Imágenes de página
PDF
ePub

Carta original de Felipe II al gran maestre de la orden de San Juan de Jerusalem. Madrid 16 de junio de 1565. Dice que manda de nuevo á D. García de Toledo que haga mas por Malta que por ninguna de las plazas suyas. (Archivo del Excmo. Sr. duque de Medinasidonia.) Don Felipe por la gracia de Dios Rey Despaña, de las Dos Sicilias, de Hierusalem, etc. Muy Reverendo y de gran religion maestre del convento y órden de Sant Juan de Hierusalem, nuestro muy caro y muy amado amigo: Cuatro cartas vuestras he recibido cuasi á un mismo tiempo de 10, 28 de abril, 1.° y 25 de mayo, y con ellas los avisos que habíades tenido de levante del armada que hacia el turco enemigo comun nuestro, y fines que tenia de enviarla contra esa plaza; y por la última entendí cómo se habia puesto en efecto, y llegado y echado gente sobrella. Y aunque me ha dado muy mayor pena que aquí sabria encarescer por lo que siempre he deseado el bien, conservacion y augmento desa vuestra religion, y particular y estrecha aficion que le tengo , es tanta la confianza que tengo de vuestra persona y de los caballeros que ahí están con vos, que espero en nuestro Señor que con vuestra gran cristiandad, valor, ánimo y experiencia habeis de salir desa jornada con la honra que siempre habeis salido de todo lo que se os ha ofrescido; y que él, cuya causa defendeis, y por quien tanto habeis pasado, os ha de favorescer en ello. La confianza que mostrais tener de lo que yo he de valeros, es muy justa razon, y así tengo mandado á D. García de Toledo, mi capitan general de la mar, y agora se lo torno á mandar de nuevo, que haga por esa plaza mas que por ninguna de todas las propias mias. porque por estar vuestra persona dentro, la tengo por de mas importancia que á todas las otras; y así os ruego mucho que esteis con el buen ánimo y valor que en semejante jornada se requiere, donde va todo el bien desa religion y por consiguiente de la cristiandad ; que de nuestra parte no se faltará á hacer cuanto al mundo fuere posible. Y paréscenos muy necesaria la buena inteligencia y correspondencia que teneis con el dicho D. García, porque tanto mejor pueda acertar lo que hubiere de hacer en beneficio vuestro y desa religion, de que yo soy cierto que terná tan particular cuidado como yo se lo mando, sabiendo el servicio que en ello me ha de hacer. He visto lo que me scribís en lo de la turca. A mí me habían informado que era de muy poco rescate, y por esa causa scribí lo que vistes; mas pues es de tal calidad, no hay que decir mas en ello. Muy reverendo maestre, nuestro muy caro amigo, sea nuestro Señor en vuestra continua proteccion. De Madrid á 16 de junio 1565.—Yo el Rey.—Gonzalo Perez. Copia de minuta de carta de D. García de Toledo á S. M. desde Mesina á 16 de junio de 1565. Avisa que envia tropas á Malta. (Archivo del Excnto. Sr. duque de Medinasidonia.) S. C. R. M.—Por mis despachos de doce deste, que invié á V. M. con correo propio, habrá V. M. visto muy particularmente todo lo que basta entónces había que decir de Malta y lo demás que se me ofrescia, y ansí remitiéndome á ellos diré solo en esta que aunque las dos galeras de la religion que el otro dia fueron de aquí para desembarcar en Malta la compañía de italianos que el maestre tenia en Zaragoza con los demás soldados y caballeros que tengo scripto á V. M., no pudieron llegarse á la isla ni desembarcallos por causa de los navios de enemigos que hallaron á la guarda; pero considerado por algunas particularidades que despues he sabido de los mismos que allá fueron, que de nuestra parte hubo (1) algun descuido, y amenazándole al maestre tanta pérdida no inviándosele alguna gente, me ha parescido no obstante el no haber podido entrar, como tengo dicho, las dos galeras , volvellas á inviar, y á D. Juan de Cardona con otras dos de las de V. M., y en ellas el maestre de campo Melchior de Robles con docientos y cincuenta soldados de su compañía, la misma de italianos que se embarcó ántes, con hasta ciento y cuarenta caballeros que van en sus galeras y otras personas particulares que se han embarcado con órden mia en compañía desta gente, la cual he ordenado procuren de desembarcar á la parte de mediodía cuatro millas de la ciudad, que está por tierra diez millas del Burgo y de San Miguel y San Telmo, para que dende ella con su caballería la traiga el maestre adonde él está, que esta es la forma que él ha scripto que terná para cobrar este socorro, lo cual no hallando las galeras navios que les impida el poder llegar á tierra, lo podrán hacer aunque con riesgo, no pudiendo desembarcar la gente á menos que á siete millas del armada. Y está claro que si al llegar destos soldados fuese perdido San Telmo, el cual quedaba en el término que V. M. (1) Lo que va de bastardilla en esta carta es de letra de don García.

habrá visto por los despachos que arriba digo, es imposible servirse el maestre dellos, porque si han tomado á San Telmo la gente de aquel alojamiento habrá acudido forzadamente sobre el Burgo y San Miguel, y con mudar alojamiento cierran el camino al maestre de poder traer al Burgo la gente que estuviese en la ciudad; y ansí he dado orden á las galeras que en todo caso procuren de saber si San Telmo es perdido, y que si no lo fuere, pongan en tierra la infantería que llevan, porque demás del daño de la gente que va, no seria pequeño el verse los que allá están fuera de esperanza deste socorro que aguardan. Y héme determinado á enviar este socorro, teniendo por mejor remediar á los males presentes que por temor de desminuir las fuerzas dejar de hacer algo, aunque espero en Dios que él habrá puesto su mano de manera que San Telmo se haya defendido, y que tambien será servido de que le entre este socorro. De lo que sucediere daré luego aviso á V. M. Y por haber scripto largo á V. M. estos dias, me ha parecido inviar esta al cardenal Pacheco, para que con la primera ocasion la invie á V. M, cuya vida, etc. De Mesina á 16 de junio de 1565.

[ocr errors]

Carta original del secretario Vargas á D. García de Toledo. Madrid 17 de junio da 1505. Espera que S. M. convendrá en que se le dé toda la gente de Ñapoles. (Archivo det Excmo. Sr. duque de Medinasidonia.)

llmo, y Excmo. Señor: He recibido esta mañana la de V. E. de 28 del pasado con la copia de lo que se escribe á S. M., que ha sido muy á propósito, porque en este punto que vengo del patron he hecho el oso muy á mi gusto y si no me engaño le dejé la boca sabrosa, porque le dejé persuadido de que se diese á V. E. toda la gente de Nápoles, deshaciéndole el inconveniente de quedar el duque de Alcalá con temor de que por la llegada allí de D. Paulo de Arezo podrian los de Nápoles tirar algunas coces, de manera que espero en Dios que si los de Malta tienen quedo y pueden esperar á que se junten nuestras fuerzas que V. E. ha de restaurar nuestra reputacion y hacerse la mayor honra que jamás hombre se ha hecho. Dios, por quien es, favorezca su causa, y una de las cosas porque confio en su misericordia que no nos desamparará en este socorro, es por el cuidado con que me escriben que V. E. se lo encomienda, y oraciones y sacrificios que se hacen. Su nieta no se olvida en las suyas y besa á V. E. las manos, cuya etc. De Madrid 17 de junio 1565. B. 1. m. de V. E. su m. c. servidor—Vargas. D. García. Sobre.—Al llmo, y Excmo. Señor D. García de Toledo mi señor.

« AnteriorContinuar »