Imágenes de página
PDF
ePub

Sobre. — Al ilustre señor el señor Francisco de Eraso del Consejo de S. M. y su secretario.

Caria original de D. García de Toledo á S. M., fecha el 13 de enero 1565. El mal tiempo le ha hecho volver y permanecer en Baya hasta que pueda salir para Sicilia. (Archivo general de Simanas.Estado, legajo núm. 1054 J

S. C. R. M. Al partir de Nápoles escribí á V. M. todo lo que se me ofrescia convenir á su servicio, y remitiéndome á aquellos despachos no terné que decir en esta sino que la necesidad de llegar á Secilia me hizo partir á probar el tiempo, y á sesenta millas de Nápoles se tornó tal, que me ha hecho tornar aquí á Baya con gran fortuna de mar, aunque sin ningun daño, por haber tomado la vuelta con el principio del mal tiempo, y por tener la gente mas recogida y las galeras mas listas para partir, no me ha parescido volver á Nápoles, y aquí estaré esperando la primera ocasion de buen tiempo para no dejallo pasar. Guarde nuestro Señor la vida de V. M. por tan largos años como sus criados y vasallos deseamos y la cristiandad ha menester. De galera en Baya á xiij de enero 1565.—Criado y vasallo de V. M. que sus reales piés y manos besa.—Don García de Toledo. Sobre.—A la S. C. R. M. del Rey nuestro señor. — En manos del secretario Francisco de Eraso. Carta original de D. García de Toledo ti S. M., fechada en Baya á 18 de enero de 1565.

Temores de la armada del turco—Pide cinco mil hombres— Mal estado de Cerdcña—Detencion en Baya—Piensa pasar á Augusta, la Goleta y Malta para ponerlas en estado de defensa y examinar el de sus recursos—Importancia de estas dos últimas plazas —Necesidad de que se le remitan los 150,000 escudos para la armada—Galeras que puede armar en Genova. (Archivo general de Simancas.Negociado de Estado, legajo niim. 1054.^

S. C. R. M. Aunque he escrito largo á V. M. estos (lias, tráeme tan inquieto el ver llegar la primavera, y con ella el poder esperar la armada del turco, que no me acaban de descansar los despachos que he inviado. Los que de nuevo han venido de levante, los cuales me ha inviado el duque de Alcalá, invío á V. M., no obstante que creo que él habrá ya hecho este oficio. Si la armada viene poderosa de navios de remos y de otros bajeles redondos, yo tengo por difícil podella resistir este año, y aunque yo me podria engañar, tengo por imposible que pueda venir tanto número de armada como últimamente escriben, ni conviene en ninguna manera al servicio de V. M. que esta voz de ser la armada tan gruesa quite la esperanza de podernos valer contra ella, porque en perdiéndola se dejarian luego de hacer las provisiones convenientes, y en dejándolas de hacer se abandonaria todo lo que se ha de defender y amparar; así que suplico á V. M. por su propio servicio, mande dar gran priesa á la provision de los cinco mil hombres que tengo escrito que han de venir en las galeras á Córcega, y que estas partan antes que pase febrero, y acabado aquello servirá en la armada, ó á do paresciere que mas convenga al servicio de V. M. Al virey de Cerdeña me parece que V. M. debe escribir que tenga cuenta con Alguer, porque aquella plaza es muy importante, y la he visto este año en muy ruin término, pudiendo ser con facilidad y muy poco gasto la mejor cosa del mundo; y V. M. le debe inviar á mandar que ponga allí todas las fuerzas que puede, porque no se resciba algun daño. Trayendo la armada lo que dicen estos avisos, no puedo creer sino que viene á Malta ó á la Goleta, porque bajar tan abajo como seria Oran y Velez con navios redondos, téngolo por muy peligroso para ellos, y creo que no harán tal desiño si los traen, ni los pueden dejar en Argel ni en Bugía, porque allí se les podrían quemar, y no teniéndolos por ignorantes no puedo pensar que hagan desatinos; y aunque es malo de acertar juicio que se ha de hacer sobre designios de otros, todavía creo cierto que la armada no pasará de Malta ó la Goleta. Estas téngolas yo por plazas importantísimas, porque si Malta se perdiese, demás de la pérdida de los que en ella están, que seria grande, no seria sino tener al reino de Secilia y al de Nápoles una cadena al cuello, y dándose la mano con lo de Tripol, podrian siempre tener allí juntas las fuerzas de Berbería; y si se perdiese la Goleta seria lo mismo, como se viera mas claro si el Emperador nuestro señor no se moviera á ganalla y sustentalla. Lo que tienen bueno estas dos plazas es que será forzoso que la armada se entretenga allí algunos dias primero que gane ninguna delías , y en este tiempo, habiendo forma y manera de hacello, podránse juntar las naves y navios gruesos que se pudieren haber, como tengo escrito por otras, para acudir á la necesidad; pero se ha de entender que esto se podrá hacer si la armada de los enemigos fuere de tal número que se pueda desiñar contra ella. El tiempo me ha detenido y me detiene aquí en Baya, y es de notable inconveniente los dias que aquí pierdo por lo que dejo de hacer en Secilia, así en lo de la mar, como en lo de la tierra; pero no pudiendo hacer otra cosa, soy forzado á pasar por ello. Dentro de ocho ó diez dias que llegue á Mesina pienso ir luego en Augusta y ver si es posible poner aquel puerto de aquí á la fin de abril en término que se pueda defender este año, porque uno de los designos que ellos podrán hacer es emprender esto, y si es posible fortificalle, dejaré allí el recaudo conveniente para ello, y en adrezando las galeras que será con brevedad, pienso partirme ántes que pase el mes de febrero y irme á ver la Goleta y Malta, porque estas dos plazas me defienden el reino, y si estas se pierden, el servicio de V. M., en este particular, padesceria mucho, demás de lo que importaria á la reputacion y otros daños que se rescebirian; y aunque yo sé que el maestre y los que con él están harán lo que deben, y lo mismo harán en la Goleta, todavía por acabar de aquietarme en cosa que tanto importa al servicio de V. M., lo quiero yo ver con mis ojos. En este medio escribiré á D. Alonso de la Cueva que me avise todo cuanto ha menester, y de lo que hubiere y se le pudiere proveer se lo inviaré todo, y lo demás se lo llevaré yo con las galeras; y en lo que se pudiere sin gasto de V. M., terné el mismo cuidado de lo de Malta que de lo de Mesina, que pues sirven tan á la contina los que allí estan á V. M., bien es que vean que se tiene cuidado dellos. Antes que esto haga

[graphic]

veré tambien en que término está lo de la hacienda, y si podré sacar della consinacion para las galeras de aquel reino y para la infantería que en él ha de residir, que estas son dos cosas que en ninguna manera se sufre traellas mal pagadas. Y torno á suplicar á V. M. se acuerde cuanto importa que la provision del dinero se invíc luego, digo de los ciento y cincuenta ó doscientos mil escudos que he pedido este año para la armada, pues no se tocará á un real dellos sin evidente necesidad, y en las veinte galeras que aquí se han de hacer demás de las que están armadas, aunque el virey tiene harto cuidado dello. Suplico á V. M. le mande escribir ponga en ellas toda la maestranza que se pudiere, y mándeme V. M. responder con brevedad á mis despachos, pues que el tiempo lo requiere para que yo vaya preparando lo necesario y conveniente al servicio de V. M. y á su real voluntad. Yo creo que en Génova seria fácil armar con las que tienen , hasta seis galeras por este año. Pienso que no seria malo escrebir V. M. al embajador que lo procurase con aquella señoría, y escrebir al duque de Saboya que serviese con las tres y armase la cuarta, pues tiene buque y chusma para ello. Guarde nuestro Señor la vida de V. M. por tan largos años como sus criados y vasallos deseamos y la cristiandad ha menester. De Baya á 18 de enero 1565.—Criado y vasallo de V. M. que sus reales piés y manos besa.—Don García de ToledoJ

Sobre.—A la S. C. R. M. del Rey nuestro señor.—En manos del secretario Francisco de Eraso.

« AnteriorContinuar »