Imágenes de página
PDF

con doce Altares de los Apóstoles , y de la Santa madre de Dios, siempre Virgen María, con dos Títulos, ven honor de los Santos Mártires Estefano y Julian, y en honor de todos los Santos, cuyas Reliquias se guardan en la sobredicha Sede; y á ti Arias, que presides como Obispo en la misma Sede, de dos Monasterios, uno que se dice San Salvador de.Tol, que está fundado entre dos Rios, es á saber, Ove y Porcia, con sus adyacencias, y prestaciones, Villas, deganeas y heredades, siervos y siervas, y toda la familia que alli sirve, que pertenece al Sobredicho Monasterio, y con todos los bienes de dentro y fuera donde quiera que los Ministros de la Iglesia de Oviedo los puedan hallar. Y otro Monasterio, del titulo de Santa Marina, fundado en el Cementerio de la sobredicha Sede, junto á la Iglesia de San Tirso; con todos sus bienes dentro y fuera, heredades, Villas, siervos, y siervas, segun que el dicho Monasterio de Taule enteramente. Y esta donacion y concesion hago á la Iglesia de Oviedo y sus Ministros por el remedio de mi alma, y por el remedio de las de mi Padre el Conde Gundemaro Pinioliz, y de su mujer mi Madrastra la Condesa Munia Domna, y de mi hermano Fernando Gundemariz, y de toda nuestra familia, para que los Ministros de la sobredicha Iglesia de Oviedo tengan los sobredichos Monasterios, y los posean para siempre sin otro heredero, etc. Fecha la Cartecilla de Testamento á 2 de Febrero, Era de Mió. Yo, Gontroda Gundemariz en esta Cartecilla de Testamento, que mandé hacer en presencia de muchos Testigos, con el ayuda de Dios roboré con mi propia mano, reinando Alfonso, Rey en Leon, Castilla y Galicia. Yo Alonso, Serenísimo Principe, este Testamento autorizo y con mi mano confirmo. Gontroda Ossoriz, con mi mano confirmo Inderquina Pelaez, confirmo. Ermesenda Gisterlaz, confirmo. Lázaro, Económo Real, confirmo. García Citiz, Censor del Rey,'confirmo. Despues pone testigos, y la autoriza Juan Valdemiriz, Notario del Rey. No obstante el derecho que por estas donaciones adquirió la Santa Igiesia de Oviedo, unos sobrinos del Conde GundemaroPinioliz, hijos de su hermana doñaGeloyraPinioliz seapoderaron de los referidos Monasterios, y obligaron á la Santa Iglesia á mover pleito y contienda para desposeerlos , cuyo pleito y Escritura, que en su razon se otorgó, dice asi: Era de 1113, se originó contienda entre el Obispo de Oviedo D. Arias, y el Conde D. Vela Ovequiz, y su hermano Bermudo Ovequiz, en Oviedo, en presencia del Rey D. Alfonso, hijo del Rey D. Fernando, y de la Reina Sancha, y en presencia de doña Urraca, hermana del mismo Rey, y de muchos Nobles. y hombres buenos, Obispos , Clérigos, Monges y Legos, por el Monasterio de San Salvador de Taule, que está fundado entre dos Rios, Porcia y Ove, con todos sus bienes, Villas, heredades y familias, diciendo el sobredicho Obispo , que era este Monasterio de la Iglesia de San Salvador de la Sede de Oviedo, por Cartecilla de Testamento que hizo] doña Gontroda Gundemariz, y por aquella otra Cartecilla de donacion, que habian hecho á la misma doña Gontroda su Madrastra la Condesa doña Munia Domna, y su hijo Fernando Gundemariz, segun está escrito en aquella donacion, que tuviese el dicho Monasterio por todos los dias de su vida, sin otro heredero, y que despues de su muerte le dejase á la Iglesia de Oviedo y sus Ministros por su ánima y por las almas de los sobredichos, que le concedieron dicho Monasterio con este pacto. Este, pues, sobredicho Monasterio fundaron el Conde Gundemaro Pinioliz, y su mujer la Condesa Munia Domna en heredad indivisa, y por muerte de dicho Conde quedó este Monasterio á la sobredicha Condesa y á su hijo, y estos le concedieron á la dicha Gontróda Guudemariz, segun arriba va dicho. Por el contrario decian el Conde Vela Ovequiz.y su hermano Bermudo Ovequiz, que debian tener racion en dicho Monasterio de Taule por parte de su abuela doña Geloira Pinioliz. El Obispo asimismo decia: doña Gontroda tuvo el sebredicho Monasterio de Taule cuarenta y cuatro años y. mas, sin demanda alguna, y nunca alguno de ellos reclamó por él, ni en él tuvo goce ninguno. El Rey, pues, cuando esto oyó, movido de piedad con entrambas estas partes, eligió Jueces nombrados, es á saber: á Bernardo, Obispo de la Sede de Patencia, y al Albacil D. Signando de Coimbra, y á Rodrigo Diaz el Castellano, y a Cromacio, Señor de los Tuxmaros, que juzgasen estas aserciones: despues en presencia del Rey y de tos Magnates de Palacio, en tiempo de la cuaresma en Oviedo en el Monasterio de San Pelayo, viernes á 26 de Marzo, juzgaron los sobredichos Jueces, que los Procuradores nombrados, es á saber: Garcla Ciiiz, de parte del Obispo de Oviedo, y Citi Ansemondiz, de parte del Conde Vela Ovequiz, y de Bermudo Ovequiz, presentasen ante ellos los testamentos de entrambas partes, para en vista de ellos dar su sentencia. El Conde, pues, Vela Ovequiz, y su hermano Bermudo Ovequiz presentaron sus escrituras ante los dichos Jueces, y ellos juzgaron que no eran auténticas: despues el Obispo D Arias presentó el testamento que hizo á la Iglesia de Oviedo Gontroda Gundemariz, y presentó la donacion, que hizo á la misma Gontroda la Condesa Munia Domna y Fernando Gundemariz. Despues prosigue, refiriendo los fundamentos, que por las leyes de los Godos asistian á favor de la Santa Iglesia de Oviedo, á quien determi

TOMO VIl. 14

*

naron se restituyesen los referidos Monasterios; y los dos hermanos Vela Ovequiz y Bermudo Ovequiz se obligan de no inquietar en adelante á la Santa Iglesia en la posesion de estos Monasterios; firman estos otorgantes y confirma el Rey D. Alonso, su hija doña Urraca, y muchos Nobles, y entre ellos, Rodrigo Diaz Castellano, y la autoriza, Juan Valdemiriz, Notario del Rey. En medio de tan sólidos fundamentos, como asistian á la Santa Iglesia de Oviedo, para la pertenencia de estos Monasterios, ocho años despues, en la Era de 1121, le movieron nuevo pleito otros parientes del Conde Gundemaro Pinioliz, llamados Rodrigo Diaz, y Fernando Diaz, y en nombre de su hermana Jimena Diaz, y de todo su linage, y el Obispo defendió el derecho de la Iglesia con los mismos fundamentos, y se dió igual sentencia á favor de la Iglesia, y firman los tres que litigaron, y confirma Urraca, Condesa, hija de Fernando Gundemariz, y despues el Rey Alfonso, Rodrigo Ordoñez, Armigero del Rey, y otros Nobles.

De tan multiplicados Instrumentos, como hemos expresado , se evidencia el tiempo en que vivió el Conde Gundemaro Pinioliz, matrimonios y sucesion que tuvo su naturaleza en Asturias, su ascendencia y parentela en la misma provincia, y posesion de bienes que en ella conservó, para que asi quede manifiesto, que este Caballero de quien trae origen la Casa de Guzman, aunque no por varonía, no fué estranjero, sino muy natural , y de origen español, de las Montañas de Asturias, y casando la hija que tuvo de su primer matrimonio con el Conde D. Rodrigo Nuñez, este Caballero en aquella Villa de su suegro Gundemaro, que le cupo en dote en Castilla la Vieja, fundó un Castillo, que del nombre de su dueño se llamó de Gundemariz, y despues corrup- 211

to, de Guzman, y este es el primitivo y verdadero Solar de esta familia, la cual tomó de él despues este apellido; y á vista de la claridad, que resulta por Instrumentos , quedará entendido lo que el Obispo Sandoval expresa en cuanto al origen de esta familia, y lo que en razon del mismo origen sienten dos tan doctos escritores como D. José de Pellicer, y D. Luis de Salazar y Castro. Tuvieron D. Rodrigo Nuñez y su mujer por hijos á Nuño, óMunionRodriguez, que siguela linea; áD. Alorio Rodriguez, de quien haremos memoria, en feneciendo la de su hermano primogénito.

D. Nuño Rodriguez, hijo primogénito deD. Rodrigo Nuñez, vivió en tiempo del Rey D. Alonso V y en los sucesivos hasta el reinado de D. Fernando primero, llamado el Magno, y este es á quien la Historia de Asturias llama Munion Rodriguez de Cangas, y dice que era natural de esta Villa en Asturias, teniendo sin duda allí muchos bienes, porque hay repetidas memorias de él en escrituras de aquel tiempo, hasta los años de 1040: algunos pretenden dar á este Munion Rodriguez el apellido de Guzman, por haber vivido en el Castillo de este nombre; pero aunque sea cierto que ya D. Munio ó Nuño. Rodiguez poseia este Castillo, que desde su abuelo Gundemaro tenia el nombre de Guzman, no lo es que los de esta familia usasen de este apellido hasta algunos años despues, como repara muy bien D. José de Pellicer. El matrimonio de este Caballero, es sin disputa entre los Historiadores haberle celebrado con doña Jimena Ordoñez, hija del Infante D. Ordoño, y de doña Fronilda: la general dice, que doña Jimena fué hija de D. Bermudo II y de la Infanta doña Fronilda, á quien llama doña Frovilla Pelaez, cuando otros aseguran haber sido doña .limena. Nieta de D. Bermudo II. Unas memorias del

[ocr errors][ocr errors]
« AnteriorContinuar »