Catálogo bibliográfico y biográfico del teatro antiguo español: desde sus origenes hasta mediados del siglo XVIII

Portada
M. Rivadeneyra, 1860 - 724 páginas

Dentro del libro

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 108 - Una vez lo consiguieron con una prelada muy santa y muy candida que creyó que el estudio era cosa de Inquisición y me mandó que no estudiase. Yo la obedecí (unos tres meses que duró el poder ella mandar) en cuanto a no tomar libro, que en cuanto a no estudiar absolutamente, como no cae debajo de mi potestad, no lo pude hacer, porque aunque no estudiaba en los libros, estudiaba en todas las cosas que Dios crió, sirviéndome ellas de letras, y de libro toda esta máquina universal.
Página 196 - Certamen poético que con motivo de la Canonización de San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier, y de la Beatificación de San Luis Gonzaga se celebró en la ciudad de Gerona en 1622.
Página 52 - Sexta Parte de Comedias del célebre poeta español Don Pedro Calderón de la Barca...
Página 389 - Quarta parte de las comedias del Maestro Tirso de Molina. Recogidas por don Francisco Lvcas de Auila, Sobrino del autor.
Página 205 - Que no me han de escuchar estoy temiendo, le repliqué, ya si el ir yo no importa, puesto que en todo obedecer pretendo. Que no sé quién me dice y quién me exhorta que tienen para mí, a lo que imagino, la voluntad, como la vista, corta.
Página 25 - Mariana y Angelilla mil mañanas se acuerdan de Hametillo, que a la tienda las llevaba por chochos y avellanas. Y Lucinda os suplica no se venda sin que primero la aviséis del precio. Quedaos con Dios, Gaspar, y no os ofenda este discurso tan prolijo y necio.
Página 128 - Comentarios del desengañado de si mesmo , prueba de todos estados, y elección del mejor de ellos.
Página 48 - España , llegando el caso de que las hagan y autoricen los comediantes, convidando á ellas y á un sermón de Guerra , el trinitario , como únicos favorecedores de los ingenios. Bastante desengaño de la hediondez en que se convierten los aplausos de esta vida.
Página 111 - Juana Inés de la Cruz religiosa professa en el Monasterio de San Gerónimo de la Imperial Ciudad de México. Que en varios metros, idiomas y estilos, fertiliza varios assumptos: con elegantes, sutiles, claros, ingeniosos, útiles versos: para enseñanza, recreo, y admiración.
Página 88 - Y esto es verdad que no se me puede contradecir, y aquí entra el salir yo de los límites de mi llaneza: que se vieron en los teatros de Madrid...

Información bibliográfica