Imágenes de página
PDF
ePub

de San Leonardo, primer Caballerizo de S. M., y habiendo hecho el juramento y pleito homenaje con iguales ceremonias y formalidad, besó la mano á SS. MM. y A., y se retiró á su puesto, tomando otra vez el estoque.

Despues volvió á decir el Rey de Armas: Subid, Marqués de Montealegre, á recibir el pleito homenaje al Marqués de Santa Cruz, Mayordomo mayor de S. M.; y habiendo con efecto subido y hecho las reverencias acostumbradas , se colocó en el puesto que ocupaba el Marqués de Santa Cruz, quien pasó al medio del tablado, y hecho las cortesías al altar y á sus Majestades y Alteza se puso de rodillas delante del Cardenal Arzobispo de Toledo, que le recibió el juramento, y despues pasó á hacer el pleito homenaje en manos del Marqués de Montealegre; y habiendo besado la mano á SS. MM. y A. volvió á tomar su puesto, y el Marqués de Montealegre el suyo.

Luego volvió á decir el Rey de Armas: Cardenal Patriarca, llegad á recibir el juramento y pleito homenaje que debe hacer el Cardenal Arzobispo de Toledo.

Uno y otro prelado dejaron y trocaron sus respectivos puestos, y revestido con la capa pluvial el Cardenal Patriarca, y puesto en la silla que ocupó el de Toledo, despojado este de sus vestiduras pontificales salió acompañado del Maestro de Ceremonias, y puesto de rodillas delante del Patriarca, le recibió el juramento, y despues pasó é hizo el pleito homenaje en manos del Marqués de Santa Cruz con la misma formalidad y solemnidades que los demás Prelados, y luego que besó la mano á SS.MM. y A. se retiró á la silla del Cardenal Patriarca.

Concluido todo lo referido salió de su puesto el Señor D.Manuel de Aizpun, Secretario de la Cámara, asistiéndole á sus dos lados nosotros los Escribanos mavores de las Cortes, y haciendo las reverencias acostumbradas dijo en alta voz:

Señor:

V. 31. en nombre del Serenísimo y esclarecido Principe D. Fernando su primogénito hijo, aceta el juramento y pleito homenaje y todo lo demás en este acto hecho en favor del Serenísimo Principe; y pide á los Escribanos de Cortes, que asi lo den por testimonio; y manda que á los Prelados, Grandes y Títulos que están ausentes y acostumbran jurar se les tome el juramento y pleito homenaje?

S. M. se sirvió responder: Asi lo aceto, pido y mando.

Manteniéndose los tres en el mismo logar subieron al tablado los dos Comisarios de Burgos, y despues de haber hecho las reverencias acostumbradas, hizo á S. M. el Marqués de Villacampo , como mas antiguo, la siguiente arenga:

Señor:

El Reino da á V. M. y á la Reina nuestra Señora la mas rendida enhorabuena por su exaltacion al Trono y Jura del Serenísimo Señor D. Fernando, Principe de Asturias , vuestro muy caro y muy amado hijo, renovando el amor y lealtad debida á V. 31.; y al mismo tiempo hace á V. 31. la mas reverente súplica, para que se sirva mandar dar un tanto autorizado á cada ciudad y villa, á fin de que siempre conste este acto tan plausible para todos los vasallos dispuestos á sacrificar sus vidas en obsequio de V. 31., en que recibiremos todos muy gran merced.

S. M. se sirvió responder: Os agradezco mucho lo que me habeis dicho, y mando se os el testimonio que pedis: con lo cual se retiraron á sus puestos dichos Comisarios.

Y habiéndose concluido enteramente este acto, se volvió al altar el Cardenal Patriarca que estaba revestido de pontifical, y empezó á entonar el Te Deum, que se prosiguió por la música de la Real Capilla; y acabado dijo el mismo Cardenal Patriarca las oraciones; y despues de haber dado la bendicion solemne se desnudó del pontifical para acompañar á SS. ¡VIM. , que se retiraron inmediatamente á su cuarto con el mismo acompañamiento con que vinieron á la iglesia.

Y en esta forma se dió fin al referido acto, de que certificamos y damos fee los infrascritos Escribanos mayores de Córtes — Agustín Brabo de Velasco y Aguilera— (Sigue su rúbrica)—D. Pedro Escolano de Arrieta— (Sigue su rúbrica)

SEÑALAMIENTO

hecho por el Señor Gobernador del Consejo para celebrar la primera junta de Cortes el dia 30 de septiembre.

Nota—Hoy domingo veinte y siete de septiembre de mil setecientos ochenta y nueve, me dijo el Ilustrísimo Señor Conde de Campomanes, Gobernador del Consejo, Presidente de las Córtes, se hallaba con las órdenes de S. ¡VI. para continuar las presentes en el Salon de los lteinos del Palacio del Buen Retiro, y que debiendo ejecutarse luego estuviese yo con el Excmo. Señor Mayordomo mayor de S. M., para saber si tenia dadas sus órdenes á efecto de que estuviese dispuesto y pronto para el miércoles treinta de este mes el referido Salon , lo que hice esta mañana , y á mi presencia encargó á D. Antonio María de Cisueros, Caballero del Orden de Calatrava , Mayordomo de semana de S. M. y Gefe de su Real Tapicería, acordase las disposiciones convenientes á dicho fin , y respondió á S. E. que lo practicaría junto con D. Josef de Merlo, Aposentador de S. M., y enterados ambos por mí de lo que era necesario, quedamos acordes en que á las doce de la mañana lunes, concurriese yo al mismo Real Palacio del Buen Retiro , donde estarian el ayuda de furriera y el carpintero para disponer los bancos, mesas, y demás necesario al adorno del citado Salon: de todo lorcual informé á S. I. el Señor Gobernador del Consejo, Presidente de las Cortes , y me dijo tenia determinado se celebrasen estas el expresado dia miércoles treinta del presente mes; y que en su consecuencia se pasase aviso á los Señores Asistentes, á fin de que concurran á su posada á las ocho de la mañana para acompañar á S. I. al Palacio del Buen Retiro, y que tamhien se avisase á todos los Caballeros Procuradores de las ciudades y villa que tienen voto en Córtes, y á mi compañero D. Agustin Brabo de Velasco y Aguilera, para que asistan á las ocho de la mañana de dicho dia en el Salon de los Reinos del citado Real Palacio, por medio de esquelas que les llevasen los porteros, igual á la que acompaña á esta nota , de que se podría imprimir un competente número de ejemplares con los claros en blanco, á fin de que puedan servir para los avisos sucesivos; y todo se ejecutó como lo mandó S. I., de que pongo esta nota para que siempre conste , y la firmo en Madrid dicho dia vcinte y siete de septiembre de mil setecientos ochenta y nueve—D. Pedro Escolano de Arrieta—(Sigue su rúbrica)

Otra—Hoy lunes veintc y ocho de septiembre de mil setecientos ochenta y nueve pasé, despues de salir del Consejo, al Real Palacio del Buen Retiro donde encontré á Don Florencio Martin, ayuda de la furriera, con nn carpintero y otros sirvientes; y hallándose ya enterado por sus jefes de lo que debia hacer, me condujo al Salon de los Reinos, y conferenciado lo que debia hacerse para adornarle y poner en la disposicion correspondiente para que el Reino pueda celebrar en él las presentes Cortes, quedó en ejecutarlo en todo el dia de mañana martes veinte y nueve, lo que puse en noticia de S. I., y me mandó que pasase dicho dia mañana si se hallaba todo prevenido, de manera que no se experimentase falta. Y para que conste pongo esta nota que firmo en Madrid á veinte y ocho de septiembre de mil setecientos ochenta y nueve—D. Pedro Escolano de Arrieta—(Sigue su rúbrica)

NOTA DE ESTAR DISPUESTO

el Salon de lo» Reinos del Palacio del Buen Beliro.

Nota—A las cinco de la tarde de hoy veinte y nueve de septiembre de mil setecientos ochenta y nueve pasé al Palacio del Buen Retiro acompañado de Felipe de Sala y Valdés, Cayetano Herrera, Rafael Buitrago y Juan Manuel de Angulo, porteros de Cámara y del Consejo, y tambien de los Reinos; y habiendo entrado en el Salon le hallé ya esterado, y que se estaban colocando los bancos y mesas, restando solo las almohadas y misal con un CruTomo XVII. 7

« AnteriorContinuar »