Ensayo histórico sobre los diversos géneros de arquitectura empleados en España desde la dominacion romana hasta nuestros dias

Portada
d. Santiago Saunaque, 1848 - 544 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 244 - ¡Qué descansada vida la del que huye el mundanal ruido, y sigue la escondida senda por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido! Que no le enturbia el pecho de los soberbios grandes el estado, ni del dorado techo se admira, fabricado del sabio moro, en jaspes sustentado.
Página 407 - No de otro modo que cuando se presenta en el mar un navio de alto bordo, empavesado, cuyo palo mayor domina a los de mesana, trinquete y bauprés, con armoniosos grupos de velas, cuchillos, grímpolas, banderas y gallardetes, aparece la catedral de Sevilla desde cierta distancia, enseñoreando su alta torre y pomposo crucero a las demás naves y capillas que le rodean, con mil torrecillas, remates y chapiteles».
Página 353 - Muy bien se puede decir que, en su género gótico, es una de las cosas más particulares que pueden verse, atendiendo a su gentil y delicada construcción, a la finura de sus ornatos, y, sobre todo, a su fortaleza, junta con tan poco espesor de paredes, que parece milagro puedan mantener la gran máquina
Página 495 - Alb'iela, al blanco alterno pie fue vuestra risa, en cuantos ya tejió coros Belisa, undosa de cristal, dulce vihuela; instrumento hoy de lágrimas, no os duela su epiciclo, de donde nos avisa que rayos ciñe, que zafiros pisa, que sin moverse, en plumas de oro vuela.
Página 263 - ¡Oh cuán bien«aventurados estos tiempos, en que el muy honrado P. «Rodrigo, Arzobispo de Toledo, edificó la iglesia Tole«dana con obra maravillosa! El muy sabio Mauricio, edi«ficó fuerte y hermosa la iglesia de Burgos. El muy sa«bio Juan...
Página 487 - El arco fue obra de tan nuevo gusto en los miembros y proporciones que admiró a todos los artífices porque se apartó de la manera que hasta aquellos tiempos habían seguido los antiguos.
Página 376 - habiendo visto este crucero, su hermosura, grandeza y «escelencia, dijo: que como joya había de estar en caja, y «cubierto con funda para que como cosa preciosa no se «viese siempre, y de ordinario, sino á deseo. Y Felipe II «que mas parecía obra de ángeles que de hombres.
Página 118 - Pobres y sencillas como el pueblo que las ha erigido, dice un profundo y elocuente apreciador de los monumentos asturianos, estrechas y reducidas como los límites de su patria, robustas como su fe, toscas y desaliñadas como sus costumbres. graves y severas como su carácter, parece que encierran todavía en sus muros silenciosos el genio melancólico de la Edad media. Hasta la agreste situación, que recibieron del instinto religioso para hacer más so lemnes las inspiraciones de la piedad, aumenta...
Página 495 - ... todavía es preciso conceder á estos maestros originalidad y travesura, una rara inventiva, una variedad inagotable, una manera caprichosa pero sorprendente de enlazar la ornamentación, y acomodarla á las formas más peregrinas, una singular armonía que escapando al análisis, llama la atención por sus mismos delirios, cierta sutileza finalmente que el buen gusto rechaza y que, sin embargo, detiene y distrae al espectador.
Página 299 - ... qualquer iniciativa, sem beneplácito do estado, as edificações consagradas ao público. No Código de Ias partidas, lei 6.«, título X, dizia Afonso o Sábio, naquela saborosa língua de que mais tarde se desdobrou o...

Información bibliográfica