Imágenes de página
PDF
ePub

vo de

se deseaba , pues

me

Cap.X. pues se prohibiò enteramente su extraccion, con el moti

que en todos aquellos Reynos no quedassen corrientes otras , que las de Guanca Velica ; y de

que

se evitafse por este medio el fraude , que se reconocia en los Quintos ; facando Azogue de contrabando , y abasteciendo con èl las Minas , que debian tomarlo de las Cajas Reales, à donde pertenecian , ò del Assiento principal

. El fin fue muy conducente para el logro de lo que no facandose el Azogue mas que de unas Minas ,

serà
nos frequente el fraude , que beneficiandose en distintas:
pero es constante assimismo, que el haverse cerrado estas
ha contribuido en parte ,

à
que

descaezcan las Labores de las de Plata en toda la Provincia de Quito tan considerablemente, como se experimenta ; y que entrando en examen del inconveniente serà facil encontrar remedio, para aprovecharse de su riqueza sin el temor, que obligò à aquella providencia

1036 A este respeto dando credito al dictamen de algunos Naturalistas, y à las muestras , que se dexan

pers cibir bien patentes , havrèmos de convenir en que el Ter+ ritorio, sobre que està fundada la Ciudad de Cuenca , sea, todo Mineral de Hierro, cuya Vena se descubre en los Derrumbos de algunas Quebradas ; y los pedazos , que se sacan de sus Barrancos no dexan duda en ello , assi por el color , y peso, como por la propiedad de unirse à lo tocado con Piedra Imàn aquellas pequeñas particulas despues de polvorizadas : y muchos Hombres inteligentes en esta efpecie de Minas asseguran, no solamente serlo de Hierro, pero abundar en la Vena este Metal ; cuya calidad no es facil averiguar sin hacer experiencia para ello. 1037 Assimismo no es dudable , que si el desvelo

de

lo es,

'de aquellos Moradores se dedicasse à ello se encontrarian Cap. X, tal vez Minas de Cobre , de Estaño, y de Plomo, de las

que ahora no se tiene noticia ; siendo muy regular que no falten , donde hay tantas de los Mecales mas preciosos, como

el que con estos se crien el Cobre , y, el Plomo , pues lo contrario se nota con estrañeza. En el Capitulo siguiente darè algunas noticias de otros Minerales, que se hallan en aquella Provincia , particularmente de las Piedras efpes

que la adornan , para que por todos modos se conozca lo mucho, y muy particular, que en

sì comprehende.

ciales,

CA

Cap. XI.!

CAPITULO XI.

Monumentos en la Jurisdiccion de Quito de los antiguos Indios obras de mano , que se conservan todavia trabajadas por ellos; y algunas noticias curiosas de Piedras, que

se hallan en Minerales.

A

1038 Unque las Naciones, que poblaban en la

antiguedad los vastos Paises del Perù no consiguiessen

antes de hacer los Españoles su conquista con las luces Naturales, aquella perfeccion en las Ciencias, que es prerrogativa propia de ellas ; tuvieron no obstante el conocimiento de algunas ; pero con tan endebles , ò remotas noticias, que no pudieron bastar à dàr un proporcionado cultivo à sus Entendimientos : por el mismo refpeto aunque fuessen participes de algunas cortas luces en los Artes Mecanicos , que conocieron , fue con una cierta sencillèz , ò rusticidad tal , que no passaban de los ceñidos padrones, hasta donde les franqueo campo la necessidad. Es innegable , que la industria Maestra de las Criaturas les sirviò de medio , para que pudiessen conseguir en los ultimos algun progresso;assi lo que dexaron de adelantar en la perfeccion de los Artes con el auxilio de las Ciencias , se lo facilitò la aplicacion ; y à expensas de mucho tiempo, y de excessivo trabajo hacian sus Obras , no con tanta imperfeccion, que dexen de encontrarse en algunas tales circunstancias, que llamando la atencion del que las

repara con cuidado, le llenen tambien de admiracion: en esta forma lo dàn à entender algunas, de que todavia permanecen vestigios aun menos desfigurados que ruinas: y en ellas tiene mas que admirar el discurso , reparando la prolixidad,

que

[ocr errors]
[ocr errors]

: 1039

que las recomienda , quando considera la cortedad de Inf- Cap. XI. trumentos , con que las trabajaban : y lo que no puede hacerse particular por la hermosura, disposicion , ni arte, lo es por lo perfecto , aunque quede siempre embebido en los accidentes de tofco.

Hacian aquellos Indios obras, que consagraban à la posteridad, y

de
que

se hallan llenos los Campos por todas partes, tanto en las cercanias de las Poblaciones, quanto en los Llanos , Colinas , y Cerros medianos : siendo su assunto una moda muy valida entre ellos, y semejante à la de los antiguos Egypcios de enterrarse en lugares fenalados:

para

ello assi como estos formaban las Pyrat mides , cuyos centros servian de Sepulcros à los Cuerpos embalsamados de aquellos , para quienes se fabricaban; del mismo modo los Indios luego que depositaban el Cada. ver en el sitio , donde havia de quedar, sin enterrarlo , lo rodeaban de muchas Piedras ; y con ellas, y Adoves le formaban un nicho, sobre el qual, y à los lados , concur; riendo para ello todos los dependientes del Difunto , ponian tanta Tierra , que quedaba dispuesto 'un Cerro artificial, que es à lo que llamaban Guaca. La figura de estos no es precisamente Pyramidàl ; antes sì parece que su idea era imitar à la Naturaleza en la de los Montes , ò Cerros. La altura , que tienen por lo mas regular , es como de 8. à 10. Tuessas, que hacen 23. varas; de largo entre 20. à 25. y componen de 47. à 58. varas , y algo menos de ancho; pero hay otras , que exceden en mucho à estas proporciones. Aunque , como tengo dicho , se encuentra semejante especie de Monumentos en todo aquel Territorio, es con mas abundancia en las Jurisdicciones del Pueblo de Cayambe, cuyos Llanos se vèn llenos de ellas ; siendo la cau:... Part.I.

liii

fa

1040

queza

ر

Cap. XI. fa el haver tenido alli uno de sus mayores Adoratorios ,

Templos , y mirar como lugares sagrados todas aquellas vecinas Campañas ; por lo que en ellas se enterraban los Reyes, y Caciques de Quito , y à su imitacion los de los Pueblos de la Comarca.

La diferencia, que se nota en el tamaño de unas à otras , dexa arbitrio en el Discurso para poder persuadirse , que à proporcion del caracter , dignidad , ò ri

del Sugeto correspondia la Guaca ; siendo fuera de duda , que las de aquellos grandes Caciques , à quienes reconocian

por

Señores mucho numero de Vassallos , concurriendo todos , havian de formar precisamente sobre su Cuerpo mayor Guaca , que en la de un Indio particular , su Familia,y Amigos. Todos ellos se enterraban con las Alhajas , y Muebles de su uso, tanto de Oro, como de Cobre, Piedras , y Barro ; las quales en el tiempo presente incitan la curiosidad , ò la codicia de aquellos Habitantes Españoles; y muchos de ellos se dedican à abrirlas , para aprovecharse de lo que encierran: pero como no en todas encuentran cosas de valor , engañados con el cebo de algunas Piezas de Oro , que suelen descubrir en unas , fe envician tanto en esta curiosa especulacion , que emplean además del caudal el tiempo de su vida haciendo abrir unas despues de otras. Suelen no obstante los que permanecen constantes en semejante exercicio hallar al fin alguna , que recompensa su trabajo. Dos de estos exemplares sucedieron en el tiempo, que permanecimos en aquel Pais : la una havia sido abierta poco antes , que llegassemos à Quito , cerca del Pueblo de Cayambe en el Llano de Pesillo , de la qual sacaron muchas Piezas de Oro labrado; y de ellas se conservaban algunas en la Caxa Real , lleva

das

ù otras,

« AnteriorContinuar »