Imágenes de página
PDF

Apénas habrá una nacion en Europa que á esta época no haya obtenido un exacto conocimiento de sus manantiales, y publicado sus ensayos benéficos, pues apénas habrá una, si se esceptúa nuestra España, que no haya formado sus estadísticas generales, en donde, como en su centro se ha dado un lugar preferente á la posicion geográfica y geológica de las aguas, así como se han analizado sus virtudes y cualidades. Por este medio, aldeas que poco ántes no habian ocupado un lugar en la historia y mucho ménos en los mapas, se han hecho famosas por sus aguas, y han llegado en un corto periodo á un grado de bienestar y opulencia sorprendente, á que sin duda no hubieran podido arribar, ni aun aspirar segun la marcha ordínaria de las cosas. - El comercio y las artes tienen tambien un interes directo en estos importantes descubrimientos, el primero esportando las aguas á paises lejanos, y especulando las segundas sobre la riqueza de su composicion química, como se observa en las salinas y en otros procedimientos análogos. En todos los paises, las corporaciones ora administrativas, ora científicas, y señaladamente las Sociedades patrióticas tal vez mas interesadas que las otras, han hecho los mayores esfuerzos para conocer las propiedades de las aguas minerales; realizando las miras de los gobiernos solícitos de procurar á sus pueblos los mas singulares beneficios que de estas investigaciones reportará el género humano y particularmente la humanidad doliente. Todos los que hayan viajado por los Estados-Unidos de América, Inglaterra, Alemania, Francia y España quedarán convencidos de esta verdad, debiendo haber observado por sí mismos los preciosos resultados de tan benéficas investigaciones. En Francia, por ejemplo (cito esta nacion así como pudiera citar otras) los habitantes viven tan persuadidos de la utilidad local que ofrece el descubrimiento de aguas minerales y que no bien se han informado con algun detenimiento de las cualidades y virtudes de las que han sido el objeto de sus investigaciones, se comunica sin detencion alguna al Prefecto del departamento, y esta autoridad superior, celosa de contribuir por el interes de los pueblos que le están subordinados, al mayor bien y utilidad comun, confia el análisis á personas espertas en la materia sin causar dilaciones y espensas que son siempre obstáculos á las empresas mas beneficiosas. Procédese en todas estas operaciones de oficio, no por facultativos, sociedades ó corporaciones nombradas por tiempo limitado ó indefinido, cuya existencia es desconocida, y sin otra censideracion y miras que el interes individual y local. En nuestra España los Ayuntamientos cuidan con esmero sobre este particular y las Sociedades patrióticas dan y siempre hán o.

[ocr errors]

dado el primer paso en la carrera, debiendo á sus desvelos el que se hayan descubierto nuevos manantiales y analizado otros ya conocidos y hasta olvidados.

La Isla de Cuba, Sr., es interesantísima bajo todos aspectos, y muy especialmente en cuantos ramos versan sobre la historia natural: merece y reclama por su posicion geográfica y por su vecindad á un pueblo eminentemente viajador como lo es el de los Estados-Unidos de América, la adopcion de un sistéma análogo para llegará conocer de un modo exacto el gran número de manantiales minerales y termales que encierra en su riquísimo seno. Seria de desear que esta empresa se llevase á su perfeccion entre nosotros: en ella puede procederse con facilidad, prontitud y gratuitamente, puesto que poseemos todos los medios que conducen á este fin.

En mi opinion bastaria solo el que V. S. con acuerdo de esa Real Sociedad, si lo estimare conveniente, escitase el celo patriótico del Escmo. Sr. Capitan general, para que por su conducto se oficiuse á las Reales Juntas de Medicina y Farmacia, á quienes tanto interesa como cuerpos facultativos el perfecto conocimiento en la materia, á fin de que por conducto de sus subdelegados respectivos en los puntos donde existan, se proporcionen y remitan á esta Real Sociedad muestras, datos y cuanto sea relativo á los manantiales existentes en su jurisdiccion; y en aquellos pueblos donde no los hubiere, se podria seguir con acierto y ventaja una práctica semejante á la establecida en la Península, comisionando al efecto á los pedáneos ó capitanes de partido, acompañados del farmacéutico ó del médico, si lo hubiere, à quienes se circulará ántes una instruccion ad hoc que les sirviera de norma en su recoleccion y remesa, invitándoles á comunicar con la posible brevedad á esta Real Sociedad los datos adquiridos, á fin de que el ilustre Cuerpo disponga su analísis, y que una vez establecidas y probadas sus propiedades, pueda publicarse una estadística general de las aguas minerales de toda la Isla.

Tan sencilla como realizable propuesta será, no lo dudo, Sr. Director, benignamente acogida por V. S. que tanto se interesa por cuanto puede refluir en beneficio y medra del pais y de la C101Cla,

A la consideracion de V. S. y de la Real Soeiedad dejo el colegir todo el partido que se podrá alcanzar con la ejecucion del plan que tengo el honor de someter á la aprobacion de VV. SS. y á cuyo paso me anima el íntimo convencimiento de llevar en sí los gérmenes preciosos de humanidad, ciencia, moralidad, público bien estar y prosperidad. Habana 22 de abril de 1839.—Ldo. To-ribio Zancajo.

[ocr errors]

SECCION DE INDUSTRIA Y COMER CIO.

EXAMENES PUBLICOS

de la Academia gratuita de contabilidad mercantil, costeada por la Real Sociedad y Real Junta de Fomento.

El 21 de abril de 1839, habiéndose pasado previa esquela de atencion á los individuos que componen el Cuerpo Patriótico y Real Junta de Fomento, principales comerciantes de esta plaza y personas de notabilidad, y convocado ademas al público por los diarios, se dió principio á este acto á las diez de la mañana en la casa morada del Sr. Auditor de guerra honorario D. José Bruzon, presidente de la Seccion de Industria y Comercio. El infrascrito bajo el carácter de Inspector del establecimiento tomó la palabra y dijo.—,, Señores: la Seccion de Industria y ,,Comercio me honró con el distinguido título de Inspector de ,,esta Academia de Contabilidad Mercantil en los momentos de ,,su instalacion. No teniamos local apropósito para la reunion de ,, los alumnos, y aunque la clase me autorizó para solicitarle en ,, uno de los conventos invocando su respetable nombre, en este ,,se escusaban creyendo que la concurrencia de los jóvenes po,, dia molestar la santidad del lugar, en aquel me señalaban pues,,tos incómodos y aun poco decorosos al objeto que se buscaba: ,,en tal conflicto debí al Prelado de la órden de S. Francisco la ,, generosa cesion que hizo de una de sus aulas, donde quedó es,,tablecida la Academia con decencia y comodidad, segun apare,,ce de mis comunicaciones á la ilustre Corporacion.” ,,Se abrió la Academia el 19 de abril del año próximo pa,,sado con los ocho estudiantes á que fué comprometido el direc,,tor D. Cristiano Jacobo Kruger, y en 19 de agosto último se ,, aumentó con igual número à virtud de la cooperacion de la Real ,, Junta de Fomento. Los aspirantes á ser admitidos en esta cla,,se fueron numerosos, y la inspeccion logró del director que se ,,recibiesen dos mas bajo el carácter de supernumerarios.” ,, Una constante vigilancia sobre el establecimiento, un ,contínuo celo en la asistencia de los alumnos, órden y de,, coro en sus lecciones, justicia é imparcialidad en la admi,sion de pretendientes han sido los principales cuidados á que de,, diqué mi empeño desde el principio; y tengo la satisfaccion de , decir á V. SS. que en muy poco ó en nada tuvieron que poner, se en ejercicio mis paternales funciones, porque el preceptor ha ,llenado sus deberes en todos sentidos, porque los jóvenes dóciW,

[ocr errors][ocr errors]
[ocr errors][ocr errors]

,les y habituados á la palabra del honor, supieron escucharme
, siempre que les hablé.”
,, Nada hay que decir de los adelantos de la Academia, porque
,,ella va á someterse á un riguroso examen, y parece escusado que
.,yo me anticipe á encomiar las operaciones de que he sido inmedia-
,,to fiscal: ella Justificará el modo con que ha sabido aprovechar
,,el tiempo, y la responsabilidad del Sr. Kruger para con la So-
,, ciedad y Real Junta de Fomento quedará cubierta con los re-
,, sultas del acto que va á principiarse.”
,, La Real Sociedad Patriótica al establecer esta Academia
,, derramó uno de los mayores beneficios que puede recomendar su
,, historia. La Habana demandaba una escuela de esta categoría pa-
,,ra enseñar el canmino á las generaciones futuras, proporcionando
,,á su aplicada juventud la mas noble y lucrativa carrera. Ya la
,, tenemos, y su establecimiento se debe al Cuerpo Patriótico, á la
, generosa cooperacion de la Real Junta de Fomento, á los dignos
,, socios que la propusieron. Si los resultados de este exámen lle-
,,nan el objeto de la Junta y merecen el voto público, no necesi-
,,tamos mas títulos para llamarnos propiamente ,, amigos del
,, pais.”
Seguidamente se llamaron las clases, resultando presentes D.
Tomas Miguel de Aljovin, D. Bernardo Angulo, D. José Rico
y Espada, D. Luis Saez de Riveaupierre, D. Joaquin Gutierrez,
D. Nicolas Ruiz y Gallego, D. Juan de Igualado, D. Andres de
Zayas, D. Andres García, D. Francisco Javier Angulo, D. Lu-
ciano Vidal, D. Manuel Ramirez, D. Manuel Vizcaino y D. Pa-
blo Rodriguez; no habiendo asistido D. Joaquin Valdes Torron-
tegui, D. Pedro Gutierrez, D. Manuel Hernandez y D. Joaquin
Silveira.
Se abrió el exámen sumando, restando, multiplicando y par-
tiendo enteros. Luego las mismas reglas en denominados intro-
duciendo en ellas las monedas estrangeras con esplicacion de sus
valores. Las propias reglas en quebrados comunes, y al fin el
Sr. Presidente propuso un problema bastante complicado que le
fué resuelto con la mayor facilidad y presteza. En la esplicacion
de la regla de tres fueron preguntados y contestaron satisfactoria-
mente. Resolvieron con maestría cuanto se les mandó con refe-
rencia á la compra y venta de café, azúcar, cera, grana &c. es-
plicando sus valores, surtidos, taras &c., aneages de géneros,
cuentas de comercio aplicadas á nuestras relaciones con España,
Inglaterra, Francia, Hamburgo &c., cuentas de rédito, razones
y proporciones; cuentas corrientes; cuentas de descuento; cuen-
tas de seguros; cambios con todos los paises del mundo; arbitra-
ges entre varias plazas; cálculos para averiguar el producido de
nuestros frutos segun los precios de otros mercados; cálculos so-

bre el surtido de nuestros azúcares; cálculos para la medidà y compra de maderas &c. &c. &c.

Los Sres. D. José del Castillo, D. José Tosar, y D. Juan Nenninger (por D. Pedro A. García) invitados espresamente como inteligentes en la ciencia mercantil, hicieron las preguntas que consideraron propias, conviniendo unánimes en los estraordinarios adelantos de la Academia y utilidad del método con que D. C. J. Kruger instruye esta porcion de jóvenes confiados á su enseñanza. El Sr. Vice-director de la Real Sociedad D. Nicolas de Cárdenas y Manzano propuso diversos problemas á que contestaron los alumnos con asombrosa presteza y exactitud.

Calificado completamente el estado de instruccion, se declaró en primer lugar á D. Tomas Miguel Aljovin; en segundo á D. Bernardo Angulo, y en tercero á D. José Rico y Espada, dándoles en clase de premios y á nombre de la Corporacion la obra de Vallejo, y el tratado de comercio de Coll. Y siendo las dos de la tarde se suspendió el exámen, muy satisfecha la clase y todos los concurrentes de los notorios progresos que ostentaron estos aplicados jóvenes, á quienes el Sr. Presidente dirigió la palabra, así como al profesor Kruger, manifestándoles su favorable y decidido sentir; disponiendo en seguida que yo el infrascrito estendiese este acta para dar cuenta á la Real Sociedad Patriótica. Habana y abril 22 de 1839.—Joaquin José García, secretario.

INFORME de la comision nombrada para visitar la imprenta Litográfica.

Nombrados por esta Real Sociedad para visitar la Litografia de los Sres. Cosnier y Moreau, la cual lleva el nombre de la Corporacion, tenemos la satisfaccion de manifestar que la hemos hallado plantificada en el mejor pie de perfeccion que podria esperarse en un pais donde algunos años hace se habian establecido infructuosamente dos empresas de la misma naturaleza, y que por causas que ignoramos no pudieron prosperar. Los Sres. Cosmier y Moreau no se han desanimado con tales antecedentes, sino al contrario han puesto una atencion mas escrupulosa para no fallar en los medios, y han logrado consolidar su empresa de un modo que parece ya segura y duradera. Los artistas que están al frente del establecimiento, dados cada uno á un género distinto de trabajo, presentan reunidos la ventaja de poder ejecutar toda suerte de dibujos. Mr. Moreau, pintor de historia y retratista,

N

« AnteriorContinuar »