Imágenes de página
PDF
ePub

ba, y aun un escandaloso testimonio de lo que eran para él aquella religion y aquella fé que invocaban y que tenian siempre en las labios, resistiéndose á cumplir los deberes que á todo cristiano, especialmente en los últimos momentos de su vida, aquella fé y aquella religion imponen.

Entre los proclamas y papeles cogidos á los cabecillas se encontró uno impreso en papel y letra francesa, que asi por esta circunstancia como por la fecha en que apareció y se publicó, y por la declaracion posterior de otro de aquellos jefes, que manifestó haberlo remitido por el correo al secretario de Estado y del despacho de Gracia y Justicia, ofrece sobrado fundamento para creer fuese el mismo célebre Manifiesto que dirigia al pueblo español la Federacion de realistas puros, que el ministro Calomarde en un documento solemne habia atribuido á los liberales emigrados, y que de sobra debia constarle ser parto y producto de la sociedad secreta del Angel exterminador, centro misterioso de donde habia salido el plan de la rebelion de Cataluña.

No sabémos si esta circunstancia influiria en el indulto que el gobierno concedió á los rebeldes catalanes (30 de abril, 1827), y que se estendió después á los jefes de la conjuracion, algunos de los cuales no le quisieron admitir. Sin embargo, desde abril hasta julio pareció restablecida la tranquilidad en el Principado. Pero en este tiempo se preparaba otra mayor, y más séria, y más estensa insurreccion que la que habia sido sofocada. La calidad de los personajes que la prepararon y sostuvieron, las clases á que pertenecian, el objeto aparente con que procuraban cohonestarle, y el fin verdadero que se proponian, todo se ha de ir viendo, todo lo habrán de revelar los nombres y los cargos de las personas que en este sangriento drama jugaron, las proclamas de los insurrectos y de las juntas á que obedecian y que dirigian el plan, y los documentos que habrémos de dar á conocer.

Despues de algunas reuniones de clérigos, que eran los que con su influencia tenian dominado el pueblo catalan, reuniones que promovió tambien un eclesiástico de alta dignidad llegado de Madrid con instrucciones reservadas, establecióse en Manresa una junta, que se autorizó á sí misma para gobernar el Principado , llamándose Junta Superior, y dándose aires de soberana. Habíala formado don Agustin Saperes, conocido por El Caragol, y componíanla el lectoral de la iglesia de Vich don José Corrons, el domero y el vice-domero de la de Manresa, Fr. Francisco de Asís Vinader, religioso de los Mínimos, el médico don Magin Pallás, don Bernardo Senmartí, y de que eran secretarios don Juan Comas y don José Rancés. A presidirla fué don José Bussons, alias Jep delsEstanys, que ya se habia levantado con trescientos hombres, dándose al Caragol la comandancia de la vanguardia de las fuerzas sublevadas y que habian de

sublevarse. Cuando el jefe de las tropas que guarnecian la poblacion habia reunido los oficiales para manifestarles los temores que ciertos síntomas le hacian concebir, vióse sorprendido al rayar el dia 25 de agosto (1827) con los gritos de: «¡Viva la religion! ¡Viva Fernando VIL!» que por todo el pueblo resonaban, junto con el toque de somatén que atronaba los aires en las torres de las iglesias. Trabada la accion entre las tropas y los realistas insurrectos, y faltando á su deber y á su lealtad algunos oficiales de aquellas, quedaron vencedores los sublevados, y enseñoreada de la poblacion la Junta.

Puesto Saperes (el Caragol) á la cabeza de los sediciosos, publicó dos proclamas; una anunciando la instalacion de la junta, otra á los españoles buenos, manifestándoles que era llegado el momento en que los beneméritos realistas volvieran á entrar en una lucha, «lucha, decia, más sangrienta quizás que la del año 20, aunque de menor duracion: lucha en que vá á decidirse la suerte próspera ó adversa del mundo católico, y en particular la de nuestra amada España.» Y concluia con las tres siguientes disposiciones: «1.° Toda persona que desde este dia se entretenga en esparcir directa ó indirectamente noticias melancólicas, ó con sus escritos ó conversaciones contra la opinion de los buenos realistas, será reputado como traidor, y enemigo de los defensores de la justa causa: 2.° El sugeto á quien se le justifique estar en correspondencia con alguno de los sectarios, será tratado como espía, aun cuando no tenga roce con él: 3.° Todo voluntario que trate de inspirar desaliento, ó influya de algun modo para que los demás no se defiendan, será tratado como traidor vendido á los enemigos.—Manresa, 25 de agosto de 1827.—El coronel comandante general de la vanguardia, Agustin Saperes, alias, Caragol

La Junta por su parte publicó tambien una alocucion (31 de agosto, 1827), de que conservamos un ejemplar impreso, y reproducimos aquí literal y con su propia ortografía, para que se vea la ilustracion y el gusto literario de aquellos nuevos gobernantes, que por lo menos habrian seguido una carrera eclesiástica.

«catalanes: La Junta superior provisional de Gobierno de este principado de Cataluña, instalada en esta ciudad á los 29 de agosto del presente año, con decreto del ilustre señor comandante general de la vanguardia realista del ejército efe operaciones, para restablecer las administraciones civiles y judiciales de la provincia, se dirige á vosotros por primera vez, al efecto de manifestaros los sentimientos que la animan. Ollados y combatidos de un modo aun mas vil y cobarde por los agentes de la rebelion del año 4820 los soberanos derechos de nuestro carisimo objeto, don Fernando VII (Q. D. G.), quedaba este infeliz reino sujeto otra vez al duro yugo constitucional. Desde este momento ¡qué tropel de males, desgracias y

(1) Firmábase él mismo* «altos Carago!.»

descaradas persecuciones iban esperimentando los decididos amantes del trono y altar! ¡Con qué agigantados pasos caminaba nuestra existencia hácia los duros grillos, cadenas, destierros y cadalsos, si la animosidad de algunos impávidos y siempre celosos españoles, arrostrando todo género de peligros, no hubieren sabido recordar la imperiosa necesidad de sacudir, mientras el tiempo lo ba permitido, la fiera esclavitud que la más negra traicion nos acababa de preparar! Convencido de esto el Pueblo Catalan, tiempo hace que hubiera levantado el grito, si desgraciadamente, á causa de fines cobardes y de propio interés, no se hubiera contenido el santo ardor de un pueblo, que está resuelto á dar mil veces la vida antes de permitir que queden menoscabadas en lo más mínimo sus preciosas margaritas de Rey Absoluto y Religion. Mas por fin la divina Providencia ha hecho que desprendiéndose de todas las dificultades que el genio del mal y la cobardía presentaba á la vista, se decidiese desembarazadamente. La mayor parle de este Principado ha empezado la gloriosa empresa que visiblemente protege el todo Poderoso, de aterrar para siempre los trastornadores de la Corona y leyes fundamentales de España, »contando que las demás provincias en union con nosotros cooperarán, como cooperan ya, al feliz resultado. La ciudad de Manresa, entre nosotros, es la que ofrece un ejemplo á la fáz del Universo, que quizás ni la historia antigua ni la moderna no ofrece otro igual. Catalanes: los que todavía os manteneis frios espectadores del resultado de la empresa que marcha tan felizmente, decidios sin mas tardar. No querais desacreditar vuestra natural fidelidad de que en todas épocas habeis dado pruebas irrefragables. Escuchad á los inmortales héroes sacrificados en la pasada revolucion,

« AnteriorContinuar »