Imágenes de página
PDF
[ocr errors][graphic]
[ocr errors][graphic][graphic][graphic][graphic][graphic]
[ocr errors]

dro Jimenez de Moneba y Guillen de Vergua, y gran número de caballeros y capitanes, tanto que Ramon Montaner afirma, que habia de Aragon y Cataluña mil hombres de armas y cincuenta mil de pié. Entró el ejército por Montagudo y Almazan y pasó por Santistevan de Gormaz, á donde estaba el infante don Enrique, y movieron adelante combatiendo por fuerza de armas las villas y castillos que no querian tomar la voz de don Alonso, quemando y talando la tierra de los enemigos. Atravesaron la provincia, que llaman de Cerrato, hasta llegará Valtanas lugar principal de aquella comarca,á donde los salieron á recibir el infante don Juan y otros ricos hombres de Castilla, y se juntó con ellos don Juan Nuñez de Lara, de donde todo el ejército junto fué discurriendo por el reino de Castilla adelante hácia el reino de Leon. Era el principal intento apoderarse de aquella ciudad segun estaba tratado, para entregarla al infante don Juan que ya se intitulaba rey de Leon, y despues con la ayuda de gallegos y leoneses ocupar las principales ciudades y villas de Castilla y entregarlas á don Alonso Llegando el campo sobre la ciudad de Leon, enviaron á requerir á los vecinos y caballeros que dentro estaban, que se diesen y prestasen la obediencia al infante don Juan, y habido sobre ello acuerdo por los mas principales de la ciudad y de la Iglesia, que siguieron á Gonzalo Rodriguez Osorio, rindiéronles la ciudad y en ella el infante con solemne fiesta tomó título de rey de Leon y de Galicia y de Sevilla, y de allí movieron para Sahagun,á donde con la misma ceremonia don Alonso fué alzado por rey de Castilla, Toledo, Córdoba y Jaen. Hubo diversos pareceres adonde irian, y los mas aconsejaban que fuésen á Burgos como á la cabeza y fuerza principal del reino, y si se pusiese en defensa, se cercase y combatiese hasta que se entregase á don Alonso. Desta resolucion y acuerdo pesaba mucho al infante don Juan, que no quisiera que se desamparara la ciudad de Leon, ni que desistieran de continuar la guerra en aquella comarca, que era su empresa y conquista, hasta que fuera sojuzgado todo aquel reino y quedara debajo de su obediencia, y hacia grande instancia que á lo ménos no se moviesen hasta que fuese ganada Mayorga que está á cinco leguas de Leon, diciendo que seria fácil negocio cobrarla, y acabado aquello con mayor reputacion partirian para Burgos, á lo cual hubieron de condescender el infante don Pedro y los ricos hombres de Aragon. Entre tanto que esto se deliberaba, como tuviese dello aviso la reina doña María, que estaba en esta sazon con el rey su hijo en Valladolid, mandó á dos ricos hombres que se decian Diego Ramirez de Cifuentes, y Garci Fernandez de Villamayor, que con la gente que estaba hecha se fuesen á poner en Mayorga, y la defendiesen, y con gran diligencia, con todas las compañías de gentes que pudieron juntarse, fuéron para allá y se apoderaron de aquella villa y la fortificaron de manera que se puso en buena defensa. Llegó el ejército sobre Mayorga. y asentóse en torno de la villa el real, y fué combatida con grande furia, pero la gente de guerra que se puso dentro y los naturales della, la defendieron muy animosamente, y con tanta conformidad y constancia se ponian á todo trance y peligro, que de cada dia fueron cobrando los cercados mas ánimo para resistir á sus enemigos , y defendiéndose así, parte del ejército anduvo discurriendo por la comarca, haciendo grande estrago y daño en la tierra, y ganaron áTordesillas, Villagarcía, Me

dina de Rioseco, Villafafila y otros muchos lugares. En esta guerra y entrada fué muy señalado el esfuerzo y valentía de don Jimeno de Urrea , cuyos hechos en armas se señalaron tanto, que su nombre ponia gran terror á los contrarios, donde quiera que él llegaba con sus gentes. Esto sucedió en aquella guerra , desde el mes de mayo, hasta mediado el mes de agosto, y por mandado de la reina doña María se habian ya juntado en Valladolid el infante don Enrique, don Diego Lopez de Haro señor de Vizcaya, y don Juan Alonso de Haro, á quien por tenerle en su servicio el rey de Castilla había dado el señorío de los Cameros, don Nuño Gonzalez de Lara, que murió dende á pocos dias, y otros ricos hombres y caballeros y los consejos de Estrema. dura. Mas el infante don Enrique siguiendo su natural con gran doblez y malicia, ó por ventura teniendo de alguno comision para esto, movió ciertos partidos, ofreciendo que él seria medianero, para que alzasen el cerco de Mayorga y se saliesen del reino, y como no lo aceptase la reina, ni lo tuviese por honesto, el infante no quiso ir á socorrerá Mayorga, con la gente que allí estaba, que segun el autor de las cosas de Castilla escribe, serian cuatro mil de caballo, y fuése para la frontera con achaque de concordar con el rey de Castilla al rey de Granada.

CAP. XXI.-De la entrada que el rey don Jaime hizo con su ejército, contra el reino de Murcia, y que se apoderó del.

Por el mismo tiempo que se puso en órden este ejército para entrar por Castilla, por la empresa de don Alonso que se intitulaba rey della, y del infante don Juan su tio, el rey de Aragon ayuntó otro ejército de sus reinos, para entrar poderosamente por el reino de Murcia, porque en la concordia que se habia capitulado con don Alonso, le fué concedido el señorío de todas las villas y castillos que pudiese ganar en aquel reino, y que fuesen de la corona de Aragon, y entrególe los instrumentos de los homenajes que los naturales dél le habian hecho y los recados necesarios para que todos le obedeciesen por rey. Estuvo su armada de galeras y naos muy en orden, y juntamente discurriendo por la costa, el rey por tierra movió con su ejército contra la villa de Alicante, que se tenia entónces por el rey de Castilla. Fué combatido el lugar y entrado por fuerza de armas, y mandó el rey, que se combatiese el castillo, que estaba muy enriscado y fuerte, y allí señaló su persona, de manera que no solo para príncipe y caballero, pero para un soldado comun fuera muy notable proeza, porque quiso ser el primemero al entrar, y subió, segun Ramon Montaner escribe, por la montaña arriba con algunos caballeros con tanto ánimo, que llegó tan junto de la puerta, que se halló de los primeros al combate. y subieron por una parte del muro, que se habia derribado, por donde se entró el castillo. El primero que subió, fué un caballero catalan, llamado Berenguer de Puigmolto, el cual detuvo al rey, que se apresuraba por adelantarse, y él se puso delante:y al entrar, segun Ramon Montaner escribe, salió contra el rey un caballero, que era de la compañía de Nicolás Perez de Murcia, que era el alcaide que tenia cargo de la defensa del castillo, é hirió de tal golpe al rey con una azcona montera, que le pasó el escudo, y el rey, que era mozo y muy animoso y valiente, peleó con él y le mató. Sintiendo el alcaide, que se entraba el castillo por aquella parte, salió con los suyos á pelear animosamente y defender la entrada, y persistió tanto el rey en

« AnteriorContinuar »