Imágenes de página
PDF
ePub

tenia de los de las ciudades que le precedian y esperaba le concediesen los demás, le parecia proponer que respecto de que dichas solicitudes son conformes en todo á las que se hicieron en la sesion del dia diez de este mes, y que enterado el Reino de lo que sobre este punto se dispone en el artículo cuarenta y dos de la Instruccion del año de mil setecientos y trece, votó cada uno de los Caballeros Procuradores lo que le pareció justo y conveniente , siendo la mayor parte de dictámen de la confirmacion , y la menor de que se suspendiese proveer hasta que por S. M. se resuelva el punto de la Diputacion de millones; entendia que para abreviar y excusar dilaciones, se podria convenir y resolver lo mismo en esta sesion. Y por aclamacion dijeron todos que se ejecutase así, á excepcion del Señor D. Bernardo Miguel Samaniego, uno de los Caballeros Procuradores de Toro, que dijo reformaba su voto dado sobre este particular en la junta del dia diez de este mes, porque mas bien informado de los derechos del Reino se conformaba con el voto de los de Valencia, y en su consecuencia quedó decidido y convenido por mayor número de votos que hubo en dicha sesion del dia diez, que se despache á los referidos abogados y porteros los títulos que solicitan con arreglo á la Instruccion y órdenes de S. M. Y con esto se concluyó y disolvió la presente junta del Reino, de que certificamos y hacemos fée los infrascriptos Escribanos mayores de Córtes—Agustín Brabo de Velasco y Aguilera—D. Pedro Escolano de Arrieta—(Siguen sus rúbricas).

Tomo XVII. 18

JUNTA DEL DÍA 17 DE OCTUBRE.

Se aprueba y confirma lo acordado en la junta del 13.

Sigue la votacion de los puntos propuestos y del particular de montes.

Los señores comisionados para el besamanos, y solicitud del despacho de la consulta sobre cesacion de la Diputacion de Millones , dan noticia de lo que habian ejecutado.

Acuerda el Reino que vuelvan comisionados á solicitar el propio asunto.

Se da noticia del fallecimiento del Señor D. Santiago Zambranos, Caballero Procurador por Toro, y se nombran comisionados que pasen á visitar la señora viuda.

Tambien se nombran otros comisionados que visiten á los Caballeros Procuradores de Valladolid y Jaca que se hallan enfermos.

El Señor Gobernador del Consejo, Presidente de las Cortes, da noticia de haber hecho presente al Rey el buen orden con que se procede, y celo y amor del Reino por el servicio de S. M., de que habia quedado muy complacido: propone la súplica que el Reino debia hacer á S. M. sobre la conservacion del Patrimonio Real y confirmacion de los privilegios y gracias de todas las ciudades, villas y lugares, y manifiesta la respuesta que habia dado el Rey á la insinuacion del Reino sobre que se le concedan peticiones.

Responde Búrgos á nombre del Reino.

Los Escribanos mayores dan noticia de haber dispuesto la distribucion de los ejemplares de la Instruccion del año de 1712.

Se nombran los comisionados que deben pasar de nuevo al sitio del Escorial: otros para dar gracias al Señor Presidente por su celo y distinciones que le debe el Reino, y los que han de visitar á la señora viuda y Caballeros enfermos.

Apruébanse los títulos oe otros dos porteros de la Diputacion de Millones.

Se formaliza la peticion que debe hacerse al Rey sobre la confirmacion de los privilegios, y conservacion del Patrimonio Real.

Que se pase oficio al Secretario de la Diputacion para que remita lista de todos los empleados, y que se haga saber á los que no hubiesen acudido á confirmar sus títulos lo hagan pena de suspension de sus respectivos empleos.

En la villa de Madrid á diez y siete de octubre de mil setecientos ochenta y nueve , habiendo señalado el Ilustrisimo Señor Conde de Campomanes, Gobernador del Consejo y Presidente de las Córtes, las ocho de la mañana de este dia para la sexla sesion del Reino, se pasaron los avisos correspondientes á los Caballeros Procuradores de las treinta y siete ciudades y villa que tienen voto en ellas, y concurrieron á dicha hora todos á excepcion del Señor D. Santiago Zambranos, Caballero Procurador segundo de la ciudad de Toro, por haber fallecido segun expuso su compañero el Señor D. Bernardo Miguel Samaniego, y tampoco concurrieron los Señores D. Vicente Diaz de la Quintana y Quevedo, y D. Antonio de Utago por continuar enfermos; y de ser así nosotros los Escribanos mayores de Córtes certificamos y hacemos fée. Y luego que avisó el portero llegaba el llustrísimo Señor Presidente y Señores Asistentes á excepcion de los Ilustrísimos Señores D. Rodrigo de la Torre Marín y Don Pedro Josef Perez Valiente por hallarse ocupados con precisa asistencia al Consejo, les salieron á recibir los Caballeros Procuradores, como se hizo en los dias anteriores , y colocados todos en sus respectivos asientos, tocó la campanilla el Iluslrísimo Señor Presidente y nos mandó á los Escribanos mayores de Córtes que leyésemos la acta del dia trece de este mes, y habiéndolo hecho yo D. Pedro Escolano de Arrieta, dijeron unánimemente todos los Caballeros Procuradores de Córtes que la loan, aprueban y ratifican por estar conforme y arreglada á lo que se trató y votó en dicho dia á presencia del Ilustrísimo Señor Presidente y Señores Asistentes de que igualmente certificamos y hacemos fée nosotros los Escribanos mayores de Córtes.

En seguida de esto dijo el Señor Marqués de Villadangos, Caballero Procurador segundo por la ciudad de Leon, que el voto que dió el dia doce del presente mes fué solo sobre el punto primero, creyendo no se tratase de los demás, como se hizo, por lo que ratificando este y mediante la instruccion que ha adquirido por las reflexiones que han hecho los Caballeros Procuradores, se adhiere en cuanto á los puntos segundo, tercero y cuarto á lo cuerdamente expuesto por los Caballeros Procuradores de Palencia, y ampliacion que han dado los de Segovia por lo respectivo al cerramiento de prados de guadaña.

El Señor D. Joaquin Cistué, Caballero Procurador segundo por Zaragoza, dijo que en consecuencia de lo que ofreció en la sesion cuarta de doce de este mes de entregar por escrito el voto que dió aquel dia sobre el primer punto lo habia hecho á los Escribanos mayores de Córtes, y que su viaje al Keal Sitio del Escorial para cumplimentar á SS. MM. y AA. por el feliz cumpleaños del Serenísimo Príncipe de Asturias nuestro Señor, le habia impedido formalizar su voto sobre los puntos segundo, tercero y cuarto, lo que ejecutará y entregará para la primera sesion; y el que dió sobre el primero es como se sigue.

La primera cédula que segun la orden propuesta se ha de tratar en esta junta es la expedida en Aranjuez en veinte y ocho de abril del año que rige de mil setecientos ochenta y nueve, cuyo contexto es el prohibir la union de mayorazgos conforme á la ley siete, título siete, libro quinto de la Recopilacion de estos reinos de Cnstilla, establecida ya por los Señores el Rey D. Cárlos I y su madre la Reina Doña Juana, cuya ley ha mas de doscientos y cincuenta años que se estableció, y no habiéndose puesto en práctica en tantos años, sin embargo de haber habido tantos y tan celosos ministros de la observancia de las leyes, parece es de creer se hayan encontrado algunos inconvenientes en su ejecucion. La dicha cédula se expidió ya en veinte y ocho de abril de este año y se publicó en treinta del mismo, mandando S. M. pasarla al Consejo de Castilla para que arreglase el modo de ponerla en práctica, y en cinco meses parece no ha deliberado dicho Real Consejo el modo como se deba ejecutar, componiéndose de tan sabios y celosos ministros como se compone. ¿Cómo , pues, podrá mi cortedad fundamentar un dictámen con la fidelidad y acierto que apetece? Y mas no teniendo mas antecedente ni instruccion que los que da de sí dicha Real cédula, me expongo á que mi dictámen pueda causar perjuicio á tercero.

Me hacen la mayor fuerza las razones de que no conviene haya vasallos demasiadamente poderosos; tampoco es razon se confunda la memoria de las casas y el nombre que se les dió á los mayorazgos; pero al mismo tiempo comprendo que conviene que haya algunos mayorazgos cuantiosos por si se ofrecen embajadas extraordinarias

« AnteriorContinuar »