Imágenes de página
PDF

antigüedades que contiene, y concluye con una relacion de las cosas que acontecieron en la ciudad de Oviedo y en el principado de Astúrias desde el año 1516 al de 1589, en que llegaron á aquella ciudad veinte y cuatro banderas de soldados, que componian unos tres mil hombres.

2. Memorias del principado de Astúrias, por D. Alonso Marañon de Espinosa, arcediano de Tineo.

MS. citado por Nic. Ant., Bibliotheca nova, tom. 1, página 55. — No conocenos de este escritor sino su Historia de la iglesia de Oviedo, de que darémos noticia en otro lugar.

5. Antigüedades y cosas memorables del principado de Astúrias, por el P. Luis Antonio Carvallo, de la compañía de Jesus; obra póstuma.—Madrid, por Julian Paredes, 1695. En fól.

En la biblioteca de Salazar, H 46, existe el original de esta historia. La publicada por Paredes no está enteramente conforme con el mencionado MS.; notamos en aquella alteracion de algunos capítulos y refundicion de otros, y aun se encuentra alguno que no se halla en el original. Esta obra, aunque carece de crítica, contiene importantes noticias. El MS. lleva la fecha de 1615.

4. Astúrias ilustrada. Orígen de la nobleza de España, su antigüedad y diferencias, dividida en tres tomos. Su autor D. Joseph Manuel Trelles Villademoros, caballero asturiano.—Madrid, por Joachin Sanchez, 17561759. Dos tomos en fól.

El tercer tomo, que anuncia la portada, no se ha publicado.-Se reimprimió esta obra en ocho tomos en 4.", en la misma villa, por Domingo Fernandez de Arrojo, 1760.—El autor dedica una parte de su obra á tratar de la historia de Astúrias; se apoya muchas veces en la autoridad de los falsos cronicones, en una época en que su falsedad iba siendo conocida, y casi siempre en cuentos y consejas. «Huyendo de las sátiras, dice, de los modernos críticos (que todo lo censuran), bien quise desterrar del todo de la obra autoridades y pasajes de los cronicones, cuya fe y estimacion se halla controvertida; pero lo hallé impracticable por no defraudar á muchas familias ilustres del honor que vinculan á su credulidad con las noticias de estos cronicones.» El autor no solo lo hizo en lo que toca á las familias, cuyo lustre no podrá ser grande si se apoya en ficciones, sino tambien en lo tocante á la historia del principado.

5. Antigüedades concernientes á la region de los astures transmontanos, desde los tiempos mas remotos hasta el siglo x. Establecimiento del reino de Astúrias y memorias de sus reyes. Fundacion de la ciudad. Noticias de sus primeros obispos y exámen crítico de los concilios ovetenses.

Tom. xxxvir de la España Sagrada, escrito por el R. P. Fr. Manuel Risco.

6. Historia de la fundacion del principado de Astúrias como dignidad mayorazgo de los primogénitos de los reyes de España. Tom. xxxix de la España Sagrada. Estos dos tomos de la España Sagrada, y el xxxviII de

la misma obra, que trata de la iglesia de Oviedo, es

lo mejor y mas importante que se ha escrito de As

túrias.

7. Memorias históricas del principado de Astúrias y obispado de Oviedo. Juntábalas el Dr. D. Cárlos Gonzalez de Posada, canónigo de Tarragona, de la Real Academia de la Historia. Tom. 1, Tarragona, por Pedro Canals, 1794. En 4.o

Esta obra empieza con una descripcion del Principado, siguen unos catálogos de los reyes de Asturias, de los adelantados y merinos mayores, de los gobernadores y corregidores, de los regentes de su audiencia, de sus arzobispos y obispos, y despues las memorias históricas de naturales del Principado, que forman un diccionario de varones ilustres de Astúrias, cuyo primer tomo, único publicado, contiene los comprendidos en la letra A. El trabajo de esta obra debia ser inmenso; así lo indica el autor en sus apuntes biográficos, en donde manifiesta tambien la causa de no haberla continuado. «Esta es la obra, dice, mas vasta de mis entretenimientos literarios, la mas erudita y costosa, que hubiera dado una memoria inmortal á su autor, si no tuviese un fin tan desgraciado. Cincuenta años de una lectura incansable, en un dia perdieron su fruto. El año 1794 publiqué solo el tomo primero, que contiene la letra A. Cuántos, á este respecto, debian de publicarse! Campomanes, que entendia de libros, dijo públicamente que en su siglo no se habia publicado libro de tanto trabajo. Estaba ya en limpio para la prensa el tomo segundo, y se detuvo por la guerra de la Independencia, y en ella pereció el trabajo de cin

.. cuenta años. Una vieja criada que mientras mi emigracion á las islas Baleares quedó con el cuidado de toda la casa, en el saco de Tarragona se vió tan despojada y pobre, que ni aun jergon tenia donde dormir. Compró un poco de arpillera, y haciendo uno, no halló para mullirle mas que mis papeles. Hasta aquí no se habia perdido todo; mas los iba sacando de allí todos los dias para encender el fuego..... Adios, mi obra de romanos.»

8. Historia de los reyes de Astúrias y Leon, por D. Francisco Cerela. MS. citado por el Sr. Soto Posadas en su Catálogo.

9. Diccionario histórico-geográfico del principado de Astúrias, por el Dr. D. Francisco Martinez Marina. MS.

Esta obra, que emprendió el autor á principios de este siglo, la dejó sin concluir, aunque lo están una gran parte de sus artículos. La causa que influyó en que esta preciosa obra quedase incompleta, fué el haber hecho en 1818 salir al autor de la corte á residir la prebenda que obtenia en la iglesia de Lérida, y las persecuciones que sufrió despues de destruido en 1825 el régimen constitucional.—Hállanse los trabajos relativos al Diccionario de Astúrias en la Academia de la Historia, en varios legajos. 10. Recuerdos y bellezas de España, por F. J. Parcerisa.—Astúrias y Leon, por Don ). M. Quadrado. Tom. 1.—Madrid, imprenta de D. José Repullés, 1855. En 4." No ha concluido de publicarse la parte relativa á Astúrias y Leon. 11. Historia del principado de Astúrias durante los seis años de la guerra de la Independencia, por D. José de Canga Argüelles. MS. En 18 de mayo de 1855 se censuró favorablemente esta obra, aunque no llegó á publicarse. La conserva la familia del autor. 12. Historia natural y médica del principado de Astúrias, obra póstuma que escribió el Dr. D. Gaspar Casal.—Madrid, por Manuel de Martin, 1762. En 4.o Sempere, en el Ensayo de una biblioteca española de escritores del reinado de Cárlos III, tom. II, pág. 152, dice que Casal trata de la historia natural de Astúrias con mucha filosofía y copia de observaciones propias, entre las cuales hay algunos descubrimientos desconocidos hasta entonces. ATIENZA, villa de la provincia de Guadalajara.

Historia de Atienza, por D. Francisco Soto Vergara. MS. del año 1685. Citase en un índice antiguo de la librería de la España Sagrada. ATILIANA, mansion romana en el camino de Astorga á Zaragoza. Disertacion sobre la localidad de las antiguas mansiones romanas Atiliana y Barbariana, que en el Itinerario de Antonino Augusto seguian á Virovesca en direccion de pomiente á oriente ó de Astorga á Zaragoza, por D. Angel Casimiro de Govantes, individuo de número de la Real Academia de la Historia. MS. en 8 hojas en 4.o, en la biblioteca del mismo Cuerpo.—El autor, á pesar de sus curiosas investigaciones, no pudo fijar exactamente la situacion de la mansion Atiliana. Opina que estando situada entre Virobesca y Barbariana, y existiendo la calzada romana conservada perfectamente entre las citadas mansiones, en lo que se llama Valpierre, legua y media antes de Nágera, hácia Briviesca, en este punto ó en sus inmediaciones debió estar situada la Atiliana.—La mansion Barbariana la fija el Sr. Go

vantes á cuatro leguas al E. de Logroño, en el despoblado de San Martin de Barbarana, cerca del cual se encuentran trozos de calzada romana.

ATTUBI, ciudad de la Betica, en la Turdetania. (V. EsPEJo.)

AUCA, poblacion romana en la region de los Murgobos. (V. BúRGos y OCA.)

AUSA ó AUSONA, ciudad de la provincia y tarraconense, capital de la region de los Ausetanos. (V. Vich.)

AUSONA. (V. Vich.)

AVELLANAS (Monasterio de las), en la provincia de Lérida.

Historia monasterii B. Mariae BellipodiAvellanarum ex antiquis ejusdem domus aliisque documentis contexta quam à lumine fundationis ad annum 1550, perduxit D. Jacobus Caresmar. MS. in 4." Amat, Memorias, pág. 161.

ÁVILA, ciudad, capital de la provincia de su nombre. 1. Historia antigua de Avila. MS.

Con este título hállase en la Biblioteca Nacional, G 112, un MS., que se atribuye por algunos escritores al obispo de Oviedo D. Pelayo. El romance que en ella se emplea es antiguo, aunque algo adulterado por los copiantes. Empieza así: «En el nombre de Jesucristo. Amén. Aquí se face rrevelacion de la primera fundacion de la cibdad de Avila é de los nobles varones que la vinieron á poblar, é cómo vino á ella el santo home Segundo,» etc. Sigue la historia de la repoblacion de la ciudad, dando noticia de los caballeros que vinieron á poblarla por mandado del Rey. Encontrándose estos junto á Arévalo con el obispo D. Pelayo, que viajaba en direccion de Toledo; comen juntos, y le ruegan les dé noticias de llércules y de sus hazañas, de su hijo Alcides y de sus amores con la hermosa Avila, que dieron motivo á la fundacion de aquella ciudad, segun se dice en esta fabulosa historia. Sigue despues la narracion de los nobles hechos y heróicas hazañas de los caballeros de la ciudad hasta la muerte de Blasco Jimeno. Es decir, que el célebre obispo solo pudo referir la historia peregrina de Hércules y sus amores, la de los ilustres Geriones y de la repoblacion; pero no pudo escribir de las hazañas de descendientes de los famosos repobladores de Avila, puesto que murió en el año de 1155, segun la kalenda de Oviedo. La leyenda es, sin embargo, interesante bajo el aspecto literario. El P. Ariz la insertó en sus Grandezas de Avila, mutilándola el principio, que es la parte mas novelesca, con el título: De la poblacion de Avila, segun la contó el obispo D. Pelayo de 0viedo en lenguaje antiguo á los que iban á poblarla en Arévalo.—Cuándo y por quién se escribió esta historia no es fácil decir. Creemos como el P. Florez, España Sagrada, tom. xxxviII, pág. 156, que el autor es uno de los muchos que se dedicaron á escribir novelas para diversion de los aficionados á la fábula.

2. Crónica de la poblacion de Avila y de los fechos que los caualleros de ella ficieron en servicio de los reyes de Castilla. MS.

El año 1517 el noble caballero Bernal de la Mata, corregidor de Avila, mandó trasladar en pergamino un cuaderno antiguo, que contenia la crónica citada. Cuenta la repoblacion de la ciudad y los nobles hechos de sus caballeros romanescamente, de manera que, si no siempre parece historia, al menos es una curiosa recopilacion de las tradiciones caballerescas de la antigua ciudad de Avila. Empieza: «Quando el conde D. Remond por mandado de el rey D. Alfonso que ganóá Toledo, que era su suegro, hovo á poblar Avila.....» Alcanza hasta los primeros años del reinado de Alfonso el Sabio.— Hállase copia en la Academia de la Historia, en las colecciones de Abella y velazquez, y en la Biblioteca Nacional, G 217. 5.- Epílogo de algunas cosas dignas de memoria pertenecientes á la yllustre é muy magnífica é muy leal ciudad de Avila, ordenada por el capitañ Gonzalo de Ayora, cromista de los Reyes católicos. Concluye: « La presente obra fué impressa en Salamanca por el muy honrado varon de Lorenço de Liom, mercader é impresor de libros. Acabóse á veinte y dos dias del mes de abril de mill quinientos é dezinueve años, á pedimento de luan Gallego, vecino de Avila, para el señor Gonzalo de Ayora, capitan é coronista de sus altezas, con privilegio real, » etc. En 8.o—Esta breve historia, de la cual no hemos conseguido ver mas que un solo ejemplar, ha sido reimpresa por Antonio del Riego, en Madrid, imprenta de los Sres. Andrés y Diaz, 1851, en un cuaderno en 4.o, con una introduccion y notas escritas por el Sr. D. Pascual de Gayangos. Está tomada esta historia, en mucha parte, de las dos anteriores, aunque con aquel criterio y gusto que era tan propio de un escritor como Ayora. 4. Historia de la ciudad de Avila, por Antonio Cianca, natural y escribano de ella. MS. Nic. Ant., Bibliotheca nova, tom. 1, pág. 109, al hablar de la edicion de 1555 de la Vida de San Segundo y de los obispos sus sucesores, que escribió Cianca, dice que preparaba este una historia completa de la ciudad de Avila, que dejó sin publicar. 5. Historia de las grandezas de la ciudad de Avila, por el padre Fr. Luis Ariz, monge benito, dirigidá á la ciudad de Avila y sus dos cuadrillas. En la primera parte trata quál de los quarenta y tres Hércules fué el mayor, y cómo, siendo rey de España, tuvo amores con una africana, en quien tuvo un hijo, que fundó á Avila. Trátase qué naciones la poseyeron hasta que la convirtió el glorioso S. Segundo, compañero de los seis

obispos que enviaron S. Pedro y S. Pablo dende Roma, y adónde están los seis. Prosigue el auctor los demás obispos que ha tenido Avila y los cuerpos santos que tiene, y cómo fué hallado S. Segundo y su traslacion, con las fundaciones de sus iglesias. — En Alcalá de Henáres, por Luis Martinez Grande, año de 1607. En fól. Insertamos íntegro el sumario de la primera parte, que pone el autor en la portada, porque da idea de los conocimientos y crítica del P. Ariz. En la segunda parte publica la crónica de Avila que se atribuye á D. Pelayo, obispo de Oviedo, de que ya hemos hablado. La tercera es la continuacion de la historia de Avila hasta la época de Felipe II. La cuarta trata de la nobleza de Avila. Salazar, en su Biblioteca genealógica, dice que no tuvo el P. Ariz gran conocimiento de este género de estudios.—Algunos ejemplares, además de las portadas que hemos copiado, tienen otra grabada, que representa los muros de la ciudad, y en el centro una de las puertas, por donde salen la reina D.o Urraca y el conde Don Ramon, y varios caballeros. En la parte superior, y á la diestra, está representado el martirio de S. Segundo, de rodillas, y á su izquierda Hércules, con su clava y un globo al hombro. En la parte inferior tres escudos: en el centro el de la familia de los Martinez Ariz, y en los costados los de la cuadrilla de Blasco Jimeno y Estéban Domingo. 6. El Rayo de la guerra. Hechos de Sancho Dávila; sucesos de aquellos tiempos llenos de admiracion. Algunas noticias de Avila, sus pobladores y familias, que tocan al que lo escribe. Hízolo Gerónimo Manuel Dávila y San-vítores, vecino y regidor perpétuo desta ciudad, tercer nieto de Sancho Dávila.—Valladolid, por Antonio de Figueroa, 1715. En 4.o El autor se ocupa de Avila algunas veces en su historia, particularmente desde la pág. 537; pero con poca extension, y nada mas que en lo tocante á sucesos que tienen relacion con los individuos de su familia. 7. Del sitio y gobierno de la ciudad de Avila, de la division, poblacion, producciones y manufacturas de su provincia. Memorias politicas y económicas de España, por Don Eugenio Larrúa, tom. xx. 8. Historia de la vida, invencion, milagros y translacion de San Segundo, primero obispo de Avila, y recopilacion de los obispos sucessores suyos hasta D. Gerónimo Manrique de Lara, inquisidor general de España, compuesta y ordenada por Antonio Cianca, natural de la ciudad de Avila.—Madrid, por Luis Sanchez, 1595. En 4."

Otra edicion en la misma ciudad y por el mismo impresor, 1595. En 4.o - 9. Tratado de los obispos de Avila, por el padre Fr. Tomás de Herrera, del órden de San Agustin. MS. de que da noticia Pellicer en el Memorial de la calidad y servicios de Don Fernando Josef de los Rios, fól. 15. 10. Catálogo de los obispos de Avila y noticias del obispado. MS. en 4.o, de principios del siglo xvil, en poder del Sr. D. Pascual de Gayangos. 11. Teatro eclesiástico de la santa iglesia apostólica de Avila, y vidas de sus obispos y cosas memorables de su sede. Gil Gonzalez, Teatro de las iglesias de España, tom. 11, pág. 189. 12. Razon de algunas cosas de las muchas que hay en el obispado de Avila, ansí para su gobierno político como el de la iudicatura, y de algunos beneficios considerables de él, por D. Antonio de Requena, regidor perpétuo de la ciudad de Valladolid y secretario de Cámara en lo tocante al crímen de su real audiencia y chancillería. MS. en fól., en la Academia de la Historia, est. 14, núm. 20. Está dedicada esta obra á D. Francisco de Rojas, obispo de Avila. Se da noticia en ella de la capital, de los pueblos del obispado y de sus parro

quias, iglesias y conventos, juzgados y hospitales. Está fechada en Valladolid, á 16 de junio de 1665.

15. Tratado de la iglesia abulense.

Impreso en el tom. xIv de la España Sagrada, pág. 1. El P. Florez, despues de hablar del nombre y situacion de la ciudad, trata de la antigüedad de la cristiandad en Avila, de la predicacion en ella de S. Segundo, de sus obispos y de los santos S. Vicente, Sabina y Cristeta. 14. Historia y grandezas del insigne templo, fundacion milagrosa, basílica sagrada y célebre santuario de los santos mártires S. Vicente, Santa Sabina y Santa Cristeta, con un epílogo de las grandezas de Avila, por D. Bartolomé Fernandez de Valencia. MS., dos tomos en fól., de que se da noticia en un índice antiguo de la librería de la España Sagrada. De esta misma obra debe ser un tom. II en fól., que trata del mismo asunto, y se guarda en la Academia de la Historia, biblioteca de D. Luis de Salazar, R 7. 15. Hermosa puerta del cielo, abierta y patente á todos los mortales, la milagrosa imágen de Nuestra Señora de la Portería,

que se venera en el convento de San Anto

nio de religiosos descalzos franciscos de la ciudad de Avila, ilustrada en tres sermones panegíricos y tres sagrados solemnes novenarios. Decíalos el reverendo padre Fr. Pedro de la Asumpcion, del órden de franciscos descalzos, quien los dedica á la misma sacratísima Imágen, y da noticia de su orígen. — Madrid, por Alonso Balbas, 1759. En 4.o 16. Historia de la nueva, admirable y portentosa imágen de Nuestra Señora de la Portería de Avila y de su fiel camarero Fr. Luis de San Joseph. Dedícala al señor marqués de Almarza, su autor el R.P. Juan de San Antonio de la órden de San Francisco.—Salamanca, en la imprenta de la Santa Cruz, por Antonio Villaroel y Torres. En 4.", sin año.

Las licencias, censuras y fe de erratas son de 1759.

17. Memoria histórico-descriptiva sobre la basílica de los santos mártires Vicente, Sabina y Cristeta, de la ciudad de Avila, presentada al gobierno de S. M. con el preyecto de restauracion de la nave principal, por D. Antonio Hernandez Callejo, arquitecto titular de la misma ciudad.—Madrid, por D. Anselmo Santa-Coloma, 1849. En 4." mayor,52 páginas. AYALA (Señorio de), en la provincia de Alava. Suma y breve relacion de los señores y señoras que han sucedido en el señorío y casa de Ayala y de los acontecimientos suyos y de sus grandes y altos casamientos y de sus orígines y notables hechos en armas y de muchos señores de título y de otros nobles infanzones hijosdalgo que dellos han procedido y emparentado en estos reinos y fuera dellos, hecho por Luis Miguel de Ayala y Manuel, hijo mayor de Athanasio de Ayala y Rojas, conde de Salvatierra, merino mayor de Lipúzcoa, Señor de los valles, tierras, casa de Ayala, de edad de diez y siete años. MS. en fól, letra de fines del siglo xvió principios del siguiente, en la Biblioteca Nacional, K 154. — Este MS., aunque genealógico en su mayor parte, con-. tiene noticias relativas á la historia de la tierra de Ayala. — El autor era hijo mayor del conde de Salvatierra D. Atanasio, que murió en Valladolid á 15 de setiembre de 1588, con cuya noticia concluye. — En la introduccion hace gala el autor de mucha erudicion sagrada y profana.

BADAJ0Z, ciudad, capital de la provincia de su nombre.

1. Antigüedades de Badajoz, por el Padre Gerónimo Roman de la Higuera, de la compañía de Jesus. MiS. Nic. Ant., Bibliotheca nova, tom. 1, pág. 602, dice

que Jorge Cardoso habla con aprecio de esta obra

en su Agiologío lusitano, diaxxv de marzo, pág. 507.

2. Discursos patrios de la ciudad de Badajoz, por Rodrigo Dosma Delgado. —Madrid, 1601. En 4.o

Esta obra es sumamente rara; jamás hemos podido alcanzar el ver un ejemplar. En la Biblioteca Nacional, Q 87, pág. 15, existen del mismo autor unos apuntamientos para la historia de Badajoz.

..5. Historia eclesiástica de la ciudad y obispado de Badajoz. Continuacion de sus obispos y memoria de muchos varones ilustres en santidad, sus hijos y naturales. Escribela D. Juan Solano de Figueroa Altamirano, doctor teólogo, canónigo penitenciario de la santa iglesia de Badajoz, visitador general de su obispado, comisario del Santo 0ficio de la Inquisicion, arcipreste que fué y vicario de Medellin. Año 1664.

MS. en dos tomos, en la Biblioteca Nacional, G 78 y 79.— Tiene el primero la licencia para la impresion, dada en Badajoz á 51 de enero de 1670. Concluye la obra con la vida del obispo D. Juan María del Rodesno.

4. Teatro eclesiástico de la ciudad y santa

iglesia de Badajoz, vidas de sus obispos y

cosas memorables de su obispado.

Gil Gonzalez, Teatro eclesiástico de las iglesias de España, tom. Iv —Como sea la iglesia de Badajoz una de las cuatro cuya historia se hace en este tomo, y tenga cada una paginacion propia, es de presumir que se hayan tirado aparte, con portada distinta, algunos ejemplares.

5. Estado antiguo de la Iglesia Pacense.

Insertó el P. Florez este tratado en la España Sagrada, tom. xiv.—Empieza el autor examinando la cuestion sobre si hubo dos ciudades en la Lusitania con el título de Pacenses, despues de convenir que existieron dos: una Paz Julia, que estuvo situada en Beja, y otra Par Augusta, que lo fué donde hoy Badajoz. Trata del convento jurídico Pacense, de sus pueblos principales, del catálogo de sus obispos y de sus santos.

6. Disertacion sobre si la colonia Pax Julia fué Badajoz ó Beja, por D. Antonio Josef de Acuña. Año 1775.

MS. en 10 hojas en 4.o, en la Academia de la Historia, E 181, fól. 186. — El autor se decide por Badajoz, y dice que no le mueve el amor de la nacion, sino el celo de la verdad.

BAEZA, ciudad de la provincia de Jaen. 1. Kalendario de cosas acaecidas en la

ciudad de Baeza, por Luis Fernandez de

Taran con, clérigo, natural de la misma.

MS. citado por Argote en la relacion de las obras de que se valió para la Nobleza de Andalucía. Jimena le menciona tambien en sus Anales de Jaen, pág. 567. El autor floreció á mediados del siglo xv.

2. Kalendario de cosas tenidas en Baeza, por Francisco Zambrana.

MS. citado por Argote, Ibidem.

5. Historia de Baeza, escrita por Gonzalo Argote de Molina. MS.

Juan Perez de Moya elogia mucho este libro en su obra Mujeres ilustres, segun Nicolás Antonio. Gonzalo Argote de Molina, en una carta que escribió á Gerónimo de Zurita desde Sevilla, á 27 de octubre de 1575, en que le habla de esta historia y de los materiales que iba reuniendo para ella, «El órden, dice, que lleuo en escribir, es por años, corrigiendo los libros de cabildos y las cartas de reyes, con lo poco que hay impresso, y pongo originalmente la mayor parte de las cartas, todo esto sucessive, hasta que se ganó Granada y aquí cessa la historia. Escriuo despues la relacion de los descendientes de mas de docientos caballeros y escuderos, que por los libros de cabildo parece que habia en Baeza y Ubeda el año de 1407, y desde aquí escrivo los casamientos y sucessiones, escriviendo de algunos la antigüedad y principio de su linaje. Estoy tan rico de libros de mano y libros de cabildo, que es cosa de maravilla..... Acabarse ha la historia, con ayuda de Dios, de oy en un año, lo que toca á historia y lo que toca á sucessiones durará mas, aunque yo no me ocupo en otra cosa.» Dormer, Progresos de la historia en Aragon, pág. 525. En otra carta inédita de Argote á Zurita, escrita desde Baeza, á 29 de agosto de 1576, dice: « Ilustre Señor: con la merced que vuestra merced me hizo, partí luego á Ubeda y Baeza para de aquí ir á besar á v. m.d. las manos, y fué Dios servido que estuve enfermo treinta y seis dias en este lugar de modorra, que se despidió con ciciones, que me han dejado tan flaco, que e acordado volverme á mi casa; llevo todos los libros del cabildo y escrituras antiguas que me dejaron de los archivos con pleito menage, y con esto voy riquísimo á mi casa y emplearé bien el invierno. Mucha historia ay de los Reyes Católicos que enviaré á v. md., que resultan de estos libros, y desde Sevilla escribiré á v. m.d. luego.» Le remite una obligacion de ocho libros de los Anales, á cinco ducados, seis dice que fueron á Nueva-España, y propone que los demás se

« AnteriorContinuar »