Imágenes de página
PDF

Convento de Cornelia, que copia Sota, dicen: El Rey D. Bermudo II tuvo dos amigas hermanas, de la una tuvo al Infante D. Ordoño, y de la otra á la Infanta doña Elvira: D. Ordoño casó con la Infanta doña Fronilda, y tuvo estos hijos, D. Alonso, D. Pelayo, D. Sancho, y doña Jimena Ordoñez: esta caso con el Conde Munio Rodriguez: este Conde Munio Rodriguez lo fué de Astorga, y tambien su hijo. Divididos en estas dos opiniones los mas graves autores de nuestra nacion, y siguiendo unos al Arzobispo D. Rodrigo y otros al Obispo D. Pelayo, á D. Lucas de Tuy y á la general, convienen todos en que la mujer del Conde Munio Rodriguez se llamó doña Jimena, y que fué hija ó nieta del Rey Bermudo II; pero venerando estas opiniones, hallamos por testimonios irrefragables de Instrumentos del Archivo de la Santa Iglesia de Oviedo, que la mujer del Conde Munio Rodriguez no se llamó Jimena, sino Inderquina, y que no fué hija ni nieta del Rey D. Bermudo II. Esto se evidencia del pleito, que sobre la pertenencia de el Monasterio de Cartavio tuvieron entre el Obispo de Oviedo D. Froilano y la Condesa doña Aldonza, segunda mujer de D. Pelayo Fruela, el Diácono , y su hijo Munio Pelaez, pues de él resulta, que esta Condesa doña Aldonza tenia por hermanas á doña Mayor, doña Elo y doña Geloyra, y de estas cuatro hermanas dice una anotacion al pie de la misma escritura de letra del Obispo D. Pelayo lo siguiente: El Conde Munio Rodriguez y su mujer la Condesa doña Inderquina fueron padres de estas cuatro Condesas: doña Esloncia, mujer del Conde Piñolo Jimenez, tuvo hijos: la Condesa doña Elo fué mujer del Conde D. Gonzalo, y tuvo cinco hijos, son sus nombres Assur Gonzalez, Pedro Gonzalez, Munio Gonzalez, Jimena Gonzalez, y Eslonza Gonzalez. La Con(lesa doña Mayor fué mujer de Munio Fernandez, y tuvo hijos: la Condesa doña'Geloyra fué mujer del Conde Fernando Muñiz, y tuvo hijos á Munio Fernandez, y á otros cuyos nombres se ignoran. Munio Pelaez, Ordoño Pelaez, Pedro Pelaez, Pelayo Pelaez, fueron hijos de PelayoFroylaz, y de lacondesa Eslonza. Supuesto el verdadero nombre de la mujer del Conde Munio Rodriguez, este Caballero fué muy poderoso en aquel ¿tiempo y tuvo la dignidad de Conde de Astorga, dejando de su matrimonio por hijos á D. Rodrigo Nuñez, que sigue la linea; á D. Nuño Nuñez, á D. Alvaro Nuñez, de cuya sucesion daremos despues alguna noticia, y á doña Jimena Nuñez, en quien el Rey D. Alonso el IV tuvo por hijas á doña Elvira, mujer de D. Ramon, Conde de Tolosa y San Gil, y á doña Teresa, mujer de D. Enrique, Conde de Portugal y progenitor de sus Reyes. En esto seguimos á D. Luis de Salazary Castro y á otros modernos , que lo miraron con mas reflexion, si bien otros muchos escritores son de opinion que doña Jimena no fué hija del Conde Munion ó Nuño Rodriguez, sino nieta, hija de su hijo Alvaro Nuñez y de doña Mayor ó Maria Guillen de Asturias.

D. Rodrigo Nuñez, hijo primogénito de Munion Rodríguez y de doña Inderquina, es á quien la Historia de Asturias llama Rodrigo Munion de Cangas, por tener allí mucha hacienda y su antiguo Solar. Fué tambien Conde de Astorga como su padre, segun consta de las citadas memorias de Cornellana, y casó con doña Urraca Diaz, á quien oíros llaman doña Elvira, hija del Conde D. Diego Nuñez, que fundó el Monasterio de San Miguel de Espinosa el año de 1033. Fué muerto en la Batalla de Sacralias por los años de 1086, dejando de su matrimonio por hijos á D. Alvar Ruiz, y á D. Nuño Ruiz, que sigue latinea: Ambrosio de Morales Sandoval y otros traen la descendencia de la casa de Guzman por este D. Nuño Ruiz; pero Pellicer y otros Escritores la derivan de su hermano D. Alvar Ruiz, sin reparar que, segun el estilo los de patronímicos, tan indispensable en aquellos tiempos, D. Ruy Nuñez , que sucedió en esta casa, mas stíñas tiene de hijo de D. Nuño, que de D. Alvaro.

D. Nuño Ruiz ó Rodriguez, de quien, como acabamos de referir, derivan la descendencia de la casa de Guzman, casó con doña Elvira de Manzanedo, hija de D. Gonzalo Gomez de Manzanedo, Señor de esta casa. Salazar de Castro, que en su Historia de la casa de Lara llama á este Caballero D. Ruy Nuñez, despues en la Historia de la Casa Farnese le llama D. Nuño Ruiz, porque asi se enmienda el error del patronímico, pues para que correspondiese al estilo de aquellos tiempos, se debió de llamar D. Nuño Ruiz, y esto tenemos por lo mas seguro, aunque en estas cuestiones de nombres no debemos gastar el tiempo. Fué este Caballero Rico-home y Señor de Guzman, y habiendo fallecido el 1130 dejó por hijo y sucesor á

D. Ruy Nuñez de Guzman, Rico-home, Señor do Guzman en Camp de Roa: este fué el primero, que parece haber usado del apellido de Guzman; siendo voluntaria anticipacion el darle á sus ascendientes, pues no se estilaban los apellidos de Solar ó familia hasta los tiempos en que este vivió: contrajo matrimonio en 1134 con doña Godo Gonzalez de Lara, hermana de los Condes D. Pedro y D. Rodrigo Gonzalez de Lara, hijos todos del Conde D. Gonzalo Nuñez de Lara, tercero de este nombre y de su mujer doña Godo Gonzalez Salvadores. Duraba la vida de este Caballero en el año de 1194, en que confirma privilegios, y dejó de su matrimonio por hijos á D. Alvar Ruiz, que sigue la línea; áD. Pedro Ruiz por

quien se continuó la varonía de esta familia; y á D. Felix Ruiz de Guzman, el cual nos pretende persuadir 1). Luis de Salazar que su propio nombre fué D. Fernando lluiz de Guzman y no D. Felix. Este Caballero casó con doña Juana de Aza, hija de D. García Garcés, Ilico-home, Señor de Aza, y de su mujer doña Sancha Bermudez de Trastamara, siendo fruto de tan feliz consorcio el Glorioso Patriarca Santo Domingo de Guzman, Fundador de la Sagrada Religion de Predicadores, que con su doctrina y ejemplo fué terror de la heregía y edificacion del Orbe Católico.

En este lugar era muy correspondiente una disertacion sobre asegurar la verdad de la genealogía y ascendencia, que llevamos espuesta, del Glorioso Patriarca Santo Domingo de Guzman ; pero nos hallamos muy lejos de semejante intento: lo uno, porque habiendo seguido en esto lo inconcusamente recibido por todos los juiciosos escritores de nuestra Nacion y de lasestrañas, aceptado por la Católica Iglesia, y apoyado [por la constante tradicion en el discurso de cinco siglos, hiciéramos agravio á lo notorio de esta verdad, si introdujésemos en ella la cuestion y disputa: lo otro porque el reparo que á los padres de Antuerpia se les ofreció en este asunto no nos parece se profiere con expresiones que miren á desviar la credulidad, sino á solidarla y fundamentarla con los mas indisolubles documentos de certeza; puesúnicacamente dicen, que en cuanto á este punto nada de cierto aseguran, deseando se les ministrasen documentos irrefragables, y esto es verdaderamente proceder con rigidez crítica en sus escritos, pero no disentir abiertamente. En estos términos los que indiscretamente escriben papelones de sátiras y dicterios, serán solo los que hagan que la que no es duda, tome carácter de tal, y no

[ocr errors][ocr errors]

2i6 — se desea ser incluido en este número; y asi. respecto de que D. Pedro José de Mesa Benitez de Lugo tomó á su cargo satisfacer los escrúpulos que en este asunto se podrían ofrecer, lo que ejecutó con grande acierto en su defensorio que dio á luz, nos parece que solo en corrobacion de la última probanza que introduce por instrumentos , que hagan positiva mencion del Glorioso Patriarca, debemos añadir, que la Escritura que refiere hallarse en el Archivo de la Santa Iglesia de Leon, por la que consta que el Obispo de aquella Iglesia y el Prior de San Marcos de la Religion de Santiago en la misma Ciudad, hicieron cierto contrato, del cual fué testigo Fray Domingo de Guzman, Fundador de los Padres predicadores. Y la que asimismo expresa hallarse en el Convento de Santo Domingo de Zamora, por la que consta que una Matrona ilustre de aquella Ciudad hizo donacion de Sitio donde está el Convento, á Fray Domingo de Guzman, Fundador de los Padres Predicadores, no solo se hallan apoyadas con la autoridad de Ambrosio de Morales y con la del Padre Provincial de los Dominicos, que aseguró haberlas visto, sino con la de D. Juan Alonso Sanchez Calderon, Doctor en ambos derechos y familiar del Santo Oficio, en la preciosa Historia que dejó escrita con el titulo de Epítome de las Historias de la Gran Casa de Guzman. Este mismo autor aGrma, que vió en el Archivo de la Casa de Medina-Sidonia una escritura de donacion hecha á favor del mismo Santo Domingo de Guzman, en la que á presencia del Gran Palriarca se expresa ser hijo de D. Felix de Guzman y de doüa Juana de Aza, que es la misma escritura que Florian de Campo afirma tambien haber visto. Habiendo escrito dicho autor mas de dos siglos há, pues llegan sus memorias hasta el año 1638, y corroborando lo que afirmó

« AnteriorContinuar »