Imatges de pàgina
PDF
EPUB
[graphic]

PRÓLOGO.

La Real Academia de la Historia, deseosa de llevar á cabo la terminacion de la ESPAÑA SAGRADA, despues de la muerte del señor Cueto, último continuador de esta obra, creyó preferible nombrar una comision de su seno, á la cual encargara este trabajo mas bien que á un solo Académico. Por este medio se conseguirá, no solamente terminarla con mas prontitud, sino tambien conservar ciertas tradiciones y unidad de miras, que se trasmiten mas fácilmente en las comisiones que por individuos aislados. Una de las iglesias, cuya historia estaba anunciada ya desde el tomo XXXIII por el P. Risco, era la de Tarazona. El Académico de número, individuo de la Comision encargada de continuar esta obra, que se encargó de redactar la parte relativa á dicha Iglesia, tuvo razones especiales para preferir este tratado á los otros que restan por escribir, no solamente por tener el honor de VI ser natural de esta Diócesis de Tarazona, sino tambien

por la circunstancia de poseer documentos curiosos relativos á varias iglesias de ella. Mas no bastando estos y los que conserva la Real Academia, pasó á visitar los archivos de la misma Catedral y de la Mitra. Uno y otro perecieron en el sitio de Tarazona por D. Pedro el Cruel, y lo poco notable que pudo salvarse lo publicó, en su mayor parte, el P. Mtro. Fr. Gregorio de Argaiz, Benedictino, en el tomo VII de la Soledad Laureada, por los hijos de San Benito, impreso en 1675. - Por desgracia esta obra, ademas de ser ya muy rara y hallarse solamente en las bibliotecas, no satisfizo á los críticos y amantes de las bueñas letras. Su autor, apegado á los falsos cronicones, llenó su historia de noticias bebidas en malas fuentes y repudiadas por la sana crítica. Siendo el objeto de la ESPAÑA SAGRADA no solamente investigar las antigüedades de nuestras iglesias sino tambien depurar las noticias ya publicadas; el presente tratado relativo á la antigua y célebre iglesia de Tarazona, era deseado con ánsia. Lo que sobre ella escribió el Padre Huesca para el Teatro Eclesiástico de Aragon, se perdió, segun se dice, sin que llegara á publicarse, caso de que concluyera su trabajo. Por otra parte el P. Argaiz no visitó los archivos de las otras iglesias particulares de la Diócesis, y aun tomó demasiada parte en sus reyertas, alejándose de la severa VII imparcialidad, necesaria en los escritos de este género.

Añejas cuestiones agitaban demasiado los ánimos por aquella época para que dejara el escritor de apasionarse. Hoy dia las circunstancias enteramente distintas permiten mirar tales desavenencias con mas calma y frialdad, y dar á cada uno lo suyo, ó narrar sin comentarios. Era pues una necesidad visitar los archivos de las otras iglesias notables de la Diócesis. La de Tudela, dependiente en otro tiempo de Tarazona, era la mas importante, despues de la Matriz, mucho mas habiendo llegado á ser catedral. Su rico y bien conservado archivo tiene índices y copiadores de documentos, que hizo á fines del siglo pasado el Doctoral Conejares, y de allí se tomaron muchos documentos. No sucede asi, por desgracia, en el de Santa Maria de Calatayud, pero á pesar de eso pudieron copiarse no pocos y curiosos documentos de aquel archivo, que conserva ademas libros litúrgicos muy curiosos. El archivo de la Colegiata del Sepulcro está en poder de la Hacienda, pero un libro de documentos, copiados por el Prior Monterde, me ha suministrado preciosos materiales relativos á tan célebre é importante iglesia. Por otra parte, tanto esta como la de Santa Maria, en los pleitos que tuvieron entre sí y con los Obispos de Tarazona, publicaron muchos memoriales ajuslados. con no pocos y curiosos documentos.

V Tambien el archivo de la Colegiata de Alfaro se halla intervenido por la Hacienda Nacional, por cuyo motivo fué poco lo que de él se pudo sacar, no siendo por otra parte rico en antigüedades, pues sus documentos mas remotos datan del siglo XIV. El de la Colegiata de Borja se ha perdido, pero pudieron lograrse documentos del siglo XV relativos á la ereccion de aquella, y ademas el archivo municipal posee otros muy curiosos, aunque en general tampoco pasan del siglo XIV. En Agreda nada ha quedado del archivo eclesiástico; al menos asi se me dijo verbalmente por el Arcipreste, lo cual me fué muy sensible, porque aquel archivo debió ser rico en otro tiempo y hay por otra parte mucha escasez de noticias con respecto á las antiguas iglesias de aquel pueblo, algunas de las cuales fueron importantes. Igualmente infructuoso fué mi viaje á Cascante, pues allí nada ha quedado en el archivo de aquella iglesia. No debo concluir sin manifestar mi gratitud al Excelentísimo Sr. Obispo de Tarazona, que me franqueó el archivo de la Mitra, y á su digno Secretario el Sr. D. Gregorio Medina, que me ha proporcionado no pocas noticias relativas, no solamente á esta iglesia, sino tambien á la de Tudela. Haria un agravio á los ilustres cabildos de Tarazona y Tudela si no manifestara mi gratitud por la bondad con que me franquearon sus respectivos archi

« AnteriorContinua »