Nouvelle grammaire espagnole-française

Portada
Garnier Frères, 1889 - 316 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 286 - ... la marítima ; no porque fuesen de otra calidad las vertientes de que se alimentaba , sino por vicio natural de la misma tierra, donde se...
Página 287 - Los edificios públicos y casas de los nobles, de que se componía la mayor parte de la ciudad , eran de piedra y bien fabricadas ; las que ocupaba la gente popular humildes y desiguales ; pero unas y otras en tal disposición, que hacían lugar á diferentes plazas de terraplén donde tenían sus mercados.
Página 62 - ... le lui la lui les lui le leur la leur les leur lui en l'en leur en les en [lui y] l'y leur y les y (After the Verb.
Página 282 - Traia sobre sí diferentes joyas de oro, perlas y piedras preciosas, en tanto número, que servian mas al peso que al adorno. La corona una mitra de oro ligero, que por delante remataba en punta, y la mitad posterior algo mas obtusa se inclinaba sobre la cerviz ; y el calzado unas suelas de oro macizo...
Página 290 - ... de cortinas. Era de figura humana, y estaba sentado en una silla con apariencias de trono, fundada sobre un globo azul que llamaban cielo, de cuyos lados salían cuatro varas con cabezas de sierpes, á que aplicaban los hombros para conducirle cuando le manifestaban al pueblo.
Página 286 - Tenuchtitlán o por otros de poco diferente sonido, sobre cuya denominación se cansan voluntariamente los autores, tendría en aquel tiempo sesenta mil familias de vecindad, repartida en dos barrios, de los cuales se llamaba el uno...
Página 290 - El ornato de ambas capillas era de inestimable valor, colgadas las paredes y cubiertos los altares de joyas y piedras preciosas puestas sobre plumas de colores ; y...
Página 290 - ... afeado con dos fajas azules , una sobre la frente , y otra sobre la nariz. En la mano derecha una culebra ondeada , que le servia de baston, y en la izquierda cuatro saetas, que veneraban como...
Página 281 - Venían en dos hileras con notable silencio y compostura, descalzos todos, y sin levantar los ojos de la tierra ; acompañamiento con apariencias de procesión. Luego que llegaron cerca del ejército , se fueron arrimando á las paredes en la misma orden , y se vio á lo lejos una gran tropa...
Página 282 - Seguían el paso de las andas cuatro personajes de gran suposición, que le llevaban debajo de un palio hecho de plumas verdes entretejidas y dispuestas de manera que formaban tela, con algunos adornos de argentería: y poco delante iban tres magistrados con unas varas de oro en las manos, que levantaban en alto sucesivamente, como avisando que se acercaba el rey, para que se humillasen todos, y no se atreviesen a mirarle: desacato que se castigaba como sacrilegio.

Información bibliográfica