Coleccion de las obras suelas: assi en prosa, como en verso, Volumen 4

Portada
A. de Sancha, 1776 - 21 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 409 - Los casos de la honra son mejores, porque mueven con fuerza a toda gente...
Página 248 - ... Desmayarse, atreverse, estar furioso, áspero, tierno, liberal, esquivo, alentado, mortal, difunto, vivo, leal, traidor, cobarde y animoso; no hallar fuera del bien centro y reposo, mostrarse alegre, triste, humilde, altivo, enojado, valiente, fugitivo, satisfecho, ofendido, receloso; huir el rostro al claro desengaño, beber veneno por licor suave, olvidar el provecho, amar el daño; creer que un cielo en un infierno cabe, dar la vida y el alma a un desengaño : esto es amor: quien lo probó...
Página 278 - SUELTA mi manso, mayoral extraño, pues otro tienes de tu igual decoro, deja la prenda que en el alma adoro perdida por tu bien y por mi daño. Ponle su esquila de labrado estaño y no le engañen tus collares de oro; toma en albricias este blanco toro que a las primeras hierbas cumple un año.
Página 409 - Acomode los versos con prudencia a los sujetos de que va tratando. Las décimas son buenas para quejas; el soneto está bien en los que aguardan; las relaciones piden los romances, aunque en octavas lucen por extremo. Son los tercetos para cosas graves, y para las de amor las redondillas.
Página 279 - ES la mujer del hombre lo más bueno y locura decir que lo más malo, su vida suele ser y su regalo, su muerte suele ser y su veneno. Cielo a los ojos candido y sereno que muchas veces al infierno igualo, por raro al mundo su valor señalo, por falso al hombre su rigor condeno.
Página 400 - Verdad es que yo he escrito algunas veces Siguiendo el arte que conocen pocos; Mas luego que salir por otra parte Veo los monstruos de apariencias llenos, Adonde acude el vulgo y las mujeres, Que este triste ejercicio canonizan, A aquel hábito bárbaro me vuelvo; Y cuando he de escribir una comedia, Encierro los preceptos con seis llaves...
Página 497 - ... distinta. Si en colores Judith, si en verso Aminta duplicado laurel presumen darte, no es tu pluma, DON JUAN, escribe el arte, no es tu pincel, naturaleza pinta.
Página 226 - Cuelga sangriento de la cama al suelo el hombro diestro del feroz tirano, que opuesto al muro de Betulia en vano despidió contra sí rayos al cielo. Revuelto con el ansia el rojo velo del pabellón a la siniestra mano, descubre el espectáculo inhumano del tronco horrible convertido en hielo. Vertido Baco el fuerte arnés afea, los vasos y la mesa derribada duermen...
Página 401 - De donde se ha quedado la costumbre De llamar entremeses las comedias Antiguas, donde está en su fuerza el arte, Siendo una acción y entre plebeya gente, Porque entremés de rey jamás se ha visto.
Página 408 - Las damas no desdigan de su nombre; Y si mudaren traje, sea de modo Que pueda perdonarse, porque suele El disfraz varonil agradar mucho.

Información bibliográfica