Imágenes de página
PDF
ePub

güedad desde el 14 de Diciembre de 1848, segun Real órden de 12 de Noviembre de 1854, comunicada al Capitan General de Puerto-Rico.

Con D. José María Tavernér y Ruiz Jimenez, con: cluyó la varonia de la familia de Tavernér de Palagret , • de que ligeramente acabamos de tratar, quedando pro

bada su antigua y esclarecida nobleza de sangre y solar conocido, sus relevantes enlaces, y sus muchos y distinguidos servicios militares prestados á la patria en la sucesion de varias generaciones. Tal era nuestro objeto, que hubiéramos llenado mas cumplidamente, saliendo de los limites de un pequeño trabajo histórico-genealógico, que era lo que nos habíamos propuesto.

VILLAMIL.

Álvar Fañez Minaya, primo del Cid, igualmente valeroso que celebrado, progenitor por hembra de la familia de Castro, y por varonia de la de Tovar, de su mujer doña Bascuñana Ansures, tuvo por bijo segundo á

Juan Alvarez. Este caballero contrajo matrimonio con doña Gelovra Martinez, hija de Martin Bermudez, y de su mujer Enderquina Garcías, quienes ya en la Era de 1107, que corresponde al año de 1069, se hallaban casados, pero sin tener aun esta hija, ni otro alguno, como el referido Martin Bermudez lo expresa en una donacion que hace á la santa Iglesia de Oviedo, y á su Obispo D. Arias, y en ella afirma, que fueron sus padres Bermudo Armentariz y doña Palla; estos señores, abuelos de doña Geloyra Martinez, fueron muy heredados y poderosos en Asturias, gozando muchos bienes desde Právia á Ribadeo y en otras partes, y afirman que fueron progenitores de las tres familias de Villamar, Estradas y Bustos, en Asturias, dividiéndose estos solares entre sus descendientes. El solar que Juan Álvarez heredó de sus padres , fué en las montañas de Burgos, en el lugar de Noguedo, merindad de Santillana, con otros mas bienes en Galicia y otras partes; pero por su matrimonio poseyó en Asturias muchos bienes en el concejo de Castropol, y fué suyo el castillo de Orbaneja. Fueron hijos de Juan Álvarez y doña Geloyra Martinez, Bartolomé Yañez, que sigue la línea, Fernan Yañez Pelayo Yañez, y otros. Estos dos últinios tienen repetidas memorias en los instrumentos de la santa Iglesia de Oviedo, desde la Era de 1170, hasta la de 1184. El Fernan Yañez fue uno de los Capitanes mas celebrados en el reinado del Emperador D. Alonso el VII, y fue de los que se señalaron en la conquista de Almería el año de 1147, llevando á ella muchos de sus hijos y parientes de Navia , Castropol, s gentes de Lugo, Montenegro, y otras partes. Fué este caballero Conde y Gobernador de la Limia en Galicia, y tambien lo fué de Andújar, recien conquistada, y con estos títulos confirma diferentes instrumentos, especialmente uno de la Era de 1169, que es awj de 1131, y otro de la Era de 1192 , que corresponde al año de 1154, y es aquella célebre concordia entre los Obispos de Oviedo y Lugo, con la donacion, que de résultas de ella hizo el Emprador D. Alonso el VII en Salamanca a favor del Obispo de Oviedo D. Martin, del castillo de Sueron y tierra de Castropol. El padre Gáncara en su Nobliario de Galicia hace memoria de este caballero Fernan Yañez, y dice, que de él descienden las familias de Toroño, y otras; pero le yerra la filiacion, pues å su padre le llama Juan Ramirez, y le da distinta ascendencia de la que en realidad tuvo. Fundo este caballero para su entierro el monasterio de San Bartolomé de Serantes, en tierra de Castropol, y alli yace su cadáver en un magnifico sepulcro, que aun seconserva.

Bartolomé Yañez, primogénito entre sus hermanos, fué caballero muy poderoso en Asturias; Conde y señor de mucha tierra entre los rios Navia y Eo; alli fundó sus palacios, torre y casa solariega en las vegas de Bria, Colacion ó parroquia de San Bartolomé de Serantes, entre los rios Berbesa y Porcia, y con esta ocasion abandonaron sus descendientes el solar, que tenian en las montañas de Santillana, llamándose este nuevo solar de Villamil. Las armas de este solar las han concebido sus descendientes de distintas maneras, porque Tirso de Avilės dice, que constan de un escudo en campo de oro, y en él una águila negra volante y rapante, el pico blanco, atravesado con una saeta de oro vertiendo sangre, y por mote les aplica aquel ridículo coplon de que se precian los de Estrada, que dice: el gótico de Alemania, etc. Otros dicen, que las armas de esta familia son en campo de oro cruz colorada, y á sus lados dos conchas, ó veneras de su color, y debajo de la cruz tres bandas rojas sobre ondas de mar azul, y un castillo blanco almenado, puerta y ventanas azules y una espada desnuda atravesando las bandas, y dos águilas negras volantes debajo de las ventanas del castillo, y en algunos escudos se hallan por orlas las aspas de San Andrés, y en otros acompañan la espada con una cabeza, ó mano de hom-. bre, y aun añaden flor de Lys; pero las que moderna, y regularmente usan los descendientes de esta casa, y las que mas frecuentes hemos visto en escudos, vagilla y reposteros, y otros sitios, constan solo de campo de oro, ú rojo, y en él, sobre las andas, un castillo ú torre, con sus almenas, y en lo alto de ellas un hombre armado, con una cruz en la una mano, y en la otra una es

pada, y por orla una letra que dice: Villamil Avante, con esta cruz delante. Los servicios que Bartolomé Yañez de Villamil hizo á la monarquía, y la estimacion y aprecio, que por ellos mereció, lo declara el señor Rey y Emperador D. Alonso el VII en un privilegio que es del tenor siguiente: D. Alfonso por la gracia de Dios, muy noble , vencedor, é nunca vencido, Emperador de toda España, de mancomun con mi mujer la Emperatriz muy noble, é rica , é con mis fijos D. Sancho, ė D. Fernando, é con mis fijas, é los condes, é ricos-homes, caballeros, é infanzones de algunas villas, é lugares de los mios reinos. Acatando, ca es cosa conveniente, que los Emperadores, é los Reyes, é los demás homes, ricos é pobres sean agradecidos á los servicios, que los sus súbditos, é los otros homes sus amigos les facen, y que la remuneracion en las bien fechorías es obra enseñada de la misma natura; é viendo yo los muchos é leales servicios, que vos Bartolomé Yañez de Villamil, é vuestros pasados todos como buenos fijodalgo, me habedes fecho á mi, é á los míos, fallándovos con vuestras personas, é gente en todas las guerras que a mí, é á los mios se nos han ofrecido , ansi contra los moros, nuestros comunes enemigos, como contra otras personas, con quienes hemos tenido, é los nuestros abuelos tuvieron debates, é en ellas se vos murió un fijo, é havedes gastado en el dicho nuestro servicio mucha de vuestra facienda, á que no podemos socorrer, á causa de los muchos menesteres en que estamos, acordamos de vos facer merced, como por la presente vos la facemos en esta guisa. Mandamos, que ningun Alcalde Jurado, Juez, Merino, Alguacil, é otra Justicia, de cualquier estado ó condicion que sean, de cualesquier ciudades, villas, é logares de nuestros Reinos, no siendo nuestra, é por nuestro especial manda- .

« AnteriorContinuar »