Imágenes de página
PDF
ePub

luego de Serezana, nos cuenta aquel testigo de vista y distinguido cronista de los Reyes Católicos, que se rindió a estos en 27 de abril la ciudad de Velez-Málaga, y algunos dias despues el fuerte castillo de Bentomiz, en que pusieron por alcaide á Pedro Navarro (i). Y para confirmarnos el diligente historiador Esteban de Garibay en que fué el mismo aventurero Navarro, cuya vida escribimos, al referir el mismo acontecimiento que Pulgar, le da el titulo de capitan, y añade que de pobre mozo que se platicaba por tradicion haber sido marinero, aunque hidalgo, vino despues á señalarse tanto que subió á Conde (2).

Si llama la atencion que un escritor tan entendido en las cosas de Navarra como lo fué Garibay, y que debió si no alcanzar, á lo menos oir y tratar á los que alcanzaron y trataron á Navarro, no solo le tenga por guipuzcoano ó vizcaíno, sino que le represente como Pulgar, peleando contra los moros de Granada; no la llama menos, que dos muy esclarecidos críticos y académicos, en este siglo y en el pasado, ninguna mencion hicieran de acontecimiento tan notable. Ni el Sr. Clemencin en su magnífico Elogio de la reina Doña Isabel, Se acuerda de Navarro ni de sus minas, no obstante haber consagrado una Ilustracion entera de su Elogio á señalar los adelantamientos del arte militar en aquel reinado (3); ni el Sr. D. Vicente de los Rios en su precioso Discurso sobre los ilustres artilleros españoles desde los Reyes Católicos á su tiempo, aunque

(1) Crónica de los Reyes Católicos etc. Zaragoza , 1567. Parte 3, cap. 70 y 73.

(2) Garibay, Compendio historial, Araberes, 1571, tom. 2, capitulo 31, pág. 1434 y lib. 19, cap. 16, pág. 1245.

(3) Memorias de la Academia de la Historia, tomo6, Ilustracion 6, pág. 167.

atribuye constantemente á Pedro Navarro la invencion de las minas contra las plazas de guerra, se acuerda de las que se usaron contra la de Málaga en el mismo año (le 1487 en que se rindió á 18 de agosto (1). Ambos escritores sin embargo habian leido y releido como lo prueban sus escritos, la Crónica de Pulgar y enterádose no solo de que Navarro fué alcaide de Bentomiz por el Rey Católico, sino de que éste mandó cercar á Málaga, minarla por cuatro partes; siendo tanto lo que minaron los cristianos y contraminaron los moros desde el punto que lo sintieron, que encontrándose debajo de tierra, el mismo Pulgar refiere, que peleaban y se herían con las lanzas y las espadas (2).

Es por cierto muy de sentir que el Sr. Rios tan hábil en la crítica (3) como en la tormentaria, no tratára de investigar si realmente nuestro Pedro Navarro fué alcaide de Bentomiz en el año en que, segun los escritores italianos, asedió con los florentines ó genoveses á Screzana y Serezanello, y sí entre las minas abiertas contra Málaga, no las hubo por ventura de las, que cargándose con pólvora y rebentando, asombraron entónces por primera vez en Italia. Quizás le apartase de lo primero haber observado que Pulgar ni ántes ni despues de lo de Bentomiz, mencionó para nada á Navarro, y que tampoco se acordó de él ni le aludió el Cura de los Palacios en su Historia de los Reyes Católicos no publicada todavía. Quizás le preocupase tambien tener á Navarro por roncalés y verdaderamente nacido en Navarra, de cuyo reino, no incorporado todavía con los de Castilla y Aragon, no aparece haber asistido otro á la empresa de Velez-Málaga, sino D. Felipe de Aragon y Navarra, bastardo del difunto Príncipe de Viana, y sobrino por lo tanto del Rey Católico; mas en lo tocante á las minas mediaban otras razones. Pulgar tratando de una de las abiertas en Málaga, cuenta con su habitual exactitud, que así que los moros la vieron derribada, "cobraron tanto esfuerzo que pensaron cometer «pelea por todas partes á fin de quemar é derribar las «otras minas é armaron sus albatozus é fornescicronlas »de gentes é de tiros de pólvora (i):" lo cual dejando aparte tantos maestros de fabricarla así como la artillería, tantos ingenieros y artífices como acudieron , y tantas y tan nuevas invenciones, como el mismo Pulgar refiere que se practicaron en la guerra de Granada (2), bien podian haber despertado la atencion de algun militar entendido, para que comparándolas con las atribuidas á Navarro, supiéramos si en lo que especialmente toca á las minas, no fué mas bien un perfeccionador que un inventor de lo que ya se conocia en España.

(i) Ibidem, tomo 4, Parte 3, del Discurso, artic. 1.'

(2) Crónica, ibi, cap. 82 y 85. De las peleas que pasaron en las minas etc.

(3) Véase su bello Discurso preliminar á la edicion del D, Quijote, por la Real Academia española.

Esta investigacion acaso hubiera conducido á conocer el distrito en que tuvo eso principio, y tal vez el en que nació Navarro. Entre las gentes que, llamadas segun eos-, tumbre de otros años á la guerra de Granada, acudieron en el de 1487 á la conquista de Velez-Málaga y Málaga, las hubo de Vizcaya y sus Encartaciones (5). Eran estas por ventura entonces la única comarca de España, en cuyos pueblos cercanos á la costa podia un solo individuo, como hoy todavía sucede, alternar en los dos oficios de minador, extrayendo la mina de hierro del famoso monte de Somorrostro, situado por Plinio en la Cantabria, y de navegante ó marinero transportándola por mar á los puertos y ferrer/as de las provincias de Santander y Asturias, y de Guipúzcoa, Bayona y tierra de Labort (i).

(1) Crónica, ibi, cap. 85, y Nebrij.i que en la suya latina le sigue exactamente.

(2) Ibid. cap. kl y 46.

(3) Coleccion de Cédulas, Cari as-pat entes etc., concernientes á las Provincias vascongadas impresas de Real orden en 1828, tom. 1. pág. 10i. Carta de los Beyes de 27 de Agosto en Málaga, mandando pagar entre otros á Juan de Aedo, vecino de Yalmaseda, lo que habian adelantado á la gente de á pie, ballesteros y lanceros de Vizcaya y las Encartaciones, por los dias que además de los ciento porque salieron de sus casas pagados por los concejos, se detuvieron sin duda hasta conquistar aquella ciudad.

Como no creemos que Navarro, si nació y fué labriego en Roncal, por mucho ingenio que tuviera y le concedemos , recibiese por ciencia infusa la pericia en el navegar, en trazar y delinear fortalezas y en rendirlas con las minas; hemos siempre propendido á que nació en las Encartaciones de Vizcaya, y tuvo educacion algo mas esmerada de la que se refiere. De este modo y mas recordando que las tres provincias Vascongadas, despues de reprimidos los bandos, se transformaron en un país belicoso y en un activo arsenal de donde así salian distinguidos oficiales de mar y tierra y naves, artillería, pólvora, lanzas, paveses y todo género de armas para asegurar nuestras costas y las fortalezas de Sicilia (2), como corsarios, piratas y aventureros, que alguna vez castigaron los Reyes; nos es lícito inferir que Navarro fué uno de ellos y nació en Vizcaya. Por cántabro hemos ya visto que le tuvieron sus contemporáneos, y que los que les sucedieron , dieron á esa denominacion latina la vulgar de vizcaino. En lo anti* guo como en el dia , en el cómun de Arngon , á los nacidos de las tres provincias Vascongadas se los suele designar con el nombre de navarros. Participando Paulo Jovio de esa vulgaridad que hubo de llegar á Italia mediante su trato y roce frecuente con las gentes de Aragon, no debe causar novedad que alguna vez en sus escritos llamára Reyes de Cantabria á los de Navarra , mayormente si se atiende á que Pedro Martir hacia lo mismo, residiendo

(1) lbid. pág. 47 y 153. Cartas de los mismos Reyes de 12 de julio de 1475 y 23 de marzo de 1487, permitiendo á Pedro de Salazar su vasallo, por los servicios que les habia hecho en la guerra contra Portugal, extraer la vena de Somorrostro para San Juan de Luz, Bayona y tierra de Laborte, y que se pudiera extraer libremente.

(2) Esta transformacion de las provincias se deduce de muchas

Reales provisiones que se encuentran recopiladas en la Coleccion que dejamos citada. Por una de 16 de diciembre de 1480 aparece que los Reyes Católicos mandaron acopiar armas para proveer las fortalezas de Sicilia y la armada contra el turco, y que en las Terrerías de Álava , Guipúzcoa y Vizcaya las labrasen dejando toda labor. Por otra de 1483 se mandó á la Junta d,e Guipúzcoa, vista la habilidad de la gente de aquella provincia, que preparase naves contra los moros de Granada. Por otras de 18 de marzo de 1486 y 24 de julio de 1 487, se mandó pagar á unos corsarios guipuzcoanos los robos y costas que habian hecho á unos mercaderes bretones, y prohibiéndoles el corso á los armadores de la misma provincia, mientras no dieran fianzas en los puertos de que salian, de respetar las alianzas y amistades de la Corona. Por otras en fin de 22 de setiembre , 29 de noviembre de 1488 y 20 de enero de 1489, se manda fabricar artilleria en Vizcaya y Guipúzcoa, ayudará Maestre-Ximon y á Garcia de Orejon, vecinos de Santander, con carbon, leña , acémilas y posadas mientras la fabricaban y para transportar las lombardas y otras armas hasta los puertos en donde se hubiesen de embarcar para Sicilia, y para que con el mismo destino y preferencia á cualquiera otra obligacion y contrato se fabricase en las tres provincias cierta cantidad de cerbatanas, espingardas, lanzas, ballestas, saetas, corazas, celadas, capacetes, barnotes, paveses y otras armas.

« AnteriorContinuar »