Imágenes de página
PDF
ePub

en artes y profesor de humanidades en solicitud de que se le admita como individuo corresponsal de esta ilustre Corporacion; y oido el parecer de la Junta preparatoria, sué acordado, con beneplácito, así por las circunstancias recomendables del aspirapie, como por la grata recomendacion del benemérito señor Coode y respetable mediacion de S. E., que se conteste inmediatamente dicho oficio acompañándose la patente para que por el propio conducto llegue á poder del interesado.

Dada cuenta con un oficio del Excmo. Sr. cûnde de Villanueva, Intendente general de ejército, Superintendente delegado de Real Hacienda, insertando el acuerdo de 15 de febrero celebrado por la Juna superior directiva en órden á los auxilios prestados para el establecimiento de la instruccion primaria en la colonia Reina Amalia, quedó enterada y satisfecha la Junta de la favorable cooperacion acordada por parte de la Real Hacienda con 34 pesos mensuales de los productos de arbitrio de migueletes prisioneros, que con los 17 consignados por la Real Sociedad forman la cuota de 51 pesos mensuales por el término de un año desde el dia en que quede establecida la escuela, y á reserva de que se delermine lo conveniente con vista de los l'esultados en aquel período; lo cual se habia comunicado ya por órden del Sr. Direccor para el debido arreglo en el respectivo descuento de la cuota asignada por el Cuerpo.

Visto un oficio de los Sres. Contadores mayores del tribunal de cuentas su fecha 12 del pasado remitiendo el pliego de advertencias estendidas por el contador D. Melquiades S. Pedro encargado de la glosa de nuestras cuentas de 1836, con el designio de que arreglándose á ellas las oficinas, se informe el sistema de contabilidad, fué acordado que se acuse el recibo y se comuniquen á la contaduría las indicadas advertencias para que sean puestas desde luego en observacion.

Tomado de nuevo en consideracion el espediente formado por el Ayuntamiento de la ciudad de Santiago sobre el establecimiento de una escuela de enseñanza primaria, que devolvió el Gobierno con objeto de que a la mayor brev dad se designase el preceptor que debjera rcgentearla, con cuyo objeto fué pasado á la Seccion de Educacion; y visto el informe de la clase relativo á haber enviado el memorial y documentos de su esperimentado profesor al Sr. Teniente de Gobernador de Santiago con el mismo aspirante, fué acordado se devuelva dicho espediente al Gobierno con el correspondent: oficio en que se inserte lo manifestado por la seccion.

Aprobado el dictámen de la propia clase de educacion en órden á la solicitud de la diputacion de Trinidad para que se le concedan como medios de restablecer la escuela de aquella ciudad

destruida por el temporal de Octubre el derecho titulado de benefcencia y el arbitrio de crear una rifa cuyos ingresos se dediquen al ramo de la educacion, fué acordado de conformidad que se recomiende eficazmente la solicitud de la diputacion para que si no es posible que alcance el éxito de sus pretensiones, no quede desamparada en su celo recomendable sin poder realizar el iniportar le bien que procura; á cuyo fin se devuelva el acta al Gobierno con el correspondiente oficio en que se inserte el de la clase.

Dióse cuenta con un papel del secretario de la Seccion de Industria y Comercio, dando cuenta de haber quedado instalada desde 2 del corriente la clase de contabilidad mercantil á cargo

dad de alumnos por la Sociedad D. Bernardo Augusto y Guridi, D. Nicolas Ruiz y Gallegos, D. Juan Igualada, D. José Rico y Espada, D. Tomas Miguel de Aljovin, D. Luis Saez de Ribeaupierre, D. Manuel Vizcaino y Matos y D. Gabriel Cabrera; y en consecuencia fué acordado que se comunique á la contaduría á los efectos consiguientes. Al secretario de la misma Seccion de Industria y Comercio se mandó pasar el censo de la industria agrícola de la villa de San Antonio remitido por el Gobierno á los efectos acordados. - A mocion del amigo D. Felipe Poey en nombre de la comision nombrada para informar sobre un proyecto de reconocimiento geológico de la Isla semejante al practicado en el Estado de NewYork, se acordó que se asocie á dicha comision el profesor D. Pem

. Leido un memorial de D. Nicolas Campos, teniente del Real Cuerpo de ingenieros en solicitud de que se le dé posesion de la medalla de oro que le fué concedida como parte de premio por una memoria y reconocida la justicia de la pretension, fué acordado que el Sr. tesorero informe sobre los medios de tirar dichas medallas para que á la mayor brevedad se cubra esta parte de respousabilidad de la junta, contestándose á Campos que se tendrá presente su arreglada solicitud. - Leida una memoria escrita por el amigo D. Felipe Poey, á indicacion del Sr. Director sobre el establecimiento de un Museo de historia natural en esta ciudad; oido sobre dicho proyecto el favorable informe de la junta preparatoria y aplaudiendo la Sociedad el celo, la exactitud, sólida instruccion y cabalidad con que ha sabido el amnigo Poey desempeñar una cornision tan importante y tan digna de sus conocimientos, habiendo demostrado la utilidad del proyecto bajo todos sus aspectos, no ménos que la posibilidad de realizarlo, fueron aprobadas sus ideas y se acordó que en la próxima junta se dé cuenta con la misma memoria y las indicaciones que obran en el archivo y que sobre el mismo objeto es

cribió el Sr. D. Ramon de la Sagra, á fin de que recaiga la conveniente resolucion sobre la ejecucion del mismo proyecto, puesto que para entonces deberán dar cuenta tambien los señores D. Juan Agustin de Ferrety y D. Juan José Presno, del encargo que les hizo la preparatoria para ver si se consigue un local á propósito en alguno de los conventos de esta capital.

El Señor Director manifestó que el Sr. cónsul de los EstadosUnidos de América se habia servido comunicarle que tenia semilla del maiz renombrado que produce de cuatro á ocho espigas en cada planta, y que se conoce con el nombre maiz prolífico de Baden; siendo este maiz el resultado de 25 años de esperiencia de parte de Mr. Baden agricultor de los Estados Unidos, quien con el fin de mejorar dicha planta no ha usado durante aquel tiempo sino granos escogidos para siembra, y siendo los dos particulares observados y que se han de observar por aquel que desee obtener las virtudes prolíficas de este maiz; primero: escojer para sembrar aquellas plantas que tienen el mayor número de espigas ó mazorcas, prefiriendo las de un buen tamaño, y segundo: de dichas espigas escoger para sembrar solo los granos del centro desechando los de las estrernidades. Anunció asimismo su señoría, que el espresado Sr. cónsul habia tenido la bondosa atencion de pasarle cinco paquetes de semilla que quedaban repartidos, con el objeto de que observadas la prolijidad y reglas del acreditado agricultor Mr. Baden, se propague en la Isla tan útil grano para ayuda del sustento de las fiucas; escusándose el Sr. cónsul de no proporcionar mayor cantidad de simiente por no haber recibido mas en razón de los muchos pedidos que se hacen á Mr. Baden, pero siendo el producto de la ofrecida suficiente para estenderla, si se cultiva con el cuidado que merece. Y viendo la Junta confirmadas así las repetidas comunicaciones que sobre este particular le tiene hechas con celo laudable el amigo D. Joaquin José García, acordó que se consignase la noticia en el acta para su debida publicacion en las Memorias é instruccion general; habiendo dado ya las debidas gracias al Sr. cónsul el mismo Sr. director.

Con muestras de justo sentimiento recibió la junta la noticia del fallecimiento del señor D. Enrique de Andrade y Pacheco, su individuo de número, y dispuso que así se hiciese constar en el acta, como testimonio de su aprecio y consideracion; terminando la sesion con esto.

APUNTES
PARA LA HISTORIA DE LA ISLA DE CUBA.

GOBERNADORES.

(CONTINUACION.)

Faltábale á la Habana un genio sobresaliente que á la cabeza de su gobierno continuase los planes de su prosperidad, trazados por el marques de la Torre, se presentó en 1790 el Excmo. Sr. D. Luis de las Casas, cuyo gobierno forma época en los fastos de nuestra historia. Es menester, sin embargo, declarar que durante su mando esperimentó la Habana determinaciones muy violentas; pero es tambien constante que el bien que se le debe excede sin comparacion á los males á que dió lugar, y es por consiguiente de una trascendencia que hará el debido honor á su memoria. Este general ya miraba con aficion á esta ciudad, y se dice que habia formado una idea ventajosa de sus 'naturales, desde que estuvo en ella con las tropas destinadas a la pacificacion de la Luisiana, bajo las órdenes del general conde de O-Reilly, habiendo sido testigo de las demostraciones de alegría con que todas las clases del pueblo recibieron á su general, y de la franqueza con que se ofrecieron las milicias á servir en aquella espedicion mandada por un gefe á quien amaban y respetaban como á su creador. Casas rectificó sin duda este concepto cuando entró de gobernador, y percibió el prodigioso aumento, que habia tomado la Habana, en su poblacion, comercio y modales conforme á los de las naciones civilizadas.

Desde luego se aplicó este gefe á perseguir los vagos, y en este procedimiento se esperimentaron los abusos de algunos encara gados de la ejecucion. Tambien se propuso establecer una Sociedad patriótica de que carecíamos y que es tan propia de las ciudades cultas. Este feliz establecimiento manifestó inequivocamenle la bella disposicion de los habaneros para las letras, y su actividad y emulacion, en obsequio de la patria. Entonces estimulados por el genio de su primer presidente, se vieron salir con profusion de las prensas proyectos sobre agricultura, comercio, medicina, educacion, policía, bellas letras, ereccion de estátuas, todo se puso en movimiento. Y ojalá hubiera continuado el mismo calor, tan indispensable para vivificar el cuerpo patriólico, que dolorosamente desmavó bastante con la ausencia de su fundador. El establecimiento de la casa de Beneficencia, cuyo nombre envuelve su mismo elogio y utilidad, no honra ménos la memoria de Casas. Varios vecinos principales se presentaron á S. E. con la suscripcion formada de 36.000 pesos para la ereccion de un edificio tan conducente al alivio de la indigencia, y el gobernador recibió el proyecto con un entusiasmo que dió la mejor idea de sus sentimientos. Este gefe citó en consecuencia por medio de esquelas políticas á muchos sugetos del vecindario, capaces de coadyuvar con algun contingente al establecimiento proyectado, y lograda la reunion á 22 de Marzo de 92, les hizo el discurso que sigue: ,,Sres.: algunos vecinos de esta ciudad, lastimados de ver sus ca„lles se nbradas de mendigos necesitados sin amparo, de viciosos „pordioseros sin sujecion, de huérfanos abandonados en la senda „de la corrupcion sin refugio, anhelando la ereccion de un hospi„cio en que el verdadero necesitado halle asegurada su incierta ,,subsistencia, el vicioso pordiosero la sujecion al trabajo que re„pugna, y el tierno huérfano la educacion conducente para ser útil ,,á la república, y asi mismo, han deseado que yo convoque esta „Junta. La magnitud de la empresa (sin fondo alguno efectivo ,,con que contar para ella) tenia (desconfiando del éxito) suspensa „mi resolucion; pero al ver que algunos celosos patriotas me pre,,sentaron una suscripcion de 36.000 pesos mirando que estaba di„fundido en otros este mismo fervor; y considerando que parecia „ser la época que el destino señalaba para esta insigne obra, me,,diante las riquezas que derrama la divina Providencia, sobre los „hacendados de esta Isla, con el estraordinario valor que ha teni„do el presente año, y prepara para los sucesivos al precioso fruto „de su suelo, contemplé debido no desaprovechar tan favorable „oportunidad, y me decidí á intentar la consecucion de tan benéfi„co proyecto. Grande es la empresa, señores, pero grande es tam„bien la munificencia del Soberano, grande la disposicion de sus „ministros á favor de estas casas de misericordia, gravde la nece„sidad de una de ellas en este pueblo, grande el espíritu y caritati„va liberalidad de este vecindario y grande mi deseo de proporcio„nar á esta ciudad tan indispensable establecimiento.

„A este fin he convocado la Junta de hacendados, que me ha „presentado ini memoria, y diputados del comercio: espero que ca„da uno de los presentes ofrezca voluntariamente lo que le dicte la „piedad, y permitan sus facultades, y que al mismo tiempo hagan „el acuerdo que contemplen mas conforme, así para la construccion ,,de la obra, como para el gobierno sucesivo del establecimiento.”

Desde luego se aumentó progresivamente la suscripcion, y se acordaron algunos puntos para el gobierno del establecimiento, entre los cuales se dispuso que el hospicio se fabricase bajo la advocacion de la Inmaculada Concepcion, y estuviese á cargo de la

« AnteriorContinuar »