Imágenes de página
PDF
ePub

mandando lo de la gente que podré yo ejecutar lo que tengo escrito, porque llegara á tiempo de podella llevar las galeras de Ñápoles, ó para hacella ir por tierra, que ir á ejecutar lo que digo sin gente no creo que seria V. M. servido dello, ni en Secilia hay sino quinientos soldados, habiendo yo dejado todos los demás en Córcega por traer al duque todo su tercio junto. El embajador de Genova me ha escrito la pérdida de las tres galeras de Córcega, que para estos tiempos no ha sido pequeña, así como tampoco lo ha sido no acabarse de perder las de allá y las de acá. Yo he escrito infinitas veces á V. M. lo que importa que por ninguna necesidad, por grande que sea, las galeras deben de navegar en invierno, y tambien me acuerdo habello dicho yo mismo á V. M. cuando fué servido de darme este cargo, y si esta pérdida de agora, juntándola con las pasadas, ha de ser causa que V. M. mande dar forma en esto, yo la tengo por muy gran ganancia; y ansí suplico humildemente á V. M. que me invíe á mandar que por ningun caso ni por ninguna órden deje de tener las galeras en sus puertos por todo octubre, que desta manera, como tengo otras veces dicho, servirán mucho mas tiempo y con la seguridad que es razon. Guarde nuestro Señor la vida de V. M. por tan largos años como sus criados y vasallos deseamos y la cristiandad ha menester. De Baya á xxn de febrero 1565.—Criado y vasallo de V. M. que sus reales piés y manos besa.—Don García de Toledo. Sobre.—A la S. C. R. M. del Rey nuestro señor.—En manos del secretario Francisco de Eraso.

Tomo XXIX.

Copia de minuta de carla de D. García de Toledo á S. M. 27 de enero de 1565. Recomienda de nuevo á Juan Andrea de Oria por los servicios que prestó en la empresa del Peñon. (Archivo del Excmo. Sr. duque de Medinasidonia.) S. C. R. M.—Aunque ya tengo scripto á V. M. cuán bien ha servido en esta jornada Juan Andrea de Oria, y con cuanta voluntad y cuidado hace todo lo que toca al servicio de V. M., he querido todavía de nuevo con estos renglones hacer fe dello á V. M., porque demás de rescebir yo merced siempre que se hace á los que sirven á V. M. en mi compañía, el haber visto servir tan bien á Juan Andrea, me obliga á suplicar particularmente á V. M., como lo hago, sea servido de mandalle hacer merced con todo lo que hubiere lugar, certificando á V. M. que meresce bien merescida toda la que se le hiciere, y que yo por lo que arriba digo la rescebiró muy grande en ello de V. M. Cuya —Al respaldo dice: A S. M. por Juan Andrea, en 27 de enero 1565. Minuta autógrafa de carta de D. García de Toledo al duque de Francavila, vireij de Cataluña. Baya 51 de enero de l»"il>5.

Le suplica que hagan las seis galeras que debían construirse en Barcelona los maestros genoveses que él le había enviado.

(Archivo (hl Excmo. Sr. duque de Mcdinasidonia.)

llmo, señor: A los 7 deste respondí á la que V. S. mescribió de l'erpiñan, y di aviso de mi llegada á Nápoles. Despues he recebido la otra de 10 del pasado y mucha merced y contentamiento con ella por saber de la salud de V. S. y de mi señora la princesa, cuyas manos beso muchas veces. Su Majestad me mandó, como con otras mias he escripto á V. S., que inviase de Genova los maestros para hacer los seis buques de galeras que ahí se han de labrar, y ansí invié los mejores que había allí, que son de los buenos que yo conozco; y esta diligencia y gasto de inviarlos de Italia se ha hecho particularmente para que estos hombres entendiesen en asentar dichos buques y hacellos del garbo y manera que yo les mandase, porque no hay en Cataluña maestros que entiendan esto, que es lo que mas importa para que las galeras salgan como conviene. Yo les di la orden que en este particular habían de tener, y he suplicado á V. S. mandase que en lo de asentar dichos buques no entendiesen otros, si estos no, porque cierto así conviene. Y hoy he rescebido una carta que ellos mescriben de 2 deste, en que me dicen les han dado cargo de hacer una sola galera, y que el gobernador les ha dicho que las otras cinco las queria dar á maestros catalanes, y puesto por maestro mayor un maestro Marco Mas, que no sabe lo que el zapato de los otros; y que este ha puesto ya á caballo dos buques. Y héme maravillado mucho dello, pues estos maestros fueron para lo que tengo dicho, y por duplicados lo he scripto yo al gobernador. Y suplico á V. S. que, pues la voluntad de Su Majestad es que ellos entiendan en lasiento y fábrica de dichas galeras, sea V. S. servido de no consentir que entiendan otros en esto que ellos, y de mandar que en los dos buques que ha asentado el dicho maestro Marco Mas, no se pase adelante por él, sino que los hagan dichos maestros y entiendan en los demás que se han de asentar. Y tambien suplico á V. S. que en la fábrica de todos ellos mande se den mucha priesa, pues el tiempo es ya adelante, y cada dia se tienen mas ciertos avisos de la salida de larmada del turco este verano en mucho número de navios, y mas presto que los otros años, como V. S. lo habrá entendido por otra via. Yo partí á los 10 deste de Ñápoles con 20 galeras para Sicilia, y á cuarenta millas della se revolvió el tiempo de manera que no me dejó pasar adelante, y me vine aquí, adonde ha hoy 20 dias que estoy aguardando le haga bueno para seguir mi viaje, como lo haré en dándome lugar para ello. De mi llegada allá, y de lo que mas se ofresciere de que dar aviso, le daré á V. S., á quien suplico me invíe á mandar en todo lo que yo podré serville, que lo haré siempre con la voluntad que es razon. Y hállome á Dios gracias con muy buena salud, el cual guarde la ilustrfsima persona de V. S. y estado acreciente. De Baya á último de enero 1565. Al respaldo se Ice: Al duque de Francavila. — Último de enero 1565. Carta original de Felipe 2.° á D. García de Toledo. Madrid o de febrero de 1565. Le participa las vistas de su muger con su madre la Reina de Francia á la parte de Fuenterrabía, y que el turco trata de ponerse con una gruesa armada sobre Zaragoza de Sicilia, para que esté sobre aviso. (Archivo del Excnto. Sr. duque de Medinasidonia.) El Rey.—Uustre D. García de Toledo nuestro capitan general de la mar, visorey y capitan general: Muchos dias ha que la Reina Cristianísima, madre del Rey de Francia, mi hermano, me ha enviado á decir, así por medio de su embajador que aquí reside, como de otras personas, señaladamente de mis embajadores que allí han residido, que ella deseaba mucho que nos viésemos en la frontera de Perpiñan ó de Bayona; y aunque yo la quiero tanto que holgaria mucho de verla y conoscerla, y por dalle el contentamiento que ella recibiria de verse con la Reina mi muger y su hija, todavía no me he resuelto en ello, así por no dar lugar mis negocios y ocupaciones forzosas que aquí tengo, como por otras causas que me lo han estorbado. Agora últimamente viendo que se acercaba á las fronteras destos reinos, y que ya estaba en Monpeller, me ha tornado á instar sobre estas vistas, diciendo y encaresciendo el gusto y contentamiento que recibiria de verse con la Reina mi muger, agora que se efresce la ocasion de estar tan cerca, que quizá en muchos dias no se ofrescerá otra semejante; y que si yo pudiese tambien hallarme en ellas, seria su contentamiento cumplido. Visto esto y la instancia que la Reina mi muger me ha hecho tambien sobre ello, y por satisfacellas á entrambas en

[graphic]
« AnteriorContinuar »