Imágenes de página
PDF
ePub
[ocr errors]

у

assí acabó de passar
el rio al tercero dia,
y á vista de nuestro campo
su alojamiento hazia
cerca de vna montañuela,
y con muy gran

osadía
representó la batalla
que el Duque dar no queria,
porque no le pareció
ser cosa que conuenia,
aunque se entendió que estaua
la victoria conocida,
por tener gente mejor
para el effecto escogida;
y seys mil, de la nacion
en el mundo más temida,
bastantes á no dexar
ningun contrario con vida.
Mas viendo que del suceso
de la batalla pendia
la destruction general
de toda aquella prouincia,
no hizo más de dar órden
que nuestra cauallería
su retaguardia picase
quando caminando yua;
y queriendo apoderarse
de Tonger, pequeña villa
del Obispo de Liega,
importante, fuerte y rica,
hizo quedar atrasada
toda su cauallería

[ocr errors]

para que, miéntras la toma, á la nuestra el paso impida; pero no le sucedió del modo que pretendia, porque D. Lope de Acuña, mostrando, como solia, el valor de su persona, los entretuuo aquel dia hasta que llegar pudiese la española infantería: de manera que no sólo no nos ganaron la villa, pero escaparon muy pocos enemigos con la vida. Y el Príncipe, viendo en esto lo mal que le subcedia, se fué házia Tirlemont, y vn arroyo que allí auia mandó a la mitad del campo que

le

pasase aquel dia; у

desto fué la ocasion que con los demas queria ocuparnos vn molino, porque desde allí podia señorear nuesto campo y plantar su artillería, y dar luego la batalla, que era lo que pretendia; y aquel desigño, creyendo que no se le entenderia, quando menos lo temió vió que los nuestros partian

[graphic]

del Duque de Alua embiados, y que se dieron tal prisa que en ménos de media ora sobre el molino ponian, desalojando al contrario, dos piecas de artillería; у

assí el resto de su campo á toda furia partia á juntarse con los otros que el arroyo diuidia;

; pero costóle tan caro que más de dos mil perdia; y partiendose de allí hazia Lobayna camina, y por tierras del Obispo de Lieja se boluia para entrarse en Alemania; y viendo que no podia porque las villas el

las villas el paso á paso le deffendian, para hazer rostro al campo del Duque se apercebia: el qual, ninguna otra cosa hizo viendo que voluia, sino hazer sus trincheras y esperar lo que haria; у viendo

que

sin effecto se passaua á nuestra vista y que el camino de Francia sin más esperar seguia, siguióle el Duque tambien; y quando vido

que

auia

salido de los Estados á Bruselas se boluia, con un inmortal renombre ganado en esta conquista, porque con tanta prudencia, sin lançada ni herida, hizo lo que con las armas imposible parecia.

ROMANCE NOUENO.

lo

Para poner fin el Duque
felizmente á la jornada
que a su valor inuencible
auia sido encomendada,
sólo faltaua tratar

que al gouierno tocaua,
para lo qual en Bruselas
los más principales manda
que se juntasen vn dia
que para aquello señala,
у

entre otras cosas propuso quán necesitado estaua el Rey por los grandes gastos que auia hecho por su causa; y que ansí, de parte suya, les pedia y les rogaua que sobre las mercancías, conforme al vso de España, algun tributo impusiesen con que fuesse remediada la necesidad estrecha en que su Príncipe estaua. Fué al principio recebida muy bien tan justa demanda, mas despues, como tenian la intencion tan estragada,

« AnteriorContinuar »