Antología de poetas líricos castellanos desde la formación del idioma hasta nuestros días, Volumen 2

Portada
Marcelino Menéndez y Pelayo, José Rogerio Sánchez
Viuda de Hernando y ca, 1891
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Índice

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 135 - María, vencido del sueño, por tierra fragosa perdí la carrera, do vi la vaquera de la Finojosa. En un verde prado de rosas e flores, guardando ganado con otros pastores, la vi tan graciosa, que apenas creyera que fuese vaquera de la Finojosa.
Página 136 - Donosa (por saber quién era), ¿dónde es la vaquera de la Finojosa?». Bien como riendo, dixo : «Bien vengades; que ya bien entiendo lo que demandades: non es deseosa de amar, nin lo espera, aquessa vaquera de la Finojosa».
Página 36 - ¡Benditos aquellos que cuando las flores se muestran al mundo desciben las aves, e fuyen las pompas e vanos honores, e ledos escuchan sus cantos suaves! ¡Benditos aquellos que en pequeñas naves siguen los pescados con pobres traínas! Ca éstos non temen las lides marinas, nin cierra sobre ellos Fortuna sus llaves.
Página 278 - La vna fabrica, la otra desfaze la muy rica sala de merecimiento. la vna al cielo alcançar nos faze, la otra por siempre nos busca tormento. Esta es loada en sublime grado, esta es primera virtud christiana; a esta busquemos con todo cuydado , si ver desseamos la luz soberana.
Página 137 - Mas vi la fermosa de buen continente, la cara plaziente, fresca como rosa, de tales colores qual nunca vi dama nin otra, señores. Por lo qual : « Señora - — le dixe — , en verdad la vuestra beldad saldrá desde agora dentre estos alcores, pues meres9e fama de grandes loores...
Página 103 - ¿Qué se fizo la moneda que guardé, para mis daños, tantos tiempos, tantos años, plata, joyas, oro e seda? Ca de todo non me queda sinon este cadahalso: mundo malo, mundo falso, non es quien contigo pueda.
Página 130 - Serranillas de Moncayo, Dios vos dé buen año entero, ca de muy torpe lacayo faríades cavallero. Ya se passava el verano, al tiempo que orne se apaña, con la ropa a la tajaña, encima de Boxmediano; vi serrana sin argayo andar al pie del otero más clara que sale en mayo el alva, nin su lucero. Díxele: «Dios vos mantenga, serrana de buen donayre».
Página lxxiii - El mes era de Mayo, un tiempo glorioso Quando facen las aves un solaz deleytoso, Son vestidos los prados de vestido fremoso.
Página lx - Más enseñanza y hasta más deleite se saca del cuerpo de sus poesías que de casi todo lo que contienen los cancioneros del siglo XV.
Página 133 - ¿quién vos trae de mañana por este valle señero? Ca por toda aquesta llana yo non dexo andar vaquero, nin pastora, nin serrana, sinon Pasqual de Bustares.

Información bibliográfica