Imágenes de página
PDF
ePub
[ocr errors]
[ocr errors]

Duque de Alba y de Huesca, Marqués de Coria y de Villanueva del Rio, Conde de Salvatierra y de Lerin, Condes

у table de Navarra, y Señor de otros muchos Estados, Grande de España como sus ascendientes. Este caballero luvo dos matrimonios: el primero con doña Mariana de Velasco, hija de Juan Fernandez de Velasco, Condestable de Castilla, sexto Duque de Frias, y de su segunda mujer doña Juana de Córdoba y Aragon ; y el segundo con doña Guiomar de Silva, hija de D. Diego de Silva, primer Marqués de Orani, y de doña Lucrecia de Corella, su mujer; y de la primera union nació D. Anto

у nio, que sigue la línea, y de la segunda fué hijo D. Fran

у cisco, cuya sucesion referiremos en feneciendo la de su hermano. Falleció el Duque D. Antonio año de 1690.

D. Antonio Alvarez de Toledo y Beaumont fué octavo Duque de Alba, y sucesor en los demás Estados unidos á esta casa, Caballero del Toison; y habiendo casado con dona Constanza de Guzman Dávila Osorio , hija de D. Ma nuel Luis de Guzman, cuarto Marqués de Villa-Manrique, y de su mujer doña Ana Dávila Osorio, oncena Marquesa de Astorga , dejó por hijo y sucesor á

D. Antonio Martin de Toledo, noveno Duque de Alba, y poseedor de los demás Estados unidos á esta casa. Fue mujer de este caballero doña Isabel Zacarias Ponce de Leon, hija de D. Manuel Ponce de Leon, sexto Duque de Arcos, y de su mujer doña Maria de Guadalupe Alencastre y Cárdenas, Duquesa de Abeiro y de Maqueda. Fué el Duque D. Antonio Martin Embajador á la Corte de Paris, donde falleció el año 1711, sin dejar sucesion alguna, porque aunque tavo de su matrimonio dos hijos, llamados D. Luis y D. Fernando, estos fallecieron muy niños, cortándose aqui esta gran varonia primogenita de la casa de Alba.

D. Antonio Alvarez de Toledo y Beaumont, séptimo Duque de Alba, y su segunda mujer doña Guiomar de Silva, que son los ascendientes de la varonia de la casa de Alba, ya dejamos dicho que de este segundo matri monio del Duque nació

D. Francisco Alvarez de Toledo Beaumont y Silva, el cual casó con doña Catalina de Haro Guzman y Enriquez, Marquesa de Eliche y del Carpio, Condesa Duquesa de Olivares, Condesa de Monterey, y Señora de otros muchos Estados; hija de D. Gaspar de Haro y Guzman, y de su mujer doña Teresa Enriquez de Cabrera. Solo tuvo D. Francisco á doña Maria Teresa de Toledo y Haro, sucesora universal de unos y otros Estados. Esta Señora casó con D. Manuel de Silva, Conde de Galvez, y produjo esta union á D. Fernando, á doña Maria Teresa y á doña Mariana de Silva y Toledo. Es hoy por muerte de su madre duodécimo Duque de Alba, y poseedor de los opulentos Estados unidos a esta casa, Mayordomo inayor del Rey D. Fernando VI, y su hijo D. Francisco de Paula Silva y Toledo se tituló Duque de Huesca y casó con doña Mariana Bazan y Sarmiento, hija de los Marqueses de Santa Cruz.

En el tomo III, fólios 416 y 417, se hallan dos líneas de esta Ilustre casa de Beaumont, por cuya razon las omilimos en este capitulo.

Las armas que han usado los de este linage, segun las describe D. Juan Baños de Velasco, Cronista general de estos Reinos, son: primer cuartel un castillo Real, segundo, árbol sinople y al pié lobo andante sobre ondas de azur y plata: tercero, quince piezas, ocho de plata y siete de dos órdenes de veros: cuarto, cinco flores de Lis, y escuson sobre el todo con árbol sinople y dos lobos empinantes á él y orla en ocho aspas.

[ocr errors]
[ocr errors]

CELIS.

La casa de Celis tiene su situacion y antiguo solar en las montañas de las cuatro villas, ó Asturias de Santillana, en el valle que llaman de Rio Nama , junto a San Vicente de la Barquera, donde se conserva un envejecido castillo, habitacion primitiva de los de esta familia ; y aunque la de Cañas en sus principios fué diferente, y tenia su solar en el valle de Toranzo, habiéndose unido á la de Celis, de muy antiguo tiempo, se tienen ambas por una misma. En cuanto á la de Celis es constante que su denominacion provino de los Celeres ó Celerinos romanos, de cuyo origen y venida á España hicimos larga mencion, sin que por esto se entienda que su varonia sea precisamente de estos Celeres, sino de antiguos españoles, que se enlazaron por matrimonios con estos Celeres, y despues sus descendientes, en memoria de este ilustre enlace, usaron de esta denominacion ó apellido, como hicieron los Valdeses por la descendencia del Rey Valto de la Gocia, y asi otras familias: y aunque para acreditar esta denominacion en esta familia, bastaba la constante antigua tradicion, y el haber pueblos y gen

y tes que conservan este nombre por el mismo motivo; y

[ocr errors]
[ocr errors]

como dice el Biterviense, el argumento que se deduce de los nombres antiguos de gentes y lugares, es mas válido y fuerte que cualquiera autor, porque los autores muchas veces se engañan, pero no el nombre impuesto. No obstante, no está esta tradicion desatendida de autoridades, pues Lope García de Salazar , Tamayo, Argaez y otros que hablan de esta familia , todos convienen en ser este el motivo y origen de su denominacion ; y así dice Argaez que de Celerinos se abrevió en los Celinos, que lo pronunciaron asi, por escribir por cifra el Celerino, y es tambien este apellido el de los Celis, bien conocido y calificado en el reino de Leon y Liébana. En cuanto á la familia de Cañas, que de siglos á esta parte se halla unida a la de Celis, de algunos manuscritos que hemos visto, consta que su solar fué en el valle de Toranzo, junto adonde tenia tambien su solar y torre la familia de Guerra, de la cual quieren que dimanasen los Cañas, y que por haber fundado en el lugar de este nombre, tomaron este apellido, y que despues esta familia se unió por matrimonio a la de Celis, haciendo las dos una misma. La ascendencia de la de Cañas, la traen tait mezclada con fabulones y patrañas, que no se les puede Jar en esto estimacion alguna, pues dicen que desciende esta familia de Jerion , y que en tiempo de D. Pelayo, uno de los descendientes, llamado el Recio , hízo notab'es hazañas , y dos hijos suyos, llamados Nuño y Alfinso, hicieron otras igualmente memorables en favor del Rey D. Bermudo, contra el Conde Nepociano; y á este tenor van tejiendo una sarta de despropósitos con que deslucen mas que ilustran esta familia; y siendo constante que la varonía que hoy conserva proviene sucesivamente de la familia de Celis, referiremos lo que de esto consta por verdad histórica, tocando solo en su

[ocr errors]
[ocr errors]

debido lugar lo que de la union de la familia de Cañas á la de Celis tenemos por mas seguro; y supuesto lo referido, las armas de que usa esta familia son : escudo partido en cuatro cuarteles; en el primero castillo de oro en campo de sangre; en el segundo flor de lis de plata en campo azul; en el tercero tres cañas verdes sobre ondas azules, y encima un escudo con nueve estrellas; en el cuarto leon atado con una cadena á un árbol verde en campo de plata. Sabido lo cual, es asi que la varonia de esta familia es la misma que la de los Señores de Vizcaya , de que proceden los Figueroas, Sotomayores, Saavedras, Ponces de Leon y Osorios, porque todos ellos tuvieron su origen en Froila Fernandez, prócer ó magnate de la monarquía de los Godos, descendiente del Régulo Ferrando y de su mujer Celerina, llamada despues Maria ; y como la sucesion de este fué dividiéndose y subdividiéndose, asi de ella se fueron formando varias líneas y familias, siendo una la que nos ocupa, comenzando á tratarla por

Suero Suarez , ascendiente de la varonia de los Señores de Vizcaya, y de la familia de Figueroa , el cual tuvo por mujer á Urraca , hija del Conde D. Gundesindo: de su matrimonio fué hijo

Diego Suarez; es el primero nombrado por algunos escritores Rodanis: el matrimonio de este caballero está espreso en algunas memorias, las cuales dicen : Diego se casó con Munia , hija del Conde Hermenegildo, de la cual tuvo á Gonzalo, Sigerico y Jimena. De nuestro Diego Suarez hay repetidas memorias en los instrumentos de aquellos siglos, porque tuvo el gobierno de Castilla diferentes años, siendo a la sazon Castilla, no condado hereditario, como fué despues , sino un gobierno amable y temporáneo, llamándose Condes sus gobernadores, ó

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »