Imágenes de página
PDF
ePub

Zuzar
Monesterio
Allaques
Africa.

alzando los dedos hacia arriba. El conde dia jo, pues que asi es, é si lo cumplis , iremos bien presto á lomar nuestras cosas para el in. vierno; y esto decia porque tenia pensado de ir á tomar á Zuzar , ó á Monesterio, ó á los Alfaques, ó Africa , que todos estos son lugares de moros y están á quince y á veinte leguas de alli, y todos muy buenos y ricos lugares, y de muy buenos puertos, y hermosamente torreados. Y dicho el conde lo que era su intencion , mandó sentar sus tiendas y que toda la gente salga á tierra, la cual eslaba muy quebrantada de la fortuna, y ansimismo manda que a todos den racion de harino , y vino, y carne salada para quince dias porque refrescasen y tomasen fuerzas; y con esto toda la gente muy alegre holgaba de manera que luego tornaron en si; é como el conde viese que la gente estaba ya buena, salvo que estaba muy desarmada del desbarato de los Gelves, manda repartir las armas que habia en las naos á cada uno para que todos estuviesen bien armados de sus coseletes, y brazales, y celadas, y espadas, y puñales y picas; y á los ballesteros mandó que tuviesen aderezadas sus ballestas, y á los escopeteros sus escopelas y su pólvora muy á punto, y hecho esto á cabo de ocho dias mandó embarcar toda la gente, y poner lodas las naos á la colla, y estando ansi embarcados, comienzan unas calmas muertas que no se movia ningun aire, y ansi estu

.

vimos quince dias embarcados, y viene uit viento medio jorno , que hizo que ninguna nao pudiese salir del puerto , y esto porque la boca de este puerlo estaba hacia la parte de me. diodia,'y ansi estuvimos esperando que amansase la fortuna, la cual era tan grande, que muchos no podiendo sofrir á estar en las naos, se salian á tierra, y como allá no habia nin. guno que les diese vitualla , ni despues de salidos los podian ir á recoger en las naos, segun la grandisima forluna, de manera que se iban por la isla adelante á comer yerbas, y se morian , y de esta manera muchos hallaban muertos por la isla; y ansi estuvimos muchos dias embarcados, lanto que viendo esto se comenzaron pocos á pocos á desembarcar y se estaban en tierra, y otros se quedaban en la nao, y de esta manera estuvimos hasta el mes de diciembre que en este tiempo algunos navios iban y llevaban bastimientos de Cicilia y de Nápoles, y siempre daban raciones que poco que mucho. En esta isla, como es dicho, hay grandes cuevas debajo de tierra, y otras encima entre las peñas, entre las cuales hay una muy grande y muy gentil hecha debajo de una peña, media legua del puerto, en la cual está un altar y una imagen de nuestra Señora de Unxada á la gregisca, con su bendilo Hijo en los brazos muy devotisimos, la cual en aque. la sazon se decia haber tres ó cuatro años que estando alli en el mismo puerto de la Lampadosa surla cierta armada de turcos,

Diciembre

biarpa ls turi.ta ta isla entraron en iris cueras.

como estrasen en esta donde estaba la imagen Deraruna á las Raos, como la arrojasen por escarnio, acaby en aguel natio donde la leraron andaba un cristiano cautare, el cual cony riese á la imagen de nuestra Sebora hizo su acatarniento y disimuló cuno si ninguna Cosa riera, ansi estorieron los turcos alli algunos dias, tanto que desde la bora que metieron la imagen, les Comenzó hacer tiempo contrario tan recio y las contine, que estorieron cuatro meses sin poder salir del puerto, tanto que estaban á punto de se perder y morir de bainbre, y como quiera que esta necesidad todos los turcos la sintiesen, pero mucho mas el cristiano por ser cabtivo, y eso poco que le solian dar, no se lo daban por no lo haber , do podiendo sofrir la hambre pensó que aquella fortuna causaba la traida de la imágen, dijo al capitan que se llamaba Ali Camali: Señor, la as de saber como algunos de los tuyos andando por la isla toparon una imágen de la madre de Dios, en quien todos los cristianos creemos y tenemos much a confianza, la han traido á los narios, y si no la mandas roher al mismo lugar donde la tomaron, sábele que no saldremos de aqui, todos pereseerémos, y si esto se hace luego nos hará tiempo. Oido esto Ali Camali, mandó hacer pesquisa por todos los navios , y pone muchas penas para que luego se la traigan: y como lo supieron los que la tenian, á la hora la lleran, y mandó que la llevasen y pongan en su lugar, y ansi lo. hicieron, y luego otro dia ruélveles buen tiempo, y ránse en Turquía. En este tiempo que es dicho que estaba el conde en esta isla con toda la gente esperando tiempo para salir del puerto, un clérigo que decia misa en el castillo, habia tomado esta misma imágen de donde ex.

laba, y la habia llevado al castillo donde tenia su altar y celebraba, y como muy continuamente iba la gente á la iglesia , donde solia estar la imágen, á misa y á hacer oracion, y no vieron la imágen en el altar, luego preguntaron los unos á los otros, que era de la imagen, y esto decian porque a todos era muy notorio lo que habia acaescido á los turcos, y como la imágen no viesen sino los que oian misa en el castillo, que eran pocos, los que no lo sabian , van al conde y cuéntanle muy por orden lo que habia acaescido á los turcos á causa de la imágen; y el conde les respondió, pues á que propósito : ellos dije. ron: Señor, porque han tomado la imágen de la iglesia, y no se sabe quien ni quien no, por tanto suplicamos á V, S. mande hacer pesquisa. El conde mandó luego que la buscasen, y andando pesquisando, dijeron como no sabe que la imágen está en el castillo , y dijieronlo al con. de, y luego manda que para otro dia por la mañana todos los clérigos eslen apercebidos, todos los clérigos y frailes que habia en la isla, y toda la otra gente chicos y grandes , y ansi juntos se van al castillo , y toman la imágen y en procesion muy ordenadamente con mucha devocion los clérigos y frailes cantando hinos y letanias y toda la mas de la gente descalzos nos fuimos hasta la igle. sia, que es media legua grande del castillo, y alli posimos en su lugar y dijimos misa, y de alli adelante toda la gente iban cada dia descalzos á la iglesia á oir misa y confesar y comulgar, y esto tan continuamente que en pocos dias, aunque el campo era muy áspero á causa de ser todo peña y monte, le cavan tan seguido y tan limpio y lleno de cruces + y de montones de piedras, como está el ca. mino del señor Santiago en el año del jubileo. Llevada la imágen, como dicho es, plugó á nuestra Tomo XXV.

35

en

cav

Navidad,

sal

Señora dende á pocos dias sosegar la forluna y comenzó hacer algunos dias de calmas y buen tiempo, y viendo estó el conde, vigilia de la Natividad de nuestro Señor, mandó sacar toda la artillería que estaba en las paos é mandóla limpiar muy bien de dentro, por, que estaba muy tomada de la mar, y despues hacelas tornar a las naos y á encabalgar en sus carueñas (sic). y manda embarcar loda la gente pensando que ya la fortuna estaba harta de le perseguir, y pensando que ya muy libremente podiamos salir del puerto, para ir donde deseaba; mas como quiera que ya estaba determinado de Dios que habia de ser así, mediante nuestros pecados, estando ansi, como dicho es, la gente en las naos'enibarcada , mártes que se contaron dos de ene. ro, se comenzó a llevantar tiempo é viento de medio jorno, de manera que de poco en poco se avino tanto que á hora de las tres despues de medio dia se vuelve en tan grandisima fortuna que comienzan las unas naos á quebrarse los próises que tenian echados en tierra, otras quebran los ayustes, otras comienzan á garrar, entre las cuales habia un carracon grande ginovés de ochocientos toneles, el cual por ser tan grande estaba amarrado fuera de la entrada del puerto con catorce gomias ó marras muy gruesas, é como quiera que el puerto es muy pequeño que apenas pudian los navios que dentro estaban, caber, y la fortuna fuese siempre mas, cres.

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »