Imágenes de página
PDF
ePub

y ganó de aquella vez de los infieles la villa de Al-de Aviñon, ocupo todos los lugares que están desta cantara , junto a las riberas de Tajo, la cual dió des parte del Ródano , y el castillo de Belcaire, que esta pues a la orden de Calatrava , y por el mes de julio junto al rio en el reino de Francia , y era del conde su año de mil doscientos catorce fue aquella grande y san- padre. Junto Guido de Monforte hermano del conde grienta batalla entre Olho, que habia sido privado del Simon de Monforte su ejército, y con Aimerico , que imperio, y Felipe rey de Francia, junto a Tornay, en era hijo mayor del conde, se opusieron a resistir al hila cual los alemanes y flamencos quedaron todos ven- jo del conde de Tolosa , pero no obstante esto comenzó cidos, y fue en ella preso don Fernando conde de Flan- a prevalecer el partido del conde de Tolosa, y los vecides , habiendo muerto infinita gente de ambas partes. nos de aquella ciudad buscaban ocasion para levantarFue este conde de Flandes primo hermano del rey don se contra Simon de Monforte, como despues lo hiciePedro de Aragon, y era hijo de don Sancho rey de ron. Fué a este concilio el arzobispo de Toledo don RoPortugal, y de la reina doña Dulce hija del príncipe drigo, aquel notable prelado, de quien en esta obra se don Ramon Berenguer y de la reina doña Petronila, y hace tantas veces mencion, y teniendo licencia del papa casó con Juana condesa de Flandes, hija de Balduino propuso en público consistorio la querella que tenia de emperador de Constantinopla.

los arzobispos de Braga, Compostela , Tarragona y Cap. LXVII.—Que el conde don Sancho fué recibido por debian a su primacía , y para probar que era primado

Narbona, porque no querian prestar la obediencia que procurador general de Aragon y Cataluña y el conde

de las Españas, presentó diversos privilegios de los don Ramon de Tolosa fue privado de su estado en el con

pontifices pasados, Honorio, Gelasio, Lucio Adriano, cilio lateranense, y de la contradiccion que hubo sobre

y del mismo loocencio. Allende desto leyóse allí una la primacia de España, que se pretendia por el arzo

sentencia del cardenal Jacinto, legado de la sede aposbispo de Toledo.

tólica, que se dió en Najara año mil ciento cincuenta y En el año siguiente de mil doscientos quince, el con cinco en el primer año del pontificado de Adriano terde don Sancho que se intitulaba conde de la Proenza, é cero, contra el arzobispo de Braga, si no obedeciese al insistia en apoderarse de la persona del rey, fué reci- arzobispo de Toledo, como a su primado y juntamenbido por procurador general del reino de Aragon y Ca- te con ella unas letras ejecutoriales del mismo Jacinto, taluña, y en principio del mes de setiembre deste año que se dieron contra los sufraga neos de la iglesia de se tavo congregacion y parlamento general de los ara- Compostela , por las cuales se les mandaba que diesen goneses en la ciudad de Huesca , en el cual se determi-la obediencia , y prestasen debida reverencia al arzo no de enviar al papa Inocencio a Roma embajada, para bispo de Toledo, como a su primado. Entonces el arsuplicar por el remedio en muchas cosas muy arduas zobispo de Braga , que habia sido citado por esta caué imporlantes al pacífico estado de la tierra y beneticiosa , y se hallaba presente en el concilio, en presencia del rey. Fueron nombrados por embajadores don Gui- del papa respondió a lo que el arzobispo de Toledo próilen de Cervera y don Pedro Ahones, y para esta em- puso contestando la lite, y algunos se escusaron que bajada dió don Jimeno Cornel tres mil y quinientos no eran llamados por esta razón, y el obispo de Vich, maravedís alfonsis, por los cuales obligó el conde don en nombre del arzobispo de Tarragona, que estaba auSancho las villas y castillos de Murillo, Luesia, Tahus- sente, respondió por sí y por los otros sufragáneos de te y Pina , tanta era la pobreza y necesidad de aque- Tarragona , pegando que el arzobispo de Toledo fuese llos tiempos. Fué por el inismo tiempo privado el con su primado, y alegaba que no tenian obligacion de de de Tolosa de su estado en el concilio lateranense, obedecerle en cosa alguna, y no hubo declaracion sobre que tuvo el papa Inocencio por el mes de noviembre este negocio. deste año, y halláronse en este concilio los patriarcas de Constantinopla y Jerusalen, y cuatrocientos obis-Cap. LXVIII.- De la division que hubo en el reino , y co. pos, setenta arzobispos y once generales de órdenes, y

mo fué sacado el rey del castillo de Monzon por los ricos ochocientos abades y priores, y los embajadores de los

hombres, que con consejo de don Jimeno Cornel, se conemperadores de Alemania y Constantinopla, y de todos

federaron de servirle. los reyes y principes cristianos , y fué de los mas céle Teniendo el maestre del Temple al rey en Monzon, bres que en la Iglesia haya habido. Estuvieron tambien estaba el reino muy alterado y dividido en banpresentes don Ramon conde de Tolosa y don Ramon su dos, y el patrimonio real era tan consumido, que hijo, el conde de Fox, y Pedro Bernardo, por razon no habia con que pudiese sustentarse lo muy nede su mujer , que era hija primogénita del conde de cesario, porque las rentas y derechos reales esTolosa. Fué adjudicado el condado de Tolosa en aquel taban empeñadas en poder de judíos y moros, concilio por determinacion de todo él, al conde de Mon- desde el tiempo del rey don Pedro, con los lugares que forte, y diósele para él y sus sucesores con toda la eran de la corona , y se daban en feudo de honor a tierra que se habia ganado de los berejes del condado los ricos hombres, y las caballerias que hubo en el de Tolosa, y presto juramento de fidelidad y bomena- reino, en tiempo de los reyes pasados, se babian daje al rey de Francia , por las tierras que eran feudales do y vendido por el rey don Pedro, que como dicomo su seudatario. Fué jurado y recibido por señor cho es, no quedaron sigo ciento y treinta. Con esto en Beses, y mandó a los vecinos de Carcasona , Tolosa todos los ricos hombres y caballeros estaban divididos y Narbona , que dentro de cierto término derribasen en parcialidad y bando, y unos seguian al coode don los muros destas ciudades. Por esto y por los grandes Sancho, y otros al infante don Fernando, que prepechos y tributos que comenzó á imponer sobre todo tendian suceder en el reino. La opinion del conde el condado, se torno á alterar contra el la tierra, y principalmente la sustentaban don Pedro Ahones, don tuvo ocasion el conde don Ramon de Tolosa, que esta- | Atorella , don Jimeno de Urrea , con Arnaldo Palacio, ba en Cataluña , de volver a continuar la guerra, con don Bernardo de Benavente , y don Blasco Maza. Del el socorro que de acá llevó, porque luego que se vino bando del infante eran, don Pedro Fernandez de Azadel concilio, don Ramon su hijo cepfederándose con los gra señor de Albarrazin , don Pedro Ferriz de Lizana,

y don Blasco de Alagon. Habia algunos que no tenian mo lo estaba entonces, y la tuviese mientras goberLierra ni bonor del rey, y unas veces seguian un ban naše justa y debidamente, lo cual se concluyó con do, y otras eran del contrario, como don Pedro Cor- asistencia y acuerdo de fray Aldemaro de Clareto prior nel, y don Vallés de Antillon, que eran mancebos. de Garden, que tenia el lugar de maestre del Temple Solamente en esta division era don Jimeno Cornel el en Aragon y Cataluña, y de fray Bernardo de Aquilella que se gobernaba como neutral, y procuraba el becomendador de Monzon , fray Aldemaro de Campans neficio del reino, y el servicio del rey, y era caballecomendador de Miravete, fray Rodrigo de Aiselis ro muy anciano, y el mas sabio que habia en Aragon maestre que llamaban de Amposta, fray Fortuño de en su tiempo, y de mayor consejo, al cual pesaba de Pomar y fray Blasco de Avero, y de otros ricos hombres la rotura y discordia que se comenzaba en el reino y caballeros que estaban con el rey que eran don Blasde ambas parcialidades. Estando el reino en tanta tur-co Alagon, don Guillen de Pueyo, Pedro de Pomar, Rabacion , iban muchas veces algunos caballeros á Mon- mon de Moncada, Guillen Ramon de Moncada senescal zon con color de visitar al rey para le inducir, que sa- de Cataluña, Jordan de Peralta y Ramon de Castelvell. liese de aquel castillo, procurando los de cada ban- Juntó entonces el conde don Sancho todos los de su vado tenerle consigo para destruir al otro. Era entonces lla, y estaba ya tan apoderado de la tierra, que aunque el rey de edad de nueve años, y deseaba salir de aquel le dijeron el trato que andaba entre el rey y los del encerramiento; y visto por el maestre del Temple, y bando del infante don Fernando, no pensó que osarian por otros caballeros la necesidad que habia, que el salir de Monzon, y dijo con grande confianza , que él rey pusiese orden en su reino , y anduviese por él, y cubriria de escarlata todo el espacio de tierra que el visitase su tierra, que la tenian alterada y estragada rey y los que con él estaban, hollasen en Aragon desta los bandos y parcialidades de los ricos hombres: acor- parte de Cinca. Salió un dia al alba de Monzon el rey, daron de dejarle salir, con esperanza, que se encamina- y halló los ricos hombres que le aguardaban en la rian mejor las cosas a su servicio. Sucedió en este me puente, y allí le dijeron que el conde con toda su gente dio que los barones, y villas de la Proenza se concor estaba en Selgua , y que saldria para se combatir con daron en enviar por el conde don Ramon Berenguer, ellos. No tenia el rey diez años cumplidos, y recelando porque así convenia para la quietud de la tierra, y que los encontrarian y vendrian a las manos, un cabaenviaron sus mensajeros á le avisar que para cierto dia llero le dio una cota de malla lijera, y con buen aniestaria una galera en el puerto de Salou, y veadrian mo púsose adelante por el camino , y llegaron aquel secreta y escondidamente por él, los cuales lo concer dia a Berbejal, sin que hallasen ninguna gente desmantaron así, porque a entenderse, pusieran los del rei- dada. Olro dia se vino el rey á Huesca, y de allí partió no embarazo en su ida. Saliose el conde del castillo, para Zaragoza cuando anochecia, con Pedro Auger su ayo, y con dos escuderos, y caminaron toda la noche, y pasaron por

CAP LXIX.-Del bovaje que se otorgó al rey, por el prinLérida disfrazados, y otro dia llegaron a Salou, a donde

cipado de Cataluña. se recogió el conde en la galera, é hicieron con él vela Habia estado el rey en Monzon dos años y medio, y la vuelta de la Proenza , el cual despues casó con Bea- allí le fué concedido en el mes de junio de mil dostriz hija de Tomás, que el arzobispo don Rodrigo lla- cientos diez y siete por los barones catalanes, y por la ma conde de Maurien, que tambien lo era de Saboya. clerecia , el bovaje , que era cierto servicio que se hizo Visto por el maestre del Temple, que sin su sabiduría en reconocimiento de su señorío a los reyes, al princihabian sacado de su poder al conde de la Proenza , re pio de su reinado , en el cual contribuian los eclesiáscelando no se hiciese otro tanto de la persona del rey ticos, y las ciudades y villas del principado de Caá mayor peligro y daño suyo, quiso ponerle en liber- taluña, y comprehendia todos los lugares desde Segre tad, pero no sabia como, ni á cuál bando siguiese. Des á Salsas. Pagábase este servicio por las yuntas de bueto tuvo gran enojo el conde don Sancho, y entonces yes, de donde tomó el nombre, y por las cabezas del hizo todo su poder con los de su bando por apoderar- ganado mayor y menor, y por los bienes muebles se del reino, y en esta sazon envió el rey sus men cierta suma, la cual se fué variando conforme a los sajeros secretamente a don Pedro Fernandez de Azagra liempos. Este servicio se concedió primero fuera de lo y don Pedro Ahones con los dos de su bando, que acostumbrado en tiempo del rey don Pedro padre deseran don Rodrigo de Lizana, don Blasco de Alagon, te rey don Jaime, en el año de mil doscientos once padon Guillen de Cervera , y muchos otros caballeros, ra la guerra contra los moros, y para la ida a la bay éstos enviaron a asegurar al rey, que le serian y ayu- talla de Ubeda , no siendo a ello obligados, y tambien darian con todo su poder. Todos juntos fueron a la se concedió al mismo rey graciosamente, cuando caso villa de Monzon, por el mes de setiembre de mil dos- sus hermanas con Federico rey de Sicilia, y con los cientos diez, y seis adonde por orden y consejo de condes de Tolosa. En este año un marles a seis de judon Jimeno Cornel se confederaron y unieron Aspar- nio murió en Palencia el rey don Enrique de Castilla go arzobispo de Tarragona, don Guillen obispo de desastradamente, siendo herido en la cabeza de una Tarazona, don Pedro Fernandez de Azagra señor de teja, jugando con sus donceles, y murió dentro de alAlbarrazin , don Guillen de Cervera, don Guilleo viz gunos dias; y tenia trece años, y sucedió en el reino de conde de Cardona y don Guillen de Moncada. Prome, Castilla , la reina doña Berenguela su hermana, que tieron estos prelados y ricos hombres, de tomar al era casada con el rey doa Alonso de Leon, De Monzon rey debajo de su defensa y custodia , y tenerle en su vino el rey a Zaragoza , a donde fué recibido con gran proteccion y consejo, procurando su servicio y el solemnidad y fiesta , y asistiendo en su consejo don bien de la tierra. Hicieron pleito homenaje , que vin Sancho Ahones obispo de Zaragoza, don Bernardo obisguno dellos sacaria la persona del rey del poder de po de Barcelona su canciller, don Berenguer de Eril quien le tuviese á cargo sin voluntad de todos, so pena obispo de Lérida y Roda , Arnaldo vizconde de Castelde perjuro y traidor. Declararon que quedase la gobo, don Guerao de Cabrera , don Guillen de Moncada, bernacion del reino en poder del conde don Sancho, co Dalmao de Castelbisbal, don Pedro Fernandez de

Azagra mayordomo del reino de Aragon, señor de Al- | nel, don Pedro Ahones, don Rodrigo de Lizana , don barracin, don Rodrigo de Lizana, don Blasco de Alagon, Artal de Luna , don Guillen de Cervera. Allende destos Alorella , por el mes de mayo de mil doscieutos diez y ricos hombres concurrieron despues don Ramon de ocho se procuro de pacificar las diferencias que habia Cervera, don Ramon Galceran, Ugo de Mataplana, entre algunos ricos hombres que tenian puesto el reino Bernardo de Portella, don Lope Ferrench de Luna, en gran division.

Atorella, don Alho de Foces. En estas cortes se concer

tó el rey con el conde don Sancho su tio, que se llamaCAP. LXX.—Que el conde don Ramon de Tolosa cobró la ba conde de la Proenza, sobre todas sus pretensiones mayor parte de su reino.

y demandas, señaladamente sobre la procuracion del El conde don Ramon de Tolosa , con los condes de reino, y bízole el rey merced del castillo y villas de Comenje y Pallás, y con los caballeros que llevaban de Alfamen, Almudevar , Almunient, Perlusa y LagunaCataluña , pasaron los montes Pirineos, y secretamen- rota , hasta en la suma de quince mil sueldos de renta, te se entraron en Tolosa , y por el mes de setiembre las cuales le dió en honor segun fuero de Aragon ; y del año pasado pasaron la Garona por vado , para ha mas le asignó diez mil sueldos barceloneses, en las cer guerra al conde de Monforte , y dar favor á los de rentas de Barcelona y Villafranca. Con eslo el conde don Tolosa , que se habian rebelado. Teniendo desto noticia Sancho dió al rey por libre de lo que pretendia cerca de Guido de Monforte, hermano del conde, procuro de la procuracion del reino; y prometió, que no le haria sosegar el pueblo castigando a los mas culpados; pero guerra por esta causa , ni se moveria ningun bullicio, no pudo, y fué echado de la ciudad. Entretanto los y prestó juramento que fiel y lealmente le serviria. En vizcondes de Tolosa hicieron sus reparos contra el cas esto intervinieron el arzobispo de Tarragona, el obispo tillo Narbonés, que es la fuerza de aquella ciudad, por- de Zaragoza , y el infante don Fernando, que se intituque la tenia el conde de Monforte, y cerraron la entra- laba señor de Montaragon, don Guillen de Moncada, da con cavas, y llegó el conde con un legado que envio don Pedro Fernandez de Azagra , don Guillen, don Rael papa Honorio, que habia sucedido al papa Inocen mon de Cervera, el comendador de Monzon , don Jicio, con buen ejército, y combatió la ciudad por par meno Cornel , don Pedro Ahones. Entonces con toda la te del castillo, pero no pudo hacer daño ninguno, de corte que estuvo allí congregada , el rey confirmó la fendiéndose muy varonilmente los de dentro todo el in moneda jaquesa , que postreramente se había labrado vierno , y predicándose la cruzada contra el conde de en tiempo del rey don Pedro su padre; y ofreció y juTolosa por toda Francia , ayuntose un muy gran ejér- ró que no daria lugar que de nuevo se labrase otra, cito el verano siguiente, y un dia que fué en la fiesta ni bajase ni subiese de ley di peso. En este año, sede la navidad de san Juan Bautista deste año de mil gun algunos autores escriben, tuvo principio la orden de doscientos diez y ocho fué herido el conde de Monforte Nuestra Señora de la Merced , que fué una muy santa de una piedra que tiró una máquina , que le abrió la institucion para la redencion de los cautivos cristianos, cabeza, y luego espiró. Quedo sobre aquella ciudad que están en poder de infieles; y afirman haber dadý continuando el cerco Aimerico, su hijo mayor y suce- favor el rey á una tan santa obra como esta por la desor en su estado, hasta la fiesta de Santiago, y levanto vocion é industria de un notable varon natural de de allí su ejército, y desamparó el castillo Narbonés, Francia, llamado Pedro de Nolasco, al cual se dió el que no pudo mas defenderlo. Con este suceso en muy bábito que hoy traen los desta órden, por fray Ramon breve tiempo se levantó toda la tierra, y entregóse el de Peñafort, que fue religioso del convento de los fraicastillo nuevo, que decian de Arrio al conde de Tolosa, les predicadores de Barcelona, cuya religion y santa en el cual se puso don Ramon hijo del conde, y pasó vida fué muy venerada y celebrada en aquellos tiemAimerico a cercarlo; y fue muerto en un rebato Guido pos; lo cual se hizo con grande solemnidad en la iglesia conde de Bigorra , hijo del conde Simon de Monforte, y de Santa Cruz de Barcelona , estando el rey presente a levantose su hermano Aimerico del cerco, no pudiendo diez de agosto deste año. Dióseles el hábito blanco, con sustentar a su sueldo la gente; y así no pasó mucho el escudo de las divisas reales , que fueron las armas que el conde de Tolosa cobró la mayor parte de su es-antiguas de los condes de Barcelona , con la cruz de tado, y en esta guerra fué muy socorrido de los caba- plata en el campo rojo, por memoria de la iglesia calleros y gente de Cataluña.

tedral de Barcelona, que trae aquella insignia. Esta Cap. LXXI.—Que el rey se concerto con el conde don San- despues por el papa Gregorio nono, aunque no parece

orden, segun se afirma por estos autores, se confirmó cho su tio , y de la institucion de la orden de los frailes que sufra la razon de los tiempos, que fray Ramon de de la Merced , para rcdencion de los cautivos que están Peñafort, pudiese este año bacer este ministerio que en poder de infieles.

dicen, teniendo consideracion al año que falleció. En principio del mes de julio, del año de mil doscientos diez y ocho estuvo el rey en Tarragona, cele- Cap. LXXII.De la muerte de la reina doña Maria, mabrando cortes a los catalanes, y de allí se partió pa

dre del rey don Jaime. ra Lérida , a donde se juntaron tambien á cortes cata En el año siguiente hubo tan general seca y esterililanes y aragoneses, por el mes de setiembre. Eran los dad por toda España, que no solo las mieses y semprincipales de su consejo , Espargo arzobispo de Tarra- brados se perdieron, pero las dehesas se secaron, de gona , don Sancho Abones obispo de Zaragoza, don Be- tal suerte, que parecia haberse abrasado y quemado la renguer obispo de Lérida y Roda, Ponce obispo de Tor- tierra, y no tan solamente se padeció esto en los llanos tosa , García Artigua castellan de Amposta, Ponce Ma y campos que de su naturaleza son faltos de agua, periscal comendador de Monzon y lugarteniente de maes ro en los altos y montañosos por todo Sobrarbe y Ritre del Temple en los reinos de España , el conde don bagorza y las otras montañas de Aragon. Siguióse tras Sancho, y el infante don Fernando, tios del rey , y don ella gran hambre y mortandad y pereció la mayor parte Guillen de Moncada, vizconde de Bearne y de Castel de los animales y ganado mayor y menor. Murió tambó, don Pedro Fernandez de Azagra , don Jimeno Cor- bien en este año en Roma la reina doña María, madre TOMO IV.

14

ܪ

Se

del rey , que en su vida y fin dejó nombre de cristia- segun parece en una leyenda antigua, se mandó edinisima reina; cuyo cuerpo fué sepultado en la iglesia ficar por san Braulio, obispo de Zaragoza , junto a la de San Pedro junto al túmulo de santa Petronila. En el ribera de la Guerba ; sobre las santas reliquias de ipartículo de la muerte, considerando el estado en que numerables mártires, á donde tambien se puso el cuerquedaba el rey su hijo, siendo tan niño, y las parciali- po de santa Engracia , porque en estos templos, por la dades que habia en el reino, por quien tendria el go- gran devocion de los fieles permaneció siempre el culto bierno de su persona, y la disension que sobre ello se divino en el tiempo que esta ciudad estuvo debajo de movió, no solamente entre aragoneses y catalanes, pe- la servidumbre de los moros, y se empleaban con ro entre los ricos hombres y caballeros de cada na gran hervor de fé en estas iglesias las limosnas: pero cion: dejó encomendada la persona del rey y sus tier- visto cuanto provecho resultaba de la doctrina y ras y estados, al papa Honorio. En dos testamentos ejemplo destos religiosos, fueron recibidos generalque yo he visto originalmente suyos, que ordenó en mente con gran devocion y caridad. Del año que vinielos años de mil y doscientos y nueve y once, deja he ron los padres predicadores, no se tiene cierta noticia, redero en el señorío de Mompeller al infante don Jai mas de ser su monasterio primero fundado en el lume su hijo, y en caso que muriese sin dejar hijos, sus gar que está sobre la ribera del rio Ebro , antes que el tituye á Matilde, y Petrona sus hijas, y del conde de de los frailes menores, que se mudaron del primer Comenje, de quien en ningun autor, que yo sepa , puesto, á donde labraron su iglesia. Con estos vino un hace mencion. En caso que las hijas muriesen sin de- gran religioso, que fué maestro general de su orden, jar heredero , 6 entrasen en religion, sustituye á Ra- despues de la muerte de san Francisco, que se llamó mon Gaucelin, señor de Lunel y a sus hijos, y en su fray Juan Parente de Florencia , y llegó a esta ciudad lugar á Ramon de Rocafull y Arnaldo de Rocafull su por la fiesta de la Asuncion de nuestra Señora , del año hermano y otros parientes suyos, y no admite a nin- de mil doscientos y diez y nueve , y aquel dia se preguno de sus hermanos, hijos bastardos del señor de sentaron ante el obispo y canónigos de la iglesia de San Mompeller. Es á mi ver digno de declarar en este lugar Salvador, y de nuestra Señora del Pilar, y ante los juraque el rey don Jaime era legítimo sucesor de Alexio dos de la ciudad. Fué grande el concurso y admiracion Compeno, emperador de Constantinopla, y de los em- de todo el pueblo, cuando vieron aquellos religiosos, que peradores que despues del sucedieron de la nobilísima en su hábito y conversacion representaban una santa casa de los Comnenos, y fué usurpado aquel imperio simplicidad y gran aspereza de vida, con menosprecio por Isacio Angelo habiéndose perseguido y acabado los de las cosas del mundo, porque venian vilmente vestidos que sucedian de aquella casa, de la cual era legítima su de sacos y cilicios, y descalzos, y entendiendo, que corcesora la reina doña María; y por esta razon llama ella respondia su religion y doctrina católica con la profeá su madre emperatriz en los dos testamentos. sion, fueron recogidos universalmente con gran devo

cion de los mayores y menores. Dióse al ministro y a Cap. LXXIII.- De los monasterios que se fundaron en

sus compañeros audiencia pública en el capítulo de la esta ciudad de las órdenes de Santo Domingo y San iglesia de San Salvador, en presencia de los jueces ecleFrancisco.

siásticos y seglares: y de los jurados y personas prinPor este tiempo florecia la santidad y religion de los cipales de la ciudad, y propuesta la causa de su vedos varones santísimos , Domingo y Francisco de As nida a estas partes, presentaron las letras apostólicas sisio , que nuestro Señor que no desampara jamás su que trajan de su comision, que eran del papa Honorio. Iglesia , levanto, cuando abundaba la malicia y se iba Lo que se contenia en ellas era, que el religioso Franentibiando la caridad de los mas, como por nuestros cisco y sus compañeros, que prosesaban la vida y repecados suele acontecer. Tuvieron entonces principio ligion de los frailes menores, desechando las vanidalas órdenes, que estos santos varones instituyeron con des deste mundo, habian elegido cierto camino de vida, el favor divino, y los religiosos de la regla de santo Do- que por sus grandes méritos y ejemplo de santa vida, mingo, se llamaron frailes predicadores porque pre se habia aprobado por la Iglesia católica, é iban por tendiendo la gloria y honra de Dios nuestro Señor, y todas las regiones del mundo predicando la doctrina la exaltacion de su Iglesia , y no cosa suya en particu- evangélica á ejemplo de los apóstoles, y exhortaba ej lar, se dedicaron a la predicacion del santo evangelio, papa, que a donde quiera que los religiosos desta santa con humildad y abyeccion de una voluntaria pobreza; y compañía presentasen sus letras, los recogiesen como su principal instituto y profesion , era perseguir y es á verdaderos y fieles ministros de la Iglesia, y los tratirpar las herejías, y todo error como pestilencia | tasen caritativamente. Luego los que tenian el regimortal. Los padres de la orden de san Francisco, se miento de la ciudad y el obispo, les señalaron lugar, llamaron frailes menores de la penitencia de Jesucris- a donde sundasen su monasterio entre las riberas de to, y profesaban una muy estrecha y austera regla Ebro y de la Guerba, que era lugar apartado del trato con suma pobreza; y su principal instituto, era per- del pueblo, porque fuera de los muros de piedra no suadir a los fieles á verdadera penitencia de sus culpas. habia tanta poblacion. Celebraron la primera misa con Fueron estas órdenes aprobadas por Honorio tercero, gran concurso de todo el clero y de los estados de la y Gregorio nono, y por los sumos pontifices sus suce ciudad el dia de san Agustin, y fué como un misterio sores: y comenzaron a fundar en su vida estos glorio- que denunciaba que aquel lugar habia de ser dedicado sos santos diversos monasterios en toda la cristian- a los eremitas de la orden de san Agustin, como se cumdad; y las primeras casas que se fundaron en estos plió muchos años despues en tiempo del rey don Jaime reinos, fueron las de Barcelona y Zaragoza: y aun el segundo, y los frailes menores mudaron su iglesia que en esta ciudad habia dos iglesias, que eran muy y convento a otro sitio mas cómodo, delante la puerta veneradas desde los tiempos antiguos, por la devocion Cineja, a donde ahora está su monasterio, que es de que desde la primitiva Iglesia tuvieron en ellas los fie- los mas insignes de la cristiandad. De Zaragoza pasó les, que eran la capilla de Nuestra Señora del Pilar, y adelante el ministro con algunos religiosos de los reila iglesia de Santa Eogracia y de las Santas Masas, que nos de Navarra y Castilla, y por su predicacion y santa

vida fueron fundando diversos monasterios y conven- | biendo muerto mas de dos mil cristianos , se tornaron fos en gran edificacion y ejemplo del pueblo cristiano, el dia de san Martin. y fueron de allí adelante estas órdenes muy principa- Cap. LXXIV.—De la guerra que el rey hizo contra don les columnas de la Iglesia católica. No pasaron doce años despues de la venida destos religiosos, que se fundó

Rodrigo de Lizana , y contra don Pedro Fernandez de por una dueña principal y de gran linaje, que se de

Azagra. cia doña Ermesenda de las Cellas, un monasterio de Sucedieron por este tiempo nuevas causas de disen-religiosas de la regla que enlonces decian de san Da- sion, que forzaron al rey casi en su niñez a tomar las mian, que fué la de santa Clara , debajo de la invo armas, y sucedió, que don Rodrigo de Lizana prendió cacion de santa Catalina, y este convento de monjas, un caballero su deudo, que se llamaba don Lope de que despues llamaron Menoretas, se fundó junto del Albero, y le llevó al castillo de Lizana. Por este caso monasterio de Santa Engracia, que era de religiosos don Pelegrio de Atrosillo que era yerno de don Lope, de la regla de san Benito , que residian en él, desde el y don Gil de Atrosillo su hermano, se querellatiempo que la ciudad estaba debajo de la servidumbre ron al rey, que don Rodrigo le habia prendido, sin de los moros, el cual, como dicho es , en tiempo de Pa- le haber primero desafiado, no se guardando dél, y terno obispo de Zaragoza, y del papa Gregorio séptimo, le tomó el castillo y villa de Albero, poniendo á saco se apexo la iglesia de Jaca y Huesca, con la parroquia los cristianos y moros. Fué acordado en el consejo del de la iglesia de las Santas Masas, que despues los obis-rey, que se procediese contra don Rodrigo , basta popos de Huesca tuvieron hasta este tiempo por de su ner en libertad la persona de don Lope de Albero, y se diócesi. Duraba aun la guerra entre los señoríos del hiciese satisfaccion del daño que habia recibido. Con rey, y las tierras se ocuparon por autoridad de la sede esto se proveyó luego, que se juntasen las huestes del apostólica en las provincias de Narbona y Aux, desde reino, y fuése á poner el rey sobre Albero, y mandó la muerte del rey don Pedro, y los que tenian cargo llevar de Huesca una máquina que llamaban fonebol, del gobierno del rey, muerta la reina, en nombre del para combalir el castillo, en la cual habia dejado don rey su hijo en viaron a suplicar al papa , que luviese Rodrigo de Lizana gente para su defensa. Pero dentro por bien de recibirle debajo de la proteccion y amparo de dos dias que el rey llegó se le rindió el castillo, y de la sede apostólica , y el papa estando en Reate a partió de allí para Lizana , adonde estaba preso don veinte y seis de julio, del cuarto año de su pontificado, Lope, y púsose cerco sobre la villa en el mes de mayo. que fué año de nuestra redencion de mil y doscientos Habia dentro buena gente de guarnicion , cuyo capitan y diez y Dueve, teniendo noticia de la devocion y pu era un caballero que llamaban don Pedro Gomez, vareza de fé, que los reyes sus progenitores tuvieron sallo de don Rodrigo , y comenzóse a batir con la mácerca del aumento y exaltacion de la sede apostólica quina de noche y de dia, y tiraba, segun en la historia romana , y de nuestra santa fé católica, recibió debajo del rey se escribe, quinientas piedras de noche y mil de la proteccion de san Pedro y suya, la persona del de dia , y hízose un grande portillo en el muro. Púsorey, y el reino de Aragon y el principado de Cataluña, se en orden la gente del rey para combatir el castillo, y con la villa y tierra de Mompeller, y mandó que se trabose muy recia batalla á lanza y escudo, como era asentasen treguas entre los vasallos y tierras del rey, costumbre en la guerra que entonces se usaba , y con y lcs lugares de aquellas regiones que se tenian por la ballestería, y murieron muchos de ambas partes. la sede apostolica, y envió sobre ello su rescripto apos- Peleaba don Pedro Gomez con gran ánimo, y viendo tólico a Bernardo cardenal de San Juan y San Pablo, que el castillo se iba entrando , embrazó el escudo, y legado apostólico en aquella guerra contra los herejes. con una capellina y su espada en la mano se puso en Entonces nombro el papa por principales en el consejo el portillo, esperando de ser antes muerto que ver el del rey para el buen gobierno de la tierra, las personas castillo entregado. Continuó la batería contra aquella que entendió que con mas aficion y zelo habian de parte, donde el capitan se puso, á la cual acudió gran procurar su servicio, y atender al beneficio general de número de gente, pero los golpes y tiros que hacian en su reino, que fueron Espargo arzobispo de Tarragona, el muro eran tan espesos y caia tanta tierra y polvo, don Jimeno Cornel, don Guillen de Cervera, y don Pe- que estaba cubierto don Pedro Gomez hasta la rodilla, dro de Abones. Por este mismo año, en principio del y entonces comenzaron a arremeter algunos escuderos mes de setiembre, tuvo el rey cortes a los aragoneses para escalar aquella parte del muro, y el primero que en la ciudad de Huesca, y en ellas se proveyeron al- subió fué don Pedro Garces de Alfaro , armado con su gunas cosas que convenian al buen gobierno de la loriga y con un morrion y su espada en la mano, y sin tierra. Sucedió tambien en este año una cosa bien se poderse mover don Pedro Gomez , fué por el preso. balada en el reino de Toledo, muy cerca de nuestras Tras don Pedro Garces fueron subiendo otros del ejérfronteras, y do referida en las historias del arzobispo cilo del rey, y fuese gaoando el castillo, y fué puesto don Rodrigo, siendo aquel prelado tanta parte en ello, don Lope de Alberc en su libertad. Era don Rodrigo de y esto fue, segun en muy antiguo anal se contiene, Lizana amigo de don Pedro Fernández de Azagra, y que el arzobispo con predicacion de la santa cruzada, trato con el que le amparase y valiese , y que se iria para proseguir la guerra contra los infieles, ayunto para él si le acogia en Albarrazin , porque como segun allí se afirma, entre peones y gente de a caballo quiera que don Pedro Fernandez sirvió al rey en la mas de doscientos mil, y hizo su entrada en tierra de primera entrada que hizo en Aragon, y en los prinmoros por la puente de Aragon dia de san Mateo evan- cipios de su reinado, como dicho es, pero no duró gelista, y tomó tres castillos, que en aquella relacion mucho en su servicio, y consederóse con don Rodrigo, se llaman, Sierra, Serrezuela y Mira , y despues puso y acogióle con las gentes de su bando y parcialidad en cerco sobre Requena en el dia de san Miguel, y com aquella villa, y despidiéronse del rey, como era costumbatieron la villa con sus máquinas, que allí llama al-bre, y comenzaron de hacer la guerra de allí adelante. majanegues, y algarradas, y delibra, y derribaron Don Pedro Ahones y los de su bando estaban ya en las torres y acitaras y no la pudieron entrar, y ha- l servicio del rey, señaladamente don Jimono Cornel,

« AnteriorContinuar »