Imágenes de página
PDF

Abello Castrillon, lo cual queda comprobado en la genealogía del linaje de Rico, de que nos hemos ocupado en el tomo IV, en cuya página 422, se habla de D. Arias Abello Castrillon, hermano del Obispo de Oviedo, Don Juan Abello Castrillon, hijos de D. Juan Abello Castrillon, segundos nietos que fueron del citado D. Francisco nombrado anteriormente.

Continuando nuestras investigaciones genealógicas, hallamos á D. Pedro Fernandez Castrillon, descendiente legitimo de la Casa solar de Castropol, el cual estaba casado con doña María Gonzalez Villamil, en la que tuvo por hijos á D. Sebastian Fernandez Castrillon, Capitan de Corazas del Emperador Cárlos V de Alemania y primero de España, hombre valeroso y militar disciplinado, que supo granjearse el aprecio de aquel Monarca en las guerras que sustentó en Italia. Fué su hijo D. Alonso Fernandez Castrillon, que por los méritos contraidos por su padre y en atencion á su calidad de noble, contrajo matrimonio con doña Teresa de Alava, Gentil-hombre de la Cámara del Rey D. Felipe II, cuyo enlace se verificó en 23 de Enero de 1588; asistiendo á la ceremonia gran número de Damas y Caballeros de la t órte de aquel Monarca. D. Juan Fernandez Castrillon, casó con doña Elvira de Porres, hija de D. Felipe, Señor de las Casas de Condado y Termiñon en el Valle de Valdivieso, Comendador de la Adelfa en la orden de Caballería de Alcántara, Visitador general de ella, Gentil-hombre del Consejo de Hacienda: desempeñó el cargo de Alcalde de los Hijos-dalgos, y despues pasóde Oidor ála Real Chancillería de Valladolid, donde falleció, dejando varios hijos, que tambien casaron ilustremente, de los cuales se conserva dilatada sucesion, no solo en Asturias, cuna de esta familia, sino en varias provincias de España, siendo

considerados, tenidos y reputados como antiguos infanzones y Caballeros hijos-dalgos, gozando de las preeminencias y fueros que corresponden a su noble clase, habiendo sido sus enlaces de tan alta calidad, que no hay casa titulada que no lleve en sus apellidos el de Fernandez. Fué descendiente legitimo de esta ilustre familia y casa solar de Castrillon D. Cayetano Fernandez Castrillon, el cual contrajo matrimonio con doña María Rodriguez Villamil, naturales del Principado de Asturias, los cuales tuvieron por hijo legítimo á D. José Fernandez Castrillon, que estuvo casado con doña Josefa García Siñeriz, en la cual hubo por legítimos hijos á D. Cayetano, á D. José María, á D. Manuel, á D. Celestino y á D. Juan Fernandez Castrillon, naturales de Asturias, Concejo de Navia, Parroquia de San Miguel de Anleo, Barrio de la Regla, propietarios; residentes en España el D. Cayetano y D. Juan, y los demás establecidos en la Isía de

Cuba.

Las armas conque siempre se ha distinguido esta

ilustre linea, se organizan de un escudo partido; á la diestra en campo de plata, un árbol sinople con un leon al natural atravesado al tronco; y á la siniestra tambien partido: el primero en campo de plata una torre de azur con su omenaje, con puerta y ventanas asentado sobre una peña de sinople, y á su pié un rio de azur y plata que sale de un lado de la peña y pasa por delante de la puerta, y un laurel sinople; el 2.° en campo de oro dos lobos desollados andantes y orla de gules con ocho sotueres de oro, y una letra por blason que dice.

De la fragosa montaña
Salio un valiente varon
Que se llama Castrillon
Con muy lucida compaña,
A favorecer su ley,
Y alli gano con su Rey
Estas armas y Balson,
Que es la Casa de Castrillon.

Asi las describen Gerónimo de Villa y el Doctor Insausti.

PRENDES.

Los mas clasicos y veridicos autores genealogistas, entre ellos Diego de Urbina, D. Francisco Gomez de Arévalo, D. Francisco Cogollos, en su libro de linajes nobles, manuscrito al fólio 137, y Fray José Canro, religioso de la orden de Predicadores, aseguran, que es uno^de/los linajes mas nobles, antiguos y calificados de España, y que sus hijos se han dado á conocer entre los mas famosos héroes que militaron en su tiempo, tanto ponsu inimitable valor, como por los hechos y hazañas^que'ejecutaron en las campañas y reencuentros en que tuvieron la gloria de hallarse defendiendo á sus soberanos.

b\ referido genealogista D.José Canro, con referencia á documentos originales, informaciones judiciales, crónicas y nobiliarios, haciendo puntual relacion de la historia de este linaje, dice: que el dia 9 de octubre del año 1264 conquistó el Rey D. Alonso el Sábio, la ciudad de Jerez de la Frontera, sacándola del poder de los Sarracenos que la habian dominado quinientos años; dejando para la guarda y seguridad de un pueblo tan interesante^por principales pobladores á 300 caballeros hijos-dalgo de gran nobleza y esfuerzo para contener á los moros de la frontera del Reino de Granada que confina con sus términos y para la defensa de las costas del mar. A los dichos 300 caballeros y á otros 40 que mandó^ despues, hizo el Rey repartir tierras y casas conque pudieran sustentarse y mantener armas y caballos para que le fuesen á servir en las demás ocasiones que se ofreciesen en honor de su corona. Del mismo libro en que se apuntaron las partidas del repartimiento, consta que á D. Rodrigo de Coca y á doña Sancha su mujer, les cupo muy buena porcion de tierras y de casas en la collacion de San Marcos; siendo muy digno de notar el titulo de Don que Se le dá en ellas á D. Rodrigo de Coca, por cuanto asi en general, como en los tiempos posteriores, solo se dió este tratamiento á las personas á quienes correspondía por la dignidad de sus oficios; y asi lo vemos con frecuencia en las Crónicas Castellanas, que ni a los Ricos-hombres se les dispensaba este honor; comprobándose mas lo dicho con el privilegio que dieron los Señores Reyes Católicos para que pudiese usar del distintivo de Don el segundo Conde de Cabra, Diego Fernandez de Córdoba, Señor del Estado de Baena, en premio de haber preso en batalla al Rey Chico de Granada y derrotádole todo su ejército; cuyo privilegio puede verse en la Crónica del gran Cardenal de España D. Pedro Gonzalez de Mendoza.

Consta por la historia manuscrita de la ciudad de Jerez, que escribió hace mas de doscientos años el Rmo. Fray Estevan Rayon, que por el año de 1367 vivia en ella un caballero llamado Juaa Mancebo Coca, el cual siguió constantemente el partido del Rey D. Pedro I de Castilla, cognominado por unos el Cruel y el justiciero por otros, contra su hermano D. Enrique, y que despues que este fué vencido en la batalla de Nájera, bajó D. Pedro á Andalucía y estuvo en Jerez, donde quitó los oficios á los caballeros que componían su Ayuntamiento, nombrando de nuevo á otros que le servían con fidelidad y entre ellos fué uno el citado Juan Mancebo Coca, á quien tambien confió la Alcaidía de las Torres y Puerta de Santiago de la misma Ciudad. Asi este Caballero como todos los de

« AnteriorContinuar »