Imágenes de página
PDF
[merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors]

Otra edicion en Milan, en el mismo año, en 4.o, que cita Nic. Ant, Bibliotheca nova, tom. 1, pág 45.

2. Cantabria. Descripcion de sus verdaderos límites, por Gerónimo Zurita. Fué publicado este opúsculo por el Dr. Diego Jose Dormer, en sus Discursos varios de historia, pág. 1. — El objeto que Zurita se propuso fué el de fijar los verdaderos límites de la Cantalbria, á que daban extraordinaria extension algunos escritores, incluyendo en ella á las provincias de Alava y Vizcaya. 5. Teatro Cantábrico, por D. Martin Alonso de Sarria, diputado general de la provincia de Alava en 1641. MS. citado por turriza, Historia de Vizcaya. Landazuri, en la Historia del país vascongado, dice que se trata en esta obra de las provincias de Alava, Vizcaya y Guipúzcoa. 4. Elogios de la Cantabria, por el capitan D. Fernando Guerra de la Vega, señor de Rio-seco en la montaña, procurador general de la villa de Santander, gobernador de sus armas y alcalde del Castillo de Santa Cruz de la misma villa. MS. Hállase gran parte de esta obra, escrita en el siglo xvil, en un M.S. de la Biblioteca Nacional rotulado Papeles originales de España, T 116. El autor carece de critica y de conocimiento de la antigüedad, así no debe extrañarse que su trabajo esté lleno de fábulas. Los caractéres cuficos de la pila árabe de Santander dice que son hebreos. Hemos visto un extenso extracto de esta obra, hecho por el Sr. D. Manuel de Assas, que ha tenido la bondad de facilitarnos. 5. Averiguaciones de las antigüedades de Cantabria, enderezadas principalmente a descubrir las de Guipúzcoa, Vizcaya y Alava, provincias contenidas en ella, por el Padre Gabriel Henao, de la Compañía.—Salamanca, por Eugenio Antonio Garcia, 16891601. Dos tomos en fól.

[merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small]
[blocks in formation]

MS. en fól., en la Academia de la Historia, tom. III de la Coleccion del mismo autor. — El objeto que tuvo Floranes para escribir esta obra, segun dice en el prólogo, fué el de «tratar ingénuamente sobre las naciones á quien compete el concepto de legítimos Cántabros, supliendo con algunas reflexiones tal cual descuido que se advierte en la preciosa disertacion del Mtro. Florez, que, en nuestro concepto, es el que mejor nos ha descubierto el sitio de aquella famosa gente». — Refiriendo despues algunos descuidos ó inadvertencias del mencionado P. Florez, añade : «Para remediarlas hemos querido proyectar el presente suplemento, dirigido únicamente á refinar algo mas las investigaciones de este erudito, liquidando en el modo posible el extremo oriental y aun el occidental de la Cantabria, como materia tan preciosa para saber el terreno que nos queda libre, y para repartir entre las otras regiones consecutivas hasta el Pirineo. En primer lugar apurarémos el ámbito y extension de los Vardulos, to

mando el rumbo desde oriente á poniente, para que así sepamos el terreno que queda para los Autrigones, sus vecinos occidentales. Luego examinarémos la situacion de estos, para que su confin hácia el mismo lado nos dé luz del punto ingresual de los Cántabros. Averiguarémos inmediatamente si entre estos y aquellos mediaba alguna otra gente; y en fin, buscarémos el territorio de los Caristios, que han sido la causa de la confusion que queremos enmendar, y se discurrirán nuevas satisfacciones á los argumentos de los que han instado por la inclusion y libertad de Vizcaya y de Guipúzcoa.»

12. Tratado sobre los sucesos, límite boreal y lengua de los cántabros, por D. José Miguel de Flores. MS.

Este trabajo fué leido por el autor á la Academia de la Historia, en las sesiones del 50 de junio y 7 y 14 de julio de 1769. — No hemos visto este tratado. Sempere, en su Ensayo de una biblioteca española de los mejores escritores del reinado de Cárlos III, tom. III, pág. 61, dice que su objeto fué impugnar la opinion de que las tres provincias Vascongadas, Alava, Vizcaya y Guipúzcoa, no estaban incluidas en los límites de la antigua Cantabria; opinion sentada por Zurita y otros escritores, y presentada con nuevos argumentos por el P. Florez. Sempere añade que el autor no se contentó con reproducir los del P. Henao, como lo habia hecho el P. Larramendi, sino mejorando el método y estilo y añadiendo nuevas observaciones criticas y geográficas sobre los autores antiguos y modernos que describieron aquellos limites.

15. La Cantabria vindicada y demostrada, segun la extension que tuvo en diferentes tiempos; la variedad del gobierno de los romanos en España, y cuales se llamaron regiones. Historia de la geografía desde sus principios; guerra de los invencibles cántabros y valerosísimos asturianos, hazañas posteriores de los cántabros por mar. Respuesta apologética a todos los puntos en que se ha desdorado el ilustre nombre de las Vizcayas, desde D.Gerónimo Zurita, analista del reino de Aragon, hasta el reverendisimo P. Mtro. Fr. Enrique Florez, por Don Josef Hippólito de 0zaeta y Gallaiztegui.— Madrid, por Pedro Marin, 1779. En 4.o

El autor, con estilo acre, poca erudicion y menos critica, escribió esta obra en defensa del agraviado honor de los vizcainos, porque su provincia no estaha dentro de la demarcacion de la Cantabria, segun probó el Mtro. Florez. — El Mtro. Risco demostró la ridiculez de sus argumentos en la apología que escribió del ilustre P. Florez y de su obra, con el título: 14. El R.P. Mtro. Fr. Enrique Florez, vindicado del vindicador de la Cantabria D. Hi

pólito de 0zaeta y Gallaiztegui, por el padre

M. Fr. Manuel Risco, del órden de San Agustin. — Madrid, por Pedro Marin, 1779. En 4."

15. Disertacion sobre la antigua soberanía de la provincia de Cantabria, por Don Juan Perez Villamil.

Ha sido impresa en el tom. II del Memorial histórico, que publica la Real Academia de la Historia.—Trata de probar el autor que desde las guerras de Augusto, que son las primeras noticias que tenemos de este país, hasta el rey D. Alonso I, estuvo unas veces sujeta á los romanos, otras á los suevos, despues á los godos, y á la destruccion de su imperio pasó al de los reyes de Astúrias.

16. Demarcacion geográfica de la España romana y sus provincias, delineadas segun los fragmentos coordinados de autores griegos y romanos, mayormente para la ilustracion de la antigua Cantabria, desde su conquista hasta la invasion de los moros, por D. Antonio Fernandez Palazuelo. MS. en la Academia de la Historia, tom. III de la Co

leccion de Vargas Ponce. — El objeto de esta obra

es el de impugnará 0zaeta, lo que hace con acierto

y copia de textos. Es sensible que sea el estilo del autor extremadamente incorrecto.

17. Disertacion sobre la antigua Cantabria, escrita por D. Manuel de Assas. MS. Dice el autor que la antigua Cantabria, es decir, la del tiempo de Augusto, debió estar limitada al oriente por el rio Agüera, que desemboca en la ria de Oriñon, y por unos de los primeros afluyentes de la orilla izquierda del Ebro; al mediodía por este último y el arroyo Mardancho, que entra en el mencionado Ebro por la orilla derecha; y al oriente los rios Pisuerga y Saja, de los cuales el primero entra en Castilla la Vieja, y el segundo, reunido con el Vesaya, desemboca en la ria de Suances, llamada tambien San Martin de la Arena. — El Sr. Assas lo prueba, refutando las opiniones contrarias, 1.o con textos de autores antiguos copiados de los mejores manuscritos y de las mas acreditadas ediciones; 2.o con documentos de la edad media, en que, conservándose los nombres antiguos de los rios, se manifiestan los sitios por donde corrian, y 5." con razones filosóficas, apoyadas en la filología y en la manera de vivir de los cántabros y de sus vecinos. — Este curioso é importante trabajo lo publicará el autor entre los apéndices de su Historia de la ciudad y provincia de Santander. (V. PRovINCIAs WAscoNGADAs y NAVARRA, 7.)

CAÑETE, villa de la provincia de Cuenca. Breve noticia de la singular y antigua aparicion de la milagrosa imágen de nuestra señora de la Zarza, que con este misterioso título se venera en la villa de Cañete, obispado de Cuenca, con la novena y gozos, etc.

Escríbela D. Mariano de Villanueva, natural de la misma villa. — Madrid, por D. Joachin Ibarra, 1762. En 8.o

CAPELLA, villa de la provincia de Huesca.

1. Breve noticia de Ntra. Sra. la madre de Dios del Pilar, venerada en Capella, y su movena, por D. Andrés Rami, racionero de la parroquial de dicha villa.—Zaragoza, por Francisco Moreno, 1765. En 8.”

Latasa, Biblioteca nueva, tonm. v, pág. 466, dice que el verdadero autor fué D. Francisco Cladera.

2. Noticia y novena de la santísima Vírgen, madre del amor hermoso, venerada en la villa de Capella, por D. Joaquin Larruy, vicario de la parroquial de la misma villa. Zaragoza, por Francisco Moreno, 1764. En 8.o

Latasa, Ibidem, dice que el autor no fué el que se cita en la portada, sino el mencionado D. Francisco Clavera, y añade que habia escrito además:

5. Noticia y novena de la soberana imágen de Christo crucificado, venerada en la villa de Capella. — Zaragoza, por Francisco Moreno, 1764. En 8."

Hay otras ediciones. CARABAÑA, villa de la provincia de Madrid. (V. CARACA.)

CARACA, ciudad de la Carpetania. Disertacion sobre el país de los Characitanos, de que habla Plutarco en la vida de Sertorio. MS. en 6 hojas fól., y 5 en 4.o de notas, en la Academia de la Historia, entre varios apuntes de D. Josef Cornide y Saavedra para un Diccionario geográfico antiguo. Es posible que el autor sea el citado Cormide, porque el MS. está enmendado de su puño, y del mismo están escritas las notas. — Impugnaba el autor la opinion de los que reducian la situacion de Caraca á la ciudad de Guadalajara, fundándose en que el rio Tagonios, sobre cuyas riberas habitaban los Characitanos, juzgaban que era el rio Henares, siendo el Tajuña; porque, además de la semejanza del nombre, era muy comun ser nombrados los riachuelos que aumentan las corrientes de los rios con el diminutivo de estos; tal es el Duraton con respecto al Duero, el Guadalquivirejo con respecto al Guadalquivir, el Miñatero al Miño, el Sildon al Sil, y Tamizela al Tambre; que las circunstancias de que habla Plutarco no convienen además á Guadalajara, porque su suelo no es arenoso y de polvo sutil, sino pedregoso; que el sitio es Carabaña, villa situada en las riberas del Tajuña, donde, además de conservarse la tradicion de haber sido la ciudad caracense citada por Plutarco, conviene á este pueblo cuanto dice aquel escritor, y añade existe allí el cerro lleno de cuevas, donde se metieron sus vecinos para hostilizar al ejército de Sertorio, los cuales fueron vencidos por medio de una estratagema. Habla de algunas inscripciones romanas encontradas en Carabaña, y de que aun subsistia la poblacion á principios del siglo vil con el nombre de Caraca. Dice el autor que no debe confundirse á los Characitanos, que habitaban en Carabaña y sus contornos con los Caracenses de Plinio, que son los de Guadalajara. CARALPS ó QUERALPS, lugar de la provincia de Gerona, obispado de Urgel. Historia y miracles de la sagrada imatge de mostra senyora de Nuria, compost per son devot capellá Francesco Marés, Dr. en S. theologia, y treta de uns escrits molt antichs y guardats en la matexa casa de Nuria. Tercera impresió. — Barcelona, en la estampa de Antoni Lacavalleria, any 1700. En 8.o

Amat, Memorias, pág. 574, menciona una edicion hecha en Barcelona en 1666; otra con adiciones del P. Casani, jesuita. Barcelona, por Pedro Piferrer, 1751, y además otra con las nuevas adiciones que hizo D. Antonio del Duque y Verge, rector de Caralps. Barcelona, por Josef Altés, 1756, en 4.o— El santuario está situado en la parroquia y término de Caralps, en el obispado de Urgel. CARAVACA, villa de la provincia de AlbaCete. 1. Historia de Caravaca, por el P. Gerónimo Roman de la Higuera, de la compañía de Jesus. De este M.S. da noticia el conde de Mora, en su Historia de Toledo. 2. Historia del mysterioso aparecimiento de la Santíssima cruz de Caravaca, é innumerables milagros que Dios N.S. ha obrado y obra por su devocion, dividido en dos libros. En el primero se trata de su divino aparecimiento, y en el segundo de sus milagros, compuesta por el licenciado D. Juan de Robles Corbalan. — Madrid, por la viuda de Alonso Martin, 1614. En 4.o

Fué traducida al latin por el P. Melchor Treviño, jesuita, y la publicó con este titulo : Historia crucis Caravacensis, Joannis de Robles Corbalan, compendium. Augustae, 1619. — Nic. Ant., Bibliotheca nova, tom. 1, pág. 126. 5. Historia sagrada del compendio de las ocho maravillas del mundo, del non plus ultra y de el pasmo, etc., de la santa cruz de Caravaca, escrito por el Dr. D. Martin de Cuenca Fernandez Piñeiro, su capellan mayor desde el año de 1696.— Madrid, por la

viuda de Juan García Infanzon, 1722. En 4." La portada está llena de hipérboles para decir que es

la historia de la santa cruz de Caravaca.

4. Caravaca. Historia de esta villa, y de la aparicion gloriosa de la santa Vera Cruz, que se venera en el real alcázar de la misma, por D. M. M. Y., presbítero.—Murcia, por Don Pablo Nogués, 1847. En 4.o (V. MURcia, 5.)

CARBULA, ciudad de la Bética, en la region de los Turdulos.

Situacion de la antigua Carbula, discurso que por el hallazgo de un monumento romano, en la villa de Almodóvar del Rio, es— cribió el Dr. D. Josef Francisco Camacho, rector del Seminario de la Anunciacion de Córdoba. Año 1793. MS. en 4.o, original, en la Academia de la Historia, E 181, fól. 149. — El autor trata de impugnar la opinion del P. Florez, que fijó su situacion cerca de Palma, y la de Sanchez de Feria en la villa de Guadalcázar. Interpreta de distinta manera que aquellos el texto de Plinio de que se valieron para fundar sus argumentos, corroborándolo con otras reflexiones, y con el descubrimiento que en 1790 hizo un labrador de Almodóvar de un trozo de columna romana, encontrada cerca de la villa en que se halla la dedicatoria que hicieron al emperador Vespasiamo, Pagani pagi Carbulensis. — El Sr. Camacho, si no dió en su trabajo una prueba tan completa que deje lugar á duda, al menos hizo mas probable su opinion que la de los otros escritores antes mencionados. CARCAJENTE, villa de la provincia de Valencia. El paraiso de Dios descubierto en el religiosísimo monasterio de religiosas dominicas de la real villa de Carcaxente, por el P. Fr. Josef Agramunt, del órden de predicadores. MS. en fól. Jimeno, Escritores de Valencia, tom. 11, pág. 254, dice que el autor trabajó esta obra en 1701, y que en ella trata de la fundacion del monasterio y de las vidas de algunas venerables religiosas del mismo.

CARCESA, segun algunos Carteia. Disertacion sobre la situacion de la antigua Carcesa, por D. Juan Rufino de Cuenca.

MS. citado en las Memorias de la Academia Sevillana de Buenas Letras, pág. xcIx.

CARDEÑA (Monasterio de), cerca de Búrgos.

1. De martyrio ducentorum monachorum S. Petri a Cardegna, ordinis S. Benedicti Hispaniarum, Burgensis dioecesis. Commentarius F. Alfonsi Ciaconis Biacensis,

Doct. theologi, ordinis Praed.— Romae, Typis Bartholomaei Bonfadini, 1594. En 8." En el cap. xv, pág. 77, se trata: De fundatione et antiquitate CaenobijS. Petri. Hablando de su antigüedad, dice el autor que es el mas antiguo de España, como que se cree haber sido fundado en vida del mismo S. Benito, ó poco tiempo despues de su muerte. Combate la opinion de que fuera edificado ó dotado por Teodorico, rey de Italia, ni por su mujer; que no era de Toledo, como algunos han dicho, sino de estirpe goda , puesto que ninguno de los dos vino á España. — Apoya la remota antigüedad de este monasterio en que, siendo tantos los de la misma órden fundados de antiguo en España, ninguno de ellos se la ha disputado al de Cardeña, sino que todos lo han reconocido por mas antiguo. — El capítulo xvi lleva por titulo : De instauratione caenobii S. Petri à Cardegna. Dice fué reedificado por Diego Porcelos, que lo reparó y restituyó á su anterior grandeza y esplendor, en el año del Señor DcccLxxxIIII, en el reinado de D. Alfonso III, llamado el Magno.

2. Historia del monasterio de Cardeña, por el P. Fr. Juan Arévalo, prior de la misma casa. MS.

Cítala el P. Sota, Crónica de los príncipes de Astúrias y Cantabria, pág. 478, y el mismo autor en su Crónica de los antiguos condes y primeros reyes de Castilla.

(V. CASTILLA, 5.)

CARD0NA, villa de la provincia de Barcelona. Tratado de las excelencias y grandezas de la ilustre villa de Cardona, por el R. P. Fray Manuel Mariano Ribera, del órden de la Merced, natural de la misma villa, y cronista de su órden.

MS. citado por Serra y Postius, en su obra Finezas de los ángeles.

CARIÑENA, villa de la provincia de Zaragoza. Relacion de la aparicion de la milagrosa

imágen de Ntra. Sra. de Lagunas, en los tér

minos de la villa de Cariñena. MS,

Faci, en su Aragon, regno de Christo, tom. 1, pág. 10, dice que poseia un manuscrito de esta obra. Latasa, Biblioteca nueva, tom. II, pág. 85, dice que se publicó esta relacion.

CARMONA, ciudad de la provincia de Se

villa.

1. Antigüedades y excelencias de la villa de Carmona, y compendio de historias, compuesto por el P. Fr. Juan Salvador Baptista Arellano, de la órden tercera de San Francisco. — Sevilla, por Simon Faxardo, 1628. En 8, o •

El autor carece de crítica; baste decir que se empeñó en probar que Carmona fué fundacion de Tubal y que se llamó Carimbriga por el rey Brigo, con otras cosas semejantes. — En la parte posterior á la conquista contiene noticias útiles. Inserta una cronología de los reinos de Castilla y de Leon hasta los Reyes Católicos, y concluye con la historia de la invencion y milagros de Ntra. Sra. de Gracia, patrona de la villa. 2. Historia de Carmona. MS. sin nombre de autor. Existió en la biblioteca del Sr. conde del Aguila, segun consta de sus indices. 5. Vida del señor San Theodomiro, mártir, natural y patrono de Carmona. Escribióla en su obsequio D. Francisco Xavier Cebreros, presbítero.— Madrid, por D. Josef del Collado, 1805. En 4.o

El autor trata con alguna extension de Carmona, de su antigüedad, edificios y familias ilustres. Contiene además algunos documentos, entre ellos el fuero municipal de la villa.

CARRACED0 (Monasterio de Santa María de), en la provincia de Leon. 1. Catálogo de los abades del monasterio de Carracedo, desde su primer abad Zacarías, por el P. Fr. Ambrosio Alonso, cronista de la órden del Cister. El P. Muñiz, Biblioteca cisterciense, pág. 14, dice que contiene muchas é interesantes noticias concernientes á la historia de España. El P. Florez, en el tom. xvi de la España Sagrada, hace un elogio del autor. 2. Memorial de la fundacion y dotaciones de este insigne y devoto monasterio de santa María de Carracedo.

MS. en fól., letra del siglo xviI, 25 hojas, en la Biblioteca Nacional, D 75, fól. 265.— Empieza esta obra con la fundacion y restauracion del monasterio, continúa con la historia del mismo y concluye con el catálogo de sus abades, hasta D. Pedro Suarez, que alcanzó los tiempos de D. Fernando Ill, por donde se ve que está incompleto este MS.

CARRASCA (Nuestra Señora de la). (Véase BoRDoN.)

CARREÑO (Concejo de), en el principado de Asturias. (V. CANDÁs.) CARRION, villa de la provincia de Palencia. 1. Recopilacion de las grandezas y antigüedades de la muy noble villa de Carrion, quiénes fueron sus verdaderos señores hasta que se incorporó á la corona Real para quitar algunas opiniones que contradicen a la verdad; cerca de quienes fueron los que se nombrau infantes y condes de Carrion, re

« AnteriorContinuar »