Estudio descriptivo de los monumentos árabes de Granada, Sevilla, y Córdoba: o, sea, la Alhambra, el Alcázar y la gran mezquita de occidente

Portada
Establecimiento Tipográfico de Ricardo Fé, 1885 - 378 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 324 - El Alhambra era, señor, y la otra la mezquita; los otros los Alixares, labrados a maravilla. El moro que los labraba, cien doblas ganaba al día, y el día que no los labra otras tantas se perdía. El otro es Generalife, huerta que par no tenía; el otro Torres Bermejas, castillo de gran valía.
Página 231 - Estos alcázares ó palacios reales son dos, tan juntos uno de otro, que sola una pared los divide. El primero y mas principal llaman cuarto de Comares, del nombre de una hermosísima torre labrada ricamente por de dentro de una labor costosa y muy preciada entre los persas y surianos, llamada Comaraxia.
Página 167 - Mandó contruir esta puerta, llamada puerta de la Ley (haga Dios por ella prosperar la ley del Islam, así como ha hecho de ella un monumento de eterna gloria), nuestro señor el príncipe de los muslimes, el sultán guerrero y justo Abul Hayayi lúsuf, hijo de nuestro señor el sultán guerrero y santificado Abul Ualid bnu Nasr.
Página 361 - Iglesia, en los de la urna hay cuatro esfinges. Un medallón entre dos ó más nichos adorna el liso de cada uno de los dos lados del sepulcro: en los nichos...
Página 231 - Gomares fundalla); aposento real y nombrado, según su manera de edificio, que después acrecentaron diez reyes sucesores suyos, cuyos retratos se ven en una sala ; alguno dellos conocido en nuestro tiempo por los ancianos de la tierra.
Página 168 - Está trazada con caracteres góticos y dice \así: «Los muy altos católicos y muy poderosos Señores Don Fernando y Doña Isabel, Rey y Reina nuestros Señores conquistaron por fuerza de armas este...
Página 244 - Bendito sea el que concedió al iman Mohamad mansiones deleitosas, que son por su belleza la gala de las mansiones».
Página 168 - Don Iñigo López de Mendoza, Conde de Tendilla, su vasallo; al cual, partiendo SS. AA. de aquí, dejaron en la dicha Alhambra con quinientos caballos y mil peones ; y á los moros mandaron SS. A A. quedar en sus casas, en la ciudad y sus alcarrias. Como primer Comandante , dicho Conde hizo hacer este aljibe».
Página 173 - ¡En el nombre de Dios Clemente y Misericordioso! ¡La bendición de Dios sobre nuestros señores y príncipes Muhámmad y su familia!
Página 119 - ... del cual brota en abundancia la ventura para la ciudad dichosa, en la que se levantaron los palacios; y...

Información bibliográfica