Imágenes de página
PDF

Versos laudatorios del Excmo. Sr. D.Juan de Zúfiiga, marqués del Villar, de la Venus de Scgovia, del divino Ledcsma, de D. José de Aldana, canónigo de Scgovia, del L. Diego de Colmenares, cura propio de la parroquia de San Juan, del L. Jerónimo Díaz de Castro, de D.' Catalina de Dalvas Darona, hermana del autor.

Mucha parte de los versos de Dalvas son de circunstancias; es decir, que son versos mortecinos.

Los sonetos, como generalmente todos son versos largos, son muy endebles. Los mas son amorosos, y algunos satíricos y jocosos: son unos ti.

Las canciones son 6: flojas como los sonetos.

Octavas, 5 juegos, idem.

Tercetos, 2 juegos: los segundos son una sátira á una pedigüeña.

Égloga, muy inferior.

Romances, ."'i: es lo mejor de Dalvas.

Los pastoriles son lloridos, i los amorosos no les faltan afectos; los jocosos tienen donaire, y todos gran propiedad y pureza de lenguaje.

Redondillas, i juegos: id.

Quintillas, 5: id.

Décimas,22: id.

Glosas, 4.

Letras, 2: muy linda la de Huye la niña el rigor, f. 215.

Adagios: (es una tiramira de versos de tarabillas, pareados los consonantes al estilo de los perquéct.) No tienen gran chispa.

Jeroglíficos, 17.

Epigramas a los vicios, lio (no tienen mucha agudeza).

Enigmas, 4.

Al fól. 145, estampa un soneto á la pintura de la corte, por Juan Agudo Vallejo, a quien más adelante dirige una epístola en tercetos.

Fól. 149, soneto al Dr. D. Fernando de Vera y Alareon.

BANCES CANDAMO (d. Francisco AntoNio De).

* 1299. La Comedia | de | Duelos de ingenio | y fortvna. Fiesta Beal, qve se representó | á svs Magestades en el gran Coliseo | de el Bven Betiro, al feliz cvmplimiento | de años de el Bey Nvestro Señor | Don Carlos Segundo, | qve Dios gvarde, con loa, | y Saynetes. | Descríbese la festiva pompa | de galas y trages, el Beal aparato de Scenas, Mutaciones, | Apariencias, y Maquinas ingeniosas, con que la hizo ese | cutar el Excelentissimo Señor Condestable de | Castilla, Mayordomo Mayor del Bey | Nuestro Señor. | Escriviola Don Francisco | Antonio de Bances Candamo. | En Madrid. | En la Imprenta de Bernardo de Villa-Diego, Impressor | de su Magestad. Año de M.DC.LXXXVH.

Fól. mayor, hermosa impresión.—58 h.—sign. A-P.—Port. orí. en encarnado y negro.-v. en b.—Texto.

— 1300. Obras líricas de D. Francisco Antonio de Bances y Candamo, superintendente de Bentas Beales de Ocaña, Sancle

mente, Uveda y Baeza, &., que saca á luz D. Julián del Bio Marin, y dedica al Excmo. Sr. Conde de S. Esteban de Gormaz. Con privilegio en Madrid, á costa de Francisco Martínez Abad, impresor de libros. Hallaráse en su casa en la calle del Olivo bajo.

16.'—161 ps., con 66 más de principios. Entre éstas se cuenta la vida y escritos de don Francisco Antonio de Dances Candamo:

«Nació á 26 de Abril 1.662 en el lugar de Sabugo de Asturias, concejo de Grado, jurisdicción de Aviles. Su padre fué Domingo de Bances Grado Martínez : «u madre María López Candamo. Siendo de corta edad le enviaren sus padres á Sevilla, á la dirección de Don Antonio López Candamo, canónigo de aquella catedral, su lio, hermano de su madre; allí manifestó luego su pronto y vivo ingenio. Prendado de él el arzobispo Spinola (inzuían, le ordenó de menores, á 16 de Diciembre 1672. Estudió filosofía y empezó leyes y cánones, pero cortó su carrera la muerte de su tío.

»Con esta ocasión, y célebre ya por su ingenio, pasó á la corte. Fué muy querido de Carlos II.

• Nombrante administrador de rentas de Cabra, y en 1694 visitador general de alcabalas, tercias, cientos y millones de Córdoba, Sevilla, etc.

• Pasa en 1695 de proveedor de Ceuta, sitiada entonces por Muley Ismin, rey de Mequinez. Vuelve después á la corte.

»En 1697 fué nombrado administrador de Ocaña, y en seguida superintendente de rentas de Cuenca, y en 1699 de l'lbeda y Baeza. El de 1702 se le mandó pasar ó servir la deSanclemente.

• Pasa, en 1704, en comisión á la villa de Lezuza, donde murió, enterrándole de limosna porque no tenia bienes ningunos, dejando por heredero de lo que no tenia á su hijo natural D. Félix Leandro José, nacido en Madrid 27 Febrero 1691.

«Sus escritos fueron innumerables : el destrozo de ellos pendió del ningún sosiego que le dejaron sus empleos; en cada ciudad le quitábanlos papeles, de suerte que si quería tenerlos volvía á escribirlos. Los que dejó en Sanclemente, dejó al Excmo. Sr. D. Antonio Martin de Toledo, duque de Alba. Recogiólos todos D. Luis de Mergelina y los remitió al duque de Montellano, entonces presidente de Castilla, que los envió á su dueño en un cajón que tendría dos resmas de papel; y aunque después se procuró una copia, no tuvo efecto, quedando sepultados en eterno olvido con la muerte impensada de este gran principe.

«Las obras que bemos visto son las siguientes:

•Primera, Reglas y método de hacer una librería selecta, al Excmo. Sr. duque de Alba.

•Segunda, El teatro español, discursos hístóricopolitico-cristianos, en que se justifica el indecente horror de los espectáculos y fiestas romanas y griegas, y la decente diversión de las comedias españolas.»

BAÑOS DE VELASCO Y ACEBEDO (d. Jdan).

1301. Créditos de la sabiduría, y acción

la mas discreta de el Bey Salomón: dedica á la muy ilustre, noble y leal ciudad de Málaga D. Juan Baños de Velasco y Acebedo. Con licencia en Málaga por Mateo López Idalgo, impresor déla santa iglesia catedral, año de 1662. A costa de su autor.

8.*—216 ps., mis 8 de principios.- Aprob. de fray Juan de U Torre.—Aprob. de fray Lúeas Lozoya: La Merced de Madrid, 31 Enero 1652.-Prdl., etc.

— * 1302. L. Anneo | Séneca, | ilvstrado en blasones | políticos y morales, | y | sv impvgnador impvgnado | de si mismo. | Al Serenissimo Señor | El Señor D. Iuan de Austria. | Por | Don I van Baños de Velasco | y Azebedo. | Con licencia. | En Madrid. Por Mateo de Espinosa y Arteaga. | Año M.DC.LXX. | Véndese en casa de Antonio de la Fuente Mercader de Libros, enfrente de S. Felipe. (B.-O.)

4."—ÍOOb.-sign. S-SSiS- A-Yj-S.-Retrato grab. en cobre de D. Juan de Austria (en hoja suelta.) — Port.—v. en b.— Ded. Armada por el autor: Madrid, 21 Diciembre 1670.— Aprob. del padre Jerónimo de Salcedo: Madrid, 6 Junio 1669. —Lie. del ordinario.—Aprob. del padre Juan de Aguirre: Madrid, 2* Junio 1669.—Snma de la lie. por una vez al autor: Madrid , 15 Enero 1670.—Fe de Erratas: Madrid , 20 Marzo 1671.—Suma de la tasa.—Tabla de las cuestiones que se contienen en este libro.—Al lector:

«Si esta obra (mala por ser mia) te pareciere menos mal, te convido á otras que presto se verán impresas, y podrá ser alguna te parecerá algo bien. Vida y muerte del Bablisla, en discursos morales. El labio en la pobreza. Comentarios estoicos á Séneca. Tiberio Nerón César, discursos políticos y morales ponderados por el texto de Cornelio Tácito. Máximas políticas de un principe en las primeras acciones del rey Salomón; y otras más imperfectas pero no acabadas, que solicitaré acabarlas para que, imprimiéndose, tengan menos imperfección.»

Texto, con grabados en cobre.—Resumen de lo más selecto que se contiene en esle libro.—p. en b.

— * 1303. El | sabio | en la | pobreza, | Comentarios | estoycos, y históricos | a | Séneca. | Al ¡ Illvstris.m0 y Reverendis.m° | señor el señor D. Fr. Alonso de Santo Tomas, | Obispo de Malaga, del Consejo | de su Magestad. &c. | Por D. Ivan Baños de Velasco, | y Azebedo. | Con licencia | En Madrid, Por Francisco Sanz, en la | Imprenta del Reyno. | Véndese en la Puerta del Sol, en casa de la viuda de | Bernardo de Sierra, a la esquina de la Calle | de la Inclusa, y en Palacio. (B.-S.-R.)

i.'—152 b.—sign. 9 A-T.-Port. orl.-v. en b.—Ded. suscrita por el autor: Madrid, 8 Setiembre 1671— Censura del padre fray Alonso de Villaroel : Madrid, 30 Junio 1670.— Lie. del ordinario: Madrid, í Julio 1670—Aprob. del padre

Basilio liaren : Madrid, 16 Julio 1670.—Suma del priv. al autor por diez años: Madrid , 22 Junio 1671. —Fe de Erratas: Madrid, 2 Setiembre 1C71— Suma de la tasa: Madrid , 4 Setiembre 1671.—A quien leyere.—Texto.

BARAHONA DE SOTO (luis).

«Si el entendimiento es el que hace al liombre ser hombre, como dice uno de los más eminentes por el suyo, ilustrisimo (i) entre los muchos españoles ilustres en letras que florecieron en el reinado de aquel gran favorecedor de los ingenios, y favorecido él privilegiadamente de las musas,

El muy prepotente don Juan el Segundo, los hombres que han debido al cielo un talento sublime, y le aprovecharon para lustre de su patria y delicia de los amantes del saber, son merecedores de que se honre perpetuamente su memoria.

»A pocos entre nosotros es más bien debido esle homenaje que al Dr. Luis Barahona de Solo. Ingenio á todas luces de los más favoritos de Apolo, en concepto de médico y de poeta.

«Sus contemporáneos le celebran como hábil y experto en el ejercicio de la profesión médica. Lope de Vega, en su Laurel de Apolo (silva u), le apellida por antonomasia:

El médico excelente,
Que en láminas de oro
Escribid la ventura de Mcdoro.

«Como poela, le celebran á porfía no menos sus contemporáneos que sus trastemporáneos. Con especialidad Cervantes, se deshace en elogios de él; en la Calatea (por los años de IScU), le celebraba (2) ya en el canto de Caliope de

Varón insigne, sabio y elocuente.

•Espinel, que no era nada pródigo en elogiar á nadie, puesto que el mismo Cervantes leñóla su lanío de Zoilo, encarece sobremanera también su merecimiento, diciendo en la Casa de la Memoria (año de 1593) que entre los poetas de España había para con Barahona

Pocos iguales, y mejor ninguno.

•Estas alabanzas, tributadas al mérito real en vida del alabado, se acrecentaron más y más después de su muerte. Cervantes vuelve á celebrarle en su Viaje del Parnaso. Pero nada ha levantado más de punto la gloria del claro ingenio lucenes, que aquel piropo en el escrutinio de los libros caballerescos de O. Quijote, donde dice su aulor inmortal que Barahona fué uno de los famosos poetas del mundo, no sólo de España. V sobre todo, con lo que más le inmortaliza, es con aquel feliz retruécano, cuando nombrando uno de los interlocutores el poema romántico de Barahona Lágrimas de Angélica, «lloráralas yo» (salta otro), sitan precioso libro fuese á dar del brazo secular del ama del buen Quijada al quemadero.

(1) Don Alonso García de Cartagena, hijo del qnondam R. Selomoh Halevl, después D. Pablo de Sania María, obispos, padre é bijo, de Burgos.

(2) Créese ademas, y no sin buenos fundamentos críticos, que el pastor Lauso de la Galaica, ei Luis Barahona. (A'o/ai de Gallardo.)

• La Angélica de Barahona de Soto es el primer poema original del gusto orlándico que tenemos en castellano. Ya se ba hecho tan raro, que apenas bay español que sepa ni aun su titulo á derechas; por eso hubo de reimprimirle años pasados, en Madrid, la casa de Sancha, que tantos y tan buenos libros escasos nos ha hecho comunes; pero la empresa, sin duda por los malos tiempos que se han atravesado, hubo de quedarse en fárfara. En gracia, pues, de los que ignoran basta el titulo de este libro peregrino, le estamparemos aquí integro: y es

•Primera parle de la Angélica de Luis Barabona de Soto al Excmo. Sr. duque de Osuna, virey de Ñapóles. Con advertimientos á los fines y breves sumarióse los principios por el presentado fray Pedro Verdugo de Sarria, y con privilegio de la C. 11. M., impreso en Granada en casa de Hugo de Mena, á costa de Juan Uiaz, mercader de libros, año 1586, 4.°

•El público no ha visto sino esta primera parte ; de la segunda se ignora la existencia y el paradero.

•El de muchas desús poesías inéditas era también desconocido basta estos últimos años, que se descubrió un rico tesoro de ellas en Sevilla , creo, en la rica y preciosa librería del conde viejo del Águila. López Sedaño estampó algunas en su Parnaso; entre ellas la Fábula de Acleon, que sin disputa es de lo más atildado y hermoso que se ha escrito en poesía.

• Pero en medio de esta celebridad tan sostenida, Barahona de Soto es más conocido por sus escritos que por su vida ; si bien la vida de los escritores está en sus obras. De aquella apenas se sabe sino que nació en Lacena, y que vivia, tras largas peregrinaciones , de médico en Arebidona. Has ¿ dónde murió? Cuándo nació?

•Del nacer se sabe el dónde, y se ignora el cuándo; del morir se ba ignorado en los moldes todo, año y lugar, hasta ahora que, á buena dicha, mi afición á trastear vidas y escritos de españoles estudiosos me ba traído á la mano unos mamotretos que con titulo da Tardes divertida/ dejó al morir, á punto de imprimirse , el año de 1823, el presbítero D. Francisco Ramires de Luque, en ilustración á la historia de su patria, Lucena, donde se lee el siguiente documento necrológico, que estampo aqui en obsequio de los curiosos, y para ilustrar la buena memoria del más famoso de los luceneses (después del guapo Francisco Esteban). Dice asi:

•(Semana V, larde I):

>D. Francisco Artiaga y Rojas, Colector de la iglesia parroquial de mi Sra. Sta. Ana de esta villa de Archidona, certifico : que en el tomo iv de Funerales de esta Colecturía de mi cargo, al fól. 93, primera plana de la única partida á la letra, consta cómo murió el L. Luis Barahona de Soto abtnteslato en 6 de Noviembre de 1393 años. Todo lo cual consta de la citada partida á que me refiero. Y para que conste doy la presente en esta dicha villa de Archidona, en 2 dias del mes de Abril de 1783.—D. Francisco Artega (tic) y Rojas.»

•Castro del Rio, 1.° de Noviembre de 1831.—B. J. Gallardo.

(Diario Mercantil de Cádiz, núm. 3,480, correspondienteal dia 13 deNcviembre de 1831.)

— * 1304. Primera parte | de la Angélica de Luys | Barahona de Soto. | Al Excelentissimo | Señor Duque de Ossuna, | Virrey de Ñapóles. | Con aduertimientos á los fines de los cantos, | y breues summarios á los principios, por | el Presentado Fray Pedro Ver | dugo de Sarria. | Y con priuilegio de la Catholica | Magestad Real. | Impresso en Granada en casa de Hugo | de Mena, á costa de loan Diaz | mercader de libros. | Año de. 1586. | Esta tassado en (Al fin.) Con licencia del | Consejo Real | Se acabó la primera parte de las Lágrimas de An | gálica. Copuestas por el Licenciado Luys Barahona de Soto Médico, y Philosopho. Impressas en la | muy noble, nombrada y gran ciudad de | Granada. En la emprenta de Hugo de | Mena. A costa de loan Diaz | mercader de libros. Año | de mil y quinientos y | ochenta y seys.

4."—255 h.-sign. • A-li.-Port.-Priv. al autor por diez afios: Tous, 21 Junio 1585.— Ded. suscrita por el autor, sin fecha.—Sonetos laudatorios del L. Juan de Faria, don Manuel de Benavides, Pedro de Cáceres de Espinosa, Juan de Sosa, y Gregorio López de Beuavente.—Este último i los lectores.—Composiciones latinas del Doctor Lopeí de Rivera y de Felipe de Rivera.—Texto.—Nota Anal.

— 1505. Poesías.

MS. en 4.\ 1. del siglo xvu.
Empieza con la

Dedicatoria del L. Luis Barahona de Soto. El divino poeta al marqués de Peñafiel, D. Juan Tellez Girón. «Al fin parecerá penoso atrevimiento... etc., después de haberlas besado humilmenle.t— (Firmado.)— L. Luis Barahona de Soto.

De esta misma letra, que no es de Barahona,están escritas las mis de las poesías que de él contiene el códice que tengo delante. Muchas, sin embargo, no son de este ingenio, sino de Juan de la Cueva, según he visto al examinar sus manuscritos originales.

TIBLi.

Canción del divino Solo.
Empieza:

No es tiempo de callar quien Unto siente...
Acaba:

A quien supe que había de acabarme. (Consta de 8 estancias de á 12 versos), f. 1.

Elegía, ó canción lamentable del divino Soto, i la pérdida del rey D. Sebastian en África.

Empieza:

Qué entrañas de piedad y amor ajenas... Acaba:

Con gloria de Marruecos y Trudante. [8 estancias de i 20 versos), f. 3-6.

Elegia del divino Soto, á una vieja enamorada, amiga de mochadlos.

Empien:

Escacha un poco, y dame aleóla oreja... Acaba:

Si puede haber razón do arde la nieve. (18 tercetos), r. 6-8.

Madrigal de Solo.
Empieza:

Alegres ojos, dulce, grave, honesto...
Acaba:

Y al fin cercarse de un esmalte frío. f. 9.

Soneto de Soto.
Empieza:
No es tiempo ya, cruel, que mis te escondas... f. 9.

Lamentaciones de Luis Barahona de Soto. Lamentación 1.* Empieza:

Acaba:

[ocr errors]

Oid, nuevos amadores, Las maravillas de amor...

[blocks in formation]
[ocr errors][merged small]

Cuando amor me lastimaba... f. 20.

Lamentación 7.a

Empieza:

Aquestos vientos helados

De relámpagos y truenos... Acaba:

Que espere verte en tus manos. (9 coplas.)

Canción.

Siempre os he de ser quien fui. í. 21.

Lamentación 8.a

Empieza:

Oh! cómo ya se pasaron

Los días de mi contentoAcaba:

Si de amores fenecieren.

(9 coplas.)

Canción.

No tengo ya que temer... f. 2-23.

Lamentación 9.a

Empieza:

Vuelve los ojos, sellora,
A los dados hechos dellos...

Acaba:

No lo crees aunque lo creas.

(9 coplas.)

Canción.

No sé donde me metí... í. 23.

Lamentación 10.

Empieza:

De mis servicios no quiero
Agradecimiento alguno...

Acaba:

En tu vida sustentado. (7 coplas.)

Canción.

Si de ver en mi dolor... f. 25-27.

Elegía. Empieza:

Quién me conceder!, señora mia... f. 17.

Acaba:

Ardiendo en estas llamas do me veo.

(14 tercetos.)

Elegía. Empieza:

Pagado había del invierno helado...

Acaba:

Ingenio de mis alto y largo vuelo, f. 28.

(18 tercetos.) Elegía.

Empieza:

Hincha de sus nazafias y proezas... (40 tercetos.)

Acaba:

Llorando el tiempo desprendido en vano. f. 28-29.

Comienzan los sonetos del mismo Solo.
Cuántos oirán mis lástimas riendo... f. 30.
He resistido todo lo posible...
Yo que en alegre libertad propuse...
Dijome amor, en viéndome enlazado...
Llévame mi deseo á aquella parte... f. 31.
En la guerra cruel que amor me hace...
Menos rigor usaba amor conmigo...
Desde aqueste lugar veo una senda... f. 32.
La dulce voz de mi amorosa lira...
Sisifo ya cansado del quebranto...
Es posible que en vos hay tanta safia?...
Aunque quiera decir alguna parte... f. 33.
Cual suele al pajarillo i quien la liga...
Ojos bellos, suaves, piadosos...
Desengaüado estoy de la esperanza...
Burlábame de amor, cuando era mió... f. 31.
Hoy, según es mi cuenta, veo cumplido...
Delante de mis ojos se presenta...
Cuando en mi alma represento y miro... f. 35.
Forzado de dolor que estoy sufriendo...
Mis quejas sin efecto doy al viento...
No se puede negar, sefiora mía...
Perdida de llorar la flaca vista... f. 36.
Sin luz navego en tiempo tempestuoso...
Ligadas hebras con la trenza de oro...
Pruebo tantos dolores en mi pena...
Don Juan, en el dolor que me fatiga... f. 37.
Cansadas horas llenas de cuidado...
Lazos que al Aero mar tenéis ligado...
De qué sirven, amor, ya las saetas?...
El real sobrenombre que la guerra... f. 38.
Señora, no os conmueve mi fortuna...
Vos sois la causa del tormento mió...
Si el acordaros más de mi os conmueve...
Amor de envidia de mi buena suerte... f. 39.
Luces de un sol divino en velo humano...
Fuera de dar remedio al mal que siento...
Miro el lugar de donde amor me lanza...
Ira tengo de mi, porque á despecho... f. 40.
En cnanto está encubierto el amor mió...
Presento á Dios, pues él sabe el secreto...
Amor me muestra un áspero camino...
Ojos, de donde amor me hace guerra... f. 41.
Seré de vos creído, si os dijere...
Cansado de la larga trabajosa...
Cubrid una escura noche el dia sereno...
Quiero que seas testigo, oh Bétis claro... f. 42.
Cuan trocada que estás, ventura mia...
Esta trenza de oro, que tejida...
Tengo duda cuál suerte me conviene...
Horas breves, contadas por el hado... f. 43.
Mueve el templado céfiro su aliento...
¥o me voy consumiendo en un deseo...
Acuerdóme del tiempo que amor pudo...
Cúrtame un miedo á no pasar delante... f. 44.
No hallo parte en mi por do merezca...
En varios ejercicios ocupaba...
Cansado de seguir mi desconcierto...
Cuando de la que adoro soy mirado... f. 43.

Las frescas ondas de una oculta fuente...

Este juvenil brio, con que aguardo...

Padre Apolo, que el cielo consagrado... f. 46.

Sefiora , á mi despecho vivo tanto...

Vais, sefiora, huyendo de escucharme...

Toda la noche y todo el dia lloro...

Salgóme de entre el trato de la gente... f. 47.

Amor, quieres hacer una hazaña...

Suaves ojos, con que amor me ceba...

Belleza celestial que nos demuestra. .

Á ti, Bétis, consagro aquesta lira... r. 48.

Bétis, quiero un consejo darte sano...

Aléjase de mi toda esperanza...

Suelo mover mi cuento y querellarme...

Por testimonio de la pena mia... f. 49.

Por esa beldad pura qne yo adoro...

Ninguna suerte alcanzo que convenza...

De temeroso horror y sombra escura...

En esta parte donde el sol ardiente... f. 50.

Cuando ausente me hallo de mi gloria...

Muéstrame amor unos azules ojos...

Tantas mudanzas veo en el bien mío...

Si la lira de Febo conmovía... f. 51.

De tal suerte me trata mi deseo...

Cuanto más mi dolor os represento...

A dónde vais, suspiros míos, perdidos!...

No está en partir mudarse el amor mió... í. 52.

Hermosa fuente, cuyo nacimiento...

Después que la sangrienta y bella mano...

Un lustro es ya cumplido desde el dia...

Pena, no es pena la que por vos siento... f.53.

Á porfiados rústicos herían...

Llorad, ojos, que vistes unos ojos...

Tengo miedo esparcir de gente en gente...

I.i luz que adoro, que al lumbroso dit... f. 54.

En lazos que amor hizo por su mano...

Yo canto del amor la ardiente ira...

Quien puede en un engaño sustenlarsc...

A dónde me lleváis, ojos cautivos?... f. 55.

El labrador del yugo trabajoso...

El mar enfurecido y proceloso...

Fijada está en su norte el alma mia...

De paso en paso voy á dar conmigo... f. 56.

Cantando Orfeo con dorada lira...

Por adular á César Tolomco...

Lleva de gente en gente amor mi canto...

Canción 1."

Empieza:

De la vida cansado, voy siguiendo

La muerte que me huye por más daño...

Acaba:

Que en virtud de mi fe creerán mis quejas.

(11 estancias, de á 13 y el remate), f. 57-9.

Canción 2.a

Empieza:

Largo tiempo viví de amor seguro,
Que su fuerza no pudo sujctaimc...

Acaba:

Dirás que no hay razón do amor se anida.

(6 estancias y el remate), 59-60.

« AnteriorContinuar »