Imágenes de página
PDF

que se ha ofrecido nos ha servido como fiel vasallo nuestro coa su persona, armas y caballos y criados á su costa, aventurando su persona á mucho riesgo en los descubrimientos é pacificaciones de muchos lugares de la dicha Gobernacion, y especialmente en compañía del Capitan Hernando de Cepeda fué á las provincias de Arma, que se habian revelado, y en las batallas que en ella se dieron pasó mucho trabajo y salió herido, donde le mataron ciertos esclavos y caballos suyos. Y pacificada la dicha provincia pasaron á la Ciudad de Cali, donde salieron con el dicho Capitan por órden del Gobernador D. Sebastian de Benalcázar á descubrir la provincia del Paceno, donde ocuparon mas de año y medio, y despues en compañía del Capitan Alonso de Fuenmayor, fué el dicho Vicente Tamayo á descubrir y poblar las provincias de Guachicono, y luego poblaron la ciudad de Almaguer; y aunque se le dieron ciertos Indios, por ser pocos los dejó; y estando el dicho Vicente de Tamayo en la Ciudad de Cali, se entendió cómo Alvaro deOyon sehabia levantado contra nuestro servicio con mucha cantidad de españoles, é que habían entrado en dos pueblos españoles, é muerto á las Justicias é Gobernadores de ellos, y que hacia muchas tiranías, y que iba sobre la dicha provinciade Popayan, el dicho Vicente de Tamayo salió de la dicha Ciudad de Cali con sus armas é caballo y criados, y fué á ella, sin que otro vecino de la dicha Ciudad se atreviera á hacerlo y se metió debajo de nuestro estandarte, adonde luego acudió el dicho tirano, con quien se peleó mucho tiempo, porque traia consigo cerca de cien españoles, de que el dicho Vicente de Tamayo salió muy mal herido, y en especial de un arcabuzazo que se le dió sobre la ceja, de que perdió un ojo y estuvo á punto de muerte, é al dicho tirano y sus secuaces los desbarataron y mataron. Y al tiempo que Francisco Hernandez Giron se levantó en el Perú, el dicho Tamayo fué en comprima de Pedro Fernandez del Busto hasta la ciudad de Pasto, que hay mas de cien leguas, donde tuvieron aviso que habian muerto al dicho Francisco Hernandez, y en el levantamiento que quisieron hacer Mateo del Saz y Pedro de Mendoza, nos sirvió asimismo hasta que fueron presos los que parecieron culpados en ello, y como persona de tanta confianza se le entregaron, é los llevó á la Ciudad de Cali, donde se hizo justicia de ellos: y habiéndose revelado segunda vez los Caciques é Indios de las Provincias de Arma, el Gobernador Luis de Guzman nombró al dicho Tamayo con el Capitan Antonio Pimentel, donde llevó un soldado á su costa é trajeron obediencia á los dichos Cacique é Indios: en lo cual y en otras ocasiones de mucha importancia nos habia servido asimismo, en que gastó gran suma de pesos de oro, y que demás de lo susodicho está casado con María de Rengifo, biznieta de Guayanacupa, Señor que fué de las provincias del Perú, como todo constaba por ciertos recaudos, que presentó en el nuestro Consejo de las Indias: suplicándonos, que teniendo consideracion álo susodicho, é que tiene siete hijos, y á que la dicha su mujer es hija de Gil de Rengifo y nieta del Capitan Diego de Sandoval, que fueron de los mas principales descubridores y pobladores de las dichas provincias, y que con los Indios que tiene no se puede sustentar y padece necesidad, que le hiciese mas merced de 4000 pesos de renta ó como la vuestra merced fuese. Y habiéndose visto por los del dicho ilustre Consejo, justamente con los dichos recaudos, que de suso se hace mencion, habernos tenido por bien de le hacer merced de que sobre la renta que le vale el Repartimiento quetiene, se le cumpla á dos mil pesos de minas de renta en cada un año por dos vidas, situados en Indios vacos en esa tierra ó en los que primero vacaren: y aún os mandamos, quede los Indios que hoviere vacos ó primero que vacaren en esa tierra, deis y encomendeis al dicho Vicente de Tamayo sobre la renta que le vale el Repartimiento que asi tiene á cumplimiento de los dichos dos mil pesos de minas, para que los tenga encomendados y goce delos frutos y tributos de ellos por su vida y la de un heredero, que le deba suceder en ellos, conforme á la ley de la sucesion y con las cargas que se acostumbran. Fecha en San Lorenzo á primero de Noviembre de 1583 años. Yo el Rey. Por mandado de su Magestad. Antonio de Eraso.»

Mas adelante dice este autor: que doña Beatriz Rengifo de Guzman fué mujer de D. Gil de Villalba y Toledo, prima de D. Gaspar de Bracamonte, Conde dePeñaranda; que estos esposos fueron abuelos del General de la Artillería D. Diego de Villalba, caballero del Orden de Santiago, Señor de la villa de Santa Cruz de Pinares, Gentilhombre de la Cámara de D. Juan de Austria, poseedor de los mayorazgos de Villalba, Rengifo, Guzman y Herrera, y biznieto de Gil de Villalba y de doña Juana de Toledo. su mujer, sobrina del Ruque de Alba y rebiznieto de otro Gil, Señor y Mayorazgo del Quexigal.

Quedando sentado el alto y anciano principio de esta ilustre familia y apellido de Rengifo de que se podriaformar dilatada historia y genealogía, daremos fin consignando que es representante de una de sus lineas el Señor D. José Rengifo, vecino de Azuaga, etc.

PEEAZA.

Afirman la mayor parte de los Cronistas, y muy especialmente el célebre Lope García deSalazar, que este ilustre apellido tiene su origen distinguido en el Señorío de Vizcaya, con dos casas solares, unaeneldel Vallede Gordojuela y otra en el de Oquendo, tierra de Ayala, de los cuales han procedido líneas muy ilustres estendidas por las tres provincias del Señorío, por las Montañas de Burgos y por las Castillas; manteniéndose en el honor y estimacion desus antecesores desde los años 839, pues por este tiempo floreció Gutierre Gutierrez de Peraza, tratado de pariente por D. Zeno, Quinto Señor de Vizcaya, quien le comisionó para asuntos de gran interés en la Córte de D. Alonso el Magno, de los que resultó haberse quedado sirviendo á dicho Monarca, y dándole este en recompensa titulo de Conde. El referido D. Zeno, fué el que estando en compañía del Rey D. Alonso, por disgustos que tuvieron él y su cuñado Zurita, que tenia por merced del Rey muchas tierras en Álava, le prendió y le hizo morir en una prision; siendo tanto el sentimiento y enojo que concibieron los vizcainos por el ultraje y muerte de su Señor, especialmente el Señor deDurango, D. Sancho Estinguez, y el héroe Gutierre Gutierrez de Peraza, que entraron y talaron las tierras, de manera que el Rey resolvió enviar á su hijo D. Ordoño, Conde de Asturias, con mucha gente armada á declarar la guerra á los vizcainos que fué la que llamaron de Arrigorriaga (antes Padura, que fué el campo de batalla) que en vascuence quiere decir piedras rojas por la sangre que en ella se derramó, siendo vencidos los vizcainos y muriendo en esta lid Gutierre Gutierrez de Peraza al lado de D. Sancho Estinguiz, compañeros ambos de D. Zuria, Caudillo y General de la gente de Vizcaya en esta señalada faccion que nos hemos detenido en espresar, no solo por haberse hallado en ella el héroe de esta familia de Peraza, sino porque tambien se citarán algunos sujetos de otras lineas para que se reconozcan la antigüedad de mas de 900 años que tiene esta familia de Vizcainia originaria; bien que entre la confusion que presentan las crónicas de aquellos tiempos no se pueden formar genealogías ciertas despues del espresado Gutierre; pues hasta los años 1032, no reconocemos mas sujetos con este cognatado, y sisolo con el patronímico de Gutierrez del mismo Señorío y solar; y aun este seria sin duda cimentado á mediados del siglo undécimo por las palabras del Cronista García Alonso de Torres, repetidas por Alfonso de Guerra en el cuaderno 65, fólio 1235, que dice fundaron los de Gutierrez varios so. lares en Navarra y tierra de Vizcaya, que fueron de los guerreros que acompañaban á sus Señores cuando venían á Castilla, y que fué uno de ellos Iñigo Gutierrez, Señor de Peraza, en tierra de Ayala, que se señaló por los de 1057, reinando D. Fernando el I, y siendo Señor de Vizcaya D. Iñigo Lopez Ezquerra.

O. Francisco Zazo y Rosillo, Rey de Armas, en su librería alfabética, tomo X, fólio H, dice: Que el linaje de Peraza es del Valle de Oquendo, tierra de Ayala, Señorío de Vizcaya; y que sus armas son en campo de oro una encina sinople frutada de oro con dos jabalíes de sable atravesados al tronco.

« AnteriorContinuar »