Viaje de un naturalista alrededer del mundo, Volumen 2

Portada
Edición La España Moderna, 1899
1 Reseña
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 150 - ... sentí al principio tal sorpresa que no quería creer en las pruebas más evidentes. "Me encontraba en un lugar en que en otro tiempo un grupo de árboles hermosos había extendido sus ramas sobre las costas del Atlántico cuando este océano, rechazado hoy a 700 millas de distancia (1226 kilómetros), venía a bañar el pie de los Andes.
Página 204 - A 85 pies de elevación he encontrado sumergidos entre las conchas y los detritus arrastrados por el mar algunos cabos de hilo de algodón, pedazos de caña tejidos y una espiga de maíz.
Página 219 - En una palabra; pájaros, plantas é insectos tienen el carácter del desierto, no tienen colores más brillantes que los de la Patagonia meridional. Podemos asegurar, pues, que los colores magníficos que de ordinario se ven en las producciones Intertropicales, no provienen ni del calor ni de la luz particular de estas zonas, sino que se deben á otra eausa: quizá á que las condiciones de existencia son más favorables á la vida.
Página 18 - ... enormes escollos del Océano occidental, donde ninguna roca, por dura que sea, puede resistir mucho tiempo la acción de las olas. Delgadas capas de esta planta acuática bastan para formar excelentes rompeolas flotantes, y se hace muy curioso advertir cómo súbitamente las olas más grandes que llegan de lejos disminuyen de altura y se transforman en agua tranquila al atravesar esos tallos indecisos.
Página 105 - El terremoto trastrueca en un instante — dice — las más firmes ideas; la tierra, el emblema mismo de la solidez, ha temblado bajo nuestros pies como una costra muy delgada puesta sobre un fluido. Un espacio de un segundo ha bastado para despertar en la imaginación un extraño sentimiento de inseguridad que horas de reflexión no hubieran podido producir. El viento, en el momento del choque, agitaba los árboles de la selva y yo...
Página 207 - DARWIN. 15 de Septiembre de 1835. — El archipiélago de las Galápagos se compone de diez islas principales, de las cuales cinco son mucho más grandes que las otras. Está situado este archipiélago junto al Ecuador, a 500 o 600 millas al Oeste de la costa de América.
Página 218 - ... podido creerse hallándose en el Ecuador. Esto parece probar que las mismas causas cuya acción ha hecho disminuir el tamaño de algunas de las especies inmigrantes, han obrado también haciendo más pequeñas y de colores más obscuros la mayor parte de las especies peculiares del archipiélago de los Galápagos.
Página 217 - ... silvia. El pico del Cactornis se parece algo al del estornino; el del cuarto subgrupo, Camarhynchus, afecta en cierto modo la forma del papagayo; al considerar esta gradación y diversidad de conformaciones en un grupito de pájaros tan próximo unos a otros, podría creerse que en virtud de una pobreza original de pájaros en este archipiélago, se había modificado una sola especie para llegar a fines diferentes.
Página 36 - ¡Qué admirable espectáculo el de estas montañas, cuyas formas se destacan sobre el azul del cielo, y cuyos colores revisten los tintes más vivos cuando el sol se oculta por el Pacifico!
Página 84 - Hilos de agua que circulan bajo el suelo completan la desorganización de las materias vegetales y consolidan el todo. "El clima de la parte meridional de América— añade— parece especialmente favorable á la producción de la turba.

Información bibliográfica