Imágenes de página
PDF

dio de tubos á cualquiera distancia y conduciendo estos por encima ó por debajo de la tierra segun sea mas conveniente para la conservacion del aire que encierran. La friccion de un aire ténue, aunque insignificante, debe tomarse en consideracion. Téngase presente que de este modo no se adquiere ni puede adquirirse potencia, sino que solamente se transfiere con alguna pérdida; pero como la diferencia entre esta potencia y la producida por el carbon y el vapor, con los gastos de localidad y otros incidentes es grande, puede fácilmente sufrirse aquella pérdida. Es evidente que la cantidad de potencia primaria puede conservarse entera ó dividida, ya en pocas ó muchas partes, y que cada una puede distribuirse á su máquina separada, de manera que el agregado, tomando en cuenta la friccion, no exceda á la cantidad de potencia obtenida del torrente, rio, viento ó fuego. Juan Hague, ingeniero de Cable Street, Wellclose Square ha ganado el inmortal honor de perfeccionar aquella transmision neumática de la potencia, y merecido que su nombre se inscriba en la lista de los bienechores á su patria. Como todas las grandes y útiles aplicaciones de las leyes de la naturaleza, aquella ha tenido que luchar por muchos años contra la preocupacion, la ignorancia y presuncion de conocimientos, bajo la máscara de cautela. Foster de Stourbridge fué, segun creemos, el primero que usó de la máquina de Hague y no la ha dejado descansar desde que se puso en movimiento. La máquina para acuñar monedas en Utrecht fué hecha por el mismo Hague y trabaja bajo los propios principios, y tambien la del rio Janeiro; y los diseños por Mr. Bell encargado ahora de los barcos de vapor del Bajá de Egipto están aun en Cable Street y son hermosos. La máquina del Sultan para hacer pólvora, fué construida por Hague y trabaja con potencia neumática. El origen de donde se transfiere esta se halla á de milla de la fábrica. El convencimiento de la importancia de esta máquina ha penetrado al fin hasta Lancashire y los Sres. Wrigby, la han adaptado en su mina de carbon en Lowside cerca de Oldham. La compañía de minería de Tregollam, (Charlestown,) la usa y tiene contratadas siete mas. En Cheshire hay una á tres millas de distancia del orígen de la potencia. Muchas se están usando en las fábricas de azúcar en Londres; y últimamente una compañía ha adquirido un terreno inculto en Lancashire en que hay riachuelos y cascadas para transmitir la potencia y arrendar su uso á los fabricantes en los distritos vecinos. La adopcion de esta máquina neumática en minas de carbon las haría comparativamente seguras. Puede emplearse en las escavaciones para sacar los carros, para agotarlas ó para cualquier objeto que requiera potencia motriz. Puede conducirse á los lugares donde se haya acumulado gas hidrógeno, y puesta en operacion debe consumir y espeler cierta cantidad ósea cierto número de pies cúbicos de aire infecto por minuto, en proporcion á su tamaño y al número de golpes que dé, introduciendo al mismo tiempo aire puro atmosférico. El estado del aire espelido puede conocerse por un simple método y se sabría con seguridad cuando podian los operarios acercarse sin riesgo á aquella parte de la mina. Al considerar la gran mortandad de operarios y la consiguiente indigencia de sus familias á causa del método imperfecto que se emplea para ventilar las minas, los propietarios de estas, enriquecidos á costa de las fatigas y el sudor de hombres que trabajan en las entrañas de la tierra, espuestos al peligro incesante de perder la vida ó la salud, deberían por todas las leyes humanas y divinas investigar á lo menos qué derechos tiene esta invencion á su apoyo, adopcion y recompensa. Cualquier inteligente en el ramo de minería de carbon conocerá que el actual método de ventilacion es ineficaz y que necesita mejoramiento. Juan Martin, célebre artista, confundió y avergonzó á los inspectores de minas de carbon ante la comision de la Cámara de los Comunes que tomó conocimiento de la horrible esplosion de la mina de Springfield, y probó incontestablemente por los planos de la misma mina, que el sistema de ventilacion era imperfecto, y que á esto debia atribuirse la muerte de los operarios y la desgracia y miseria de sus viudas y huérfanos. Nos agradaria mucho ver esta circunstancia ilustrada por Mr. Martin, el plan de la mina como realmente existia ántes de la esplosion, comentado por él y su sistema de ventilacion esplicado por diseños. No podia esperarse que Mr. Martin aunque tan enérgico y patriota hubiese costeado por sí tal publicacion á ménos que los mismos propietarios de minas lo solicitaran y contribuyeran á los gastos. Si unos hombres científicos y prácticos como los profesores Faraday y Weatstone ayudados por otros de talento y esperiencia como Mr. William Brandling y Mr. Mathew Bell miembro del parlamento, examinasen á pedimento de los propietarios de minas de carbon los planos de estas, dando su parecer sobre ellos, recomendando la importancia de los mejoramientos y á los inventores como dignos de recompensa, deberian distribuirlas los propietarios por la adquisicion de un método que le aseguraba su riqueza y preservaba á los operarios del peligro á que estaban espuestos. Si las minas de carbon se beneficiaran bajo un sistema científico serían muy raros los casos de esplosiones. Las minas como hemos dicho no están propiamente ventiladas, ni los que las dirigen tienen la ciencia suficiente, pues si la tuvieran ha

brían establecido hace tiempo sistemas fundados en principios.

¿Qué propietario de minas en el Norte tiene uuna máquina neumática aunque saben que existen y que están en uso hace 7 años? Cuando Juan Martin propuso el plan que su genio concibió para conducir por medio de cilindros sobre ámbos lados del Támesis desde Vauxhall á la Torre (y despues á receptáculos bien construidos) el desague de esta gran metrópoli, para colocar sobre aquellos cilindros muelles cubiertos sosteniendo sobre celumnas dóricas ó jónicas, un paseo resguardado por una hermosa balustrada y alumbrado con gas, propuso al misma tiempo Mr. N. Ogle, uno de la comision que se agregase la potencia neumática, haciendo que los pilares y alquitrabes que debian ser huecos y de hierro colado, fuese donde se creára el vácuo. Propúsose tambien arrendar aquella potencia á los dueños de muelles y á otros y po

dria haberse estendido hasta cualquiera cantidad. Mr. Hague co

noció desde luego la facilidad y ventajas de la aplicacion de aquel proyecto. - Figúrese el lector las orillas del Támesis adornadas por hileras continuadas de pilares que se estienden hasta la distancia de 5 millas y sobre ellos paseos públicos corriendo por entre aquellos, no un arroyo turbio, sino el claro y transparente rio. Las ventajas combinadas de este proyecto eran tales que solamente la imaginacion de Martin pudo haberlas concebido; y los ingenieros declararon que podría efectuarse con facilidad. La sociedad de arquitectos de Inglaterra manifestó tambien unánime y espontáneamente su opinion de que era muy practicable. Los vecinos del Temple al considerar la grandeza y ventajas del proyecto vieron en él el adorno de sus jardines. Los dueños de los muelles lo aprobaron sin vacilar, por las grandes ventajas que les ofrecia. El gobierno lo aplaudió y estaba pronto á apoyarlo, y el informe del lord Euston, sir Patrick Ross, y otros miembros de la comision mereció toda la atencion de Mr. Spring Rice. El capitan Beaufort, hidrógrafo, á quien nadie excede en su facultad, se ofreció prontamente á ejecutar cuanto estuviera al alcance de su departamento y últimamente, el lord Corregidor y las autoridades de la ciudad cumplimentaron al inventor por su útil, hermoso é interesante proyecto. No debemos dejar de advertir que Sir Richard French que algunos años ántes habia propuesto la construccion de un muelle continuado, abandonó su idea declarando con la generosidad de caballero que el proyecto de Martin era superior al suyo y que estaba pronto á apoyarle con todo lo que pudiera. ¿Porqué se ha paralizado este grandioso proyecto en sus progresos? Esplicarémos las causas con documentos á la vista, pues de otro modo no nos atreveriamos á hacerlo. Despues de seguir su curso para establecer la direccion que no era satisfactoria á Mr. Martin, pretendió el bien conocido Dr. Granville la plaza de Director Administrador (Managing Directors) con un sueldo de 800 t por año, que debia aumentarse á 1500 con las obvenciones, casa etc., desatendiendo las justas reclámaciones de Martin.

Las pretensiones del Dr. Granville no se limitaron á esto sino que ademas exigió quinientas acciones á la par como perfeccionador (maturer) del proyecto. Mr. Martin, resentido con dignidad de semejante ambicion rehusó su consentimiento y se retiró del negocio. El estupendo proyecto de Mr. Martin está ahora en manos del Dr. Granville trastornado de un modo incomprensible. Dejámos á la opinion pública que clasifique al hombre que intenta adquirir reputacion sobre la fama de otro, refiriéndonos únicamente á la fábula del grajo adornada con las plumas del pavo-real. El hecho es, que el Doctor no entiende el proyecto de Martin ni la aplicacion de la potencia neumática; ni tiene la aptitud que se requiere para desempeñar el empleo que con tanta presuncion pretendió y que solo debe asignarse á Mr. Martin. Así es que el proyecto se ha convertido en una especulacion baja adaptada al gusto y talento del Doctor. Se ha calculado por personas inteligentes que bastarian 3.000,000 de libras para efectuar completamente el proyecto, y que podia sacarse muy buena renta de los paseos, muelles, potencia neumática y materias para abonos de terrenos; yendo siempre en aumento aquella renta. Su ejecucion completa seria digna de Inglaterra, la que daria el ejemplo de la transmision de aquella potencia, que como hemos demostrado debe producir la mejora de las clases trabajadoras. La potencia neumática se ha empleado últimamente para desaguar minas y es un poderoso auxilio en esta costosa y difícil parte de su elaboracion. La aplicacion de la potencia está tan bien trazada que puede usarse perpendicularmente, y conducirla horizontalmente, oblícuamente por declives, curvas ó ángulos agudos sucesivamente. Hay un aparato de gran tamaño que puede verse en casa de Mr. Hague y creemos que dos están ya en operacion. No opinamos que igual cantidad de agua pueda elevarse á la misma altura por el aparato neumático con ménos gasto de potencia que por el método ahora en uso, aun que tal ha sido el parecer de algunos inteligentes, lo que admirámos y lo que los mineros de esperiencia han ensalzado tan justamente, es la comodidad de servirse del aparato bajo tan diferentes circunstancias. — Este puede describirse brevemente. Supongamos una série de cajas de fierro de la cabida de una tonelada de agua cada una y distantes una de otra 20 pies. Estraido el aire de estas cajas por medio de bombas se precipita el agua en la caja mas baja para llenar el vacío; en el momento de efectuarse esto se cierra la válvula y abierta la comunicacion con la caja que sigue pasa el agua á ésta y así sucesivamente hasta que se derrame ó aplique á mover la rueda de una máquina. Tan pronto como sale el agua de la primera caja pasando á la que le sigue vuelve aquella á llenarse, conservándose el vacío; y de este modo se continúa la accion. La máquina es muy fuerte y sencilla y no está espuesta à descomponerse. Los aparatos que ahora se usan ademas del embarazoso conjunto de maderos y otros materiales que necesitan, despiden una monstruosa columna de agua, al paso que por el método de que tratamos se condúce este con mas acierto y utilidad. Los esperimentos que se practicaron algunos años hace para las minas de la América del Sur fallaron por la imperfeccion de las máquinas y por no estar la ciencia bastantemente adelantada para dar los resultados que ha producido Hague. Por este método puede construirse una máquina neumática que aun á muchas millas de distancia de la potencia motriz lleve el agua á donde se quiera. Los hechos que dejamos referidos exceden en mucho á las mas vivas esperanzas que se concibieron hace algunos años acerca de la eficacia de esta invencion y abre un vasto campo á nuevos esfuerzos y mejor éxito.

Magnetismo eléctrico,

El segundo método que hemos dicho hallarse todavía en embrion es la aplicacion de la batería voltaica ó el magnetismo eléctrico como potencia motriz. Los resultados de los esperimentos publicados hasta ahora son suficientes para convencerse de que se requiere solamente talento, perseverancia y dinero para perfeccionarlo. Hemos oido hablar mucho de los esperimentos de Mr. Davenport en América, como si el descubrimiento hubiese sido suyo; y parece que él ignoraba lo que se habia efectuado en Europa. Jacobi por una serie de profundos é ingeniosos esperimentos descubrió un movimiento de rotacion directa, produciéndole el gasto de media libra de zinc cada 8 horas, la mitad de la potencia de un hombre. Por la ley de Faraday sobre los equivalentes, puede saberse con aproximacion lo que costaria producir aquella potencia. A pesar de nuestro respeto hácia Jacobi no nos determinamos á afirmar sin ulteriores consideraciones y esperimentos, que este nuevo motor sea mé nos costoso que otro alguno conocido, pero si dirémos que es seguro y sencillo en su aplicacion. El Emperador de Rusia ha proporcionado fondos á Jacobi para seguir sus esperimentos, y luego que este distinguido físico avise que está pronto, se habilitará un buque bajo su direccion provisto de este motor para impelerlo contra los vientos y las olas. Las sociedades científicas y mercantiles deben esperar del resultado una mudanza en el sistema actual. En estos últimos años se han empleado grandes capitales y mucha energía en variar el método de tránsito por tierra, sustituyendo la potencia mecánica á la animál por medio de carriles de hierro, nivelados y rectos en cuanto lo ha

« AnteriorContinuar »