¡Ojalá lo supiera!: Las cartas de Richard P. Feynman

Portada
Grupo Planeta (GBS), 11 abr 2006 - 640 páginas
1 Reseña
Las reseñas no se verifican, pero Google comprueba si hay contenido falso y lo retira una vez identificado
Todavía hoy, cuando han transcurrido casi veinte años de su muerte, Richard Feynman (1918-1988) es recordado como un personaje mítico de la ciencia del siglo XX. Fue un físico extraordinario y extraordinariamente original, como muestran sus versiones de la electrodinámica cuántica (con sus celebres diagramas, llamados “de Feynman”) o de la propia mecánica cuántica. Pero también, y de ahí el cariño, casi veneración, que sus colegas sintieron por él, un hombre con un amor por la vida que traspasaba todas las fronteras, incluida la que separa a la ciencia y a los científicos de la sociedad. Rescatadas por su hija Michelle, este libro reúne un conjunto de cartas que van desde 1939, cuando acababa de comenzar sus estudios en la Universidad de Princeton, hasta 1986, cuando su muerte se vislumbraba –de la mano de un cáncer– en el horizonte. A través de esta correspondencia los lectores encontrarán al mejor y más auténtico Richard Feynman, siempre jovial, irreverente en el respeto y nunca banal; al Feynman que se enamoraba, se divertía o sufría, al igual que al físico genial y al hombre comprometido que no soportaba los convencionalismos sin sentido, ni la estupidez, y que se implicó, mostrando, una vez más, su creatividad, en muy diversos tipos de actividades, como la comisión que se formó para encontrar las causas del desastre del trasbordador Challenger, que él desentrañó con una demostración tan sencilla como memorable.
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Índice

I
9
II
15
III
23
IV
39
V
85
VI
117
VII
125
VIII
163
IX
209
X
259
XI
293
XII
333
XIII
365
Página de créditos

Términos y frases comunes

Sobre el autor (2006)

Richard P. Feynman (1918-1988), nació en Nueva York, y se doctoró en la Universidad de Princeton. Trabajó en el Proyecto Manhattan y ocupó cátedras en la Universidad de Cornell y el Instituto de Tecnología de California. En 1965 recibió el Premio Nobel de Física por su contribución a la creación de la electrodinámica cuántica. Crítica ha publicado las siguientes obras de su autoría: ¿Qué significa todo eso? (2001), El placer de descubrir (2001), Seis piezas fáciles (2002) y Conferencias sobre computación (2003) y ¡Ojalá lo supiera! (2006).

Información bibliográfica