Imágenes de página
PDF
ePub

hombre, caballero ni bijo-dalgo pudiese comprar bienes en él ni en su término, era la villa de Pancorbo, concedido por D. Alonso XI en Madrid á 1.o de diciembre de 1339, de que testifica su bijo, y gloria inmortal de su patria, D. Luis de Salazar en la Histor. de la Casa de Lara, tomo 3, pág. 201.

Se olvidaron tambien nuestros editores en este paso de la ley del Ordenamiento de Alcalá, 13, tit. 32: “ Mas si alguno comprare de lo realengo, aquella heredat sienpre sea pechera del Rey, así como siempre fué de aquel de quien la él compró.” Y finalmente sobre este mismo principio versaban todas las leyes del Fuero Viejo de Castilla, y de este mismo Ordenamiento de Alcalá, que prohibian el que bienes de realengo pasasen á abadengo y señorío, ni lo de ellos al Rey, para que no se confundiesen sus respectivas naturalezas y funciones: jurisprudencia conocida ya de los romanos, y que sin duda arrastra su origen de ellos: los cuales con objeto á precaver esos mismos inconvenientes y á que no se turbasen los derechos señoriles establecieron en su Código lib. 11, la 1. unic., tit. 53. Non licere habitatoribus meirocomia (entre nosotros una poblacion, barrio, pago ó aldea, perteneciente toda á un solo señor) loca sua ad extraneum transserrc: entendiendo el loca sua por la porcion de campo, fundo ó hacienda que labraba cada una. • En Navarra por su fuero antiguo se observaban las mismas precauciones. Por el cap. 4, lít. 3, lib. 3, (que se ha de ver por los mss. porque en el impreso está sumamente defectuoso) se dijo así: “Si algun villano viniere « á la villa del Rey, é por infanzon es fayllado, debe ser « villano del Rey. E si el villano del Rey viniere en la -* villa do el collacio es de otro seyñor sen el Rey é fuere a aylli heredado, é lo fayllare hi seyendo infanzon, bien « le puede toyller el Rey lo que ba por fuero. Maguer que « así sea esto en aquella villa, si deuda le fayllare que le « deban, al señor de los collazos pertenece.” Y el cap. 7 siguiente: “En villa de fijosdalgo do el Rey no es veci« 00, non puede demandar el Rey á ningun home por su « villano.” El cap. 5, alli: “Villano que da peyta al sey* nor, ninguna órden non lo debe rescebir, oi mueble « suyo, si non fuere con amor del seynor del villano. Si « la orden recibiere en suo hospital al villano, ó mueble « suyo de cuatro pies , et dieren su ito (hábilo) los de la « órden al dicho villano, puédelos (el Señor) peindrar « porque le dieron su hábito et prisieron al mueble suyo. « Empero la órden bien puede emparar el villano, así a que non le dé ito en villa en que el seyñor non ha ve* cindat, diciendo que es vasaillo de eillos."

Y en el tít. 6 de dicho libro, tratándose del infanzon abarca, que en Navarra es un pechero mas moderado ó aliviado que los pecheros rigorosos, cuya tasa ó pecho aforado se pone en el cap. 2, en el 1.° deTermina: “El infanzon de abarca ha tal fuero, que de a su heredat non debe comprar ninguno, si no es olro «infanzon de abarca, ni el infanzon de abarca non « puede comprar ninguna tierra pechera : mas de otro « jufanzon puede comprar tierra, aunque non sea infana zon de abarca.” Y por el cap. 1.o del tit. 7, alli: "En « Larrau han por fuero los villanos quando quisieren a cambiarse de un lugar á otro de levar el mueble, é el a cubierto de la casa: maguera deben dejar en el casal « una lechera sobre tres piertegas; é aquello faciendo el « scñor cuyo fuere no haya clamos.” Así prosigue con otras distinciones. Lechera ó lcitera se entiende por un

[ocr errors]

cobertizo de elechos sobre tres palos, para denolar que aun queda alguna especie de cubierto; y por él todavía esperanza de que vuelva el casero. Pero de todas estas condiciones con respecto á Navarra para su mas fácil inteligencia convendrá consultar el librito curioso que con título de Pechas de Navarra vindicadas, publicó en Pamplona el año 1766 el P. Fray Josef de San Francisco Xavier, trinitario descalzo, desde el núm. 142 á 148, añadiendo nosotros aquí para complemento de la materia que tanto en Castilla como en Navarra para que los bienes de los infanzones pudiesen pasar á labradores, y los de estos á ellos, era necesario privilegio de los Reyes, cual le tienen específico los de Aguedas en el segundo de estos reinos por su fuero municipal de poblacion, concedido por su Rey Don Sancho Ramirez en enero del año 1092, que refiere el P. Moret en sus Anal. de Navarr. lib. 15, capítulo 5, núm. 5, pág. 42, tom. 2, y somos noticiosos y aun poseedores de otros muchos, así en Castilla como en Navarra y Rioja. En cuyo hecho se convence que habia ya ley que en general determinaba lo contrario.

En el Fuero nuevo que dió á Sahagun Don Alonso el Sabio estando allí á 25 de abril de 1253, impresos por el P. Escalona en la Historia de aquel monasterio, pág. 601, col. 2, hay al cap. siguiente; “Et todo omme morador de «S. Fagund, quier sea fidalgo, quier clérigo, quier de « otra dignidad cualquiere, él é los que con él moraren, a sean vasallos del Abat et ayan el fuero de la villa, así « cuemo los otros vecinos de la villa.” Y como por lo restante de él se ve que allí todos eran iguales en pechar y en sufrir una misma condicion, los clérigos y nobles vivian allí indistinos y sin exencion.

Los labradores de S. Martin de Unx en Navarra tu

vieron privilegio de los Reyes de aquella corona , para que ninguna de las villas comarcanas, en especial la de Olite, pudiese comprar heredades de ellos en aquel término, pena de que si tal hiciesen los vendedores cayesen en la de 60 sueldos , y los compradores perdiesen las Jieredades confiscándose para el Rey, sin embargo los de Olite fueron comprando allí muchas y los labradores de unos vendiéndoselas en contravencion al privilegio ; por lo que en 1314 el maestro Simon Auberto procurador del Rey en Navarra, en su nombre dió queja de unos y olhos ante su gobernador Alfonso Robray, que lo era por el Rey Luis Hutin y el juez mayor y alcaldes de la Corte, y pidió que habian caido en las penas del privilegio, y que estas se verificasen en unos y otros; pretendiendo tambien desde el dia de las respectivas venlas, los réxlitos de las heredades mal vendidas: sobre que salió despacho de dicho gobernador y jueces de Corte en Olite á 3 de enero del año siguiente 1315 aprobado con insercion por el Rey en otro suyo dado en Viterras de Francia por abril, en que se dice haberse allanado los compradores por via de paz y evitar el pleito, á pagar por una vez 1,200 libras de torneses pequeños al Rey por las heredades compradas hasta allí, y cierta lezda que sin título habian comprado en su mercado; pero se allanan á no comprar en adelante en Unx mas heredades de aquella condicion; lo que así tambien se les manda en la sentencia y despacho, que refiere el P. Moret en los Anales de Navarra , lib. 26, cap. 4, núm. 3, pág. 324, tom. 3.

La villa de Santervás de Campos es del señorío y jnrisdiccion del Real monasterio de Sahagun desde que se la donó la Infanta Doña Sancha en el año 1430. Y así dice el P. Escalona en su Historia de aquel monasterio,

ero

pág 278, núm. 3: “Dió el Abad de Sahagun varias re. ces fueros á sus vasallos de Santervás que se conservan en ol archivo de Sahagun; y es muy notable el del año 1334. por el que con aprobacion de todos los vecinos de SanTervás ordena y establece el Abad que en adelante hombre ninguno, ni muger de Santervás pueda casarse con inuger ó hombre que sean hidalgos, porque nunca habia habido hidalgos en aquella villa , y todos sus vecinos eran y babian sido solariegos del monasterio. Y ordena tambien que pinguno de Santervás pueda vender, trocar, ni arrendar, ni enagenar sus bienes á quien fuere bidalgo y no pechero del monasterio.” El paradero de este fuero como existente en su archivo cax. 4, leg. 5, n. 2. .

Eslo mismo precavian por sus estalutos y costumbres olros varios pueblos de igual naturaleza. En particular nos consta de la villa de Melgar de Ferramental por la especie rara y extraña que de ella nos refiere el Señor Rodrigo Juarez, célebre jurista , escribiendo a fines del siglo XV y principios del XVI en estos términos: Sæpè numero in locis rusticanis consuetudinem et statutum hujusmodi: pula quia nullus auderet sub muxima pena filiam suam collocare matrimonio cum nobili seu generoso, qui esset exemplus à contributionibus præsertim in plerisque locis de Campos, ct in loco de Villasandino, et in loco de Melgar de Herramental; et mullæ ipsorum controversiæ venerunt ad manus meas super his similibus slatulis tum inconsulendo quam advocando: vidi illos terribililer insistere super observatiam suorum stalutorum etiam iniquorum. Así en la lectora á la ley 2, tit. 1, de los Casamientos, lib. 3, del Fuero Real, núm. 14, in fin. página 163, omn. oper. cdit. Duac. 1614.

Cuya especie repite y amplia , porque debió ser muy

« AnteriorContinuar »