Imágenes de página
PDF
ePub

Tambien se nombró á los de Zaragoza y Granada para visitar á nombre del Reino á la señora viuda del Señor 'D. Santiago Zambrano, Caballero Procurador que fué por Toro, y á los Señores D. Vicente Diaz de la Quintana y Quevedo, y D. Antonio de Hago, Caballeros Procuradores por Valladolid y Jaca que se hallan enfermos.

En seguida dimos cuenta los Escribanos mayores de Córtes de dos memoriales de los porteros del Reino Don Cayetano Herrero y D. Rafael Buitrago, en que con representacion de sus respectivos títulos despachados á su favor por la Diputacion del Reino, solicitan la confirmación con arreglo á lo dispuesto en el articulo 42 de la referida Instruccion del año de mil setecientos trece; y en su vista acordó el Reino se hiciese lo mismo que quedó decidido en las juntas de los dias diez y trece del presente mes sobre iguales solicitudes de los abogados del número y supernumerarios, capellan mayor y los demás porteros. Y los Caballeros Procuradores por Mallorca dijeron que enterados mas bien de los derechos del Reino, despues que se les entregó y han leido dicha Instruccion, reformaban en esta parte su voto, adhiriéndose á los que le dieron por la confirmacion de dichos títulos, y en esta forma quedó decidido y acordado que se despache á los referidos D. Cayetano Herrero y D. Rafael Buitrago los títulos que solicitan con arreglo á la Instruccion y órdenes de S. M.

Igualmente se trató de hacer representacion á S. M. conforme á lo propuesto en el primer punto por el Ilus trísimo Señor Presidente de las Córtes sobre la conservacion del Patrimonio Real y confirmacion de las ordenanzas, privilegios y derechos de las ciudades, villas y lugares del Reino; y por uniforme dictámen y aclamacion de todos se acordó la siguiente.

Señor: Los Procuradores de las ciudades y villa de estos reinos de Castilla y Aragon que nos hallamos por mandado de V. M. celebrando Córtes en esta villa de Madrid , con el mas profundo respeto decimos que siendo á todos los vasallos de V. M. notoria la benignidad con que á ejemplo de sus augustos Progenitores favorece á los pueblos que componen esta dilatada y gloriosa Monarquía, llenos de confian/a esperamos que V. M. se digne oir con su natural piedad la reverente súplica que hacemos á los pies del Trono, en todo conforme á lo que en su feliz ingreso á la corona se dignaron otorgar y conceder á estos reinos los señores Reyes, y señaladamente en el año de mil setecientos sesenta el Señor D. Cárlos III, (que esté en gloria), augusto Padre y predecesor de V. M., reducida sustancialmente á los dos particulares de la conservacion y clausula de no enagenar el Patrimonio Real y á la confirmacion de las ordenanzas, privilegios , usos, derechos, términos, propios y rentas de las ciudades, villas y lugares de estos reinos; cuyas clausulas tenemos la confianza de transcribir en esta respetuosa exposicion, y dicen así.

"Que V. M. como Rey que es de estos Reinos de «Castilla, de Leon, de Aragon, de Granada y de los • demás Reinos y Señoríos de la corona Real, promete « por su fée y palabra Real á las ciudades, villas y loga« res de estos Reinos y á cada una de ellas, como si aquí « fuesen en particular nombradas, que tendrá y guardará (i el Patrimonio y Señoríos de la corona Real de estos <( Reinos segun y como por las leyes de las Partidas, y « las otras de estos Reinos (especialmente la ley del Se« ñor Rey D. Juan fecha en Valladolid) está provellido y « mandado: y que contra el tenor y forma y lo dispuesto « en dichas Leyes no cnagenará á las ciudades, villas y «lugares, términos, ni jurisdicciones, rentas, pechos, « ni derechos, de los que pertenecen á la dicha corona y « Patrimonio Real y que hoy dia tiene y posée y le per«tenece y pertenecer puede; y que si lo enagenare, que «la tal'enagenacion que así hiciere sea en sí ninguna y « de ningun valor ni efecto, y que no se adquiera dere« cho ni posesion por la persona á quien se hiciere la ena« genacion y merced.

"Y otrosí V. M. confirma á las dichas ciudades, vi«llas y lugares y á cada una de ellas sus libertades y « franquezas, exenciones y privilegios, así sobre su con« servacion en el Patrimonio de la corona Real, como en «lo demás, en los dichos sus privilegios contenido, y les « confirma los buenos usos y costumbres y ordenanzas « confirmadas; y asimismo les confirma los propios y ren«tas, términos y jurisdicciones que tienen y les pertene« cen así, y segun que por las leyes de estos Reinos está «prevenido, y que contra lo en ellas dispuesto, no les « será quitado, ni disminuido ahora, ni en tiempo algu« no, por sí ni por su Real mandado , ni por otra alguna « forma, causa ni razon , y que mandará que así les sea « guardado y cumplido, y que persona alguna no les vaya «ni pase contra lo susodicho, ni contra cosa alguna, ni «parte de ella, ahora ni en ningun tiempo, ni por nin«guna manera, sopena de la su merced y de las penas « en los privilegios establecidas. Todo lo cual V. M. como « Rey y Señor de estos Reinos á suplicacion de los comi« sarios de las ciudades juntos en Cortes otorga y pro«mete.

Los Procuradores que componemos las presentes Córtes esperamos de la alta justificacion de V. M. que á imitacioD de sus gloriosos progenitores se dignará conceder y otorgar al Reino, coya representacion tenemos en virtud de nuestros poderes, la confirmacion de los referidos capítulos, teniéndose esta reverente súplica por parte sustancial de las presentes Córtes, dignándose V. M. mandar se despache cédula con su insercion para su inteligencia y observancia, como así lo esperamos de la soberana clemencia y justificacion de V. M. Salon de los Reinos en Buen Retiro á .... de octubre de mil setecientos ochenta y nueve.

Últimamente trató y acordó el Reino que por los Escribanos mayores de Cortes se pase oficio al Marqués de Inicio para que inmediatamente les envíe una lista puntual y exacta de todos los empleados que sirven por nombramiento y con título de la Diputacion de los Reinos; y que venida que sea , teniendo presente los Escribanos mayores de Córtes los que han ocurrido al Reino á pedir la confirmacion de sus títulos, hagan saber á todos los que no lo han hecho que presenten sus títulos para que se vean y reconozcan en la primera junta que debe celebrarse el mártes veinte del presente mes, en inteligencia de que pasado aquel dia sin hacerlo, quedarán suspensos de sus respectivos empleos.

Y con esto, por ser ya tarde, se concluyó y disolvió la junta del Reino, de que certificamos y hacemos fée los infrascriptos Escribanos mayores de Córtes — Agustín firabo de Velasco y Aguilera—D. Pedro Escolano de Arrieta—(Siguen sus rúbricas).

JUNTA DEL DÍA 20 DE OCTUBRE.

Se aprueba el acta de la junta anterior.

Protesta y reserva de Extremadura sobre el lugar que debe ocupar en las Córtes, y se la manda dar testimonio.

Votos de algunos Caballeros Procuradores sobre los puntos propuestos, y el particular de montes.

Nómbrase una comision que formalice y arregle las peticiones ó súplicas que deben hacerse sobre dichos puntos.

Se aprueba y firma la peticion sobre la conservacion del Patrimonio Real.

Los Escribanos mayores dan noticia de no haber contestado el Secretario de la Diputacion al papel que. se le pasó sobre empleados.

Vótase lo que debe hacerse, y se acuerda pasar segundo oficio.

Sobre conceder naturaleza de estos Reinos á D. Juan Baptista Fini y Manzano.

Los Señores comisionados para dar gracias al Señor Presidente, y para visitar la señora viuda y Caballeros enfermos, dan cuenta de haberlo ejecutado.

En la villa de Madrid á veinte de octubre de mil setecientos ochenta y nueve, en conformidad del señalamiento de dia y hora que al concluir la sesion del dia diez y siete de este mes hizo el llustrísimo Señor Conde de Campomanes, Gobernador del Consejo y Presidente de las Cortes, concurrieron á las ocho de la mañana de este dia al salon de los Reinos los Caballeros Procuradores de las treinta y siete ciudades y villa que tienen voto en Cortes,

« AnteriorContinuar »