Imágenes de página
PDF
ePub

este su deseo, le he mandado responder á la dicha Reina Cristianísima que yo huelgo mucho de que la Reina mi muger se vaya á ver con ella á la parte de Fontarrabía, y que yo no me puedo hallar en estas vistas por las forzosas ocupaciones que acá tengo; y así, placiendo á nuestro Señor, las dos Reinas se verán esta primavera, de lo cual os he querido avisar con tiempo, porque podria ser que por allá publicase las dichas vistas, y se tomasen y entendiesen de otra manera que ellas son, y porque vos tengais entendida la verdad de lo que cerca desto pasa, y lo podais dar así á entender á quien os paresciere que convenga. Por un captivo que ha venido de Constantinopoli, hombre de buen entendimiento, y que tenia allá alguna inteligencia con personas de harta calidad en la casa del turco, he entendido que en caso que yo quisiese intentar lo de Argel, ó alguna otra empresa, tenian determinado en el Consejo del turco de hacer una armada gruesa y ponerse sobre Zaragoza de Sicilia, para con este fin divertir nuestras fuerzas de la tal empresa, y aunque no se ofrescerá esta ocasion por agora, y por los avisos que últimamente se tienen, amenazan mas á Malta ó á la Goleta, todavía por ser la dicha Zaragoza plaza de tal importancia y tan fuerte de su sitio, y en que se ha tenido sospecha que habia algun tracto é intelligencia, os he querido avisar dello, y encargaros que hagais que se tenga muy particular cuidado, para en cualquier suceso de mirar mucho por ella, para que no se pueda seguir inconviniente. Y avisarme heis de lo que en ello hubiéredes proveido, y del recibo desta. De Madrid á tres de bebrero 1565.—Yo el Rev.—Gonzalo Perez.

Minuta autógrafa de carta de D. García de Toledo al duque de Medinaceli, virey de Sicilia. Baya 3 de febrero de 1565. Le encarga que mande hacer diez mil quintales de bizcocho para la armada de S. M. (Archivo del Exento. Sr. duque de Medinasidonia.)

Muy ilustre señor: De Nápoles partí á los 10 con 20 galeras para ese reino, como ya lo habrá V. S. entendido, y llegado á las Bocas de Capri, se volvió á gastar el tiempo de manera que no me hizo pasar mas adelante; y ansí me vine aquí sin querer volver á Nápoles para estar mas listo á seguir mi viaje; y ha perseverado siempre tan ruin despues acá, que no se hubiera podido navegar dos horas. Estoy aguardandole haga bueno, y en haciéndole, partiré luego á la hora, que lo deseo en extremo, á besar las manos á V. S. y hallarle en ese reino. Ya V. S. terná entendido los avisos que hay de Constantinopla acerca la salida del armada del turco este verano, de manera que conviene prepararnos con tiempo de lo necesario para la de S. M., la cual tiene mas necesidad de bizcocho que de ninguna otra cosa, como lo he scripto ya á Su Majestad. Y ansí viendo que esto importa tanto y que mi viaje por causa del mal tiempo se va alargando, me ha parescido despachar esta estafeta y suplicar á V. S., como lo hago con estos renglones, sea servido de mandar que con prisa hagan hasta diez mil quintales de bizcocho demás de los que hubiere hecho en ese reino, y que en ello se den muy gran prisa, pues el tiempo es ya tan adelante y amenazan que saldrán los enemigos mas presto este verano que las otras

[ocr errors][ocr errors]

veces. Dícenme aquí que el trigo vale mas caro en Mesina que en otras partes, y aunque sé yo que V. S. lo terná entendido mejor que nadie, todavía no quiero dejar de decir en este particular, que si esto es así se podria fabricar este bizcocho en Palermo y en Zaragoza adonde será quizá mas barato; pero si el precio del trigo fuere igual en las partes que digo, me hará V. S. merced de mandar se haga dicho bizcocho todo en Mesina, para que esté mas á mano; y dello y de lo que hubiere hecho, suplico á V. S. mande que no se distribuya ni toque para ninguna cosa. Y perdone V. S. esta pesadumbre que por estar el tiempo tan adelante y no poder salir á la mar me he atrevido á dalla á V. S., aunque sé que no la rescibe en cosa que toca al servicio de Su Majestad y en hacerme á mí merced; y me la hará tambien V. S. en mandar inviar esta carta mia á D. Alonso de la Cueva con una fragata, ó como mas fuere V. S. servido, de manera que vaya con brevedad y á buen recaudo porque importa mucho. Y mande V. S. se me dé aviso del rescibo y de lo que se ofresciere del servicio de V. S., que en ello la rescibiré muy grande. Y porque espero que este mal tiempo se ha de cansar y que veré presto á V. S., no me alargo mas en esta. A mi señora la duquesa beso muchas veces las manos. Guarde nuestro Señor etc. Al respaldo se lee: Al duque de Medinaccli. — Baya m de hebrero 1565.Copia de otra de lo que S. M. escribió á D. García de
Toledo en 5 de hebrero de 1565. (Archivo general de Simancas.Estado, legajo núm. 1129J

Á DON GARCÍA DE TOLEDO.

Vi vuestras cartas de 2, 17 y 27 de noviembre y 14 de diciembre, y por otra quel visorey de Nápoles nos escribió á 20dél entendí vuestra llegada á aquel reino, de que be holgado, y así de entender tan particularmente el subceso de vuestro viaje y el estado en que quedó lo de Córcega, y las causas que os movieron á no parar ni deteneros allí con la armada, y llevar con vos el tercio de Ñapoles, y dejar solamente la gente de Sicilia y la que llevastes destos reinos, porque la de Lombardía luego la sacó D. Grabiel de la Cueva, á que no hay que replicar, pues fueron tan forzosas y había tanta falta de vituallas, sino que hicistes bien en comunicarlo y dar parte dello á la señoría de Génova para que las entendiese, y la particular aficion con que miro por sus cosas, dejando por ellas de atender á las mias propias; y tengo por cierto que no lo pudistes excusar, y que quisiérades hallar comodidad para efectuar en persona lo que os habíamos ordenado. Tocante á aquella empresa lo que despues ha sucedido, y de la manera que se tomaron y rindieron Porto Viejo y el castillo de Istria, habiendo ido sobre aquellas plazas Juan Andrea, habreis ya entendido, y la forma que Sant Pedro Corso tiene en gobernarse, acogiéndose á las montañas y sustentando en su devocion muchos pueblos con fin de tener alborotada y desasosegada la isla todo el tiempo que pudiere. Y visto esto y lo que importa que aquello se acabe de allanar y concluir con brevedad, especialmente teniéndose aviso que arma el turco este año gruesamente, y la poca gente española que queda para esta empresa, se queda mirando en la forma que converná dar para ello, y se os avisará con brevedad de la resolucion que se tomare. Tambien he mandado mirar y platicar en lo que converná que hagan las dichas galeras este año y en la parte y lugar donde será bien se junten, y qué provisiones serán menester; pero no me ha parescido tomar determinacion en esto, hasta tener vuestro voto y parecer, pues terneis la confirmacion de los avisos que hay de levante y de todas partes; y así os encargo que luego con correo propio nos le envíe, así para en caso que haya de venir la armada del turco, como si dejare de hacerlo, apuntándolo todo tan particularmente como lo sabeis muy bien hacer, y teniendo respecto á la seguridad de las costas destos reinos. Los maestros que enviastes desde Génova para la fábrica de las seis galeras que se hacen en Barcelona ha muchos días que llegaron, y se entiende en ellas con toda diligencia, para lo cual se han proveido 10,000 ducados, y segun nos ha escrito el duque de Francavila estarán acabadas por todo el mes de abril, al cual enviamos á mandar que haga hacer los otros dos buques que de nuevo os parece deben labrarse, de manera que por todos sean ocho. Vos terneis cuidado que allá se compren y traigan las jarcias, velas y otros aparejos que fueren menester para ellas, pues decís se hallarian mas baratas y á propósito que en estos reinos; y remitireis acá la paga de lo que costaren, que cumplirse ha de la manera que lo concertardes, porque de presente no hay forma de poder enviar el dinero de contado para ellas. Por la relacion que con esta se os envía, vereis de la manera que se han repartido los 100 mil ducados que se han

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »