Imágenes de página
PDF
ePub

Don Enrique. Algunas veces loores de Sancta Maria: otras de Armas : otras Amores, e de buenas costumbres. E llegado el dia prefigido, congregavanse los Mantenedores, e Trobadores en el Palacio donde yo estava; i de allí partiamos ordenadamente con los Vergueros delante, e los Libros del Arte, que traían, y el registro ante los Mantenedores. E llegados al dicho Capitul, que ya estava aparejado, e emparamentado de paños de pared al derredor, e fecho un asiento de frente con gradas, en donde estava Don Enrique en medio, e los Mantenedores de cada parte, e a nuestros pies los Escrivanos del Consistorio, e los Vergueros mas bajo, e el suelo cubierto de tapicería, e fechos dos circuitos de asientos donde estaban los Trobadores, e en medio un bastimento quadrado tan alto, como un altar cubierto de paños de oro, e encima puestos los Libros del Arte, e la Joya; e a la man derecha estava la Silla alta para el Rei, que las mas veces era presente, e otra mucha gente que se ende allegava.

E fecho silencio, levantavase el Maestro en Theologia que era uno de los Mantenedores, e facía una Presuposicion con su thema, i sus alegaciones-, e loores de la Gaya Sciencia, e de aquella materia de que se avia de tratar en aquel Consistorio; e tornavase a asentar. E luego uno de los Vergueros decia, que los Trobadores alli congregados espandiesen, i publicasen las Obras que tenian hechas de la materia a ellos asinada; e luego levantavase cada uno, e leia la Obra que tenía fecha en voz inteligible, e traíanlas escritas en papeles Damasquinos de diversas colores con letras de oro, e de plata, e illuminaduras formosas lo mejor que cada uno podía; e desque todas eran publicadas, cada uno la presentava al Escrivano del Consistorio.

Tenianse despues dos Consistorios: uno secreto, i otro público. En el secreto facían todos juramento de juzgar derechamente sin parcialidad alguna, segun las reglas del Arte, qual era mejor de las Obras alli esaininadas, e leídas puntuadamente por el Escrivano. Cada uno dellos apuntuava los vicios en ella contenidos, e señalavanse en las margenes de fuera. E todas assi requeridas, a la que era hallada sin vicios, o a la que tenía menos, era juzgada la Joya por los votos del Consistorio.

En el publico congregavanse los Mantenedores, e Trobadóres en el Palacio ; e Don Enrique partia dende con elloSj como está dicho, para el Capitulo de los Frailes Predicadores : e colocadas, e fecho silencio; yo les facía una Presuposicion loando las Obras que ellos avian fecho e declarando en especial qual dellas merecia la Joya: e aquella la traía ya el Escrivano del Consistorio en pergamino bien illuminada, e encima puesta la Corona de oro, e firmavalo Don Enrique al pie: e luego los Mantenedores: e sellavala el Escrivano con el Sello pendiente del Consistorio : e traía la Joya ante Don Enrique: e llamado el que fizo aquella Obra, entregavale la Joya, e la Obra coronada por memoria, la qual era asentada en el Registro del Consistorio, dando autoridad, e licencia para que se pudiese cantar, e en publico decir.

E acabado esto, tornavamos de alli al Palacio en ordenanza , e iva entre dos Mantenedores el que ganó la Joya e llevavale un mozo delante- la Joya con Ministriles , e trompetas : e llegados a Palacio, haciales dar confites, i vino : e luego partían dende los Mantenedores, e Trobadores con los Ministriles, e Joya, acompañando al que la ganó fasta su posada : e mostravase aquel aventage que Dios e Natura ficieron entre los claros ingenios, e los obscuros. De donde parece que aventage viene del vocablo Italiano avante.

E no se atrevían los Ediotas.

La Definicion de Sciencia segun Galter-Burlei en la Suma de las Artes. Sciencia es complida orden de cosas inmutables, i verdaderas.

E acatando sus instrumentos, si quier, organos, que forman en el hombre voces articuladas , e literadas, es a saber, Pulmón con su continuo movimiento, sistolando, e distolando, recibiendo aire fresco acia si, e lanzando el escalentado fuera del cuerpo por muchas partes , especialmente por la trachearchedia, que es la canna del resollo.

Percude, si quier, o fiere el aire.

El segundo, Paladar.

El tercero, Lengua.

El quarto, Dientes, que por compresion facen zizilar, o atenuar el son, si quiere, adelgazar. El quinto, los Bezos. El sexto, la Trachearchedia.

No son las voces articuladas en igual numero cerca de todas las gentes ; porque la dispusicion de los aires, e sitios de las tierras disponen estos instrumentos por diversa manera : a unos dilatandoles la canna: e por eso fablan de Garguero : a otros, haciendoles la boca de grand oquedad: e por eso fablan ampuloso. E a otros, faciendoles las varillas de poco movimiento: e por eso fablan zizilando. E assi de las otras diversidades.

Esta parte primera se dividirá en diez particulas.

La primera, Quando, i por quien la Letra Latina fue hallada.

La segunda, La difinicion de la Letra.

La tercera, Quantas son las Letras, i qué Figuras tienen.

La quarta, De los Accidentes, e de la mutacion de sus Figuras segun la diversidad de los tiempos.

La quinta, del Departimiento que han entre sí segun las voces que sinifican.

La sexta, del Son de cada una por la coniuncion de unas v con otras.

La Setena, Como se mudó el son de una en son de otras, e se puede poner una por otra en ciertos lugares.

La ochava, Como se ponen algunas Letras , e no se pronuncian; e otras se pronuncian, aunque no se ponen.

La novena, En el escrivir segun las reglas de los Trabadores antiguos, como se deven situar.

La decena, De la Abreviatura de las letras.

Micer Armenio escrivió la Historia Florcita.

La antiguidad de la letra Latina sacase asi segun Don Enrique de Villena dice en el Libro de la Sciencia Gaya.

Al tercero año que Nicostrato dio las Letras a los de Italia, el Rei Latino hizo juntar sabidores, i las reglas dadas por Carmenta fueron corregidas : e llamóse Letra Latina. Fue esto diez i ocho años antes de la postrimera presa de Troya, la qual fue antes de la Era de N. Salvador Jesu Christo por M.C.LXXXV. años segun Felipe Elefante en la Glosa de Platón en el Thimaco, lo qual dice que sacó de las Historias de los Egipcianos: e la Era de nuestro Salvador corre ahora M.CCCC.XXXIII. todo junto, serán II.M.DC.XXXVI. años.

Ocho diptongos son avidos por leales, si quiere, ciertos, en el trobar: es a saber, ai, oi, ei, ui, au, eu, ou, iu. Estos son de dos Letras: ia, ie, ui, no son finidos ; que se llaman por otro nombre Impropios.

De tres letras se componen otros ocho, Gai, vei,joi, cei, vau, lleu, niu, nou.

Maestre Gil fizo un Tratado titulado Summa de Proverbiar.

Lenguagge, Linagge, con dos gg.

Algunos Ditados antiguos, o Petafios.

Carmenta nombró a la F, Fiex : ca la X xi, conforme a la apelacion Griega «tí, ^'í.

La H. El pulmón con su aspiracion forma la H.

La Trachearchedia forma la A, e la E, e la /, e la diferencia que entre ellas se face, es por menos aspiracion ; que la A, se pronuncia con mayor, e la E, con mediana, e la /, con menor.

El paladar con su oquedad forma la O, e la H: pero la 0 ayudase con los bezos.

La lengua forma la R, firiendo en el paladar; e la D, e la F, e la L, firiendo los dientes : e la Y Griega, ayudandose con el paladar, i dientes. E la N, e Tilde, firiendo niuelmente en los dientes medio cerrados. E los dientes forman la Zapretados, zizilando. E la X, e la G, ayudandose un poco con la lengua. Los bezos con clausura, e apericion forman la B, F, M, e la P , e la Q, e la U, aguzando con alguna poca abertura, e ayudandose de la respiracion.

Algunos quisieron atribuir la pronunciacion de la D a los bezos, porque se aguzan, e abren en forma circular; pero mayor operacion face en ello el paladar, e por esso á él fue asignada desuso.

Alfabeto de Carmenta.

El de los Longobardos.

A la Fiez llamaron Fe, i a la H, Aca.

El de los Godos.

Despues que la tierra se perdió en tiempo del Rei Don Rodrigo, como se perdieron los Estudios de Toledo, e los de Zamora, e Avila; corrompióse el uso, e Reglas de la Letra Gotica, e usaron de tales Figuras.

E digeron a la F, Efe, i a la X, Eques.

Toledo se llamava Fasen, e Zamora, Numantia, e Avila, Ahila.

Despues recogidos los Christianos en el Monte Sacro en Asturias, eperecieron los saberes entre ellos, i aun el escrivir, i leer por diuturnidad del tiempo. Desque fueron conquistando, sintieron la mengua de la perdida Letra, e embiaron a la Isla de Inglaterra por Maestros que tuviessen escuela de escribir, i leer, e Gramatica; e mostraronles un tal Alfabeto.

Llamaronla Letra Anglicana; e decian a la II, Aque; pero los deste Reino no podian pronunciar sino Ache.

« AnteriorContinuar »