Imágenes de página
PDF

ñores de Alcaudete, Luque, Fernan iNuñez, Valenzuela y todos sus parciales. En el año de 1473 estaba Fernando Arias ds Saavedra, Señor del Viso, con cien lanzas del Marqués de Cádiz en Alcalá de Guadayra, desde donde infestaba con sus correrías los campos de Sevilla. Acometieron en el Jueves Santo las gentes del Duque de Medina Sidonia con mucha caballería y peones de Sevilla á las gentes de Saavedra, y se trabó la batalla con tanto, ardimiento de ambas partes, que si bien los de Saavedra resistieron con mucho valor, iban ya destrozados, cuando sobrevinieron el Comendador Luis de Godoy, Alcaide de los Alcázares de Carmona, y Pedro de Morguera, Alcaide de Marchena, con sus gentes: acometieron con tanto valor por los costados, que en un momento desbarataron las gentes del Duque, quedando muertos en el campo D. Pedro y D. Alonso de Guzman, sus hermanos, y prisioneros Pedro de Cabrera, Comendador de Mures, hermano de Andrés de Cabrera, Mayordomodel Rey Católico, primer Marqués de Moya; D. Juan de Guzman, hermanodel Duque, y muchos caballeros sevillanos, corriendo gravísimo peligró D. Pedro de Zúñiga, primogénito del Conde de Placencia, á quien solo pudo salvar la ligereza del caballo que le dieron despues de muerto el suyo. En esta batalla trajo Godoy solas cien lanzas, dejando á Carmona bien prevenida, así por el temor de los sevillanos, que pretendían ocuparla, aunque siempre les costó muy caro, como por su competidor en la Alcaidía Gomez de Sotomayor, que estaba apoderado de un castillo , y seguia el partido del Duque de Medina. Era Gomez de Sotomayor descendiente legítimo de Lope Mendez de Sotomayor, Alcalde mayor de Carmona, y Alcaide de sus reales Alcázares, cuyos descendientes los tuvieron hasta que Luis de Godoy, por el valimiento del Marqués de Villena D. Juan Pacheco, consiguió del Ley D. Enrico IV esta Tenencia, privando de los Alcázares á Sotomayor, aunque no pudo quitarle la tercera fortaleza por la mucha gente de la Villa que seguía la faccion de los Marqueses de Villena y Cádiz, por quienes militaba Godoy. Ocupó este con gentes armadas todas las Iglesias y Templos, y con otro cuerpo de tropas llenó las calles y el arrabal, donde Sotomayor con sus gentes hizo muchas muertes y estragos. El Duque le envió 700 caballos, y un buen cuerpo de arcabuceros. Por otra parto el Marqués de Cádiz socorrió á Godoy con 200 caballos y 200 infantes de Marchena, conducidos por su hermano D. Manuel Ponce de Leon, en cuyo tiempo vinieron tambien en favor de Godoy los Marqueses de Écija, Osuna y Moron. Trabóse la batalla muy sangrienta, ocupando las gentes de Sevilla las torres de los Templos y los ediüciosmas altos, y las esquinas de las calles, atrincherados por la circunferencia del Castillo. Sotomayor con D. Gaston de Castro acometió con tanto ardimiento á las gentes contrarias, que las desbarató, muriendo muchos en la batalla con el valiente y esforzado caballero Luis Fernandez de Prenia, Alcaide de Osuna. Peleóse todo el dia por las calles, tomando los de Sevilla 130 caballeros de Moron, Osuna y Marchena- Al fin el Comendador Godoy se retiro á los Castillos, de donde hizo grandísimos daños no solamente en la villa, sino tambien en las comarcas de Sevilla. Deseaba mucho vengar la muerte del Alcaide de Osuna, y un soldado suyo, muyastuto, dijo áGomez do Leon que viniese secretamente con las gentes del Duque, porque Godoy le quería entregar las fortalezas y la villa con disimulacion por los respetos á los Marqueses de Villena y Cádiz. Creyó el Duque la especie del soldado, y luego escribió á Gonzalo Fernandez de Córdova, Alcaide de Almodóvar del Rio, hermano del Conde de Cabra, su confederado, para que entregase 200 caballos á Gomez de Leon. Con estos añadidos á las gentes del Duque vino Leon sobre Carmona al tiempo de media noche. Todo estaba al parecer en descuido, y asi subieron hasta nueve soldados sobre la muralla que fueron degollados al momento. El décimo oyendo el estruendo de las armas retrocedió , dando aviso de la traicion á sus compañeros. Al mismo tiempo Godoy, que estaba bien prevenido salió con la mayor parte de sus tropas, embistiendo desesperadamente á los sevillanos, que no pudiendo sostener el ímpetu de los enemigos, fueron derrotados miserablemente con la oscuridad de la noche por las gentes de Godoy, prevenidas y prácticas del terreno, vengando sobradamente la muerte del Alcaide. De este modo mantenía Luis de Godoy los Alcázares de Carmona contra toda la faccion del Duque, cuando en la primavera de 1478 vinieron los Reyes Católicos á la Andalucía, y aunque tenia Luis de Godoy los dos Alcázares de Carmona, por merced del ReyD. Enrico IV, confirmada por los mismos Reyes Católicos, fueron tantas las instancias del Duque de Medina y de sus valederos, que se vieron obligados á pedir que dejase la Tenencia de los Castillos y entregase la Ciudad al nuevo Alcaide. ,

Los capítulos de esta entrega fueron tan honoríficos, que demuestran muy bien el valor, prudencia, autoridad, potencia y valimento en el Reino del mayordomo Luis de Godoy. Asentóse por escritura pública por parte de sus Altezas y del mayordomo la renunciacion de la merced en esta forma. Primeramente que S. S. A. A. prometen tener el mayordomo, sus hijos, parientes y criados, y todos sus bienes y muebles y raices, bajo su Real amparo y defensa, sin permitir que les sea ocupada parte alguna de sus bienes, ni que venga mal á sus personas, que desde luego incluyen en un perdon general por todas las cosas pasadas: que no consentirán que por las diferencias seguidas entre el Duque de Medina Sidonia y el Marqués de Cádiz, les venga daño hasta el dia en que se pronunció la sentencia entre estos dos grandes: que S. S. A. A. han de hacer merced á Juan Perez de Godoy, Comendador de Estepa, hijo del mayordomo de un oficio de veinticuatro de Córdova, que habia vacado por muerte del Bachiller Alfonso Ruiz, haciendo efectivamente que sea recibido en el cabildo de Córdova con todas seguridades y firmezas necesarias: que S. S. A. A. han de dar tambien al Comendador Juan de Godoy la Alcaidía de Santaella por todos los días de su vida, despachándole titulo : que por cuanto era menor de 25 años pueda el mayordomo su padre tener esta Alcaidía en su nombre, ó el caballero, que él determinase, haciendo pleito homenage de mantener la fortaleza por S. S. A. A. los cuales han de prometer tambien que no les será derribada ni quitada durante el tiempo señalado, aunque hayan de mandar demoler las fortalezas de las villas de Córdova, ó mudar sus Alcaides: que S. S. A. A. han de obligar á la Ciudad de Córdova, que consiente esta merced, y que les pague la misma' cantidad que acostumbra pagar á los Alcaides que pone en sus fortalezas: que demás de esto S. S. A. A. hagan merced al mayordomo y á su hijo por sus vidas de 60000 maravedís en cada un año, de los cuales los 600 se les paguen en las alcabalas de Santaella: que por cuanto el mayordomo tiene por merced del Rey D. Enrique el Castillo de Alhonós en término de Écija, S. S. A. A. le confirmen esta'merced por su cédula en pergamino: que este caudillo se h aya de poner en poder de Gonzalo Yañez de Godoy veinticuatro de Córdova, quien lo haya de mantener por tiempo de tres años con pleito homenage de no entregarlo al mayordomo ni á otra persona alguna mientras no fuere requerido por mandamiento escrito: que pueda presentar en juicio por parte de los Reyes, y de la Ciudad de Écija: que pasado este término lo haya de entregar al mayordomo con toda la firmeza de parte de los Reyes que fuese necesaria, para que jamás se le quite la Tenencia, haciéndole la merced al mismo tiempo de 30 vasallos escusados de tributos, para que moren en el Castillo. Que por cuanto Juan Perez de Godoy tiene la encomienda de Estepa por merced del Maestre de Santiago D. Alonso de Cárdenas, se la confirmaron S. S. A. A.prometiendo no darla á otra persona, antes mandando al Maestre, que lo conserve en la encomienda: que por cuanto el mayordomo tiene 31000 maravedís de Juro situado sobre las alcabalas de Carmona, le confirman S S. A. A. esta merced, prometiendo de no revocarla de modo alguno: que se le haya de dar semejante confirmacioná Fernando Ruiz de Pernia por los 8^000 maravedís de Juro que gozaba su padre Luis de Pernia, por merced del Rey D. Enrique, sobre las alcabalas de Córdova: que por cuanto el mayordomo gozaba por merced del mismo Rey, confirmada por los Reyes Católicos, la compra delos cueros de Carmona, renunciase este derecho, dándole en recompensa 20000 maravedís de Juro en cada año con facultad de cobrarlos en las alcabalas de Córdova, Ecija y Carmona , y donde el mayordomo gustase: que por cuanto estaba pleito pendiente sobre el pan de las tercias de la limitacion de San Andrés de Fuentellana en el término de Carmona, entre Pedro Muñiz de Godoy, hijo del mayordomo, y Diego García de Hines.trosa, criado de los re

« AnteriorContinuar »