que non facen á fortuna. Onde las cosas inanimadas, como son las piedras, non son fortunadas ni ¡mfortunadas. «Donde fallesce razón, suple el instinto; é donde la razón abunda,el instinto fallesce.» (Lib. i, cap. un, 161. 39.)

CÓRDOVA (MARTIN De).

1898. Córdoba castigada con piedades en el contagio que padeció los años de 49 y 50. Dedícalo á la Noble y muy Leal ciudad susodicha Martin de Córdova, vecino de ella.

(Armas de la ciudad.) Con licencia, en Málaga, por Juá" S. de V. y U., 1651. (Al fin,ea hoja perdida.) Con licencia. En Málaga lo imprimió Juan Serrano de Vargas y Urueña, año de 1651. 6. 9.64. 1.

Ignoro qué quieran decir estos últimos números después de los del ano de la impresión.

I-'—ís [i-, ds.— Aprob.. de fray Bernardo de Bustaminte, agustino: Málaga, 1 Agosto 1651.—Lie.

Dedicatoria:

«No tuviera atrevimiento á tomar la pluma para mostrar la rudeza de mi corto ingenio, si no hubiera experimentado en tantas ocasiones las muchas mercedes y favores que de V. S. be recibido, y en particular del mayor número de su ilustre nobleza y ciudadanos; con que han mostrado el oficioso afecto que tienen en favorecer los humildes; pues a un extranjero, y de nación tan remota (aunque tan su hijo en la religión y nombre, de que me precio) favorece con tantas y tan honradas obras, siendo mi ocupación de tan poco fruto... ele.»

Silva del contador Francisca Flores de Vergara, al autor:

En la rica Numidia y cultivada,
De Cresos, Jubas y Sifacrs madre,
Fué tu primera cuna.
No te concedió bienes la fortuna:
Los benévolos astros, las estrellas
SI, con estudio breve, mucho ingenio;
Consultar los planetas fué tu genio.

Y así mides los orbes celestiales,
El Ártico y Antartico coluros.
Trópicos, grados, climas, paralelos.
Como si allá estuvieras en los cielos.

Lo futuro antevés y lo predices
Con tanta precisión, sin errar nada.
Cual si toda la máquina estrellada,
Toda aquella Voluble arquitectura
(Ó astro sea, ó ligura)
En el reloj la vieras de Arquimédes.

No sólo en esta ciencia te desvelas;
Muchas en ti hay escuelas;
Pues en todas las artes liberales
Voti> puedes tener, y no el segando.
Porque la natural filosofía
Tú nos la introdujeras, si no fuera
Hallada siglos há en la edad primera:
La materia de estado y policía
Adviertes con prudencia,
Todo aquello que el arte da licencia.

En lo historial no tienes poca parte;
Más te encumbras de aquello que aprendiste;
Que tu vivacidad todo lo emprende,
Todo lo mira , abraza y rom prebende, etc.

Décima de J. Fernandez.

— J. de Padilla Vclazquez, escribano de cámara.

— de un amigo.

— de Juan Serrano de Vargas y Uruefla, profesor del divino arte de la imprenta.

Es relación curiosa.

Peste en Valencia y Murcia, años de 1G17 y 48, f. 11.
Picóse Córdoba por comunicación con Sevilla, ib.
Era obispo D. Fray Domingo Pimentel, 12.

»E1 primero á quien dio el achaque fué á un olivarero, en los barrios de Santa Marina; dicen que de comunicar á dos hombres que vinieron de Sevilla, y hospedarlos en su heredad.» f. 17.

El obispo Pimenlcl pasó de arzobispo de Sevilla; sucedióle D. Fraj P. de Tapia. La peste doró desde -20 de Junio 1049 i 25 de Julio 1650.

«Murieron en la ciudad 7,336 personas.

>En 13 convenios de frailes que tiene esta ciudad (donde hay 740 religiosos), murieron 03.

>Eu 18... de monjas (donde liabia 1,213 religiosas), sólo murieron 31.

•Los muertos (en todo) fueron 13,780.» f. 42.

CÓRDOVA (P. RAFAEL DE).

1899. Sátiras de Boaló, traducidas al castellano en versos pareados.

MS. en 4.*, en 78 ps.

1.* N.imíiii, el grande autor cuya copiosa

Musa, por largo tiempo tan gustosa... 2." Raro y fecundo ingenio, cuya vena

No tiene en escribir fatiga y pena...

4." ¿De dónde nace, Lcvayer querido.

Que el hombre menos sabio esté entendido...

5." La nobleza , Dangean, no es quimera, Cuando de virtud severa..

6." Jesús, ¡ qué gritería rompe el aire!

Pues que en París se ausentan por donaire.. 7.' Masa mía, de estilo ya mudemos.

El estilo satírico dejemos... 8." De cuantos animales con el vuelo

Se elevan, nadan, andan por el suelo...

II. El honor, Valincour, se ama en el mundo:
Cada cual elogiándolo es fecundo...

tí. Del idioma Trances hermaTrodita,

¿De qué género equívoco, maldita?...

Copio estos principios, acaso del original que poseyó en CJdiz D.Antonio de Mosti, y vinieron a parar i manos de Don Juan Nicolás Bóhl de Faber.

De pufio de Mosti se lee al Trente del manuscrito esta nota.

«Traducidas (estas sátiras) por el padre Rafael de Córdova, jesuíta, viviendo en Buenos Aires.»

CORDOVA SAZEDO (sebastian De).

* 1900. Las obras | de Boscan y Gar| cilasso trasladadas | en materias curistianas y religiosas, | por Sebastian de Córdoua vezino de | la ciudad de Vbeda dirigidas al illu | strisimo y Reuerendissimo señor do | Diego de Couarrubias, obispo de | Segouia presídete de conse | jo Real. &c (E. de A.) Con privilegio. | Impresso en Granada en casa de Rene Ra | but a costa de Francisco García merca | der de libros. (Colofón.) Impresso en | Granada en la emprcta | de Rene Rabut a sant | Francisco año de. | 1575. (B.-G.)

12." prolongado.—321 h.—sign. arrancando de la i.', A-CC —Port.—v. en b.—Abrob. del M. Tray Juan de la Vega, Enero 8,1567.—Priv., al autor, por diez años: Madrid, 27 Febrero 1575.— Ded. suscrita por el autor «Sebastian de Cordova Satedo.t— Epístola proemial.— Epístola del... Dr.

Fernando de Herrera, canónigo de Úbeda : Úbeda, 20 Setiembre 1566.—Sonetos de D. Cristóbal de Villaroel, Luis de Vera, Pedro de la Tuvilla, Luis de la Torre, Francisco FarTan, Pedro de Orlega, López Maldonado, Juan de la Torre, Diego Ordoilez de Luna y Lorenzo Temina.—Texto.— Tabla.-ColoTon.

— * 1901. Las obras | de Boscan y Garci | lasso traslada | das en materias christianas y religio | sas, por Sebastiá $ Cordoua vezino $ | la ciudad de Hubeda dirigidas al Illu | slrissimo y Reuerendissimo señor do | Diego de Couarrubias, obispo de | Segouia presidente del conse ¡ jo Real. *c. (Grab. en mad.) Con licencia | Impresso en Caragoca en casa de luán | Soler Impressor de Libros junto al pesso | de la Harina, año de| 1577. | A costa de Pedro luarra y luán de la | Cuesta mercaderes de Libros. (Colofón.) Impresso | en Caragoca en casa de Iu | an Soler impressor de li | bros junto el pesso de | la Harina año | 1577. (B.-G.)

12.* prolongado.—309 I».—sign. A-Bb.—Port.—v. en b.Aprobaciones del Dr. Pedro Cerbuna, y M. fray Juan de la Vega, 20 Febrero de 1577 y 8 Enero 1567.- Real privilegio por cinco aúos : Madrid, 27 Febrero 1575.—Ded. y Epístola proemial... ambas firmadas por Sebastian de Cordova Sazedo.-Epístola del muy Reverendo... doctor Fernando dt Herrera... Úbeda a 20 de Setiembre de 1566 anos. — Sonetos laudatorios de D. Cristóbal de Villarroei, Luis de Vera, Pedro de la Tuvilla, Luis de la Torre, Francisco FarTan, Pedro de Ortega, López Maldonado, Joan déla Torre, Diego OrdoOez de Luna.v Lorenzo Texerina.-Tcxto -Tabla.-CoIoTon.

CORIA (fr. Francisco Be).

1902. Descripción é Historia general de la provincia de Extremadura, que trata de sus antigüedades y grandezas, y cosas memorables que en ella han acontecido en sucesión de tiempos, de el principio de la Fe y gerarquía eclesiástica, predicación del Evangelio y fundación de sus iglesias y obispados, con otras cosas de nota. Compuesto por fray Francisco de Coria, de la provincia de San Gabriel, de Descalzos de San Francisco. En Sevilla, á 20 de Enero de 1608 (B.-Col.)

MS. en i.*, de 347 Tojas, copia del siglo xvm. La obra se divide en tres libros, según que se expresa en el .Fragmento del prólogo», en esta forma:

«En este primero libro presupuesto un discurso general de las cosas de España, luego se describe la provincia de Extremadura y sus partes, haciendo discripcion de sus sierras y montañas, rios y fuentes, notables minerales de plata, eslaño y hierro, piedras de estima y valor, con sus antiguos pobladores y poblaciones, inscripciones escripias en piedras y mar

moles antiguos, y guerras sucedidas en ella, y mu-
chas ele sus grandezas, preeminencias, privilegios y
excelencias. Después de esto se sigue el segundo li-
bro, eo el cual se trata déla jerarquía eclesiástica...
En el tercero libro se trata del origen y fundación de
todas sus ciudades, villas y lugares , por quién y en
qué ocasión, edad y tiempo fueron edilicadas, y de
las que han perecido. Trátase de muchas guerras que
en el discurso y sucesión de los tiempos han sucedido
en esta provincia, é del origen y descendencia de los
más principales linajes y familias que habitan sus
ciudades, villas y lugares; con la etimología y decla-
ración del tronco y cepa de adonde vienen, y cómo
algunos de ellos alcanzaron de los antiguos reyes de
Castilla y León el Ululo de duques, marqueses y
condes con el dominio y señorío de algunas ciu-
dades, villas y castillos, con el número de los seño-
res de titulo que en ella hay. Los autores y libros
que sigo, ó se citan en todo este discurso, han sido
con escogimiento de los mejores y más dignos de
crédito. Particularmente en la razón de los tiempos,
que va averiguada con cuidado y puntualidad cuanto
ha sido posible, habiendo variedad entre los autores
en componer y limar esa obra. He gastado muchos
años entendiendo cuan dificultosa cosa sea satisfacer
á diferentes gustos, y contentar á muchos juicios y
pareceres que á veces no son acertados, porque cada
uno piensa que sabe y que tiene licencia de dar su
censura, y á la verdad el poner tachas en la obra aje-
na es cosa fácil y ligera y común á los sabios y á los
que no lo son; mas conocer cada uno las suyas pro-
pias, es de muy pocos y de sólo los sabios. Reciba,
pues, el prudente lector mi trabajo con el ánimo be-
névolo y sana intención con que se le ofrece.—En San
Diego de Sevilla, á 20 de Enero de 1608 años.»

LIBRO PRIMERO.

Cap. xi. I'n el cual se ponen las ciudades, villas y lugares
de la provincia de Extremadura, nombrándolas por el abece-
dario, p. 5.

Cap. xni. Trata de las montañas y sierras que dividen la
provincia de Extremadura por el Septentrión de Castilla l.i
Vieja y por el Mediodía de la Andalucía, con una descripción
que de ellas se hace. 11.

Cap. xiY. Traía de otras sierras y montañas que atraviesan
por algunas parles de la provincia de Extremadura. 15.

Cap. xv. Trata de la Calzada Real que atraviesa por Extre-
madura, que por otro nombre es dicho camino de la Plata. 19.

Cap. xvi. En el cual se trata de algunos rios que atraviesan
y riegan la provincia de Extremadura y primeramente del rio
Tajo. 22.

Cap. xvii. Trata del rio Alagon, que corre por la Extrema-
dura, y de otros rios que entran en él. 25.

Cap. Xviii. Trata de los rios de Tiétar, Salor, Almonte y
Vieja, que corren por la Exlremadura. 32.

Cap. xix. Trata del rio Guadiana, que corre por la provin-
cia de Extremadura. 36.

Cap. xx. Trata do los rios de Guadagira, Votova, Gellia,
Ruecas, Guadalupe y Gargaliga, que corren por la provincia
de Exlremadura. 39.

Cap. xxi. Trata de algnnas fuentes notables y minerales
que hay en la provincia de Extremadura. l.'¡.

Cap. . Trata de cómo fué conquistada la provincia de
Extremadura por un capitán de los moros, llamado Muza, y
se apoderó de ella, y de algunas guerras que después suce-
dieron. S4.

Cap. . Va prosiguiendo el pasado. 62.

Cap. . Va prosiguiendo el pasado. 79.

Cap. . Trata de cómo la mayor parle de la provincia de
Extremadura fué ganada a los moros, y de un notable mila-
gro que nuestro Señor hizo en la conquista de ella, con uo
maestre de Santiago, cerca de la sierra de Tudra. 86.

Cap. . Va prosiguiendo el pasado. 93.

Cap. y último del primer libro. Trata en general de la»
grandezas de la provincia de Extremadura y reino de España,
y valor grande de sus moradores. 99.

Libro n.

Cap. Ii. En el cual se trata de la antigua ciudad de Segeda
de los Arevacos, que hubo antiguamente en la provincia de
Exlremadura, y por quién fué fundada, y del tiempo en que
fué destruida, con algunas guerras que tuvieron con los ro-
manos, p. 105.

Cap. . En el cual se trata de la antigua ciudad de lsto-
briga, que ahora decimos de Aleónela, del tiempo y por quién
fué edificada, y después destruida; tratase también de la villa
de Garrovilla. 112.

Cap. ni. En el cual se trata de la antigua ciudad de Capar-
ra, que hubo en la provincia de Exlremadura, y por quien
fué fundada, con otras cosas pertenecientes a ella, y de ona
inscripción que en ella se halló del tiempo del emperador Lu-
cio Séptimo Severo. 116.

Cap. iv En el cual se traía de la antigua ciudad de Coni-
murgo. 1-20.

Cap. v. En el cual se trata ilc la villa y castillo de Feria. 121.

Cap. vi. En el cual se trata de la antigüedad de Mérida. 129.

Cap. vil. De cómo fué ganada la ciudad de Mérida a los mo-
ros por el rey D. Alonso el Noveno de León, y dada la pose-
sión y señorío de ella a la orden de Santiago déla Espada. 15S.

Cap. ix. En el cual se trata de la ciudad de Coria. 113.

Cap. x. El cual Irata de cómo el emperador D. Alonso puso
cerco á la ciudad de Coria y la ganó, restituyendo en ella
-illü episcopal que antes habia tenido. 151.

Cap. xiv. De la aniiquisima villa de Zalamea. 155.

Cap. xv. Azuaga, ele. 159.

Cap. xvi. De la villa de Valencia de Alcántara. 162.

Cap. Xviii. Trata de la villa de Reina. 170.

Cap. xix. Trata de la villa de Alhange. I7i.

Cap. xx. Trata de Badajoz; por otro nombre es dicha Pax
Augusta. 176.

Cap. xxi. En el cual se trata de cómo fué ganada i los mo-
ros la ciudad de Badajoz por el rey D. Alonso del-con, Nove-
no de este nombre. Trata de cómo el rey D. Sancho el IV
mandó pasará cuchillo, en esta ciudad, á todos los del linaje
y familia de los Bcjaranos. 182.

Cap. xxii. En el cual se trata de cómo fué cercada la ciu-
dad de Badajoz por el rey D. Alonso de Portugal, IV de
esle nombre, y de las bodas que se celebraron entre el rey
D. Juan de Castilla, el Primero, y D.' Beatriz, hija única del
rey D. Fernando de Portugal. 186.

Cap. Xxiii. En el cual se trata de cómo la ciudad de Bada-
joz fué usurpada y enajenada de la corona real de I.eon por
un maestre de Alcántara, y de cómo se le volvió á restituir,
con otras cosas de notar. 192.

Cap. xxiv. En el cual se trata de la antigüedad y fundación
de la villa y puente de Alcántara, y en qué tiempo fué edifi-
cada y por quién; trátase de cómo fué criado en esta villa el
infante D. Pclayo. 196.

Cap. xxv. En el cual se trata de cómo la villa y pucnle de
Alcántara fué ganada á los moros por el rey D. Alonso de
León, Noveno (leste nombre; y de cómo hizo donación dril;,
á la orden de Alcántara, y después á la de Parino. 205.

Cap. xxvi. En el cual se Irata de cómo el infante D. Jujn
de Castilla se apoderó de la puente de Alcántara, y puso cer-
co á la villa, y de otras batallas reinando D. Enrique el Se-
gundo. 208.

Cap. Xxvii. I n el cual se traía de otra batalla que se dio cer-
ca de la villa de Alcántara, entre un maestre y clavero de
aquella orden, reinando D. Enrique el Cuarto. Trata de cómo

la duquesa de Plasencia, D." Leonor Piraenlel, se quiso apoderar de esta villa, y de cómo el clavero se bizo elegir por maestre de la orden. 211.

Cap. Xxviii. En el cual se trata de una grande cisma que hubo en el orden de Alcántara, y de cómo en este tiempo hubo tres maestres electos, que cada uno de ellos pretendía el maestrazgo. 218.

Cap. un. En el cual se trata de la villa de Careros y de su antigüedad, y por qiién fué edificada, y de una inscripción antigua que hay en ella del emperador Lucio VII Severo. Tratase cómo esta villa fué dada i la orden de Santiago, y después fué ganada a ella por D. Alonso de León. íü.

Cap. ux. En el cual se trata de cómo la villa de Cáceres fué tiranizada y usurpada i la corona de León por un maestre de la orden de Alcántara , y de cómo se le volvió a restituir por medio del clavero de la dicha orden, con otras cosas de notar. 229.

Cap. xxxi. En el cual se traía de la antigua villa de Mcdellin y por quién fué edificada, y de una inscripción antigua que cerca de ella se halló del tiempo del emperador Vitcllio, y de cómo fué ganada esta villa a los moros por el rey D. Fernando el Tercero, con otras cosas de notar. 251.

Cap. xxxii. En el cual se trata de cómo el conde de Medellin, D. Pedro Portocarrero, se apartó del servicio del rey Don Enrique el Cuarto, y hizo guerra en Extremadura, y tomó la ciudad de Mérida por el Infante D. Alonso, cuya voz seguía, y de cómo la condesa su mujer se confederó con el rey de Portugal contra los Reyes Católicos. 210.

Cap. Xxxiii. En el cual se trata la vida y hechos del famoso y valiente capitán D. Fernando Cortés, primer marqués del Valle, natural de la villa de Hedellin, conquistador y general de la Nueva Espaüa y provincia del imperio mejicano; trata de otras curiosidades de esta villa. 216.

Cap. xxxiv. En el cual se trata del origen y descendencia de los condes de Hedellin, con la declaración y antigüedad de este titulo. 253.

Cap. xxxv. En el cual se trata d< la antigua ciudad de Trujillo, y de su primero principio y fundación, y de cómo fué ganada i los moros por el rey D. Alonso de León, noveno de este nombre, y la dio a cierta orden militar llamada de los trujillenses, con otras cosas de notar. 258.

Cap. xxxvi. En el cual se trata de cómo el rey D. Enrique el Cuarto dio la ciudad de Trujillo al duque de Plascncia D. Alvaro de Zúítiga, y de cómo los vecinos de esta ciudad hicieron resistencia y no le consintieron tomar la posesión de ella, y de otras dos veces que fué enajenada y vuelta a reducirá la corona Real, con otras curiosidades. 261.

Cap. Zxxvii. En el cual se trata de la villa y castillo de ilonüncbes. 266. Cap. xxxix. De la villa y castillo de Magacela. 270. Cap. Xli. Trata del antiguo castillo de Palomera. 272. Cap. Ilii. Del antiguo castillo del Atalaya que hubo en Extremadura , que ahora está destruido. 276.

Cap. ii.ui. En el cual se trata de la villa de Granada, del tiempo y por quién fué edificada. 278.

Cap. Iliv. En el cual se trata de la ciudad de Plasencia, y de cómo fue edificada por el rey de Castilla D. Alonso VIH, llamado el Bueno. 282.

Cap. Xlv. En el cual se trata cómo la ciudad de Plasencia fué dada por el rey D. Joan el Segundo i D. Pedro de Zúfilga, sefior de Béjar, y después fué vuelta a restituir á la corona Real de Castilla por los caballeros Carvajales, vecinos de la ciudad, y de la descendencia y origen de este linaje. 286. Cap. un. En el cual se trata del antiguo castillo de Ramiro. 295. Cap. Xlvii. En el cual se trata de la villa de Béjar. 296. Cap. Xlix. En el cual se trata del antiguo castillo y villa de Sautibafiez de Mascóles. 501.

Cap. L. En el cual se trata del antiguo castillo y villa de Portlzuelo. 503.

Cap. Li. En el cual se trata del fuerte, castillo y villa de Albuqaerque. 501.

T. II.

Cap. un. En el cual se trata de la villa y castillo de Donquerencia. 315.

Cap. Liv. En el cual se trata de la villa de Galesteo. 518.

Cap. Lv. En el cual se trata de la villa de Llerena. 323.

Cap. Lvi. En el cual se trata de la villa y castillo de Alconchel. 328.

Cap. Lviii. En el cual se trata de la villa de Villanueva de la Serena. 331.

Cap. Lii. En el cual se trata de la villa y castillo de Belvls. 336.

Cap. Lx. En el cual se trata de la villa de las Brozas. 339.

Cap. Lxi. En el cual se trata de una solemne procesión que se hace en la villa de las Brozas todos los afios el dia de san Marcos evangelista, en la cual se trae un toro muy bravo. 311.

f Calzada de la plata. Atraviesa visiblemente desde Salamanca por Mérida a Sevilla. Según el maestro Lebrija, la empezó el cónsul Puhlio Licinio Craso, y se acabó unos 23 años antes de Cristo, en tiempo de Augusto. Consta de piedras é inscripciones que aún existen.

»EI rio Alagon nace en el Endrinal, junto a Salamanca , y desagua en Tajo, junto á Alcántara. 30 leguas.

«Ambroz, riachuelo que nace en las montañas ó sierras de Béjar.

«Caparra, ciudad antigua que existió junto á los lugares de La-Graja y Villoría.

«Jerete, llamado Ezla por el poeta portugués Montemayor, nace en las sierras de Béjar, cerca del puerto de Tornavacas, corre rápido como el Tigris y el Genil, desagua en el rio Alagon, que le usurpa el nombre.

»Tiéiar nace entre Cadalso y Ladrada, desagua en Tajo, junto á la puente del Cardenal. 20 leguas.

«Salor, riachuelo, nace en las sierras de Monlanchez y Salvatierra; pasa cerca de Cáceres, la Aliseda, y desagua en el Tajo entre Alcántara y Herrera. 16 leguas.

» Almonte, nace en las montañas de Guadalupe, de una de ellas llamada Viltuerca, que es muy alta y dista una legua del monasterio; pasa junto á Zaraicejo, y se junta junto á Cáceres con el rio Vieja, y va á parar al Tajo.

«Guadiana (en árabe guoditora, rio de la Oveja, p. 36), tiene una punta de siete leguas, en que se apacientan 10,000 cabezas de ganado; apacienta en sus riberas sobre 300,000. Nace de dos fuentecillas cerca de Villanueva de los Infantes.

«Guadagira, nace en término de Salvatierra; entra en Guadiana junto á Lobon.

»Boto va, nace en las fuentes déla Aliseda, atraviesa la dehesa de Zabala y desagua en Jévora, junto á Badajoz.

«Jévora , nace junto á la Codosora, en unas sierras que salen de Portugal, pasa junto á Uguela. se bebe al Bótova una legua de Badajoz, y poco después desagua en Guadiana. 10 leguas.

«Ruecas, nace en las montañas de Guadalupe de la Viluerca.

«Guadalupe, rio (de gutd y lúben, que en arábigo y hebreo significa el corazón, lo interior, ¿losecreto ?;lub significa también leche; los árabes no tienen p, y usan en su lugar de b). Reunido con Ruecas, desagua en Guadiana, junto á Castilnovo, dehesa.

19

•Gargáliga, nace en las sierras de Zurita, y con los otros dos riachos desagua en Guadiana junto á Rena. •Fuente de la Mora, en Villauueva de la Sierra ó del Obispo, cinco leguas de Coria; arroja un gran golpe de agua como un brazo. En principio de Abril mana el agua, hasta el otoño, que se seca y deja de correr. Sus aguas son frescas y regaladas. Habla de ella Marineo.

«Fuentes de Baños; nacen en un edificio antiguo de romanos, labrado de grandes sillares de cantería y redondo, la una de agua fria, la otra caliente. La mitad del pueblo es de señorío del marqués de Montemayor y obispado de Coria ; la otra del duque de Béjar y obispado de Plasencia.—Véase Medina, «Grandezas de España.»

•Tres leguas de esta Fuente de Baños (lugar asi llamado de los medicinales que allí se toman, mezcladas las aguas de las dos fuentes), en lo más encumbrado de las sierras de Béjar, hay un lago de agua fresquísima y delgada, el cual cuando hay mutación de temporal se altera y turba, haciendo tanto ruido y dando recios bramidos, que se oyen tres ó cuatro leguas. De él nacen los rios Aravella, que desagua en Tormes, junto al Barco de Ávila, y el otro Cuerpo de hombre, que pasa junto á Béjar.

«Fuentes, en el sitio llamado de los Manjaretes (1), una legua de Valencia de Alcántara, junto á la raya de Portugal, que dicen las fuentes de Malpica. La una está seca todo el invierno, y en entrando la primavera empieza á manar y corre hasta Octubre, que se seca. La otra, al contrario, guardando correspondencia la una con la otra. De ellas va encañada el agua de que se surte Valencia de Alcántara. Hace mención de estas fuentes fray Juan Bautista Moles en su libro Memorial, tratando de un convento de frailes descalzos de Sao Francisco, llamado los Maujareles, que junto á otras dos fuentes hubo, y después se trasladó á la cercanía de dicha villa.

•Fuente de Remon-gordo, eu la jurisdicción que llaman la campana de Albalá, medicinal contra el mal de piedra.

•Fuente de la Lapa, en término de Zafra; tiene la propiedad contraria.

•En Brozas, en la tierra que llaman de la Hedegosa, hay una fuente virtuosa contra la lepra, sarna y demás enfermedades cutáneas.» Minas:

< Una legua de la villa de Guadalcanal, lugar conocido en la Extremadura, hay una mina de finísima plata, de la cual en el tiempo que se benefició (¿luego en el año 1608 que se dice escribía el padre Coria , ya no se beneficiaba?) se sacó y labró grandísima cantidad y suma de ella. Y en el tiempo que se descubrió, no hubo otra semejante ni más rica en todas las Indias; la cual de presente está llena de agua y tierra; por esta causa cesó el beneficiarla. Y es cosa manifiesta y clara haber por allí grandes velas y minerales de plata, si quisiesen buscarla, como se hace en las Indias.

•Cuatro leguas del ilustre santuario de Guadalupe, y cerca de los lugares del Castañal, Nava, el Villar y

[ocr errors]

la Higuera, en las riberas del rio Vieja que por allí corre, hay algunas herrerías, en las cuales se labra y perGciona el hierro que se saca de ciertos minerales que allí cerca hay, los cuales permanecen en este tiempo, y parle de ellos son del conde de Oropesa.

• En Santa Cruz de las Cebollas, villa que fué cámara del obispo de Coria, hubo también antiguamente otra herrería junto á la villa, en la cual se purificaba y labraba el hierro que se sacaba de ciertas minas que allí cerca habla, como dello dan testimonio el dia de hoy la cantidad grande de las escorias que allí se ven, dos leguas desta sobredicha villa, en un lugar pequeño llamado Torrecilla, y es de la jurisdicción de la villa y castillo de Santibañez; de Mascoles se sacaba estaño junto al sobredicho lugar, y allí lo perficionaban y fundían en un horno que para este ministerio habia.

•En Villas-buenas, lugar de la sierra de Gata, asentado cerca del puerto que llaman de Perales, hay una manera de piedras, cuasi miraculosas, medicinales y de grande consideración y maravilla... en cada una de las cuales piedras se muestra muy clara y esculpida una cruz á la traza y modo de la que traen en sus pechos los caballeros de la orden de San Juan de Malta.»

«Una legua de... Cáceres, entre Levante y Septentrión, estuvo edificada... la ciudad de Sejeda, llamada de los Arevacos, á diferencia de otras ciudades que en su tiempo habia en España con el mismo nombre. De esta misma ciudad y de sus notables hechos hacen honorífica mención las historias antiguas. Fundáronla los celtiberos, señores en aquel tiempo de la provincia de Extremadura, dicha por ellos Vectonia ó Veturia, como la llama Plinio... La fundación y principio de esta ciudad fué en el año de 739 antes de... Jesucristo, en el tiempo que la dicha nación celtíbera entró por esta parte de la Lusilania, poblándola y también conquistándola. Apiano Alejandrino dice que esta ciudad estaba fundada al fin... de la Celtiberia entre los pueblos Betos... y tuvo muchas guerras y diferencias con los romanos por defensa de la libertad y la patria, como en este capitulo se verá, año de 131.- Lib. u, cap. u.»

Cap. Lxi. En el cual se irata de una solemne procesión que se hace en la villa de las Brozas todos los años el dia de san Marcos evangelista, en la cual se trae un toro muy bravo.

«Hay en la villa de las Brozas una iglesia dedicada al evangelista san Marcos, y en ella fundada una cofradía de gente muy honrada y devola de la villa, y por devoción y reverencia del Santo le ofrecen algunos toros, los cuales se guardan en las vacadas de la dicha villa , y llegada la víspera de la fiesta de san Marcos, sale el mayordomo de su iglesia con seis cofrades en busca del toro que para aquel año está ya señalado, y llegados el mayordomo y confrades á la boyada con unas varillas en las manos, acercándose al toro con mucha fe y devoción, en nombre de Dios y del Santo, dice el mayordomo estas palabras: «Anda acá, Marcos, que es ya tiempo y hora de ir á hallarte á la celebración y fiesta del evangelista san Marcos»; el cual oyendo esto, con ser un toro el más feroz y bravo que hallan , se rinde y amansa, y da lugar para que le saquen solo de la vacada, y le guian y traen á

« AnteriorContinuar »