Imágenes de página
PDF
ePub

famosa en aquel tiempo, el curioso abogado Gaspar de Baeza en su tratado de Inope debitore, que salió impreso despues de su muerte en Granada año 1570, cap. 16, núm. 47, fol. 115 en estos términos. Deinde hac nos« tra tempestate in oppido quod vulgo dicitur Melgar de « Herramental incolæ non ferunt fidalgum quemquam via vere nisi renunciet fidalguiæ. Renuntiatio autem fædo « aclu et lurpi stratagemate fit. Erigitur scilicet ingens « stercoris cumulus arreptamque lanceam fidalgus in ster« quilinium contorquet, addito elogio: yo renuncio la « hidalguía. Neque hæc renuntiatio à senatoribus hujus « gravissimi Prætorii improbatur, licel barbaricum stra« tagema non placeat."

Si una bajeza tan indecente, absurda y bárbara permitian entonces nuestras costumbres, y la toleraba en su desprecio el mas infame en algun lugar del reino por apartado que fuere, cuanto mas en lo interior de la tierra patente de Campos, la pundonorosa nobleza de la nacion, es prueba que no se hallaba entonces en el orgullo y estimacion que solia merecer. Pero tales acciones vituperiosas pasaban sin duda á espaldas de los nobles entre los villanos en sus concejos, y no eran noticiosos formalmente, porque de otro modo ó hubieran valido poco, ó no hubieran podido menos de extirparlas con escarmiento.

EI P. M. Risco en el tom. 36 de la España Sagrada, que imprimió en Madrid año 1787, pág. 23, núm. 50, hablando de los privilegios que la Santa Iglesia de Leon tiene del Señor Rey D. Alonso XI, escribe lo siguienle: "Entre los privilegios que D. Alfonso concedió á D. Juan « de Ocampo y su Catedral, es digno de particular me« moria el que despacho en la era de 1380 (año 1342), « concediendo que todos los que tuviesen heredades de « la iglesia de Leon y de su obispo no pudiesen ser reaa lengos ni vasallos de otros señores, bajo la pena de « perder las heredades.

“ Confirmó tambien en el mismo año el Rey otro a privilegio concedido por D. Fernando I en la era 1085 « (año 1047), dirigido a que ninguna justicia del Rey « entrase á prendar en los lugares de la iglesia, ni por a muerte ni por otra causa. Fué dada esta confirma« cion en la ciudad de Leon á 12 de marzo de dicho año 1342."

De este privilegio de D. Fernando I hizo mencion en el tomo antecedente 35, pág. 62, núm. 74, y dice haberle librado en primero de octubre de dicho año 1047 ó era 1085, firmado del Rey y Reina y de los prelados, abades, condes y caballeros, y que por él confirma los testamentos y donaciones que la iglesia legionense tenia por liberalidad y devocion de todos sus antecesores, "haciéndola al mismo tiempo la gracia de que las villas « propias de aquella Sede estuviesen esentas de los sayo« nes y ministros Reales de justicia.” Impreso en el Apéndice del cit. lom. 36, escritur. 22, pág. XLVI.

AÑO 1302 Á 14 DE OCTUBRE.

Privilegio del Rey D. Fernando JV á la abadesa y monasterio Real de las Huelgas de Burgos, y á su hospital del Rey, para que en pueblos pecheros de su señorío y vasallaje, los vecinos de las villas de fuera de ellos, ni aun los nobles por casamiento, herencia ó compra, puedan adquirir bienes raices, pecheros sin su permiso, y pagarles por ellos aquel fuero que los demás vasallos, y en defecto le manda que los vendan dentro de un año, y pasado, el monasterio y hospital los entren para sí.

" Sepan cuantos esta carta vieren como Yo D. Ferpando por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de Toledo, de Leon, de Galicia, de Sevilla, de Córdoba , de Murcia, de Jaen, del Algarbe, é Señor de Molina, etc.- Porque la Infanta Doña Blanca, mi hermana, señora de las Huelgas, é la Abadesa del monasterio de ese mesmo lugar se me querellaron en como omes de las villas que compraron é compran beredamientos, é casas, é solares en aquellos lugares que son suyos é han el señorío, non morando hy, nin faciendo serna con los otros sus vasallos: E otrosí que escuderos, é otros que se llaman fijosdalgo que han sus hercdamientos, é casas é solares, porque casaron con las fijas de los sus vasallos; é los fijos que de ellos vienen que heredan los bienes de partes de las madres, é que non quieren dar á ellos, ni al monasterio, nin al hospital los pechos, nin los derechos dende; é por esta razon que han perdido é menoscabado mucho de lo suyo; é pidiéronme que mandase by lo que loviese por bien. E Yo porque fallé segund Fuero de Castilla que en las villas é en Jos lugares que son de los de la Infanta, é de la Abadesa, é del monasterio é del hospital que dicen del Rey, é do ellas han el señorío, que ningun fijodalgo, nin ome de villa non morando hy, que non pueden aver por casamientos, nin compras, nin en ninguna manera, casas, nin solares, nin heredamientos pingunos contra su voluntad é sin su mandado: mando que todos los solares, é casas, é cualesquier otros heredamientos que escuderos é cualesquier otros fijosdalgo é omes de las villas, por compra ó en cualquier otra manera tuvieren ó heredaren como sobre

ron

dicho es, que lo vendan fasta un año, á tales que sean sus vasallos, é que fagan vasallaje é serna, é den los pechos, é los derechos así como los otros sus vasallos de aquel lugar do son los beredamientos, é non fagan ende al: si non mando á Sancho Sanchez de Velasco mio adelantado mayor en Castilla, ó á cualquier adelantado que ahí fuere de aquí adelante, é a todos los sus merinos que por él anduvieren en las merindades de Castilla, é a todos los otros merinos, é alcaldes é á los aportellados de las villas é de los logares do acaesciere, ó á cualquier ó cualesquier de ellos, ó á quien esta mi carta fuere mostrada ó el traslado della signado de escribano público, que á cualquier o cualesquier que lo tuvieren de esta guisa que dicho es é lo non quisieren vender segun yo mando, ó contra esto fueren, que lo entreguen todo al monasterio é al hospital: E si daño recibiesen por mengua de ellos, o cualquier de ellos, non cumplir esto que yo mando, de lo suyo gelo mandaría entregar todo, con el doblo: é sobre esto á los cuerpos é á lo que oviesen me tornaría por ello. E desto les mandé dar esta mi carta sellada con mio sello de plomo. Dada en Burgos á once de octubre era de mil é trescienlos é cuarenta años—Yo Fernando Diez la fice escribir por mandado del Rey - Juan Guillen-Fernando PerezAlfonso Ruiz.

CONFIRMACIONES.

Por D. Enrique III año 1392 en las Cortes de Burgos.
Y en Madrid á 13 de setiembre de 1393.
Por D. Juan II en Burgos á 30 de agosto de 1417.
Y en Vallanolid á 9 de marzo de 14.20.

Por la Señora Rcina Doña Juana, tambien en Valladolid á 7 de octubre de 1509.

Por D. Felipe II en Madrid á 16 de junio de 1563.

Por D. Felipe III en Valladolid á 1.0 de octubre de 1603.

Por D. Felipe IV en Madrid á 29 de marzo de 1633.
Por D. Cárlos II alli á 24 de marzo de 1669.

Y por D. Felipe V, en el mismo lugar, á 10 de marzo de 1703.

Con todas las cuales se halla este privilegio en el archivo del Real monasterio de las Huelgas de Burgos, á cuyo favor se expidió. Por el cual y en su nombre se hizo uso de él en la sala de bijosdalgo de la Chancillería de Valladolid el año 1715, por la Secretaría de Cámara que á la sazon ejercia D. Francisco Gonzalez de Villegas, secretario mayor de ella de los hijosdalgo de Castilla, representándose de parte de la abadesa y monasterio que en medio de lo determinado por dicho privilegio hallándose ella y su comunidad Señora de la villa de Gaton de Campos, y los vecinos de allí sus vasallos, que le pasaban sus rentas y pechos, algunas personas a título de nobles se habian ido á vivir á aquel pueblo, y adquiriendo bienes en él pretendian ser libres, y para su admision en este concepto babian puesto pleito al concejo y ganado de la Sala cartas y sobrecarlas, de dar estado conocido: que principalmente sucedia csto en aquella sazon con D. Cristóbal de Campos Castañeda y otros. Pidió se recogiesen y se mandase guardar á la abadesa y monasterio dicho privilegio. Y seguido expediente en el asunto, aunque sin contradicion especial de los nobles, por último salió auto de los alcaldes en 4 de mayo en relaciones, que dijo asi :

« AnteriorContinuar »