memorias historicas sobte fernando vii,

Portada
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Índice

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 149 - ... por ahora en la casa de ayuntamiento de .la villa de Madrid, cerrando y sellando la pieza donde se coloquen: los libros...
Página 301 - Mi hijo primogénito, el heredero presuntivo de mi Trono había formado el horrible designio de destronarme, y había llegado al extremo de atentar contra los días de su madre.
Página 143 - Orense, pero tambien la pena con que á los que no la firmasen y jurasen se amenazó. Para preparar los ánimos á recibir tamañas novedades, especialmente las respectivas á mi Real Persona y prerogativas del trono, se procuró por medio de los papeles públicos, en...
Página 138 - Desde que la divina Providencia, por medio de la renuncia espontánea y solemne de mi augusto padre, me puso en el trono de mis mayores , del cual me tenia ya jurado sucesor el reino por sus procuradores juntos en cortes , según fuero y costumbre de la nación española...
Página 142 - Cádiz, y despues en Madrid, ocasionaron á los buenos cuidados y pesadumbre. Estos hechos son tan notorios que apenas hay uno que los ignore, y los mismos Diarios de las Cortes dan harto testimonio de todos ellos.
Página 299 - Imploro, pues, con la mayor confianza la protección paternal de VM a fin de que no solamente se digne concederme el honor de darme por esposa una princesa de su familia, sino allanar todas las dificultades y disipar todos los obstáculos que puedan oponerse en este único objeto de mis deseos. »Este esfuerzo de bondad de parte de VMI es tanto...
Página 62 - Paz me parecía una cosa precisa para su felicidad y la de sus vasallos. Los sucesos del Norte han retardado mi viaje: las ocurrencias de Aranjuez han sobrevenido. No me constituyo juez de lo que ha sucedido, ni de la conducta del Príncipe de la Paz; pero lo que sé muy bien es que es muy peligroso para los reyes acostumbrar sus pueblos a derramar la sangre haciéndose justicia por sí mismos.
Página 146 - ... quien tengo la gloria de mandar, de la de las rentas que con acuerdo del reino se impongan y asignen para la...
Página 140 - En tan lastimoso estado expedí, en la forma que. rodeado de la fuerza, lo pude hacer, como el único remedio que quedaba, el decreto de 5 de Mayo de 1808, dirigido al Consejo de Castilla, y en su defecto...
Página 146 - La libertad y seguridad individual y real quedarán firmemente aseguradas por medio de leyes...

Información bibliográfica