Imágenes de página
PDF
ePub

'« via-D. Lugo, obispo de Sigüenza (1)-Domingo, obis«po de Avila-D. Adam, obispo de Plasencia-D. Juan, « obispo de Oviedo-D. Nuño, obispo de Astorga-Mara tin, obispo de Salamanca, Miguel, obispo de Lugo« D. Lorenzo, obispo de Orense— Esteban, obispo de Tuy «-D. Sancho, obispo de Coria-Domingo, obispo de « Badajoz-Alvaro Perez, alferez de Castilla (2) - Rodri« go Gonzalez— Pedro Ponce--Sancho Pelaez, mayor en a Leon-Homobono, mayor en Galicia, Alfonso Perez « Sansamon, mayor del obispo en toda Palencia. Rer. « esc ps.

NOTICIA DE OTRO DOCUMENTO TAMBIEN APÓCRIFO.

· Nuevamente ha llegado á mis manos por las de Don Francisco Berzosa Cabezudo, agente de.esta chancillería, natural de la villa de Esguevillas , en el obispado de Palencia, la copia simple de un testamento que se dice otorgado en aquella ciudad pridie idus februarii, de la era de 1239, y año de Christo 1221, en testimonio de Pedro Fernandez de Santa Ofemia, notario público, por “Ana lonio de Serrs de Narbona Galia, presbítero confesor

(1) En el Lugo, obispo de Sigüenza, queria decir Lupo. Omnitimos otros reparos en lo demás.

(2) Ni el Alvaro Perez era á la sazon alferez de Castilla, sino D. Diego Lopez de Haro; ni Sancho Pelaez, merino en Leon, sino Garcia Rodriguez; ni Homobono en Galicia, sino el citado Sancho Pelaez, como podrá verse á mas de la escritura de Yepes en las que pruduce el P. Sota , pág. 606, 684 y 685. Tanta habilidad necesita un impostor para no ser cogido. El, sí, yo no negaré hubiese tenido por delante alguna olra escritura por modelo; pero al tiempo de imitarla se le fué la exactitud y todo lo trocó.

a segundo de los que ha el gremio de mercaderes de Caa turce é demás genebreses é extranjeros en esta ciudad a de Palencia con los bancos en las Casas de Cámara, « que han la águila, é son cabe la claustra é capiella é a refitorio viejo á la rua é calle grande del Aguila' con « corrales é pajares de la plaza de canóniga, é hán, á « parte sus tiendas, á San Miguel, estando en mi buen « sesso, é tan solo acosado de los muchos dias mios, que « son de setenta é seis años de mio baptismo, fago é ora deno (dice) este mio testamento etc.”

Estas son las señas individuales que el testador da de sí por si acaso alguno se le ofreciese buscarle para administrar los sacramentos á algun caturcense que se viese en peligro de la vida. Por lo demás él á pretexto de mandas aquí, mandas allá, legados á esta iglesia, legados á la otra, pone en claro todo lo que ha dicho el privilegio y otras muchas cosas. De modo que se conoce bien haberse compuesto para confirmacion de él, y por una misma vena sin diferencia. Entre tanlo ¿cuál es la insulsez que no juega en estas ridículas ficciones ? Es de necesidad que hubiese tenido muy desbaratada la cabeza el fra. guador de unas patrañas tan pueriles. La Santa Iglesia de Palencia haria bien en juntar todos estos residuos de la antigua necedad, y encender con ellos una hoguera, porque ellos á algun fio se dirigen. Hay mucho vulgo , y no sabemos los tiempos que nos esperan. Ficciones no menos desesperadas, vemos el séquito que luvieron en los dos siglos próximos, y quiera Dios que aun en nuestros dias se hayan extirpado del todo.

La dicha copia se dice sacada del testamento original, que se halla en el archivo de la caledral de Palen

ma

00

cia, por Agustin Fernandez de Tejada, natural de la misma ciudad año 1788, y ser hoy perteneciente á Don Manuel Ordas Padilla, beneficiado de Esguevillas. Prueba de lo que circulan estas simulaciones y que no las faltan crédulos. Vergüenza me daria á la presencia de tanto hombre serio, acotar por muestra con el resultado de algupas cláusulas. Mejor es doblar la hoja , y doblarla para siempre, porque para prevencion basta lo dicho. Verbum non addam amplius.

VIDA Y OBRAS

DEL

nn

D." D. LORENZO GALINDEZ CARVAJAL ,

del Consejo y Cámara de los Señores Reyes Católicos D. Fernando y

Doña Isabel, y de Doña Juana y D. Carlos su hija y nieto.

POR

Don Rafael de Floranes.

Pensamos con la ayuda de Dios escribir la vida de un varon muy señalado que tiene público testimonio de su talento y sabiduría por todo un Reino junto en Córtes, y muchos de escritores contemporáneos que le conocieron y trataron.

El Dr. D. Lorenzo Galindez de Carvajal nació en la ciudad de Plasencia el dia 23 de diciembre antevíspera de la Navidad del año 4472, como él mismo lo dejó apuntado en estos Anales. No fué bijo de García Gonzalez de Trujillo y Antonia Galindez de Cáceres, como Don Nicolás Antonio escribió, y siguiéndole (como acostumbra) Franckenau (1). Fué hijo de clérigo; y pudiera por cso el cardenal Palcolo, si hoy escribiera su célebre tra. lado de Nothis et spuriis, ponerle en él entre los mas aventajados.

Su padre fué D. Diego Gonzalez de Carvajal, arcipreste de Trujillo, arcediano de Coria y canónigo de las Santas Iglesias de Sevilla y Plasencia, quien le hubo siendo ya clérigo en una doncella noble del linaje de los Galindez de Cáceres, por cuyo motivo sé llamó el hijo de los dos apellidos Galindez Carvajal. Pero mas adelante, próvido el padre con el hijo, como sugeto de conveniencias, porque no le ofendiese este defecto de nacimiento, procuró lograrle y le logró carta de legitimacion del Rey, que por la cuenta debió ser el Católico D. Fernando V, á quien despues el legitimado pagó esta merced con muchos servicios que le hizo, como verémos.

Este padre le señalan uniformes, sin el nombre de la madre Garibay en sus excelentes obras genealógicas no impresas (2) y el mas sabio de los genealogistas D. Luis

(1) D. Nicolas Anton. Biblioth. Nov. Scriptor. Hispan., tomo 2, pág. 3. Franckenau, Biblioth. hisp. genealogic. herald., pág. 275.

(2) Tomo IV, lib. 26, tit. 14, cuyas estimables obras (no sé si enteras) tiene en su librería el Excmo. señor duque de Alba, donde las ha disfrutado el Sr. D. Ramon Cabrera , presbitero, nuestro amigo, residente en aquella casa , quien se ha servido remitirnos este testimonio del autor relativo al señor Galindez, que le habemos apreciado, no solo como una prueba de nuestra antigua y fiel amistad, sino como dádiva de un sabio que tiene discernimiento de lo arcano y lo precioso, y juntamente generosidad para franquearlo sin envidia en los casos ocurrentes, adquirida una y otra prenda con las demás que le hacen tan amable, con el candor de sus costumbres, un juicio y unos estudios tenaces, profundos y sólidos que no están en la essera vulgar, de los cuales tiene ya dada al público en la curiosa Disertacion del perjuicio de las sepulturas

« AnteriorContinuar »