Imágenes de página
PDF
ePub

Ja letra fué aprobado por la Junta, diciendo S. I. que se procediese á la prestacion del juramento, lo que se ejecutó en la misma forma y con la propia solemnidad que los demás, sin mas diferencia que haber estado tambien en pie S. I. y Señores Asistentes durante el acto del juramento. Y despues de concluido y haberse sentado y cubierto todos, dijo S. I. al Señor Marqués de Bélgida se sirviese manifestar á su compañero el Señor Marqués de Astorga, que en el dia y hora en que se hallase desocupado debia presentarse á S. I. á prestar el juramento acostumbrado. Y habiendo ofrecido ejecutarlo , le añadió S. I.: pues por hoy ya ha cumplido y desempeñado V. E. lo correspondiente á este acto, y se le pasará aviso del dia y hora que S. M. se digne señalar para pasar á su Real presencia á la apertura de las Córtes y oir la proposicion que tenga á bien mandar hacer, á cuyo fin vendrán todos los Caballeros Procuradores á mi posada para que vamos con la solemnidad y formalidad acostumbrada en semejantes casos, y tambien se avisará á V. E. la hora en que conforme á la que señale S. M., deberá V. E. estar en el Real monasterio de San Gerónimo el dia veinte y tres del corriente para prestar el juramento al Serenísimo Príncipe D. Fernando nuestro Señor, pudiendo ya V. E., si gusta, retirarse á su casa, para que entre otra ciudad. Y así lo hizo.

Despues de concluido este acto dijo S. I. que debian seguir las ciudades cabezas de provincia, dando principio por la que en la suerte la cupo ser la primera, y mandó al portero llamase á la ciudad de Avila, que fué á quien correspondió. Y habiéndolo ejecutado entraron por ella D. Nicolás Dávila Pacheco, Conde de Ihangrande y Don Francisco Cosío, y despues de haber hecho una profunda cortesía, les dijo S. I. que tomasen sus asientos y cubriesen: lo que ejecutaron. Y luego representó á la Junta el Conde de Ibangrande el perjuicio que se seguia á su ciudad y á otras de haber entrado la villa de Madrid al reconocimiento de su poder despues de los Reinos y ántes de otras ciudades, á quien tocó la suerte preferente, siendo el de Madrid el séptimo lugar; y protestando no les parase perjuicio, suplicó ála Junta mandase se le diese testimonio para en guarda de su derecho sin perjuicio de él, y en su inteligencia le dijo S. I. que los Caballeros Procuradores de Madrid habian entrado ántes por ser Grandes de España, pues en tales actos se habia acostumbrado hacer siempre así con las ciudades y villas, cuyos Procuradores habian sido Grandes por la consideracion á su carácter, y la Junta habia acordado que se observase la práctica sin perjuicio del derecho de su ciudad, y de las demás á quienes tocó la suerte, mandando que á todas se les diese el testimonio que pidiesen, de lo cual quedaron enterados; y de órden de S. I entregaron en la forma que los demás Procuradores de Córtes el poder que traian de su ciudad de Avila á los Escribanos mayores de Córtes; y leido en la Junta se aprobó y dió por bastante, en cuya consecuencia prestaron el juramento con la misma solemnidad y formalidades que los demás Caballeros Procuradores: y habiéndoles hecho S. I. iguales prevenciones y encargos que á los otros, se salieron por la misma puerta que ellos.

Habiendo mandado S. I. al portero que llamase á Zamora, que era á quien correspondia, bizo presente que los Caballeros Procuradores de otras ciudades instaban reclamando el perjuicio que decian se les habia hecho por haber entrado primero Madrid; y acordó que nosotros los Escribanos mayores de Cortes pasásemos a la sala donde se hallaban á manifestarles que la causa de haber llamado primero á Madrid, era por ser Grandes de España sus representantes , y haberse acostumbrado siempre en iguales ocasiones que concurriendo Grande por Procurador de algnna ciudad ó villa que tienen \ oto en Córtes, se les llamaba á la presentacion de su poder, y hacer su juramento despues de concluido el de las ciudades capitales de Reino, ántes que otra de las que sortearon, y que la Junta habia acordado se guardase la costumbre sin perjuicio del derecho de las demás ciudades, á quienes se diese el correspondiente testimonio para usar de él como les conviniese. Y habiéndonos vuelto á la sala de la Junta, y hecho presente haber ejecutado su resolucion, y quedar enterados de ella los Caballeros Procuradores, mandó S. I. al portero que llamase á Zamora, como se le habia encargado, lo cual ejecutó, y entraron por ella sus Procuradores de Córtes, que lo son D. Gerónimo Martinez de Lara y D. Juan García del Poso; y despues de haber hecho la cortesía, sentados y cubiertos, pasaron luego á entregar de órden de S. I. el poder á los Escribanos mayores de Córtes; y precedidas las diligencias de su lectura, aprobacion y juramento con las propias solemnidades que los demás Procuradores que les precedieron, les hizo S. I. iguales prevenciones, y se salieron por otra puerta como ellos.

TORO.

Por la ciudad de Toro fueron llamados D. Bernardo Miguel Samaniego y D. Santiago Zambranos.

POR GUADALAJARA.

D. Diego Pedroche y Astaburuaga y D. Antonio del Hierro, Vizconde de Palazuelos.

Por Fraga.
D. Senen Corbaton y D. Medardo Cabrera.

POR CALATATÜD.

D. Joaquin de Ciriay D. Tomás Casanova.

Los Caballeros Diputados de las cinco ciudades anteriores , no hicieron reclamacion alguna á presencia de la Junta; y en la presentacion del poder, su reconocimiento, juramento y demás se observaron las mismas ceremonias y formalidades que con los que les precedieron.

CERVERA.

Por la ciudad de Cervera fueron llamados y entraron el Licenciado Juan Francisco Ramon y Mariano Galat y Mora, y despues de haber hecho la cortesía y estando sentados y cubiertos, representó á la Junta el Licenciado Juan Francisco Ramon el perjuicio que se habia hecho á su ciudad como á las demás que precedieron á Madrid en el sorteo de haber entrado primero los Caballeros Procuradores de esta villa, sobre que hacia las protestas convenientes , con la súplica de que se le mandase dar testimonio; y S. I. les enteró de los motivos que habia habido para ello como lo hizo á los de Avila, y que la Junta habia acordado que fuese sin perjuicio del derecho de las ciudades, dándoseles el testimonio correspondiente, para que usasen de él como les conviniese, y despues nos entregaron el poder de órden de S. I. Y precedida su lectura y aprobacion prestaron el juramento con la misma solemnidad que los demás: les hizo S. I. iguales prevenciones, y se salieron por otra puerta.

EXTREMADURA.

Por la provincia de Extremadura concurrieron Don Miguel Sanchez Badajoz y D. Gabriel María Blanco de Valdés, Regidores de la villa de Alcántara: D. Francisco García Pascual Ambrona y D. Francisco Antonio de Ulloa, Marqués de Santa Cruz, Regidores de la ciudad de Plasencia.

POR SORIA.

D. Joaquin de Herran y D. Joaquin Noverto Dávila y Cortés, Marqués de Zafra.

POR TORTOSA.

D. Juan Fábregues y Boyjar y D. Antonio Oriol.

POR PEÑISCOLA.

D. Baltasar Martí, Regidor decano de la misma, y Don Francisco Javier Morales, Regidor de Guadalajara.

POR TARAZONA.

El Doctor D. Juan Gil y Rada y D. Lúeas Lapeña.

POR PALENCIA.

D. Miguel María Carrillo y D. Miguel Agustin Ruiz.

POR SALAMANCA.

D. Luis Mangas de Villafuerte, por el Banco de San Martin, y D. Josef Velez de Cosío, por el de San Benito.

« AnteriorContinuar »